i

i

jueves, 30 de mayo de 2013

NÚMELO OCHO...BUUURRRP




Uno no puede irse a la cama inmediatamente después de escuchar dos veces seguidas el Preludio y Lieberstod de Tristán e Isolda, por no hablar de la coda en forma de vídeo del segundo tema en la voz de Birgit Nilsson: no creo que exista una versión mejor. Eché la lágrima y me fui a acostar, todavía podía verse la luz del sol. Abrí el tomo del profesor Tragacanto y no tardé cinco minutos en cerrarlo, lo habré leído más de diez veces. Y no es que me guste mucho, sino que no me disgusta nada.

Pero anoche tuve que levantarme a fumar un cigarrillo, llevaba unas cuantas sin hacerlo, no sé...alguna hay que cierro los ojos sin apenas creer que se haya ido todo un día. Después los abro, veo la oscuridad y vuelvo a cerrarlos antes de echar números de todos los que he gastado así, sin darme cuenta. Es de locos abrir los ojos cuando estás a oscuras y solo en la cama.

Realmente no tenía ningún motivo especial para buscar esa música, había sido un día como cualquier otro, solamente se trataba de hacer algo de tiempo hasta que llegara su noche, que si no es bueno vivir en ella tampoco debe serlo dormir antes que desaparezca la luz del sol, está yéndome bien desde que mis horas son las suyas, poco más o menos, aunque bien, lo que se dice bien...a ratos. Y siempre cuando las paso a mi manera. Pero recordé que la semana pasada se cumplió el bicentenario del nacimiento de Wagner, y también me acordé que esa mañana me perdí Todas las mañanas del mundo, sólo oí el resumen final, lo suficiente para enterarme de la efeméride y del especial que le habían dedicado. Pinché el podcast, me tumbé en el sofá y escuché su música mientras veía como la pared iba dejando de ser blanca.

No esperé hasta el final, salí después que llegaran al Tristán del principio y entré en Youtube, lo busqué y encontré uno dirigido por Karajan. Y he de decir que algo tienen todas las aguas que fueron bendecidas. Casi siempre.

Y también digo que no conozco música más fuera de nuestro tiempo que la de este hombre.

Me dormí un poco más tarde de lo que va siendo habitual y desperté un poco antes, incluso que el sol, que ya le queda menos para su gran día, aunque más es nuestro que suyo, claro, ya me dirás tú si le importa un huevo a él, como si no fuera suficiente con mantener flotando a su alrededor a toda su tropa, pero somos como fuimos, y si la Tierra ahora no es el centro de todo no es cosa que cambie mucho nada que nos importe demasiado: quien mide, manda.

Universo infinito y nosotros ná más que midiendo y pesando. O alguien miente o está equivocado.

Hay despertares en los que enseguida caes que no van a ir derechos, como si tus días se cocinaran en el sueño y se sirvieran durante la vigilia. Creo que eran los samuráis quienes vivían para dormir bien. Y lo primero que hacían al despertar era meditar sobre su muerte.

Bueno, yo encendí un cigarrillo y miré el ordenador. No es la mejor forma de empezar el nuevo día, pero alguno hay en el que basta cualquier cosa para hacer lo que no tienes que hacer, como por ejemplo...no me acuerdo.

Y todo ha transcurrido bajo la primera impresión, que si en ocasiones falla, otras acierta, y en fin, todo es impresionante, tan impresionante que se te quitan las ganas de compartir impresiones, que no por mil veces sentidas dejan de serlo, al contrario, que nada es si no se repite, cuanto más mejor, una y otra vez, lo suficiente para tener forma y fondo. Al menos para mis ojos.

A dormir, que hoy ya está tó visto.

9 comentarios:

  1. ¡ Qué grande tío !.
    "Universo infinito y nosotros ná más que midiendo y pesando. O alguien miente o está equivocado".
    Somos la última mierda en el universo, y nosotros preocupándonos de gilipolleces, mientras que los que nos ven desde arriba o desde abajo ( según mire el observador ), pensarán lo pringaos que somos jeje. Un saludo tron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, VK.

      Y buenos días, que ya lo son para mi. Hoy, sí, aunque estoy empezándolo igual.

      Saludos, amigo.

      Eliminar
  2. Kufisto, no estoy seguro de que al Sol no le importe. Ya lo decía Dersu Uzala: el Sol es gente importante, la Luna es gente importante. Pues eso.

    Una pena que cosas como el segundo bicentenario de Wagner pasen desapercibidas. Sin embargo, el rey cumple años y le entrevista Hermida. Hay que joderse.

    Por cierto, Waltarud Meier tampoco es manca. Y era muy guapa (ahora ya estará mayor):

    http://www.youtube.com/watch?v=3SA2KsY0ZRI

    Saludos cordiales.

    Oswald.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí...

      Es curioso hasta donde llega el pensamiento "policía": el presentador parecía incómodo al presentarlo, como temiendo meter la pata con lo "intocable", enseguida pudo explayarse a gusto, casi oí el sonido del tapón al quitárselo de su culo...

      Lo que realmente me emociona de ese vídeo, amigo mío, es como una mujer que seguramente hacia tiempo que había dejado de serlo por completo consigue emocionar y emocionarse cantando una historia así: lo trágico alza el vuelo una vez que algo se ha perdido para siempre. O no se ha llegado a conocer.

      Presto y dispuesto, hermano en la fe.

      Eliminar
  3. Grandes frases en este post de hoy. Q bueno eres, condenao! :-)
    Este lo he leído varias veces:

    "Hay despertares en los que enseguida caes que no van a ir derechos, como si tus días se cocinaran en el sueño y se sirvieran durante la vigilia. Creo que eran los samuráis quienes vivían para dormir bien. Y lo primero que hacían al despertar era meditar sobre su muerte."

    Grande.
    (Me vas a dejar de querer si te cuento q no idea del aniversario wagneriano y q me cuesta escuchar su música? :-S)

    Un

    ResponderEliminar
  4. Juer!! Q sube el comment antes q me deje mandarte el beso!! Q prisas oiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...gracias, guapa.

      Dejar de querer por un tataramuerto es algo tonto, ¿no crees?

      Besos

      Eliminar
  5. Pues yo venia a felicitarte por lo de la Real, que tiene mucho merito. Pero con tanta trascedencia, casi que ni me atrevo.
    Un abrazo,amigo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.