i

i

viernes, 26 de julio de 2013

SÍ, SEMOS DIFERENTES, SÍ...




Hay ocasiones en las que no buscas una historia que contar, es ella quien te encuentra, quien se apodera de ti sin avisar, sin motivo aparente. ¿Qué ha sido? ¿eso que has escuchado o aquello que has visto? ¿o ese olor tan...? Sin saber como ni porqué empiezas a mezclar las cosas, a tirar del hilo, mejor; y mentalmente ya tienes el trabajo hecho en su mayor parte: sólo queda pulirlo y ordenarlo. No importa que estés rellenando las cámaras, o sirviendo copas, o navegando en la Red, o hablando con algún cliente...No importa nada más que lo que está calentando tu líquido encefalorraquídeo hasta casi llevarlo a la ebullición. El resto son cosas mecánicas que tu parte mona se basta y se sobra para conducirlas entre sus amplios márgenes. Sólo tienes que cuidar de lo inestable.

Hace mucho tiempo que no escribo de otra manera, que no tiro de memoria, y menos aún de fantasía, creo que todavía está por llegar la primera vez, carezco de ella, no sabría qué hacer con ella. La memoria es otra cosa, no es que tenga superabundancia de ella ni que dé para más que para contar lo mil veces contado antes que yo, pero sé como manipularla, como hacerla atractiva para quienes ya no piden demasiado, algunas de mis historias más celebradas han venido de ella. Es fácil, demasiado fácil. Y mi pasado me importa un güevo.

Prefiero contar de los días que puedo recordar lo que comí.

Como por ejemplo antes de ayer, miércoles. Comí arroz. Otra vez.

Era media tarde, apenas faltaban dos horas para acabar mi turno cuando de golpe y porrazo me pasó lo del principio, y además muy intensamente, con mucha claridad, tal que si solamente hiciera falta una pequeña incisión en mi cabeza para extraerla, puede que hasta encuadernada. Todo casaba, esto me llevaba a eso y este allí; y no acababa aquí la cosa: casi que tenía hasta las palabras, las jodidas frases, los puntos y las comas, los silencios...Todo.

Increíblemente fácil y bueno.

Decidí tomarme una copa sin hacer mucho caso a la baliza de mi experiencia, beber como lo hago yo no es bueno para casi nada, pero eran las siete y pico, me iba a las ocho, "bah...", un gintonic, algunas anotaciones, nada expreso, sólo lo fundamental, las ideas, que no se me olvidaran, lo demás ya estaba en su sitio como crucigrama de Mambrino resuelto, "joderrr...va a salirme realmente bien..." Me eché otro, lo apuré a menos diez, daba tiempo para un tercero, pero eso ya sería demasiado, había cogido el punto. Lo tenía.

Y acordándome del consejo de un buen amigo y su alabanza al vino eché una botella de tinto frío en la bolsa, "por si..."

Llegué a casa con el piloto automático, ni quité a los Sabbath de lo concentrado que iba, eché una buena cagada, me refresqué, me puse cómodo, encendí el ordenador, quité el celofán del puro y...abrí la botella de vino.

Por un momento, quizá dos, puede que hasta tres, me lo pensé: "Estás bien, comiste un poco a las dos, si ahora te bebes eso...puede que la jodas" Me serví el vaso más grande que tengo hasta arriba.

Empecé bien, pero no tardé mucho en atrancarme, mala señal, más vino, más humo, estaba dándome cuenta de que la cosa no iba, que se me estaba yendo, me mosqueé, bebí más, tiré de cigarrillos, "se me va...se me va..." Y lo acabé bastante borracho.

Tenía hambre, agarré media sandía del frigorífico y me la comí a bocaos, "tengo más hambre", me vestí y salí a la calle, fui al bar de los hijos de un amigo muerto hace un año, no había vuelto desde entonces, no había nadie, reconocí al que conocía, el otro que estaba era su hermano, me lo dijo después cuando se sentó conmigo en la terraza, no le dije nada de su padre, él tampoco, pero los dos no podíamos pensar en otra cosa. Era un tanto incómodo. Los hijos no están cómodos con los amigos de su padre muerto muy antes de tiempo.

Me prepararon un buen bocadillo y me bebí tres jarras de cerveza y dos whiskies con cocacola.

Y regresé a casa peor de lo que había salido.

Encendí el ordenador y vi lo del tren, no le hice mucho caso, pasé por el blog de un amigo y monté el espectáculo con uno de sus participantes, estaba cabreado, muy cabreado. Poco después me fui a la cama y miré los wasaps del grupo antes de dormirme, estaban con lo del accidente, ya iban no sé cuantos muertos, "Lástima de gente" escribí. Y me dormí.

El despertar fue el esperado, tiré de ibuprofenos, me duché y me preparé algo para comer, tenía un hambre negra, me hubiera comido cualquier cosa. Pero gracias a Dios apenas había nada en la nevera, así que pelé un par de tomates, les eché una latilla de atún en aceite y los devoré con unas rebanadas de pan integral, al igual que hice con dos huevos duros y un poco de sal. Zumo de naranja con miel y limón, un agualimón bicarbonatado de dos litros para pasar la tarde y pá el bar.

Justo antes de irme recordé que había escrito algo, lo miré y tardé cero coma en meterlo a la nevera. "Gilipollas" Ya van unos cuantos.

No pasé muy mal el mediodía, el buen desayuno estaba ayudando lo suyo, y al terminar la hora de los cafés de la tarde me conecté a Internet para mirar lo del tren, por supuesto en ningún periódico de los mass-mierda, prefiero los foros, ahora que todavía son libres.

Uno puede apartarse de la mierda, pero no dejará de saber que la mierda existe: nunca estarás a salvo.

Algunos enlazaban los titulares de los grandes, sus últimas noticias y todo eso, no con la idea de darle márchamo de veracidad, al contrario, la inmensa mayoría lo hacía con el ánimo indignado, que la gente que corre por la Red lo hace huyendo de algo, y de verdad...para vomitar. Y lo del ABC...me callo.

Vi la foto del maquinista, "tiene cara de rojo" le dije a un amigo, y casi que pensé más en él que en los muertos: "hoy no hay nadie en este mundo que esté peor que este"

En menos que canta un Nokia ya habían resuelto el caso: "Mirad aquí: este es"

Esta mañana, a última hora, ha llegado al bar uno de mis mejores clientes, un amiguete rojeras que es ferroviario, venía de trabajar, "una cerveza helá, Kufisto".

Estaba fumándome un pito en la puerta y ha salido él para hacer lo mismo, ha vuelto al vicio después de estar dos años limpio, fue a un brujo, bueno, psicólogo, o parapsicólogo, o no se qué mierdas, el tratamiento consistió en estar un par de horas totalmente a oscuras tumbado sobre una camilla con unas piedras en diferentes lugares del cuerpo, eso y un par de sesiones previas en plan comeollas, "el fumar es algo físico", ¿o era psicológico?, ya no me acuerdo, pero le resultó.

- "Qué calor"
- "Joder...qué ganas tengo de que llegue octubre"
- "Sí...pues allí en B no veas, algo ya insoportable"
- "Pues será el puto infierno"
- "Casi"
- "Y decían que no iba a haber verano"
- "Los franceses, que son mu listos"
- "Ya..."

Hemos echado unas caladas en silencio. He tenido la misma sensación que la otra noche.

- "¿Y lo del tren...?"

Yo quería preguntarle y él contármelo.

Y ha empezado a hablar así como corre el agua después de un corte en el suministro. No hay más sindicato nacional que el de la RENFE. En verdad, son como una familia: para lo bueno y para lo malo.

- "Mira...Kufisto...anoche estuve cenando con cinco maquinistas...eso ha sido un error humano...ese hombre no se ha dado cuenta...se ha despistado. Viene de un tramo de alta velocidad, todo eso funciona con balizas, unos chismes accionan unos botones en la cabina que tienes que pulsar, señales luminosas y acústicas, para prevenir lo de hombre muerto. Puede que lo llamaran por el móvil (sí, el móvil) o que fuera pensando en otra cosa, a veces pasa, ¿no le pasa al viajante que lleva diez años haciendo el mismo trayecto y llega un día y se salta el primer stop y se mata? El problema ha sido que en ese tramo las balizas no funcionan, están desconectadas, cosas de inaugurar rápido las cosas, que no se terminan de hacer...El jefe de estación le da la hoja de ruta del trayecto, la lleva delante, del tal kilómetro a tal kilómetro a tal velocidad, y así. Todo está detallado. Este hombre se despistó, por la razón que fuera, y no se dio cuenta de que había llegado a la zona donde el pilotaje pasa a ser manual, nada más. Eso es lo que ha pasado. El despiste y las cosas a medio hacer. Lo había hecho cientos de veces, no ha sido una sorpresa ni nada de eso, sabía que era así...porque lo habían dejado así"

Y yo, que por mis venas también circula mucha sangre ferroviaria, le creo.

Eso es lo que ha pasado.

Que esto es España.

Nada más.

22 comentarios:

  1. Sigue Cèsar Vidal en “La Razón“:

    “... A lo largo de mi vida, he escuchado hasta la saciedad a personas que juzgaban con desprecio a aquellos que habían mirado hacia otro lado mientras deportaban a sus conciudadanos a Siberia o Auchswitz, mientras gobernaba Franco o Pinochet o, actualmente, cuando ETA o Castro dejan sentir su poder con manifestaciones espontáneas. Sin embargo, estoy convencido de que pocos, muy pocos de ellos tendrían la gallardía de estrechar la mano de un vecino al que aborrece el resto de la escalera, de un compañero al que acaba de despedir el déspota que está hundiendo la empresa en la que siguen trabajando o de un político caído en desgracia en el partido donde desean ascender. ...“

    Compañero, déspota, hundir empresa...

    Ahora leo la entrada.

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues siguiendo con César Vitae o Curriculum Vidal: “esto en USA no pasaría, el espíritu protestante de los fundadores de... bla bla bla“.

    Por cierto, el tipo de la foto, que no sé quien es, parece una mezcla “del Guerra“ con un vecino mio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el maquinista, el que se va a comer todo el marrón él solito.

      Eliminar
  3. Huele un poco, pero es interesante:

    https://www.facebook.com/photo.php?v=10201442131276887&set=vb.1283403940&type=2&theater

    ResponderEliminar
  4. No me lo creo
    El maquinista llevaba haciendo ese recorrido en exclusiva desde hace dos años y la curva no cambia de un dia para otro.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curva no, pero él sí.

      El día, la fecha, el lugar del accidente, el momento en el que se produce, contratos billonarios que parecen esfumarse cuando parecían en la mano...hablando de esas cosas soy tan malpensao como el que más, pero si todo da que pensar, también puede explicarse mucho más sencillamente: un descuido en el peor momento por causas de nuestro proverbial chapucismo.

      Eliminar
  5. Tienes razón. Esto es España.
    El otro día, hablando con el jefe, llegamos a la conclusión de que si haciendo un trabajo, realizando un pedido, estableciendo cualquier tipo de conexión... si la cosa sale bien, ya puedes darte con un canto en los dientes.
    Milagro es que funcione algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un amigo, uno de los buenos, al que le llevan los demonios cada vez que los españoles nos fustigamos con una de nuestras infinitas leyendas negras, y probablemente tenga razón, pero yo no he salido de España, no sé como se cuecen las habas por ahí, sí por aquí, y lo nuestro (yo, el primero) más es ir tirando que circulando, como si siempre hubiera algo más importante que hacer...Será cosa del sol y el buen tiempo.

      Eliminar
  6. Acabo de cerrar el hilo

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/conspiraciones/445217-accidente-del-alvia-algo-no-encaja-del.html


    Oye, Kufisto, si me das permiso igual abro aquí el hilo. Te lo paso para que lo postees tú y vamos añadiendo información en los comentarios. Estos tíos son unos mierdas

    ResponderEliminar
  7. Kufisto

    ¿Te apetece abrir un hilo con esto? Mejor así que lo que tenía en la Burbuja. Aquí está mas sintetizado

    Empiezo

    (I)


    ****Última. CADA VEZ HUELE PEOR. ESTO ES MUY FUERTE. ROMPE POR LA MITAD LA VERSIÓN QUE HASTA AHORA NOS ESTABAN CONTANDO

    Con todo, cuatro kilómetros no es, ni mucho menos, la distancia límite a partir de la cual habría tenido que frenar para evitar el trágico descarrilamiento. Según informó a LA RAZÓN el secretario general del sindicato de maquinistas Semaf, Juan Jesús García Fraile, el tren siniestrado cuenta con un sistema especial de frenado de emergencia que permitiría, en caso de necesidad extrema, detener el convoy desde los 200 km/h a cero en tan sólo 700 metros de distancia. Aunque se especula con la posibilidad de que el maquinista hubiese accionado el freno de emergencia al percatarse del exceso de velocidad en la aproximación a la curva, el mecanismo, con el que van equipados la mayor parte de los trenes, sólo hubiese frenado el tren y evitado el descarrilamiento de haberse puesto en funcionamiento dentro del túnel que precede a la curva, teniendo así tiempo y distancia suficientes para adecuar la velocidad al giro.

    Incluso podría haber tardado un poco más en accionar el freno de emergencia, pues los 700 metros son para detener totalmente el Alvia, y en realidad la curva admite cierto margen de exceso de velocidad. Como ya informó ayer este diario, los trazados de ferrocarril de alta velocidad –la zona del accidente es una zona de transición entre la alta velocidad y las vías convencionales– permiten márgenes de hasta el 50% en algunos casos. De hecho, expertos consultados creen que el tren podría haber tomado la curva a 120 km/h. De forma muy brusca, eso sí, pero sin llegar a descarrilar.

    Si no hubiese empleado el sistema de emergencia y tan sólo hubiese usado los frenos normales del tren, la distancia de frenado habría sido, según García Fraile, de 900 metros. «Dudo que no intentase frenar al observar la curva y el exceso de velocidad», asegura el dirigente de Semaf. Además, volvió a incidir en el hecho de que el sistema de seguridad ERTMS –un mecanismo más moderno que el que empleaba el Alvia accidentado y que emplean algunas líneas de AVE– habría evitado el accidente. «El tren se habría frenado mucho antes, pues el ERTMS detiene el convoy automáticamente ante cualquier exceso de velocidad ante el que el maquinista no actúe», señala. Mientras continúan las pesquisas de la investigación para tratar de aclarar las causas que llevaron al tren a tomar una curva limitada a 80 km/h a 190 km/h, ADIF no confirma si el maquinista intentó o no frenar in extremis


    http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/3125956/sociedad/700-metros-para-parar-el-tren#.UfPU9qyCCVo

    ResponderEliminar
  8. (y II)

    ********¿Lo quieren volver loco, o dejar por loco?

    El conductor sigue negándose a declarar. El Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela le llamará a declarar antes de mañana, domingo, a las 19.40 horas, cuando se cumple el límite legal de 72 horas para hacerlo.

    Fuentes sanitarias han precisado a Efe que el maquinista tiene traumatismo torácico y ha sido visitado en el hospital por su madre, quien también se encuentra enferma. Al conductor se le ha ofrecido en el centro ayuda psicológica, apoyo que ha rechazado.


    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/27/espana/1374913383.html

    ****Las ganas de confundir aun más: Según confirmaron a ELMUNDO.es fuentes ferroviarias “el problema es que justo a 300 metros de la curva, a la salida de un túnel, se termina este sistema ERMTS y empieza otro más antiguo llamado ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático)”.

    Por tanto el servicio automático ERMTS no funcionó antes de esa curVa, puesto que si iba a doscientos kms/h es imposible que en 300 metros, cuando se inicia el sistema ASFA, el tren baje la velocidad a 80 kms/hora.

    Añádase que: En el caso concreto del siniestro, EL MUNDO informó este viernes de que la vía tiene una señal a 300 metros antes del lugar del siniestro. En concreto, se trata de un semáforo, que cuando pasó el tren estaba en verde. ¿Qué sucedió entonces? Habrá que esperar al ‘teloc’, la caja negra del tren.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/27/espana/1374913383.html

    ****El maquinista reconoció que efectivamente iba a 190, pero lo que no se dice es que además añadió esto:

    Preguntado por cómo se encuentra el maquinista, García Fraile ha repetido que “está muy afectado, dijo que no sabía exactamente qué es lo que había ocurrido, que no sabe si ha obrado bien o mal. Él bajó y se puso a sacar heridos del tren”

    Es decir, que casi con toda probabilidad se vio dentro de una situación incontrolable y actuó de una manera determinada, y que todavía no sabe si fue la correcta. Eso no casa muy bien con el ‘despiste’. ¿Verdad o mentira lo que cuenta el maquinista?

    http://www.libertaddigital.com/espana/2013-07-27/el-maquinista-del-tren-de-santiago-no-pasara-este-sabado-a-disposicion-judicial-1276496155/

    Otra. No solo dijo que iba a 190 sino “voy a 190 y voy a descarrilar”

    http://www.abc.es/local-galicia/20130725/abci-maquinista-conversacion-telefono-tren-201307250541.html

    ResponderEliminar
  9. Joder, estos de Blogger se las traen. Se nota que son de Google. Hay que dar hasta la contraseña del correo. Así la poli entra desde este mismo blog a mi correo.

    ResponderEliminar
  10. Ponle de título.

    "Accidente del tren Alvia: huele a podrido"

    ResponderEliminar
  11. Por si os interesa lo de Libertad Digital

    "Cómo el PP financió con dinero negro a Libertad Digital"

    http://www.eldiario.es/escolar/PP-inyecto-dinero-Libertad-Digital_6_157894214.html

    ResponderEliminar
  12. Piedre no, Priede.

    ¿Puedes dejar dos hilos abiertos? Así no obligamos a todo el mundo a tener que hablar de la misma mierda. Si se puede yo dejaría este mismo, u otro, para charlar, tal y como veníamos haciendo.

    La foto no sé qué decirte. Es graciosa.

    Pero estoy en el blog de un tipo gracioso, así que déjala, que está muy bien. De alguna manera hay que distanciarse de la muerte, la sangre, la corrupción, los jueces, los periodistas, la policía. Está muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, estoy en el bar.

      Pueden funcionar todos los hilos a la vez, no hay problema.

      "Google", "Algo no encaja", "Imágenes"

      Eliminar
  13. Ya se sabe...la caga uno y la culpa de los demás....

    Libertad y responsabilidad individual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ha cagado uno, sí, eso parece, pero tal vez haya sido por soportar la mierda de otros, que aunque no quieran, también tienen culo.

      Y cara.

      Mucha.

      Eliminar
  14. Desde luego como el tuyo NO. Tu cada vez que hablas, la cagas. Manel tiene toita la razon.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.