i

i

jueves, 16 de mayo de 2013

TENÉIS UN PROBLEMA




Un tío mío, un hombre que amaba el dinero casi por encima de todas las cosas, tenía una curiosa fobia: no soportaba el jazz.

Y no es que nuestro bar de entonces fuera musical, nada de eso, allí sólo se ponía al ínclito Luis del Olmo hasta que llegaba la hora del telediario. Sí, ya sé que su programa acababa antes, pero a continuación empezaba la desconexión local, las noticias del pueblo y todo eso, y no es que nadie las oyera, pero un bar debe tener ruido de fondo, que tan raro es pasar a uno que esté en silencio como hacerlo a una iglesia y escuchar a Siniestro Total. No, los bares están para darle caña a tus sentidos, para que estén ocupados y te dejen tranquilo, es decir, para olvidarte del nirvana, que eso suena a chino y los chinos, chinos son.

Durante el verano la cosa cambiaba un poco, sobretodo los días fuertes, esos en los que el constante abrir y cerrar del cajón de la registradora atemperaba el quitaeso de rigor, aunque casi nunca les hacíamos caso, tal vez lo bajáramos un poquito, los Maiden y tal al principio y después los U2, estos les disgustaban menos, aunque creo que el resultado habría sido el mismo si nos hubiera dado por Tomás Luis de Victoria: el jevi no se hizo para tus padres. Con todo, nunca olvidaré una mañana de feria que se nos fue de madre, aquello parecía como si el personal hubiera oído la primera trompeta del Apocalipsis, ¡madre mía...!

Ya eran las cuatro y pico de la tarde y el bar seguía de bote en bote, era para ver la cara de mi tío, pálido, sudando, creo que fue la primera vez que le vi hacerlo. Estaba fumándose un pito junto a la puerta de la cocina, recuperando el resuello, cuando uno de nosotros puso el Hey Boy, Hey Girl, a toda hostia, que ya habíamos trucao el radiocedé...

Y aquello se convirtió en un pandemonium.

Creo que también fue la primera vez que le vi bailar. Y despachando copas, pá que luego digan las feminazis...

Pero una calurosa noche, sin saber como ni porqué y ya pasado el rato de jaleíllo, empezó a sonar jazz, y en una de mis llegadas para hacerme el auto-servicio de la terraza me dijo que por favor quitara aquello, estaba sentado en un taburete, una mano en el riñón derecho y la otra sosteniendo un cigarrillo, parece como si lo estuviera viendo, es así como lo recuerdo...

- "¿Y eso?"
- "¡Quítalo!...no soporto esa música"

Yo empecé a escuchar jazz casi al mismo tiempo que a los Zeppelin, esto es, hace cuatro años, cuando estuve hundido por aquello. Pero eran cosas de Billie Holiday, mayormente, me gustaba esa voz tan frágil, tan auténtica, tan dolorida, no sé...Canta como si lo hiciera a solas en la cama. Y con las persianas bajadas.

Una vez que fui regresando a mis cuatro cabales los estiré un poco más, lo suficiente para llegar al jazz puro, al clásico, al instrumental, música difícil de tararear, es más para dejarte llevar, aunque suene tan manido como declaración de futbolista, pero es que es así: tú estás ahí y no le haces mucho caso. Pero tampoco la quitas.

Duró hasta que me puse bien. Y desde entonces sólo la pongo en el bar a la hora del café, ¡pero la de sermones que me tragué del Cifu...!

Esta tarde no ha sido la excepción, que desde que vimos la luz con Spotify, versión pagana, se acabaron muchos de nuestros problemas, y como de costumbre estaba en modo Radio, sección jazz, cosa que no les ha importado demasiado a la cuadrilla de bastorros que me han salvado (¡y bien!) la tarde, ellos andaban de reconciliación y tal, son de otro pueblo, uno con tanta corteza como pueda tenerla el árbol que más la tenga, pero la cosa estaba controlada porque entre ellos estaba el jefe, mi cliente, uno que sabe estar en cualquier sitio que merezca la pena estar, tiene una buena historia...

En fin, que les he dejado a su marcha y me he ido con el ordenador, sección Intenné, que eso es el mayor invento desde que el primer mono necesitó de unas gafas, y yendo de acá para allá he dado en caer sobre un diamante que han vendido por 20 millones de euros, "el diamante perfecto", y una vez que he spameado la noticia la he leído, y lo he visto, y era tan jodidamente hermoso que sólo de imaginarlo entre mis manos se me ha puesto morcillona, de verdad, es para verlo, y me importa un cojón el dinero, y tal...Pero si yo hubiera tenido ayer 21 millones de euros no estaría hoy escribiendo esto.

Me he ido a otro lao y un rato después he vuelto, quería verlo otra vez, y no ha sido ninguna mi sorpresa al leer los comentarios siguientes al mío, no por nada es un periódico concienciado, que ya me dirás tú, y ni te cuento sus conciencios, hoy estaban de fiesta porque han salvado a una perra en no sé donde, creo que en la China, siempre la China, y cuando digo perra me refiero a su primera acepción, nadie se equivoque...Así que en vista del festival de insultos al capitalismo que hace de una piedra lo más perfecto he escrito otro en el que decía no extrañarme porque haya alguien capaz de todo para conseguir algo así, que si a mi el capitalismo me suda el nabo más que a ellos no por eso tengo que renegar de lo bello, y después de poner mi segundo huevo me he vuelto a ir, y según donde lo dejes poco tarda en recibir la visita de los comegüevos, y este ha sido uno que ha dejado una nota que decía:

- "La simetría es la belleza de los tontos (Pablo Picasso)"
- "Y lo asimétrico es del gusto de lo monstruoso (Yo)" he dejado como respuesta.

Poco después se han pasado para adentro mis azacanes de hoy, salvado sea el dicho, hacía fresquito y ni ellos son como sus padres, que la raza degenera, como dice Pepe Isbert, y ha sido que la última incorporación ha tardado 0´2 en pedirme por favor que quitara esa música, que pusiera cualquier otra, que le ponía nervioso...

Bueno, no era Miles Davis en su etapa "ida de olla", a mi también me pone igual, aunque hasta entonces lo hizo bastante bien, pero he aceptado su ruego con una sonrisa y he pinchado una carpeta de los setenta que empieza con el Maggie May de Rod Stewart, tampoco le han hecho mucho caso, ¿pero quien se lo hace a algo cuando estás bebiendo y no hay mujeres por medio? 

Y que viva Dalí.

Coño.


25 comentarios:

  1. Buenas noches Kufisto! Llevo leyéndote como un año y medio, y créeme que cuando pasas largas temporadas sin publicar nada, me encuentro menos inspirado y pierdo la prespectiva que solo te da el saber que hay gente que ve el mundo como tu.
    Te conocí precisamente por ese medio que ambos sabemos. Hace no mucho tuviste unos articulos pelín conspiranoicos y desde entonces me dije que tenía que comentarte algo. Por lo que me gustaron, vaya. Casualmente hoy el único día que no lo he pensado voy y lo hago. Manda huevos. Con la de viernes a las 3 de la mañana en casa de mi novia que he querido hacerlo, con la bolsa de la basura llena de infinidad de marcas de cerveza. Nos parecemos en muchas cosas más que en los delirios alcohólicos!! Quizá haya sido mejor así, en plena supuesta consciencia. No lo dudo.
    Un abrazo y espero no te siente nada mal de lo escrito.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto...que desfases con los Chemical!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total.

      Y muchas gracias, colega. Un abrazo.

      Eliminar
  3. He pasado por dichos comentarios, y he visto que el hachazo que le has dado, ha sido considerable, como para no responderte.
    Personalmente tuve una experiencia rara avis en cuanto a belleza.
    Me encontré hace veinte años en Rio, en la mismísima casa de H.Stern, y pude observar con detenimiento lo más bello que jamás haya visto en lo referente a joyas.
    Era una joya móvil. Una pedazo esmeralda encerrada en un tronco de Brasil de oro. Poco a poco se iba abriendo el tronco, para poder ver la belleza que llevaba dentro.
    No era simétrica, ni asimétrica, sino todo lo contrario jeje
    1993 : 18 millones de pelas. Me pregunto cuánto costará a día de hoy.
    En cuanto a Davis, prefiero Amandla.
    Un saludo tron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, me has dejado con la miel en los labios. ¿Como puedo encontrar a esa preciosidad? porque buscando a Stern sale de todo...

      Un abrazo, tronko

      Eliminar
    2. http://www.hsterninrio.com/gemological-tour.asp

      Aunque me temo que no la encontrarás, porque supongo que después de 20 años, la habrán vendido.

      Eliminar
  4. Así que los concienciados abominan de la simetría, vaya, vaya... Pues, oye, los chalecitos adosados en que suelen vivir son la mar de simétricos, no te digo.

    ResponderEliminar
  5. Lo peor del argumentario de los progres no es que sea falaz, que lo es: lo peor es que no se fundamenta en argumentos, sino en consignas, como la estupidez esa de Picasso. Al listo que te respondió eso, le ponía yo a dormir en una habitación tronco piramidal de base romboidal, a ver qué opinaba de la asimetría. Banda de payasos.

    ResponderEliminar
  6. Curioso que los concienciados apelen a la autoridad de Picasso. Que era un concienciado, sí, un concienciado de las bondades del capitalismo; como cuando vendió el Guernica al Gobierno de la República a precio de oro. Una obra, además, concebida antes del bombardeo que le da título, que tiene narices. Y que es un plagio.

    Lo siento. Una mala mañana para sacar a Picasso a pasear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha dejado de piedra, la cara como una estaca, eso de "habitación tronco piramidal de base romboidal" Sólo de pensarlo me ha asaltado un dolor de cabeza.

      PAF, en toda la boca, CRACK.

      Saludos, villano, que tantos abrazos tan temprano cansan.

      Muchas gracias

      Eliminar
  7. Pues no sé que coño le ves tú a un cacho de piedra jedionda. A no ser que lo de preciosa y esas cosas lo digas por el valor en euros del mineral, en cuyo caso me estás demostrando que al final somos todos como lo que queremos hacer ver de los catalanes, ya sabes, la pela es la pela. Yo solo me gustaría tener dinero suficiente, simplemente pa tocarme los cojones hasta que la palme. Aunque sean simétricos. De todas formas, dime donde la has visto, porque, eso sí, me gustaría que se me pusiera morcillona. Aunque sea un rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...la madre que te parió, Paco.

      Es la que sale en la foto de arriba, so Rompetechos, esa que no tiene ojos, ni pelo, ni boca, esa que es una piedra del material con el que está hecho el corazón del Universo.

      No sabemos lo que nos perdemos porque no lo tenemos. Y es mejor así.

      Un abrazo, amigo mío.

      Eliminar
    2. Pues nada, la miro, la vuelvo a mirar y la churra sigue igual...

      Eliminar
  8. Kufisto, a Picasso ni caso.

    Y, sí, viva Dalí.

    ResponderEliminar
  9. Yo no entiendo na ni se de que va to la farfolla esa de: soylareperalarehostiaynohaynadiecomoyo. Es lo que tienen los blogs, narcisismo hasta romper los espejos.
    Pero que presumiendo de saber tanto de musica coloques el Maggie's farm (no more) en la voz de Rod Stewart en lugar de la de Dylan...ya no sos tan guay como pensabas, pibe. Supongo que la confundiste con el Maggie May, a pesar de ser dos canciones que no tienen na que ver ni en musica ni en letra.
    Es la primera vez que entro en este blog y ya veo por donde va: Presumiendo de saber de musica sin tener ni idea, presumiendo de guay antiprogre...pa no perder el tiempo, otro presumido mas. Bueno, mientras tengas publico, de puta madre, ya puedes sentir que eres alguien.
    Con Dios, primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes razón, era "Maggie May"

      Saludos

      Eliminar
    2. Caramba con los narcisismos de los viejos punkies... Una equivocación que es más un lapsus linguae que otra cosa y el chaparrón que te ha caído...

      Y creía que yo era duro... Algunos me ganan, desde luego...

      Eliminar
    3. Bueno, al menos ha creado su cuenta ex-profeso

      Eliminar
  10. Dalí... me ha recordado a Alice Cooper, que no sé si se conocieron, o como mínimo el músico era e imagino que será admirador Salvador.

    Dejo su marcianada “Halo of flies“, que no es muy “punk“, pero sí un temazo:

    http://m.youtube.com/watch?v=KG4hw3lhrl8

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también a mi me casa más con Dalí; veo a Picasso del gusto de Kraftwerk, por ejemplo.

      Saludos, Sergio

      Eliminar
  11. Muy bonito. Los diamantes puros hipnotizan con sus destellos. Como las llamas del fuego. Tenerlo? No estoy segura de poderlo mirar con la libertad q da la ausencia de miedo…

    Eso es!! Billie canta como si cantara en la cama para sí misma. Como si se meciera y se consolara.

    El jazz me gusta a ratos. Y a ratos me crispa. Como todo. Y Picasso, y Dalí, y Mondrian y Cézanne, y todos en algún momento.

    Bss K

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que una de las cosas que más nos sacan de quicio, que más nos tiran abajo, es reconocer que nada nos gusta siempre y bajo cualquier circunstancia; a no ser que seas un ceporro, entonces sí.

      ¿Será que la clave de bóveda se halle en la estupidez?

      Besos, querida.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.