i

i

martes, 6 de agosto de 2013

EN LA PLAZA




Si no tienes el tiempo suficiente para hacer lo que te gusta empléalo en quitarte de en medio lo que te disgusta, que uno aparte de años ya tiene hasta máximas, lo mío me ha costao, pero voy aprendiendo.

Por esto dediqué la mañana de ayer a hacer algunas compras que no eran totalmente imprescindibles, podría haberlo hecho hoy, pero viendo que ya no tendría mucho sentido pasear el amanecer del mediodía (que sea mil veces maldito quien dijo que no iba a haber verano) pensé que ya puestos era mejor solucionar aquello en mi día libre que esperar al siguiente y hacerlo (esta vez sí) deprisa y corriendo.

Estaba esperando que me pesaran la fruta y la verdura cuando me fijé en el carnicero de enfrente, tenía que comprarle un pollo y normalmente se lo encargo mientras termino de comprar lo demás, es un tío todavía joven, tendrá mi edad o así, fuertote y solícito, por la cuenta que le trae y veréis, pero el gesto, el semblante, no corresponde con la apariencia, parece un tanto tenso, inseguro, cosa rara en alguien de su corpulencia. Estaba fuera del mostrador, sentado sobre algo, había una pareja de pie junto a él, hablándole, llevaban tarjetas de identificación, de esas que utilizan los encargaíllos de los centros comerciales, parecían como una de esas parejas de telefilme norteamericano, buen aspecto, demasiado, ningún problema anímico, todo claro, meridiano, sí...Llegó la ayudanta del carnicero para pesar lo mío, también echa una mano en la pescadería, donde haga falta, tendrá veintipocos años, bajita y rechoncha, ojos grandes, parece una albondiguilla, la veo como a un final de reyes con peones bloqueados, ella me mira raro, como si fuera raro, pero no ayer.

- "¿Qué le pasa a tu compañero?"
- "Que le ha dao un vahído...la tensión, que la tiene dispará y no hace caso  -me dijo por lo bajo-...nos aprietan mucho en el trabajo..."
- "Hay que joderse..."
- "Sí..."
- "¿Vamos para allá?"
- "Venga"

Le pedí lo de siempre, "ahora me paso", pude oír al par de dos como le aconsejaban al tensionao que hiciera lo que tenía que hacer, es decir, ir al médico; él seguía ahí, la cabeza baja, sin decir nada, fui a coger algunas cosas del primer pasillo, ya no estaba ninguno cuando regresé, sentí lástima por el chaval, imaginé el cuadro con su familia, los hijos y todo eso, las estrecheces que ya serán perpetuas...Y malo, enfermo, puede que de baja, quizá no le renueven el contrato cuencoarrocista, ¿y adonde va un cuarentón con mala salud? No me gusta la gente, pero menos verlos sufrir, por eso entiendo la última prueba de Zaratustra, la más difícil, la inhumana. Un poco más allá volví a ver a la pareja, hablando entre ellos, el gesto serio: un dinosaurio no puede dejarse ver con el moco colgando. Se suena y a otra cosa.

Estaba abriéndose la puerta de la cochera cuando me fijé en un viejo que salía del supermercado vecino, lo conozco desde siempre aunque nunca me cayó bien, siempre estaba con la puta política en la boca, hacía años que no le veía, parecía inquieto, angustiado, estaba tocándose, se había meado encima, muelle flojo y pantalón claro. Y tan lejos de casa. Uno siempre lo está demasiado cuando vuelve adonde empezó. Entré en la mía y poco después no me acordaba de nada. Pasé la primera parte de la tarde subiendo y bajando cerros bajo un sol abrasador.

Un amigo me ha contado esta mañana que a primera hora de la tarde tenía que llevar hasta la capital a su novia y a la hermana pequeña de esta, abortó hace un mes y era la última revisión o no sé qué, conozco a las dos, buenas chicas, muy jóvenes e inocentes, apenas veinte años la más joven, me ha chocado bastante, no lo esperaba, no he dicho nada, le he dejado hablar, tenía ganas...

Trabaja en una pizzería, dejó pronto los estudios, es de familia muy humilde, su padre lleva años en el paro, está con depresión, no sale de su habitación y apenas habla, sólo fuma y fuma sin parar, la madre está harta, no sabe qué hacer, cuarentaipocos años y parece un chico pequeño, no le han dicho nada, y a ella porque no les quedó más remedio, ni sabían hacer la prueba del embarazo, en fin...

¿Qué son tus fobias, tus ideas, tus recuerdos, tus convicciones cuando te encuentras con la vida de los demás?

¿Quién soy yo para poderle a la compasión?

39 comentarios:

  1. Exacto, Kufisto.

    Pero en esta sociedad, a pesar de las apariencias, todo el mundo está muy solo. Y cuando lo pasas mal, verdaderamente mal...

    Porque no hay nada más hermoso que sentir con otro: com-padecer.

    ResponderEliminar
  2. Doiraje

    http://www.youtube.com/watch?v=jK6noEEMpHk

    Y procede de aquí

    http://www.youtube.com/watch?v=ofUZsPAVPIM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, nunca lo habría sospechado. No te acostarás sin saber algo más.

      Eliminar
  3. A mi me da un poco de mal rollo porque me recuerda a Del Olmo.

    ResponderEliminar
  4. Un tío que vive solo se arregla de cualquier manera, muy inútil ha de ser para no sobrevivir. El problema viene cuando se tienen obligaciones ante otros, padres, novia, esposa, no digamos hijos.

    Yo veo por ahí también mucho sufrimiento, y eso que no vivo en un barrio popular. Vienen tiempos muy jodidos, me atrevo a decir que casi terribles, porque no se excluye la posibilidad de un desastre bélico a gran escala.

    Antes, no hace mucho, desde los 80, había dificultad para colocar a los hijos, pero ahora ya son los padres, incluso menores de cincuenta, quienes lo están pasando mal. Y no hay solución, porque nunca jamás bajaremos de un 25% de paro. Aquí y fuera de aquí. En EEUU, si se aplicasen los criterios de la UE para medir el paro, habría un 20% y no un 9, como nos dicen. Y aquí mismo, la encuesta de población activa, si respondes que en el último mes no has buscado trabajo, ya no te consideran parado. (Jamás os fiéis de los datos oficiales, tan solo de uno, que es más difícil de falsear: los datos de la población dada de alta en la SS)

    Es una vida la que les toca, que a muchos les parece que no merece la pena vivirla: si tienes trabajo prepárate para conservarlo, y vivirás pendiente de que un día te llamen de RRHH y te digan que te vas a casa pero que "esperan volver a llamarte cuando la situación mejore", cosa que difícilmente ocurrirá, porque vendrá otro detrás de ti al que por edad o por chantaje podrán estrujar más. Si todo te va bien, levántate a las cinco de la mañana, hora y media para llegar al trabajo. Aguanta a los imbéciles que te rodean durante ocho o diez horas más. Otra hora y media para llegar a casa. Una vez allí, hacinados en un nicho de 60 metros con doscientos vecinos alrededor, sin intimidad ni siquiera para echar un kiki sin que los demás se enteren, continúan los problemas.

    Luego hablamos de la España cazcarriosa y rural. Será para dar moral ante el espanto de sus vidas, que además la mayoría ya no conoce otra forma de vivir más que hacinados, y lo que es peor: sin salida, sin alternativa.

    Es muy fácil acusarlos de no tener agallas, de que si tal y que si cual; pero los he visto de esa filosofía acabar más destruidos que nadie. Cuando alguien se ve cercado y sin posibilidades de saltar las tapias de esa cárcel, tiende a culparse, porque son muros invisibles, y peores de traspasar que los levantados con hormigón.

    ¿Lástima? ¿Pena? ¿Compasión? Bueno, en el sentido del dicho de que "un hombre es todos los hombres".

    Prefiero la mirada fría sobre ellos para luego mirarme a mí y no sentir pena también. Normalmente esas penas son proyecciones de uno, ya dicen que 'el que no se consuela es porque no quiere'. La guerra tiene su belleza, su estética; el dolor, el sufrimiento, también. Mirar y tratar de entender lleva al proceso inverso: entender para mirar, para mirar con acierto, lo cual no excluye los sentimientos. ¿Es que se puede hacer otra cosa? No.

    Ahora vienen la dudas: lo dicho anteriormente ¿es impotencia? ¿Verdad? ¿Firmeza? ¿Apariencia de firmeza? ¿Fortaleza? ¿Autoengaño? No lo sé. Vosotros ¿qué pensáis?

    ResponderEliminar
  5. Doiraje

    Creo que incluso es anterior a Cliff Richards, que puso letra a la música de una banda.

    la popularizó el músico británico Norrie Paramor en la década de los 60 del siglo pasado, junto con su orquesta, con el nombre de “I could easily fall in love”. En esa década hubo varias versiones, con su letra, a cargo del afamado Cliff Richards, e incluso una versión francesa cantada por una tal Sheila, titulada “Toujours des beaux jours”

    http://a-discrecion.blogspot.com.es/2013/02/cronicas-de-un-pueblo-cronicas-de-una.html

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Pedro, si no sentimos ni siquiera compasión por el sufrimiento ajeno, ¿qué nos queda ya? ¿En qué nos habremos convertido? ¿Qué clase de mirada fría es esa?; ¿qué clase de rigor es ese?: ¿el rigor mortis?

    Es cierto que vivir sumido en la impotencia continuada y sin horizontes de poder salir de ella puede llevar a la destrucción de cualquiera de mil formas distintas. En tales casos, uno debe mantener siempre intacta la conciencia de su propia dignidad. Cualquier persona por el hecho de serlo está muy por encima de todas sus dificultades e incluso de sus carencias subjetivas. Pero esto es muy difícil de mantener cuando nada alimenta esa sana visión del ser humano. Y sin embargo es esta una verdad fundamental que nos constituye como tales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la compasión es muy traicionera, y creo que tú lo sabrás bien. Si sientes compasión por el paciente quizá no aciertas a ver qué hay detrás. Padecer junto a otro parece más justo, pero eso no siempre es posible, por no decir que casi nunca lo es. Lo de ser 'solidario', que dicen ahora, es un eufemismo para encubrir la compasión, o mejor dicho para lavar la conciencia. Mejor ser consciente y no simular que sufres.

      En ese sentido yo creo que los budistas nos llevan ventaja a la hora de abordar a los individuos que padecen esos males, de ahí que todas estas filosofías y seudoreligiones de la new age proliferen tanto. Creo que aciertan porque hay traumas que al individuo se le hacen insoportables, y que solo mediante la anulación del deseo y el control de la conducta pueden corregir. En eso son efectivos; lo malo es la filosofía que llevan aparajeda, que alienan al individuo. Yo mandé a tomar por el culo a un buen amigo desde que le dio por ahí. Se hizo hasta vegetariano, y no podía hablar con él de ningún problema real porque decía que era una persona negativa, que todo lo veía negro. A tomar pol saco. O a tomar té verde con hierbajos de no sé que que le recomendó la profesora de yoga. Sus amistades eran y son todas así: dogmático ecologistas, nudistas, catalanistas, protectores de animales, ecoclimáticos y maría de las mercedes agnóstico solidarias. Un horror. A mí me veían como un enfermo. Como me veía Moa pero en este caso encima semianalfabetos omniscientes, como Hegemon pero sin anfetaminas ni sidra por el medio.

      No sé qué decir. A veces siento cierta vergüenza, porque hay casos que los veo tal y como contaba creo que Lucrecio, cuando sostenía que es un espectáculo irresistible ver cómo alguien se está ahogando y no puedes hacer nada por él.

      No sé. Creo que hay que formar a la gente a ser más resistente. Y no hace falta acudir a extravagancias de Nueva Era, basta con mirar a nuestros antepasados, la vida tan dura que llevaron nuestros padres, abuelos, bisabuelos. No pedían a la vida grandes cosas, y con esa modestia en el vivir salían adelante afrontando las mayores penurias. Es cierto que la religión les ayudaba, y mucho, pero siento decirte que hoy en día ya muy pocos creen que confesándose ante el cura y comulgando después sentirán un alivio.

      Hay que releer y reinterpretar a todos los clásicos, volver la mirada atrás, y ver qué se puede sacar de ahí. Eso o esperar a que vengan los extraterrestres.

      Eliminar
    2. Es cierto lo que dices sobre la manipulación del término compasión, pero más allá de estos manejos, constituye un movimiento del alma profundamente genuino. En cierto modo puede decirse que la compasión nos humaniza.

      Y es cierto también que el conocimiento supone distancia, objetividad y en ese sentido frialdad. Pero cuando uno topa con el dolor, ha de tener en cuenta su existencia y actuar de modo adecuado a su tratamiento, precisamente para curarlo o para conocer sus causas. En mi profesión, como cualquier médico, no puedes hacer abstracción del sufrimiento en tu actuación. Sería mala praxis. Para conocer siempre hay que tener en cuenta la realidad.

      Eliminar
  7. En cuanto a la dignidad.... Odio esa palabra. Pasó lo mismo que con el término moral, que la izquierda huía de él,y decía ética; hasta que se la apropiaron de nuevo. Ahora todo es digno o indigno. Pues no sé qué te diga, perder los papeles e insultar a otro o incluso matarlo, a veces es un bien social, aunque las leyes no lo vean así.

    La dignidad tiene que ver con el estar, no con el ser, que es lo que más nos debería de preocupar. Te recuerdo que los duelos a muerte se debían precisamente a eso, al estar, no al ser, pues el individuo ni ganaba ni perdía nada en su ser por aguantar una ofensa o por salir al paso y matar al otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cambia la palabra dignidad por la conciencia del propio valor, del valor de SER un ser humano.

      Estoy de acuerdo de que hay comportamientos, incluso cotidianos por lo fácil de llevarlo a cabo, que suponen una extremada inhumanidad. Yo he vivido y aún vivo esto aun en menor medida de forma usual. Ante estas actitudes, ciertamente es difícil no actuar como dices, desde el odio más profundo o desde el mayor de los desprecios. Pero quien actúa así, provocando y gozando con el mal que causa, pierde su dignidad o su valor como personas, se desnaturaliza, se animaliza, cabría decir. No quisiera estar en su pellejo cuando tengan que dar cuenta del dolor que han provocado.

      Eliminar
  8. "...como contaba creo que Lucrecio, cuando sostenía que es un espectáculo irresistible ver cómo alguien se está ahogando y no puedes hacer nada por él"

    Esto es realmente bueno. Lo primero que leo de ese tío, aunque creo que me suena el nombre.

    ResponderEliminar
  9. Ya es viejo, no sé si lo conoceréis:

    http://www.youtube.com/watch?v=Sbda9ENpmXg

    Sin maldad, que algunas he tenido yo con mi padre que eran pá habernos grabao.

    ResponderEliminar
  10. Kufisto

    Sí, creo que es Lucrecio, y de la obra De rerum natura

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sobre_la_naturaleza

    La puedes descargar en internet. Hay cientos de versiones. No te recomiendo las que sean en verso, mejor, como la Divina Comedia, las que se hacen en prosa, que acomodan la traducción al sentido de las palabras y no a la rima.

    Seguro que te gusta.

    ResponderEliminar
  11. Bueno, no, no te la recomiendo, porque no es como Nietzsche, que se entiende todo. Hay mucha abstracción, de átomos, pluralismo frente a monismo y cosas así. Filosofía antigua. Lo digo porque ahora me suena. Sé que la lei como hace veinte años o más, pero ya no me acuerdo de casi nada. Probablemente porque entendí poco.

    ResponderEliminar
  12. Madre de Dios...yo no puedo leer eso. Me siento como un mono viendo el cuadro del papa Inocencio.

    ResponderEliminar
  13. http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01383808666915724200802/p0000002.htm#I_9_

    ResponderEliminar
  14. El inicio es muy hermoso, pero luego vas bajando y pierdes hasta la sombra.

    ResponderEliminar
  15. Quizá es una incapacidad nuestra. Seguro. Me suena haberlo leído allá a finales de los 80, y en una edición de la editorial Porrúa. Si no recuerdo casi nada se deberá a que apenas pude incorporar nada de su valor. Y digo esto porque este comentario de la Wiki seduce, atrae:

    Literalmente el título se traduce del latín como "Sobre la naturaleza de las cosas". Aunque a veces se llega a traducir como la "Sobre la naturaleza del Universo", quizás para reflejar la escala real que se trata en el libro.

    La visión de Lucrecio es bastante austera, pero sin embargo incita a unos cuantos puntos importantes que permiten a los individuos a un escape periódico de sus propios deseos y pasiones para observar con compasión a la pobre humanidad en su conjunto, incluyéndose a sí mismo, [mira por dónde esto lo decía yo antes. Así que es posible que no sea consciente de que algo se me quedó] pudiendo observar la ignorancia promediada, la infelicidad reinante, e incita a mejorar aunque sólo sea un poco más todo aquello que nos rodea. [Esto que sigue también es interesante] La responsabilidad personal consiste en hablar sobre la verdad personal que se vive. De acuerdo con "Sobre la naturaleza de las cosas" la proposición de verdad de Lucrecio es dirigida a una audiencia ignorante, esperando que alguien le escuche, le comprenda y de esta forma le pase la semilla de la verdad capaz de mejorar al mundo.


    Pues ni a ignorantes llegamos, Kufisto. Que pase por aquí Hegemon o Don Manolito Morteros y nos arregle el percal.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, no, yo fui vanidoso, porque me negaba a mirar al mundo con compasión, precisamente para no sentir compasión por mí.

    ¿Sabes que te digo?, que no lo voy a leer. Que vaya el Lucrecio a compadecer a su madre por haberlo parido, pero yo no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ese material es para matamolleras adictos al canibalismo.

      Eliminar
  17. Contrato cuencoarrocista, sí, así es... además del inglés pa‘ to‘ y el “hay que tener movilidad, desde Amberes hasta Almeria pasando por Dusseldorf“.

    Lo del carnicero suena jodido, y lo del padre encerrado en su habitación, terrible. Como comentamos otra vez, lo peor al final no es lo que le pase a uno mismo, que al fin de al cabo uno intenta aguantar lo que le echen. Lo peor es tener una mujer (también en paro) e hijos y no poder alimentarlos. Joder, la de personas que tiene que haber comiendo con las pensiones de 600, 700, 800 € de padres/abuelos... hasta que se follen las pensiones. Y los gobiernos, el que sea, ya sacará sus estadísticas de “recuperación“ mientras les corre el sudor en la frente y tragan saliva sabiendo que están contando una trola. Ya sabes, la orquesta del Titanic mientras se hunde...

    La familia kufis, al final es la familia, pero por mucho que lo intenten, no podrán destruirla (liberalizarla que dirían ellos) ya sea a través de la economía o de la ideología.

    Igual todo esto tiene que ver con lo de la reducción de la población mundial (en occidente, claro). La serie esa de Utopia, de la que hablaste aquí hace tiempo si no me acuerdo, trata de eso.

    ResponderEliminar
  18. Respuestas
    1. La movilidad, la movilidad...esa gente cree que la vida es un jodido partido de la NBA.

      Ya la han destruido, la familia, digo (muy bueno lo de la "liberalizarla", mucho...), son malos pero no tontos, conocen la raíz del "problema final" ¿Qué coño de familia es esa que no necesita un timbre en la puerta de casa?

      Eliminar
  19. Jajaja sí, como los de la NBA. Tampoco digo que a quien le guste moverse y cambiar continuamente no lo haga, faltaría más, pero vamos a eso: de trabajo basura con contratos de semanas o pocos meses (hace unos tres años un ex compañero de trabajo me dijo que en su empresa ya estaban contratando a gente con contratos por horas de duración) y a la calle para que entren otros en una rotación infinita. Es lo que ha ido sustituyendo la desindustrialización, el cargarse la pesca, el comercio etc. Y cada vez que te vayas a la calle, te será más difícil encontrar un nuevo empleo por la mala costumbre que tenemos de cumplir años jaja. Pero los libegales estarán contentos porque al fin de al cabo se trata de hacer un hombre al cual nada ni nadie le interfiera en su vida, en su individualismo, en su “libertad“ y al fin de al cabo un contrato de trabajo que no sea una basurilla te puede “coartar“ demasiado la vida y tenerte “atado“, o la familia, que va contra el individuo, contra el liberalismo y fijo que contra Mises. Lo de “liberalizar la familia“ va por eso. Y el que con cincuenta años esté jodido y sin trabajo, le acusarán de que no sabe buscarse la vida, que el estado no puede darte trabajo (como si alguien dijera eso) o que esto no es Cuba como si el pobre fuera tonto del culo y estuviera así por vago o porque quiere. No me extraña que haya cada vez más gente que quiera ser funcionario; los libegales dicen que es por nuestra “mentalidad“, que queremos vivir del estado etc “no como en USA“. Yo creo que es porque la mayoría de la gente quiere sentar su culo, y en la empresa privada cada vez es peor, coño.

    ResponderEliminar
  20. (I)

    Todo lo que podemos pensar como alternativa o siquiera mejora de lo que hay, se quedará en buena voluntad.

    La búsqueda de un refuerzo moral, tanto individual como social, y contrariamente a lo que piensa Doiraje, no es conveniente al sistema en el que vivimos, puesto que el armarse moralmente puede llevar al individuo a la violencia, incluso extrema, de ahí que veremos cómo el poder fomenta aun más el consumo de drogas, tal y como se esfuerza en destruir el núcleo familiar como base de la organización social para así tener un mayor control sobre los individuos.

    Esto que sigue no lo señalarán nunca nuestros liberales anglómanos, y menos aun si son evangelistas, muchas de cuyas sectas, y eso es de sobra conocido, esán financiadas por el gobierno de los Estados Unidos para expandirse en Iberoamérica y contrarrestar la influencia de la Iglesia, día a día en retroceso.

    Evo Morales se opone al aborto, a pesar de las presiones internacionales. Pero se opone de verdad, y no como el PP, que simula que se opone y luego hace todo lo contrario

    http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/100486-morales-aborto-delito

    Y Correa, católico --el más inteligente de todos los dirigentes suramericanos, además siempre que puede hablando bien de España y los españoles, (más de una vez le escuché decir que los españoles han tratado a la inmigración ecuatoriana como nadie lo hizo nunca); gran éxito que tuvo en Sevilla ante una audiencia entregada, al decir que estábamos sufriendo los mismos males que a ellos les hizo padecer la banca mundial, gracias también a unos dirigentes corruptos y entregados a la causa del imperio; "no cometan los mismos errores que nosotros cometimos", nos dice una y otra vez-- es contrario al matrimonio homosexual:

    http://www.infovaticana.com/el-socialista-correa-contrario-al-matrimonio-homosexual/

    Reconozco que tengo por él gran admiración. Le sigo en todo lo que hace, y da gusto oírle, lo bien que se explica, porque además de inteligente y valiente tiene el don de la elocuencia. Y carisma. Nunca perdonaré el tiempo que pasé creyendo que era un demagogo populista gracias a los liberales de LD. Aquí lo tenéis.

    Observad a la nena lo antipática que es. Seguro que no se comporta así con un dirigente de 'Uropa', excuso decir de EEUU, cortándole todo el tiempo.

    http://www.youtube.com/watch?v=LhaVe17gABQ&feature=player_embedded#at=20

    Y esta entrevista aun es mejor, pero más larga

    http://www.youtube.com/watch?v=YzcfGTt9Gj0&feature=em-subs_digest-vrecs

    ResponderEliminar
  21. (y II)

    Cincuenta o sesenta años atrás comenzó la gran prosperidad en todo el mundo, sobre todo en Occidente. Desde 1950 hasta 1973 el ritmo de crecimiento resultó frenético. Hay que tener en cuenta que en fecha tan cercana como los años treinta más del 80% de los españoles no tenía ninguna propiedad, de ahí que en las casas de empeños los bienes que allí había se redujesen a prendas de vestir (abrigos, trajes) o útiles del hogar (colchones, mantas, camas, mesitas, crucifijos, candelabros). La clase media se creó en el franquismo, y ahora será conducida a una pauperización creciente. Lo mismo está sucediendo en Gran Bretaña, EEUU, Italia, excuso decir Grecia, Portugal. No hablemos de los países del Este, donde nunca hubo clase media. Con razón el comentario irónico y popular que allí usan: "Todo lo que nos contaban del comunismo veíamos que era mentira, pero no sabíamos que lo que nos contaban del capitalismo era totalmente cierto".

    En Rusia parece ser que hubo pucherazo, porque el partido más votado fue el comunista. Lo mismo en Bulgaria. Si gobernasen los comunistas seguramente que acabarían de hundir a esos países, porque el éxito del PCCH no se debe al comunismo, que ya no existe, sino a la moral asiática. Ya veremos cuando les venga la cuesta abajo en la que nosotros estamos ahora.

    Podemos caminar en busca de una moral más sólida, y muy probablemente no encontraremos nada. Pero aunque encontráramos algo, ello no hará que las necesidades que a día de hoy consideramos básicas, sean cubiertas en el futuro. Por algo Nietzsche decía que el cristianismo era una moral de esclavos, y no le faltaba razón, de ahí que Roma la acabase aceptando y extendiendo. El cristianismo es la moral de la conformidad, de la resistencia, de domar el sufrimiento con la esperanza de un premio en el más allá.

    Así que preparémonos para lo peor. Aguantemos el tipo como podamos y veremos a ver qué nos depara el futuro. Desde luego imposible que sea algo mejor de lo que hemos conocido en estos últimos cincuenta años. Otros países van a más, a mucho más, porque la economía mundial es un suma cero, donde la caída de unos se compensa con la subida de otros, pero solo de momento, porque es muy probable que dada la crisis financiera y sobre todo energética y de superpoblación, todos vayamos a menos. SOMOS SIETE MIL MILLONES DE SERES HUMANOS, muy pronto diez mil. Hace menos de doscientos años, es decir, ayer por la tarde, no llegábamos a dos mil millones. Cada año la población mundial aumenta en 75 millones, el equivalente a la población de Alemania.

    Desde luego que urge encontrar una vía moral. Y digo 'vía' porque pretender implantar una moral nueva sería tanto como pretender el bien por decreto ley.

    Por eso mismo veremos tensiones y guerras entre grandes Estados, también internas, nacionales, de clases sociales, interpersonales, familiares; a la vez que un aumento de la felicidad facebooquiana, es decir, hipócrita, giliputiense, necia, en definitiva falsa, ya que por más que nos engañemos, y como dirían los sociólogos, todos los parámetros en lo que se basan nuestras mediciones científicas van a peor, y sin visos de mejora.

    ResponderEliminar
  22. Magníficos comentarios, Pedro, impagables, muchas gracias, lástima que ahora no tenga tiempo para extenderme, ¡pero qué más da!

    Una entrevista a Panero, siempre interesante:

    http://www.jotdown.es/2012/06/leopoldo-maria-panero-espana-es-un-pais-de-envidias-donde-no-se-respeta-la-cultura/

    ResponderEliminar
  23. "Yo creo que está bien claro pero si no hago un dibujito, escribo un ensayo sobre el tema o algo así, no se" Anda, ponte a llorar delante de tu madre a ver si te acerca un pezón a la boca.



    AAAAARRRRRRRGGGGHHHHHH!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Se lo dije por eso? No. Seguro que dijo alguna faltosada.

      Eliminar
  24. Ahora lo veo, sí, el Zapatitos, proetarra y medio tonto. Dios, la gente que comenta en la Burbuja es de nota. Se han ido los mejores. No me extraña. Dice así el Zapatitos:

    A mi Reino Unido me la sopla tanto como el Estado Español, yo estoy con el pueblo gibraltareños y su derecho a decidir lo que quieren ser.. Y no me cuentes milongas ni batallitas sobre los visigodos, el Tratado de Utrecht y la injusticia de que no ganara el festival de Eurovisión Rosita I de España que no me interesan, me interesa el presente, no el pasado. Y el presente es que los gibraltareños prefieren ser ingleses y no quieren ser españoles ni de c.oña y yo los comprendo que no quieran porque malo será ser colonia británica pero salir de eso para formar parte de un regimen tardofranquista mejor te quedas como estás, que digo yo no se.

    Yo creo que está bien claro pero si no hago un dibujito, escribo un ensayo sobre el tema o algo así, no se.


    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/politica/448854-izquierda-espanola-problema-de-gibraltar-3.html

    ResponderEliminar
  25. He estado leyendo "Canción de cuna", de Gregorio Martínez Sierra y a María Lejárraga. Es de 1911

    Me orienté por Garci, que es un cursi, pero como me gusta lo cursi aunque no me guste Garci y tenía el día para ello, me dejé llevar.

    Garci: La mayor sorpresa que me he llevado en mi carrera es cuando en 1995 me llamó Robert Redford para llevar a Sundance Canción de cuna, primera película española que fue a ese festival. Y yo pensé “se deben referir a otra película que se llama igual y han confundido el título”. Y no, es que Arthur Penn había estado en Valladolid y había visto la película. Fui a hablar con Redford y le pregunté: “Por curiosidad, ¿qué pinta una película como esta en el festival de Soderbergh, de Tarantino…?”. Y él me contestó: “Tu película no es moderna, sino de siempre, y recuerda a Leo MacCarey y Ford y te vas a llevar una sorpresa”. Efectivamente, en el pase estaba con Yvonne Blake, la diseñadora de vestuario, y el público era muy joven, gente de veintitantos años… Pues faltando 20 minutos no paraban de llorar, la sala entera una congoja. Acabó la película y recibí una ovación de las mayores de mi vida. Y me dije, esto se debe a Gregorio Martínez Sierra y a María Lejárraga, los autores de la obra original, porque tiene un misterio enorme. ¿Sabes que Orson Welles quiso hacerla?

    http://www.jotdown.es/2013/06/jose-luis-garci-no-volvere-a-hacer-cine-y-lo-digo-con-nostalgia-jubilosa/

    Y me dieron las dos, oye. La historia es ñoña donde las haya, pero me ha encantado. Ma dejao buen cuerpo. Si alguien la quiere leer la tiene aquí:

    humanidades.uprrp.edu/smjeg/libretos/M/Mart%C3%ADnez%20Sierra,%20Gregorio/Canci%C3%B3n%20de%20cuna.pdf

    Y como me pille, mañana me leo "Marcelino, pan y vino". Como que ya la descargué. La historia anterior era de una niña recogida en un convento. Mañana toca el niño. Vi la película hace años y me gustó. No diré que es un gran película, pero está bien. Ya lo creo

    ResponderEliminar
  26. "Marcelino..." siempre me pareció una buena película, aunque de Vadja prefiero "El cebo", un thriller hispano-suizo acojonante rodado en los 50, cuando vivíamos en cuevas y hablábamos con gruñidos.

    Jolibú hizo un remake hace unos años (dirigida por el soplapollas de Penn e interpretada por el gran Jack) que en comparación no valía una puta mierda. Tienes que verla si no lo has hecho ya, te gustará.

    De Garci mejor no digo nada.

    Buenas noches.

    PD Nuevo imbécil en tu nuevo hilo de Burbuja, el número 10, no me acuerdo del nombre pero no tiene pérdida.

    ResponderEliminar
  27. Cuando menos te lo esperas, cuanto más entrenado piensas q estás, va el sentimiento y te atiza un zarpazo.
    Y te encuentras en medio de una ensalada de sensaciones, pensamientos y deseos. Con un interrogante y una admiración y sapos y culebras y bombas encima de la cabeza, como en los tebeos.
    Me agota. Me fascina. Me irrita. Me enternece.
    And life goes on.
    (Casi no me atrevía a comentar…nivelazo…luego he pensado q si soy así-como-quiera-pueda-definirse pues qué se le va a hacer. Siempre puedes eliminar el comentario!)

    Un beso Kufis.

    ResponderEliminar
  28. No digas eso, sabes que me gustas.

    Un beso y que tengas un buen día, encanto

    ResponderEliminar
  29. Oye, pues yo juraría que vi la película de Marcelino. Siempre creí tener buena memoria, y así me lo decían. Pero lo que no sabía es que la memoria se pudiera contaminar tanto con la imaginación. No vi Marcelino. ¿O sí?

    Es ahora, leyendo la patochada de que habla con Dios y este le responde, cuando pienso en si sería posible que en su día, al ver eso, yo desconectara del asunto y me pusiera a mirar otros detalles de la película. Lo mismo me pasó cuando en la serie de Santa Teresa pusieron a Conchita Velasco levitando. Casi me da un ataque. "Jodieron la serie", me dije. Marcianadas a otros. Y ya no la seguí viendo.

    ¿Entonces por qué tengo buen recuerdo de la película de Marcelino? Pues probablemente porque estaba muy bien hecha. Cuando algo se hace bien, amorosamente, seduce a cualquiera, incluso desentendiéndose de la historia.

    No me ha ocurrido eso con el libro, que tiene una pésima prosa. Parece redactado por un adolescente empollón pero sin el más mínimo don narrativo.

    ResponderEliminar
  30. Enlace a "El cebo":

    http://www.youtube.com/watch?v=DU_6NfLeS7k

    Y nuevo ovillo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.