i

i

miércoles, 7 de noviembre de 2012

VIVA ESPAÑA




Me la cortaron poco antes de irme a trabajar, aunque no lo supe con certeza hasta que regresé ya de madrugada y vi que el piloto abracabresco seguía en modo paga, cabrón, quisir, parpadeando en rojo, y todavía estamos a la espera de que alguna luz roja intermitente signifique algo bueno, quizás dentro de poco, cuando nos metan el puto chip en la cabeza, "llevas la señal de la Bestia...pasa" Pero todavía no.

Bueno...el viernes no había estado ni mal ni bien, pero conseguí llegar sereno y cansado, así que cuando llamé a Atención al Cliente lo hice con una cierta dosis de mesudalapolla y mañana será otro día, tampoco esperaba que me solucionaran el problema, uno se acostumbra a que no le solucionen los problemas, y menos a las 4 de la madrugada, a esas horas no se soluciona ninguno...la noche está para crearlos, no para resolverlos.

Me atendió la esperada iberoamericana, parecía buena chica, tenía la voz dulce, como si estuviera echándote nata montada sobre el capullo, igual; le comenté lo de la luz roja: "deme su nombre...", "Kufistóteles Rockefeller Rothschild...", "¿DNI?", "6.666.666Z", "Bien, don Kufistóteles, aquí aparece como una factura impagada...", "sí...la pagué esta tarde...por teléfono...con la VISA...", "espere un momento, por favor...vamos a intentar..." Sí, nena, inténtalo, hasta la campanilla, tu puedes, que yo lo vea, mírame nena, ¡oh, sí!, así..."¿Kufistóteles?", "¿Ummm?, "sí...hay algún tipo de problema...no me permite devolverle la línea...sería mejor que lo intentara mañana, a partir de las ocho...", "claro, encanto, no pasa nada, gracias...", "gracias a usted, don Kufistóteles", "a ti, preciosa, a ti..." Y me fui a dormir.

Desperté y volví a llamar. Una panchita.

- "Sí, don Kufistóteles...pero no recuperará la línea hasta el martes..."
- "¿QUÉ?"
- "Sí...porque al pagar con tarjeta son dos días para recuperar la línea..."
- "¿DE QUÉ COJONES ME ESTÁS HABLANDO, TÍA?...HE PAGADO, ¿NO?..."
- "Sí señor...pero son dos días para certificar..."
- "¡PERO DOS DÍAS ES EL DOMINGO, QUE PAGUÉ AYER!"
- "Ya...pero es hasta el martes, señor..."

La amenacé con darme de baja si no me lo solucionaba inmediatamente, "¡¡¡PERO YA...LLEVO QUINCE AÑOS SIENDO CLIENTE VUESTRO!!!" Era verdad, al menos en lo referente al móvil, me lo saqué por aquella hija de puta, recuerdo que la primera noche escribí el número del suyo sobre un paquete de aspirinas, nunca mejor tablilla..."Señor...no puedo hacer nada más"

En fin...que era sábado y poco iba a utilizar la Rezzzz, era hora de hacer un duro en los bares, o algo parecido, resignación..."nada nuevo bajo el sol...Vanidad de vanidades..." que decía Salomón en el Eclesiastés, gran libro, pero cuando era pequeño conocí a uno que se llamaba así y no podía ser más gilipollas, un puto flojo, un puto blando, un puto mierda...un puto nombre no es más que un puto nombre.

Desconexión.

El sábado transcurrió igual que el viernes, es decir, nada por lo que rascarte los sobacos, quizá fuera porque al hacerme a la idea de que no podía publicar nada ni intenté escribir, que uno está acostumbrado a hacer las cosas de una manera y no de otra, que parece como si no pudiera si no es al toque, como ahora, aunque a veces he escrito unas cantas historias mientras estaba en el bar...pero no en fin de semana.

Llegó el domingo y su inquietante noche: venía un colega de Madrid. "Quizá...si cierro pronto..."

No hubo opción.

Apareció con dos amigos míos y más suyos, "¡¡¡KUFISTOOOO!!!"...

Hasta las trancas...hasta las putas trankas...nos fuimos cuando estaba a punto de venir el sol. Hasta arriba. Batí mi record de gusanos, sin duda. Y el de cubatas estuvo cerca. Al menos del último año.

Pero si alguna gracia tiene gusy-luz es que te ilumina, que si no pá qué, y así fue que llegué a mi casa sin problemas, tanto como para meter sin ningúno el coche en la cochera, aunque me dormí escuchando "Echoes" en modo sinfín...esas noches es mejor dormir con alguien...por lo que pueda pasar mientras tanto.

Otro despertar, era el día de mi asistenta, de Lamari...me dejó dormir hasta que no le quedó más remedio, "Kufistín...", "voy..."

Enchufé el router. Abracadabra seguía rojo parpadeante, pillé el teléfono, "900..."

- "Holaaa...me llamo..."

Un puto sudaka de mierda

- "SÍ, YA, Y YO ME LLAMO KUFISTÓTELES ORTEGA, DEL DE LOS DE ZARA...¡¡¡O ME ARREGLAS ESTO DE UNA PUTA VEZ O ME VOY A OTRA COMPAÑÍA!!!"

Le dije lo de los quince años de fidelidad, otra vez...

- "Dime tu número"
- "¡HÁBLAME DE USTED!"
- "Dime tu número, por favor..."

Gilipollas.

Se lo di.

- "Quita ese cable y vuélvelo a poner"
- "Que me hables de usted..."
- "Mira a ver la luz...¿sigue roja?"
- "Sí"
- "Apágalo de la red...del enchufe...y vuelve a encenderlo"
- "Estoy diciéndote que me hables de usted...¿qué coño te pasa?...ya está"
- "Te paso con..."

Y desconectó.

Saltó la máquina, "Hola, del cero al nueve, siendo cero la nota más baja y nueve la más alta qué nota le da al operador"
- "¡¡¡CERO, MECAGOENSUPUTAMADRE!!!"
- "No le he entendido...del cero al nueve, y siendo cero la nota más baja y nueve la más alta qué nota le da a  la solución de su problema"
- "CERO"
- "Gracias..."

Os juro por Dios, os juro por Dios y la Virgen María, que abandoné toda esperanza: "lo dejo, a la mierda...mañana voy al banco y digo que devuelvan todos los recibos de estos hijoputas...Cuando escriba algo me voy a un puto locutorio de tós estos mierdas y lo cuelgo, y a la mierda el teléfono, y me ahorro 70 neuros, 840 al año, pá putas, pá gusanos y pá primitivas...." Os lo juro

Pero salí a dar un paseo por la noche, un gran paseo, dos horas y media escuchando buena música...y me rehice. Y dormí bien, por increíble que me pareciera, que los gusanos no son tan malos cuando los tragas como cuando los digieres...

Otro despertar. Otra llamada. Una española.

Y me lo ha solucionao.

Hablándome de usted.


10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ...pero el número no quita el sabor a mierda

      Eliminar
  2. Kucisto, bienvenido de nuevo al mundo. Estoy arreglando el coche. He empezado a leer tu artículo y he empezado a reírme, sin parar. Te he imaginado discutiendo con la sudamericana(la mayoría son encantadoras pero no se inmutan) .
    El mecánico se estará preguntando de que me río.
    Es email, en serio. Y siento que te haya pasado pero es lo habitual.
    Te echaba de menos aquí y en mi casa.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. TE JODES SIN LINEA PAYASO.... A CHUPARLA!! :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, lamento lo de la 'insisensia' pero lo prefiero ante la opción B: q estuvieras enfermo!!
    Besos K y welcome back!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.