i

i

viernes, 5 de julio de 2013

MAGO NEGRO




Hacía años de la última vez que la había visto y no lo dudé en cuanto salió a la venta:

Apocalypse Now. El montaje del director. Escenas suprimidas, imagen mejorada...El Copón

Guau...

La primera desilusión (y bien gorda) fue que habían hecho un nuevo doblaje, supongo que para adaptarlo a las partes nuevas, lo cual es un tremendo error, que no otra cosa es cuando haces que la parte se apodere del todo, y ni te cuento si ha sido añadida después de haber funcionado perfectamente sin ella.

He visto películas a las que muchos años después de ser célebres les habían añadido escenas suprimidas por la censura, creo recordar alguna de Bogart, y en ningún momento se les pasó por la cabeza hacer un nuevo doblaje: cogieron a otros que sustituyeron a los dobladores originales ya fallecidos y aquí paz y después mucha gloria.

Seguramente el motivo de hacerlo así y no de otra forma fuera el económico, como en la inmensa mayoría de los casos, pero con Apocalypse Now eso no constituía ningún problema, es más, este hubiera sido hacerlo al revés, de tapadillo, en plan cutre y tal, después de todo se trata de la que muchos consideran la obra maestra definitiva de Coppola, ese genio del cine y tal, su cara sale junto a la definición de megalomaníaco, y coño, ¡no todos los días se cumplen 25 años!, que creo esos eran los que tenía cuando le lavaron la cara, y bien que se la lavaron, que la dejaron que no la reconocieron los millones de hijos que parió, ¡si hasta volvieron a estrenarla en los cines de todo el mundo! Y es que Francis Ford había visto muchas películas de pequeño. Quizá demasiadas.

Una vez superada la estupefacción inicial (aunque decir superada es decir una barbaridad...temblaba pensando en qué habrían hecho con Brando, no podía quitármelo de la cabeza) se trataba de ir acostumbrándose a lo nuevo, de ir aceptándolo, como si eso fuera fácil de hacer sobre la marcha, me temo que ni parado, ni petrificado...Imaginad que una mañana vas a ver a tu madre y te habla con otra voz, ¿como te quedarías? Evidentemente es un ejemplo extremo, pero válido. Por todos son conocidas las polémicas de las restauraciones de cuadros famosos, que a veces los repintan, más que restaurarlos, y no me refiero al de aquella pobre mujer con su Ecce homo de regional preferente, sino a auténticas obras maestras del género. Y entonces, una vez cometido el crimen, ya no hay arreglo aunque puedan resucitarlo, o hacer como si nunca hubiera existido: lo has visto, se ha quedado para siempre en tu memoria. Y ya no volverás a verlo como antes. Te han jodido.

Luego ves las escenas cortadas por los productores y...les das la razón: el perfecto anti-climax.

El episodio francés (lo mollar de la restauración) es tan prescindible como los cubiertos para los huevos fritos, es como esa secuencia de La última tentación de Cristo en la que le vemos muriendo en la cama después de una vida normal, se había casado y había tenido hijos, su Padre no había sido capaz de infrirgirle semejante castigo y le había perdonado la vida, "baja de la cruz", como Ratzinger, y a las puertas de la muerte ve a Judas, y este le descubre que no fue su Padre, sino el demonio en forma de inocente niña quien le dijo que no hacía falta beberse aquel cáliz, quien le dio la excusa perfecta para ser un hombre en lugar de un dios, quien habló lo que él quería escuchar. El engaño se revela y Jesús, desesperado, sale de su casa arrastrándose como una serpiente, implorando clemencia, gritándole a su Padre que sí, que quiere obedecerle, morir en la cruz, que todo se hiciera como había sido escrito en un principio...Deseo concedido: su sincero arrepentimiento le había salvado a él y a todos los demás. Y encima hemos vista la película correcta, no al Salvador construyendo jaulas para pájaros y yéndose a tomar algo con los amigotes para acabar la noche discutiendo con su mujer. No. Para eso se hicieron otras manos. O pies.

Pues un poco lo mismo pasa con la secuencia en Indochina: ¿qué hace ahí el capitán si desde el momento en el que dice "¿matar yo?...¿al coronel?" está claro que esa es su misión, que ese es su destino? ¿qué pinta el Hijo que debe matar al Padre enamorándose de una francesa casada, una burguesa aburrida en el quinto coño del mundo, cuando aún no ha salido de su Galilea, cuando todavía no ha hecho ni un milagro? No, tal hijo no merece semejante padre. Y nosotros nos quedamos como el que por fin consigue una cita con el amor de su juventud y al verla veinticinco años después piensa que sería mejor estar en cualquier otro sitio: llegas hasta el final por una simple cuestión de educación y amor propio.

Siendo este el caso más paradigmático no es el único, que he visto otros Montajes del Director de películas que me gustaron y siempre eran peores que el original, siempre, aunque no digo que no se hayan cometido verdaderas atrocidades, alguna he leído, pero mi experiencia, que es la maestra de toda vida, me dice que quienes realmente saben como están bien las cosas son los que ponen la pasta para que el resto las conozcan. ¿Por qué? porque ellos, los productores en este caso, no crean, ordenan, y para ordenar bien hay que haber visto mucho desorden y mucha mierda. Y para hacerlo con interés, para hacerlo como si fuera algo tuyo, hay que jugarse lo que más te importa: tu dinero.

De hecho, la carrera de Coppola sufrió un tremendo bajón desde que se estableció por su cuenta, desde que hizo las cosas a su manera, sin cortapisas de ningún tipo, como Kubrick, pero este era un genio, y por eso sus mejores trabajos (que ya es decir) llegaron cuando no tuvo que dar explicaciones a nadie. Y lo mejor de todo: con el dinero de los otros. Pero quienes lo tienen no son gilipollas porque también saben escuchar: "¿Que perdemos dinero con alguna película suya? ya habrá otras para recuperarlo. Pero lo de este tío es una cuestión de prestigio, de permanencia en el tiempo, y quiero que dentro de quinientos años, cuando los extraterrestres vean los títulos de crédito de 2001, sepan quien fue el que lo hizo posible: el señor MGM"

El genio que no está rematadamente loco siempre va con el freno de mano en el bolsillo, sino te pasa lo de Joyce y su Ulises: que no te entiende ni la madre que te parió. No es cuestión de un concurso de popularidad ni nada de eso, que siempre nos vamos a los extremos, más bien es como aquello que dijo Cervantes de su libro, cada cual lo leerá a su manera y todos le sacarán provecho, todos lo celebrarán de alguna forma. Eso es lo difícil, las múltiples lecturas de una obra, que todos crean entenderla, que todos tengan su opinión aunque sólo tú sepas lo que quisiste decir.

En aquel maravilloso libro-entrevista que Truffaut hizo con Hitchcock aquel le preguntaba el porqué no había sido más arriesgado en no recuerdo que película, en todo caso una de las realizadas cuando Alfred ya era el puto amo, y relata el francés que se quedó un poco sorprendido, después lo pensó un poco y le dijo algo así como que no pretendería que hiciera una película de arte y ensayo, nada más, sólo eso, pero Truffaut se dio cuenta de que ese hombre, a esas alturas de su carrera, no podía permitirse filmar algo como si no fuera nadie...porque era alguien. Y bien gordo. Y si quieres ver arte y ensayo del bueno, si quieres ver una ruleta rusa con balas de punta de plata, no de plastidecor, échale un vistazo a Vértigo, por decir una, y mira como después de quince minutos sin decir una jodida palabra un hombre normal pierde la cabeza por una desconocida. Y hasta la abuela de la fabada sabe lo que le están contando.

He recordado lo primero, y después todo lo demás, porque me he comprado el último disco de los Black Sabbath, en original, nada de copias de los negros, aunque dudo que lo tengan, veinte euros que podría haberme ahorrado y que han ido a los desahogados bolsillos de aquellos buenos chicos, que ya me dirás la falta que puede hacerles más dinero a estas alturas de sus increíbles vidas, pero tampoco es cuestión de dar las cosas, de regalarlas, eso es como quitarle todo el valor. Eso es perderte el respeto que tanto te costó ganar.

Lo llevo en el coche, salgo a canción por día, más o menos, son largas, aunque hoy he escuchado dos, una a la ida del trabajo y otra a la vuelta, y...para mi es su mejor disco.

El día que me lo trajeron de Madrid, el martes pasado, le eché un vistazo al librito que venía en su interior y me sorprendió muchísimo leer como Ozzy se deshacía en elogios hacia el productor, algo tremendo, "después de tantos años en la industria, finalmente sé lo que es trabajar con un gran productor", y está muestra de agradecimiento, de humildad, la escribe un tío que pasa por ser de lo más desquiciado que ha habido en el Rock.

Lo que ha hecho ese tío, lo que ha ordenado y moldeado, es algo reservado a unos pocos, pues conseguir que tres sesentones suenen mejor que cuando tenían veinte años es logro que más parece magia negra que cualquier otra cosa. Sí, la técnica ha avanzado que es una barbaridad, pero tú coges cualquier disco de los Pink Floyd de los setenta y suena como si lo hubieran hecho ayer. Y no pasa lo mismo con los coetáneos de Black Sabbath: parecen antiguos aunque las canciones sigan siendo buenas.

El productor no ha creado nada: Iommi ha sacado sus riffs, Geezer sus líneas de bajo y Ozzy...bueno, Ozzy supongo que le rezará por las noches. Pero quien lo ha conjuntado todo, quien lo ha puesto al día en el que vivimos para que lo sea por muchos años que vayan viniendo se llama Rick Rubin.

Y este es el que sabe como deben mezclarse los ingredientes.


28 comentarios:

  1. Apocalypse Now sólo la he visto una vez y apenas la recuerdo quitando las famosas frases de Duvall (grande que vale lo mismo como consigliere irlandés Tom Hagen como de Teniente o Capitán o lo que fuera). De la versión que dices había leído hace tiempo malas críticas, pero ni idea. Lo de los doblajes que dices es terrible sí. Lo han hecho en películas antiguas e incluso modernas por lo que dices, por añadir escenas censuradas o que quedaron fuera, o también por temas de sonido, cosas modernas del blu ray y demás. Ya que recuerdas a Kubrik, creo que precisamente “El Resplandor“ no ha sufrido cambios en el doblaje... y espero que no los sufra aunque las voces son las que son, pero es que son sus putas voces: la cara de loco de Nicholson merece esa voz y no la suya habitual.

    Volviendo a Tom Hagen, al Padrino, me ha venido a la mente aquella frase que decía algo así como que un abogado puede matar a más gente que un matón o algo así, seguro que tú la recuerdas mejor que yo. Diablos, ¡me están entrando ganas de verlas de nuevo!.

    El de Sabbath no lo he vuelto a escuchar, pero lo tengo ahí. Lo compraré cuando baje algo de precio.

    Por cierto, parece que el Madrit ha fichado al tal Illarramendi, ¿es realmente bueno? Espero que juegue, porque si es para tenerlo muerto de risa en el banquillo y cargárselo, mejor que se quedara en la Real que ya de paso es su casa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa algo curioso con "El Resplandor", será porque recuerdo haberla visto de muy joven, a mi madre le aterrorizaba, en serio, no podía soportarlo...A lo que voy: no puedo imaginarla con otras voces. Es más, dejaría de verla si sólo pudiera hacerlo de esa manera. Y debe ser la película a la que más horas habré echado, algo que es bastante para un monomaníaco como yo, aunque hace bastante, quizá años, que no le doy una vuelta.

      Si te digo la verdad, no sabía ni que existía. Así sigo yo a la Reala. Miro el resultado y poco más.

      Mi Real murió cuando se retiró Arconada. Uno no puede serle fiel a quienes no lo son.

      Saludos, Sergio.

      Eliminar
  2. Si escuchas con el oído fino el último de los Sabbath, encontrarás paralelismos que no son para nada casuales, con el mejor disco de Ozzy : El diario de un hombre loco.
    Incluso el desarrollo del disco es muy parecido, e incluso con un sonido muy parecido. Personalmente me gustan mucho los dos. Tanto éste como el otro.
    Bueno y qué decir de Apocalypse Now !. Me encantan las películas de guerra, pero para mi, es una de las peores.
    Poco más de media hora que sirviera mínimamente de entretenimiento , y Wagner y tal, y después una hora de aburrimiento puro y duro.
    Nada que ver con aquella otra película en la que Patton decía, que cualquier otra actividad humana, comparada con la guerra, era pura trivialidad. Qué razón tenía.
    En cuanto a la Real, me da igual cien Illarramendis y más si se van al Madrí. Curioso club, que todo el que llega allí, es porque lo había soñado de pequeño. Qué olor.
    Estoy escuchando esta maravilla, y me está entrando casi que por vena, este disco del Sábado Negro, y es cierto que me parece el mejor ( obviando la temporada en la que Dio hizo de las suyas en este gran grupo ).
    Un saludo tron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del Ozzy solista apenas escuché nada, y ya es muy tarde. A mi me suena a Sabbath desde el segundo segundo, a la etapa clásica, a la mejor...pero mejor.

      Aunque con Dio hicieron grandes discos, pero ya eran mas jevis, lo que no quita el reconocimiento al elfo oscuro...¡Madre de Dios que voz tenía! Parecía imposible.

      Saludos, colega

      Eliminar
  3. Es cierto, totalmente cierto, el día que doblen a cualquiera de los clásicos con otra voz distinta se jode el invento. Ya no será igual.Ahora que se ha muerto Constantino, algunos se han quedado huérfanos de voz, cuando los veamos con otra, dejaremos de verlos, casi seguro.
    Estoy escuchando a Black Sabbath, es la primera vez, y me gusta, buena música. Tampoco podia esperar menos de Kufisto. Apocalypse y El Resplandor dos de mis peliculas preferidas. Viendo por primera vez El Resplandor, comprobé lo inculto y analfabeto que era un cuñado que tuve, se quedó el muy majadero dormido a los diez minutos de empezar. En fin, que hoy hace más que ayer y menos que mañana. Se me van a cocer los huevos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver quien le pone ahora el cascabel a Arnold, o a Clint, o...no quisiera estar en su pellejo.

      La música de Black Sabbath te va a gustar...estás en sazón para ello. Y más con este puto calor.

      Saludos metaleros, tron

      Eliminar
  4. "Eso es lo difícil, las múltiples lecturas de una obra, que todos crean entenderla, que todos tengan su opinión aunque sólo tú sepas lo que quisiste decir."

    Gran frase y una estupenda explicación de la obra del tito Stanley. De 2001 se suele decir que es una película de extraterrestres, de ciencia ficción (sí, claro, como Star Trek o ET, no te jode) y de EWS que es una película erótica, o sea una peli porno-suave en la que un marido burgúes y aburrido intenta echar una cana al aire y el muy capullo no termina de conseguirlo ni siquiera en una orgía de ricachones enmascarados, y el Resplandor es una de terror, de fantasmas, como las de Freddy Kruger o Viernes 13, sólo que mejor, más fina.

    Pues vale.

    Dices que le has echado muchas horas al Resplandor. Después de tantas horas, ¿te has dado cuenta de cómo nos toma el pelo Kubrick en la escena de la despensa? Que conste que yo no me di cuenta, sencillamente lo leí.

    Saludos cordiales.
    Oswald.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...ay, coño. Pero cuantas veces tendré que dar las gracias al tío que invento la Intenné...

      No sé si te referirás al tema de la imposible geometría del Overlook, yo también lo leí por ahí, no te creas que soy tan lince...A Kubrick me basta con verlo, no le busco las entrañas: a un genio sólo puede entenderlo otro.

      Pero cuéntamelo si se trata de otra cosa

      Saludos de en ex-abrazafarolas, amigo.

      Eliminar
  5. Añado:

    Lo malo y lo importante no es que te tome el pelo, lo malo y lo importante es lo que te está diciendo al tomarte el pelo, que es precisamente eso: os tomamos el pelo.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  6. Me refiero a que entran en la despensa por un pasillo y cuando salen de la despensa por la misma puerta (puerta que al entrar se abre para dentro pero al salir se abre para fuera) el pasillo al que salen es totalmente distinto a aquel por el que habían entrado.

    Y si no es porque te lo dice alguien que lo ha descubierto porque es muy inteligente o por casualidad, no te darías cuenta ni aunque la vieras mil veces. Yo el primero, por supuesto.

    ¿Te saltó la alarma cuando en Inteligencia Artificial aparece una luna falsa?

    Saludos cordiales y que sea tranquila la noche de sábado en el bar.

    Oswald.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso era, el tema de la Geometría y "que no todo está donde debe estar"...

      A.I la vi hasta que dejó de parecer hecha por uyn alumno de Kubrick, ya sabes, y sólo una vez, así que no recuerdo si llegue donde dices.

      Admiro el sentido del ritmo de Spielberg, de verdad, me parece un maestro en ese aspecto, y cuando he visto "Atrápame si puedes" me pasa algo parecido a "Con la muerte en los talones", que no se me va la sonrisa de la cara, pero es que es tan...infantil, tan sanote...

      Ya no estoy de noche. Los hados empiezan a sonreírme.

      Ahora sólo falta que hagan lo mismo las hadas, pero a la manera que Robert Plant morcilleaba "Since I´ve been loving you" en sus buenos tiempos...

      "Only for five minutes..."

      Eliminar
  7. Disfruta de la noche, entonces, aun con la que está cayendo por estos secarrales nuestros centropeninsulares.


    Yo a las nueve salgo a correr, que ya hay que tener ganas con estos calores. Menos mal que hoy voy con mi hermano que está gordito e iremos al tran tran y sólo un ratito.


    Oswald.

    ResponderEliminar
  8. Un misterio que nunca nadie me ha podido esclarecer es por qué están tan pésimamente dobladas las películas de Kubrick (bueno, solo algunas). Recuerdo a bote pronto tres que me chirriaban: "El resplandor", "Barry Lindon" y "La naranja mecánica". Aunque desmejoraban el resultado final, no lo lograban del todo por la enorme calidad de las películas.

    Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. No lo dudo; pero de lo que estoy seguro es que detrás debe de estar, hombre o mujer, alguien que crea en el artista. En no pocas ocasiones esta persona aparece cuando aquel lleva años criando malvas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nietzsche habló sobre ello cuando disertaba acerca de sus lectores en no recuerdo qué libro. Claro que él siempre se consideró un escritor "póstumo", de hecho apenas nada había cambiado en el alma humana a pesar de un siglo de Ilustración y tal...Creo que es ahora, justamente ahora, cuando estamos a las puertas del "hombre nuevo", del superhombre, del transhumano.

      Nietzsche lo vio venir, más desde una perspectiva espiritual que física, que es a lo que vamos, a lo que van, vamos, que yo ya puedo ir en ese tren (perdón por el juego de palabras), pero lo uno traerá lo otro. Y Nietzsche habrá ganado.

      ¿Será ese el último movimiento? No lo creo, pienso con el Maestro que la Existencia es un Círculo, no una línea, y que Todo volverá a empezar, y volveremos a ser bacterias en el mar y monos en los árboles, y después hombres y más adelante cyborgs, y ya no puedo imaginar más, de hecho no puedo hacerlo con algo que no haya visto antes, pero para llegar a ser un superhombre hay que dejar de ser hombre.

      Que me guste o no es totalmente secundario: nuestra verdad no tiene porqué ser la Verdad, pero ya no puede ser de otra manera.

      Eliminar
    2. Bueno, como sabes, no puedo estar de acuerdo con esa visión nietzscheana. El máximo poder del hombre reside en aquello que participa de la naturaleza divina más excelsa: su capacidad para amar.

      El que ama es todo un hombre. Y sobre él (que eso es lo que significa el prefijo super-) no hay nada más que la capacidad de amar en su grado de absoluta perfección: Dios.

      Lo de Nietzsche, Kufisto, hace tiempo que ya ha llegado. Cualquiera ya se considera, en esta época de individualismo exacerbado, un dios. ¿Pero tú crees que estos "superhombres" saben amar? No tienen ni idea, Kufisto, no tienen ni idea...

      Eliminar
    3. No estoy de acuerdo, Doiraje, todavía no ha llegado, pero va a llegar: es inevitable.

      Creo que el amor dejará de ser una prioridad, un norte, y esto es algo que ya se va viendo.

      La otra noche, ayer, iba caminando cuando vi venir a una muchacha joven, fresca, iba con unos pantaloncitos cortos y una camiseta de tirantes, la melena suelta, exhalando juventud, mirando al suelo porque en la calle sólo había viejos tomando el fresco y puretas andando que no pueden competir con los baldosines de la acera. Y una vez que nos dimos las espaldas me fijé en los viejos, feos y arrugados, y pensé de lo que serían capaces si no tuvieran hijos y nietos.

      Dentro de algún tiempo, cuando la pirámide generacional esté por fin del revés, cuando en las calles sólo se sienten a tomar el fresco viejos y viejas sin hijos ni nietos, los pocos jóvenes que queden, quizá los últimos, deberán cuidarse muy mucho de andar entre aquellos.

      El recuerdo del amor, ver a su nieta en todas las demás, sujeta a la bestia que se quedó sin dientes. Sólo eso.

      "¡Es la pirámide, estúpidos!"

      Y edificarla en un buen suelo.

      Puede que Dios todavía no haya muerto, pero ha perdido la partida.

      Sin duda.

      Aunque el match seguirá...

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Bueno, Kufisto, entiendo lo que dices, pero eres muy radical en las conclusiones. Y muy brillante también.

      Un mundo en el que la mayoría sean viejos (que es a lo que estamos abocados de seguir así), será un mundo muy triste, en efecto. Cuando el amor deje de ser una prioridad en el ser humano, entonces sí que será el final. Con viejos o sin ellos.

      Y necesitados de amar y ser amados lo estamos todos: los jóvenes, los viejos y los muy talluditos como uno.

      Me imagino siendo un viejo al que le sigue impresionando en una calle cualquiera la belleza de "una muchacha joven, fresca, con unos pantaloncitos cortos y una camiseta de tirantes, la melena suelta, exhalando juventud." Entonces espero tener una mirada limpia. Y sabiendo que ella ni me mirará siquiera porque yo ya no pueda "competir ni con los baldosines de la acera". ¿Me entiendes?

      Te aseguro que también hay muchos viejos así.

      Te pongo un bello ejemplo de esto. Es de Luis Cernuda. Él era homosexual, pero esto es ahora lo de menos. Esto lo puede asumir cualquiera:



      DESPEDIDA



      Muchachos

      Que nunca fuisteis compañeros de mi vida,

      Adiós.

      Muchachos

      Que no seréis nunca compañeros de mi vida,

      Adiós.



      El tiempo de una vida nos separa

      Infranqueable:

      A un lado la juventud libre y risueña;

      A otro la vejez humillante e inhóspita.



      De joven no sabía

      Ver la hermosura, codiciarla, poseerla;

      De viejo la he aprendido

      y veo a la hermosura, mas la codicio inútilmente



      Mano de viejo mancha

      El cuerpo juvenil si intenta acariciarlo.

      Con solitaria dignidad el viejo debe

      Pasar de largo junto a la tentación tardía.



      Frescos y codiciables son los labios besados,

      Labios nunca besados más codiciables y frescos aparecen.

      ¿Qué remedio, amigos? ¿Qué remedio?

      Bien lo sé: no lo hay.



      Qué dulce hubiera sido

      En vuestra compañía vivir un tiempo:

      Bañarse juntos en aguas de una playa caliente,

      Compartir bebida y alimento en una mesa.

      Sonreír, conversar, pasearse

      Mirando cerca, en vuestros ojos, esa luz y esa música.



      Seguid, seguid así, tan descuidadamente,

      Atrayendo al amor, atrayendo al deseo.

      No cuidéis de la herida que la hermosura vuestra y vuestra gracia abren

      En este transeúnte inmune en apariencia a ellas.



      Adiós, adiós, manojos de gracias y donaires.

      Que yo pronto he de irme, confiado,

      Adonde, anudado el roto hilo, diga y haga

      Lo que aquí falta, lo que a tiempo decir y hacer aquí no supe.



      Adiós, adiós, compañeros imposibles.

      Que ya tan sólo aprendo

      A morir, deseando

      Veros de nuevo, hermosos igualmente

      En alguna otra vida.



      Desolación de la quimera (1962)




      Eliminar


    6. Despedida



      Muchachos

      Que nunca fuisteis compañeros de mi vida,

      Adiós.

      Muchachos

      Que no seréis nunca compañeros de mi vida,

      Adiós.



      El tiempo de una vida nos separa

      Infranqueable:

      A un lado la juventud libre y risueña;

      A otro la vejez humillante e inhóspita.



      De joven no sabía

      Ver la hermosura, codiciarla, poseerla;

      De viejo la he aprendido

      y veo a la hermosura, mas la codicio inútilmente



      Mano de viejo mancha

      El cuerpo juvenil si intenta acariciarlo.

      Con solitaria dignidad el viejo debe

      Pasar de largo junto a la tentación tardía.



      Frescos y codiciables son los labios besados,

      Labios nunca besados más codiciables y frescos aparecen.

      ¿Qué remedio, amigos? ¿Qué remedio?

      Bien lo sé: no lo hay.



      Qué dulce hubiera sido

      En vuestra compañía vivir un tiempo:

      Bañarse juntos en aguas de una playa caliente,

      Compartir bebida y alimento en una mesa.

      Sonreír, conversar, pasearse

      Mirando cerca, en vuestros ojos, esa luz y esa música.



      Seguid, seguid así, tan descuidadamente,

      Atrayendo al amor, atrayendo al deseo.

      No cuidéis de la herida que la hermosura vuestra y vuestra gracia abren

      En este transeúnte inmune en apariencia a ellas.



      Adiós, adiós, manojos de gracias y donaires.

      Que yo pronto he de irme, confiado,

      Adonde, anudado el roto hilo, diga y haga

      Lo que aquí falta, lo que a tiempo decir y hacer aquí no supe.



      Adiós, adiós, compañeros imposibles.

      Que ya tan sólo aprendo

      A morir, deseando

      Veros de nuevo, hermosos igualmente

      En alguna otra vida.

      Desolación de la quimera (1962)

      Contenido y diseño: José Mª González-Serna Sánchez (2002)


      Eliminar
    7. Por un problema informático o tropeza mía he perdido parte del comentario anterior.

      El poema "DESPEDIDA" es de Luis Cernuda. Aunque él era homosexual, su contenido es asumible por cualquiera. No todos los viejos poseen esa mirada sucia, Kufisto. Yo espero llegar a ser un viejo al que le sigue impresionando la belleza, aunque esta me desprecie porque no sea digno ni siquiera de su contemplación, de competir siquiera, como dices, con los baldosines de la acera.

      Ay, que ya voy teniendo el pelo casi blanco...

      Eliminar
    8. No digo que todos los viejos la posean, ni siquiera una parte significativa de ellos; pero lo que sí digo es que la poseerán cada vez más, porque no tendrán a nadie que les frene con su recuerdo.

      Eliminar
    9. Entiendo perfectamente lo que cuentas en el post que se quedó en el purgatorio.

      Perfectamente. Y compruebo que tú también me habías entendido a la primera.

      Gracias, amigo.

      Eliminar
  9. Cómo me ha gustado este comentario de arriba. No sé si lleva razón, pero quizá eso sea lo de menos.

    ResponderEliminar
  10. Hablando de El Resplador; Kubrick, siempre tan meticuloso, exigió que Saura dirigiese el doblaje. No sé si fue acertado. A mí se me quedó grabada la voz de Verónica Forqué.

    En cuanto a lo que decís de los cambios en los clásicos, lleváis razón. Es lo mismo que cuando les dio por colorear la películas que estaban en blanco y negro; y en cuanto a los doblaje, pues algo parecido. Hay muchos actores que me gustan más doblados que con su voz. Cuando murió el que doblaba a Woody Allen, y pusieron a un pedantuelo en sustitución, nunca más pude soportarlo.

    Aquí se dobla muy bien. Es más: los norteamericanos exigen que se doblen las películas, cosa que prohíben en Estados Unidos con la disculpa de proteger la originalidad de la obra; en realidad yugular la competencia. Y todavía van a Hollywood a mendigar un Óscar por 'película en habla no inglesa'

    Por otra parte los productores no siempre son los malos frente al director. No siempre causan una tragedia como la de Querejeta con Erice.

    En 'Pat Garret and Billy the kid' hicieron bien en cortar lo que Peckinpah quería meter. Vi la versión íntegra y esa parte destrozaba la peli. Hay en esto una norma, lo mismo que en la novela, y que tanto el escritor como el director de cine han de guardar: "esto que voy a poner ¿es un avance o una digresión?". Lo mismo ha de hacer un editor digno de tal nombre cuando un novelista le entrega el manuscrito: "esto mejor no; aquello repásalo un poco". Hoy no se atreven; uno porque no saben y otro porque el escritor es un 'creador'; y a los dioses, aunque sean diosecillos, no se les toca. Ni ellos se dejan tocar, claro.

    'Lo que el viento se llevó' pasó por las manos de dos o tres directores, y ahí está la peli. Tenía todas las papeletas para fracasar, precisamente por eso, y ya veis.

    Yo creo que todo eso de incorporar lo que se desechó, se hace para ordeñar la vaca de nuevo, ahora que ya está vieja y nadie la tiene en cuenta.

    Apocalypse. The Doors

    Esto es el fin, hermosa amiga
    Es el fin, mi unica amiga, el fin
    de nuestros elaborados planes. El fin
    de todo lo que aun permanece, el fin.

    http://www.youtube.com/watch?v=bU0DxJVWhGw

    ResponderEliminar
  11. Y qué decir de esta parte, una de las secuencias bélicas más bellas del cine

    http://www.youtube.com/watch?v=vHjWDCX1Bdw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://www.youtube.com/watch?v=HWa0MIeZlDM

      Y el viejo Kirk, incombustible, sigue entre nosotros ¡con 96 años!

      Eliminar
  12. Visto, leído y casi de acuerdo al ciento por ciento.

    Saludos, Pedro, hoy ya no doy pá más.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.