i

i

domingo, 25 de agosto de 2013

¿EL DRAGÓN? AQUÍ ESTÁ




Uno se duerme, ¡por fin!, empapado en sudor, despatarrado, recordando aquel vídeo de Robin Williams y las estupendas patinadoras, y despierta encogido, tal que si se hubiera convertido en Rip van Winkle, creo que se escribe así, y en lugar del esperado mañana se encontrara en uno mucho más allá. "¿Pero esto qué es?" No, hoy era ese mañana, ya casi es ayer, sólo había pasado lo justo. Y entremedias algunas inesperadas corrientes de aire. ¿Qué puede hacer un hombre que duerme, diosecitos? Eso es jugar sucio.

"Quizá la ducha...el desayuno y tal..." No, tampoco, continuaba estando diferente, quizá fuera porque ya me había convencido, porque ya había creado mi proyección de que quería estar malo, ahora están de moda, es su turno en este tiovivo pilotado por el hijo pródigo de Chimo Bayo, "todo lo que te pasa es porque así lo quieres", y ya está, todo arreglado, fin de la historia, fin de los problemas, fin del cabreo y bienvenido, míster Nirvana.

Las pastillas son malas, veneno legal de la industria farmaceútica, ese Leviatán con piel de arcángel...Claro, no conozco a nadie que le guste comer pastillas, a no ser que sea un pastillero, pero esos no cuentan. Recuerdo una tarde que le pregunté a Enrique, mi médico, aunque no sea el que figura en mi tarjeta sanitaria, a este ni le conozco, de hecho creo que es esta, no sé...Yo le cuento mis cosas a mis amigos, no a cualquiera. En la vida no existen los señores Lobo si no es con la talegada por delante.

- "Oye, Enrique, me he resfriao y tal, he empezado a tomar pastillas esta mañana...¿cuantos días tengo que estar?"
- "Siete"
- "Me cago en la puta..."
- "¡Ya estás!, ¡siempre cagándote en todo! Pues no las tomes"
- "¿Y entonces qué?"
- "Entonces estarás malo una semana"

Y lo decía en serio.

De todas formas me tomé un ibuprofeno, "retiene líquidos, causa tal..." Ya, pero también quien se metió por medio en la pelea más salvaje que he tenido en mi vida me dejó tirado poco después en un pueblo de mierda por una zorrilla de tres al cuarto de cuarto.

Fui al bar y me lié con el arroz, "¿un vaso de gazpacho?...espera un poco, es temprano. Mejor una cocacola, sí, como de pequeño, aquellos médicos la recomendaban, sí, cosas azucaradas, cocacola está bien. Ahora no haces más que leer lo venenosa que es, por no hablar de la light y su aspartamo, "¡¡¡NO LA TOMÉIS, AMIGOS, ES VENENO PURO!!!" Uno lee a cualquiera y se pone malo: no comas esto, no bebas eso, caga así, mea asao, huye del pescado radioactivo, la carne está podrida, el tabaco ni te cuento, ¿alcohol? córtate las venas y límpiate el culo con ellas, ¿azúcar?, ¡¡¡AZÚCAR!!!, huid, insensatos...Sí, yo soy de esos que vio fumar puros a los médicos mientras pasaban consulta.

No estaba demasiado fría, "¿quieres hielo?" ha dicho mi padre, "no, está bien", ya tengo cuarenta, al menos que sea sin hielo. Además, que seguro lleva algo, el muy cabrón. "Con hielo estaría mejor" Pero me la he bebido de la botella.

Bueno, tampoco es que me pusiera en órbita, pero me espabilé un tanto y eso es más que suficiente para mi, no me gustan las alturas si no soy yo el que conduce, de hecho ni las bajuras, y menos los llanos. Cosas de uno de secano.

A eso de las tres recordé que tenía un sobre de desenfriol medio olvidado entre mis cosas, ya había hecho estómago con un pedazo de tortilla y el vaso de gazpacho, "sí, me vendrá bien..." Lo he disuelto en un vaso de agua y lo he dejado reposar un tiempo para que se activara, tal y como recordaba su prospecto, que todo necesita un cierto reposo para causar el efecto buscado, todo lo bueno, quiero decir: la buena comida, la buena bebida, el buen tabaco, las buenas...en fin. Si no te comes unas putas habichuelas recién apartadas del fuego, ¿por qué vas a hacerlo con aquello que te puede quemar el alma?

- "Deberías llamar a tu tía" me dijo padre con las gafas del sol ya puestas.
- "¿Qué pasa?"
- "La tía Eulalia está mal..."
- "¿Sí?"
- "Sí"

La mujer del hermano de mi abuelo, es decir, tía de mi padre, segunda mía, ¿no?, vamos bien, creo...Su hija es mi madrina, pero yo siempre la he llamado tía, al igual que a su madre, un sindiós pero que está bastante claro, al menos para mi. Antes eran así las familias, cuando los médicos de John Ford y...¿Sáenz de Heredia? Lo comentaba la otra tarde con un amigo al contestar su pregunta de donde estaba Seattle, una amiga de su mujer se va para allá, "en la costa Oeste, arriba, al norte, en el vértice, lindando con Cánada, mucho frío...", "¡ah, sí, es verdad...donde Nirvana y tal...", "eso...¿te das cuenta?", "¿de qué?", "casi conocemos los USA como España, y eso nosotros...¡qué no serán los que vienen detrás!...¿puedes decirme alguna provincia, o estado, o lo que sea de Rusia? ¿o de China...?"

La he llamado a su casa, las quiero mucho, "¿como está?", "pues mal, Kufistín, mal", "ya..." Le he dicho que mañana me pasaría a verla. Espero llegar a tiempo.

Este mediodía ha salido a colación el tema del viejo bar, cosas de malmetedores, malrecibidoras, mejor dicho, mi padre no se ha cortado un pelo, nunca lo ha hecho con nada que no fuera asuntos del corazón, y menos ahora. Han salido a relucir los viejos tiempos, mi tío, su primo hermano, murió hace algunos años...Era como mi hermano...si hace cuarenta años me dicen que iba a pasar por allí mirando a otro sitio...no me lo hubiera creído, pero la vida es así, es verdad, no hay más, sólo hay que darle tiempo, dejarla reposar...

El caso es que he recordado una de sus recomendaciones, una que me dijo una tarde que llegué un poco chungo por un resfriado, poco después de que abandonara antes de empezar el curso de la UNED para convertirme en director de cine...treinta y seis mil calas de hace veinte años.

- "¿Qué te pasa?"
- "Estoy resfriao, tío..."
- "Tómate una aspirina y un dyc con cocacola"

Mano de santo.

Y hoy como ayer.

Estaba apurando el segundo cuando ha llegado un chaval que me recuerda a Julio Iglesias, estoy casi seguro de que es su padre, creo que él también lo sospecha, puede que harto de que se lo digan, "¡hostia, tío...como te pareces a los hijos de Julio, sobre todo al gay, a Julio José..." Y a él parece que le gusta, se lleva como él, que dirían los antiguos, o se conduce, que es término más moderno de esta era terminal...Una cosa es que te ahíjen con Pedo Vaca y otra con Julio, con nuestro Julio, el puto amo. Aunque esto te anime socio-culturalmente a mirar al que te crió como si fuera el chavo del ocho.

- "Hola" ha dicho como si yo fuera el dragón que guarda en su castillo a la princesa
- "Hola, ¿qué quieres?"
- "Estoooo...¿puedessss...?...¿tienessss vasos de plástico?...essss para unos cafésss"
- "Claro, ¿como los quieres?"
- "Ehhh...uhhh...síii...uno solooo yyyy...otro con hielo. Sólo. Tam-también"
- "Vale"

"Jajaja...la madre que me parió..."

- "Ahí los tienes"
- "Ah, sí...¿me lo cambiasss por sacarina?"
- "Claro"
- "Dos para essste y una para esesss...mmm...sí..."
- "Toma"

Le he dao siete.

- "Ehhh...¿están limpiosss lo vasos?...es que he vissssto que los lavabas..."
- "Jajaja (me cago en dios)...no hombre, es que como son de plástico hay que enjuagarlos antes"
- "Ah...ya...¿qué te debo?"
- "Dos con sesenta (por gilipollas)"

Y he cogido el billete de su mano.

Julio nunca paga así. Fijo.

- "¿Puedo llevarme unassss...unosss carrizosss?"
- "Claro (mientras no me pidas a la princesa que tengo encadenada en el falso techo...)"

He vuelto a casa, he encendido una breva de Guajiros, tres Marlboros y me he bebido cuatro whiskies mientras escribía esto.

Y ahora a pasear.

Y estoy así de bien, que decía el Robe.

Superior.



107 comentarios:

  1. Del otro hilo:

    Pues no me he fijado en el tal leofredo, pero sí en DeElea desde la época de LD, y que siempre me pareció interesante.

    ResponderEliminar
  2. Sí, hay cosas que yo no podría, no sabría o no querría contarle a un matamolleras o uno de esos, no.

    Lo de que la coca en líquido y demás era buena y ahora es mala, es como lo del agua: cuando era pequeño era común decir que había que beber dos litros al día, "porque era bueno", pues ahora es común decir que no, "que es malo". Me cago en ellos, lo mejor es apagar la tele y la radio, putos expertos.

    Lo de la geografía de USA es verdad, lo he pensado muchas veces, que nos conocemos casi mejor su país que el nuestro. Desde luego no se puede decir que ellos se hayan vendido nada mal.

    Lo de tu tía, qué vamos a decir ya.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. kufisto, día 21 de Agosto de 2010 a las 14:56
    ega 317,

    quizá, tal vez. Sin acritú, no te mosquees.

    quixote,

    lo tuyo sí que es insuperable:

    126Quixote
    El poeta británico Percy Bysse Shelley y su amigo íntimo, el no menos famoso, lord Byron pusieron de moda todos los excesos del libertinaje sexual en la Inglaterra "romántica" del siglo XIX. Su segunda esposa, Mary Shelley, es la creadora del monstruoso Frankestein durante una estancia de la pareja con Byron junto al lago de Ginebra.

    Pues bien, no está de más recordar que en su furor homosexual Shelley destruyó a su familia, abandonó a sus hijos, vivió de la estafa y la vagancia, y pretendió erigirse en supremo orientador moral de la Humanidad. Acabó sus días en un arrebato homosexual en una tempestad mar adentro junto a las costas italianas. No me gustaría que terminaras de ese modo Federico, porque te aprecio.

    ResponderEliminar
  4. kufisto, día 23 de Agosto de 2010 a las 19:04
    Síntomas de padecer un ataque de homosexualidad:

    1. Pillar un velero.
    2. Invitar a la novia y a un amigo común.
    3. Meterse mar adentro, frente a la costa.
    4. Cuando llega la tempestad el ataque está servido.
    5. Tirar por la borda a la novia y confesarle su amor al amigo. Es conveniente llevarse un megáfono; por el ruido de la tempestad.
    6. Si no se dispone de megáfono echarle mano a la bragueta, con decisión, nada de mariconadas.
    7. Morirás con tu amado, en medio de la tempestad, frente a la costa.
    8. Cuando, con sus güevos en la mano, vayas a exhalar tu último suspiro debes decir lo siguiente:
    "¡Ójala y hubiéramos navegado en la piscina municipal, en lugar de en el Cabo de Hornos, frente a la costa; así no hay manera!"
    9. Tal vez en ese instante se abra una brecha en el espacio-tiempo y podáis escapar de la tempestad legionaria.
    10. En ese caso, pudiera ser que tu amado te recete una hostia, "te has equivocado de pilón, maricón".
    11. Regreso a la costa de partida, a por la novia, rescatarla, pedir perdón y rogarle que te cape.
    12. Meterte a cartujo. En previsión de nuevos ataques de homosexualidad arrancarse los ojos.
    13. Rezar mucho.
    14. Ya estás curado.


    extraído del Libro "Una noche en los Apeninos" del doctor Kufisto Kilimanjaro.

    ResponderEliminar
  5. Esa estuvo bien.
    Priede, ¿sigues en Menorca?
    Creo que mañana llueve.
    M.

    ResponderEliminar
  6. Cada vez menos, cada vez menos de todo, ya ni la página de Moa nos dejan.
    Es como si un mafioso italiano, un mastín napolitano gordo, que sólo piensa en dinero, que sólo vive en términos de codicia, de profundo desencanto, hiciera el mundo, el muy hijoputa, a su imagen y semejanza.
    Qué día más tonto el que he perdido hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gallinas que se van, por las que entran, Menorqui, no lo pienses demasiado.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Priede, Priede, ay el blog ,pero torres más altas han caído.

    ResponderEliminar
  8. No hay cosa peor que dormir con el culo al aire y que te pille por la mañana un pelín de aire fresco. Son cosas de las calores estas de los huevos. Los tiempos cambian tanto que las cosas que hoy son buenas, mañana son malas, pero ya sabes, los inventos de las vacas locas, los pollos repiaos y esas historias no son más que publicidad para vender o dejar de vender. En lo de la coca y el agua, pues lo mismo, newgocios y ganas de dar por culo. Pero, si llegaron a decir que el jamón de pata negra era malo pa la salud. No te jodes....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es verdad. El jamón de pata negra es malo para quien no lo come.

      Serán gilipollas...(me he quedao loco son eso de los pollos repiaos. Tengo que morcillearlo. ¿Qué significa?)

      Buen día, compañero.

      Eliminar
    2. Un invento mio. Las vacas eran locas. Pues los pollos "repiaos", que en nuestra tierra es más o menos lo mismo.¿No has escuchado nunca lo de "repiao"?
      No te acostarás sin saber una cosa más........ Hoy no hace caló, coño.

      Eliminar
    3. Jajaja, qué bueno.

      Y para el jueves casi diez grados menos...¿ves como ya quedaba menos para lo mejor, hombre de poca fe?

      Coño

      Eliminar
  9. A las nueve he desayunado una chuleta con patatas, melón y un café. Me he quedado bien, como siempre después de desayunar. Hoy tengo bastante cosas que hacer, pero no he podido evitar el pasar antes por el bar.

    ¡Cuánto me alegro de este sitio! No quiero un blog para mí; haría lo mismo que en la Burbuja. Aquí se divierte uno de lo lindo. Aunque está el impredecible barman, que es un verdadero peligro. Corres más riesgos a su lado que a la vera de Indio Fernández y Sam Peckinpah juntos.

    Kufisto: me he reído un montón con lo de Síntomas de padecer un ataque de homosexualidad, y eso a primera hora vale por todo un día.

    Menorqui:

    Sigo aquí, sí. Y en estos momentos está lloviendo. Falta hacía, oye. ¿Y tú? ¿En Ciudadela?

    Ese de la foto no eres tú. Ni parecido, vamos. Esa piel cobriza de gitano es la propia del hindú, y yo a ti te hago de la minoría blanquita. Ese es vernáculo, auténtico; tú eres diletante, de todos sitios y de ninguno. Además de neurona dispersa y enredadora; y esto te lo digo con verdadero aprecio, incluso admiración; más aprecio del que tú me tienes. Ya te lo dije más de una vez, que tienes alma de artista. Ello también quiere decir que ni Dios te aguanta ni te entiende, y menos cuando te pones a destajo a fumar esos herbazales que tienes en la terraza. O a engullirlos como quien pasta.

    Me alegra saber de ti. Desde hace un tiempo paro aquí, en el bar de Kufisto. Se está muy bien. Se pasa bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mar adentro, frente a la costa..."

      Tiene que haber cada por allí de encender el pelo, al menos por mi parte, yo estaba muy loco por entonces. Esa es de cuando ya estaba vislumbrando la luz al final del túnel.

      Eliminar
  10. No quiero entrar a comentar nada aquí sobre Moa ni sobre su blog. Prefiero hacerlo así por varias razones. Primero, porque lo que él no tolera que se le diga a la cara no lo voy a decir a sus espaldas. Y en segundo lugar, porque este blog es muy probablemente leído por él, y para Kufisto Moa es una persona especialmente importante en su vida. No quisiera que si este blog se convirtiera en un pimpampum contra Moa, este reaccionara baneándole y desenlazando este blog del suyo.

    Así que aun cuando tengo una opinión muy formada tanto de lo que ha sucedido y sucede en ese blog, como de la obra y de la persona de Moa y de su evolución en los últimos tiempos, no diré ni palabra en público.

    ResponderEliminar
  11. Pedro:

    Y el melón, ¿te lo has comido entero?

    Peazo desayuno,oye. "Me he quedado bien"... ¡No lo dudo!

    ResponderEliminar
  12. Pues si hubieras visto el cocido de madre que me acabo de jalar...

    ResponderEliminar
  13. Jajaja... Tenéis buen saque, vive Dios. Yo tampoco me quedo atrás. Pero en los desayunos soy más clasico que Pedro; ya sabes: tostadas con mantequilla y mermelada, zumo o alguna fruta... Lo normal. Lo de Pedro es de vikingos. ;)

    ResponderEliminar
  14. Yo no diría que no a semejante desayuno: soy de los que se levantan con la hambre hecha.

    Pero lo mío ha sido comida. Zumo de naranja-limón-miel y cuatro nueces. Ese es mi desayuno

    ResponderEliminar
  15. Excelente.
    Yo, resfriado terminal con derivaciones bronquiales y no sé qué rollos más... pero como no tengo amigo médico, harto estoy a pastillas y broncodilatadores.

    Suerte que tampoco tengo amigo marino.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Herep, mejórate. Yo ya estoy bien, fue un simple mete-saca.

      No cojo lo del amigo marino...

      Eliminar
  16. Pedro:

    Y el melón, ¿te lo has comido entero?

    Peazo desayuno,oye. "Me he quedado bien"... ¡No lo dudo!


    No, comí poco melón porque este no está tan rico. Pero eso no es nada, hay veces que desayuno mucho más. Es la comida que más me gusta hacer. A veces, ya os digo, incluso de cuchara. En invierno, si hace frío, no tengo ningún incoveniente en desayunar una fabada, y con lechuga o tomate de acompañamiento, y luego queso y café. Después, en la comida, soy más austero. Y apenas ceno: un yogur y un poco de fruta. Por eso me levanto con hambre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco yo soy de cenar, no...Algo para matar la gusa y fuera. Desde que tengo este horario picoteo más que como.

      Eliminar
  17. Doiraje:

    Moa no es rencoroso, no temas por eso. Otra cosa es cómo razona. Muy cabezón. Y en su blog apadrina gente como él o peor.

    El otro día escribí sobre su libro en este blog:

    archipielagoduda.blogspot.com.es/2013/07/la-magnifica-novela-de-pio-moa.html

    Por cierto: hay uno ahí, al final, que me acusa de tener un cacao mental. Luego, después de comer, si me animo, voy a por él. Ya veré.

    ResponderEliminar
  18. "En invierno, si hace frío, no tengo ningún incoveniente en desayunar una fabada"

    Madre del amor hermoso. Y eso en el invierno menorquín. Qué no desayunarías si invernaras en Soria.

    "Después, en la comida, soy más austero" Hombre, no te jode. Si te parece, después de la fabadita de desayuno, para comer te vas a meter entre pecho y espalda unos callos con chorizo o unas patatas a la riojana.

    Menorqui, ¿cómo se gana uno la vida de ultraalternativo?, se ve que bien, ya que estás en un castillo belga. Claro que con esa estampa de latin lover ya podrás; a alguna aristócrata belga te habrás camelado.

    Doiraje, penoso lo de Moa contigo por tu crítica a su novela. Un abrazo.

    Oswald.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...y me juego el cuello a que está delgao.

      Eliminar
    2. Aciertas. Y lo más curioso es no soy un tipo fibroso, al contrario. No sé dónde coño lo meto. Ya me lo decían cuando compartía piso de estudiantes. Joder, entonces sí que comía, y no ahora. Y el caso es que estaba delgadísimo.

      Mi madre era igual: desayunaba, luego tomaba lo que ella llamaba las once, después se sentaba a comer a las dos y comía tanto como el que más, por la tarde merendaba y al final cenaba tanto como cualquiera. Y estaba delgada. Daba gusto verla comer. Seis años tiró por una leucemia (eso sí que fue sufrir, Dios, pobrecita) y nunca perdió el apetito. Ahora, eso sí, ama de casa que no paraba de trabajar. Como decía ella "nunca comí del pan de la ociosidad", cosa que su atrabiliario hijo no puede decir.

      Eliminar
  19. Doiraje, penoso lo de Moa contigo por tu crítica a su novela. Un abrazo.

    Yeeeepa. ¿Qué pasó? ¿Qué pasó? Estamos hablando de algo más serio que un simple chafardeo.

    Oswald, hazme un favor, anda. Entra en esa página, pulsas control+a y lo sombreará todo, después control+c y te lo copiará, y luego, con el cursor ya en la página del correo, pulsas control+v y lo pegará. Toa; toítala página, que no me quiero perder na, ni los anuncios.

    Tengo sospechas de por dónde pudo ir el debate. Siendo Doiraje criticaría alguna falta moral grave. No sé cuál.

    Sácame de estas dudas, Oswald. Ande, sea usté un buen payo, don Lui.

    ResponderEliminar
  20. Pedro, he seguido el encontronazo entre Moa y Doiraje más bien por encima pero creo no equivocarme si digo que pasó esto: Doiraje hizo una crítica negativa pero respetuosa de la novela de Moa, éste se picó, se fueron calentando (más Moa, porque Doiraje es casi versallesco) y la cosa ha acabado mal, con Doiraje abandonado el blog.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  21. Dejemos ese tema ya. No merece la pena.

    Muchas Gracias, Luis/Oswald.

    No, Pedro, no se trata tanto de una falta moral grave, como de que Moa se está creyendo el personaje que se está construyendo de sí mismo. Es algo respetable; es su opción de vida, su forma de poner orden a sí mismo. Pero va tendiendo a la mentira. Y esto no es psicoanálisis; es algo mucho más profundo que todo eso: elige vivir su fantasía en vez de acercarse a la verdad.

    Y como en toda evolución personal hay que tener cuidado con las compañías con las que se anda. Cuando te dicen de una novela mediocre que recuerda a La Divina Comedia porque está estructurada en tres partes (esta gilipollez la dijo Aquilino Duque al reseñarla), y te lo crees, te crees que eres Dante Alighieri y el historiador que ha marcado un antes y un después en la historiografía española, comienzas a tener un problema con la realidad y eso es muy grave.

    ResponderEliminar
  22. Prefiero continuar con el tema gastronómico.

    Yo, por desgracia, estoy entrado en carnes. Supero en poco el 1,70 de estatura y ando entre los 85-90 kilos. No soy un tragaldabas, pero reconozco que me gusta comer. Mi debilidad son los asados, los platos de cuchara y los embutidos. Pero he de restrigirme porque de dar rienda suelta a estas satisfacciones estaría en los 150 kilos. Aparte de que mi estómago ya no es lo que era, pues si me paso ya protesta, cosa que no ocurría antes.

    Soy también de poca cena. Casi siempre con queso. En esto soy como los ratones: me gusta el queso con locura, de todos los tipos, salvo el blanco de Burgos que no sabe a nada. Si alguien me regalara un buen queso manchego curadísimo, de los que pican, me haría más feliz que si el regalo fuera las obras completas de Platón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntado queda...Si me dices donde, te lo mando.

      Eliminar
    2. Gracias, Kufisto, no quiero abusar de tu amistad. Ojalá que algún día lo podamos comer compartiéndolo con todos los que te leemos en tu bar.

      Eso sí, entonces echa el cierre que no quiero estar con tus clientes. ;)

      Eliminar
  23. Kufisto, te necesitan: Mi padre quiere montar un bar sin tener ni idea!! necesito consejos!!

    Te va a dar un ataque de risa cuando lo leas. A ver qué les cuentas:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/emprendedores/454314-mi-padre-quiere-montar-bar-ni-idea-necesito-consejos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído el primer comentario, el que "lo explica todo"...fracaso asegurado.

      Ay, madre...

      Eliminar
  24. Toma, Pedro, para que vaya entrando en calor:

    http://elblogdekufisto.blogspot.com.es/2012/06/el-bulli-estaba-en-madrid.html

    ResponderEliminar
  25. Doiraje

    Bueno, no es un problema grave. Todos vivimos una ficción; no vemos diferentes a como nos ven. A veces somos conscientes de cómo nos ven: si nos gusta lo que creen, aunque sea mentira, dejamos hacer; si no nos gusta lo que piensan de nosotros tenemos dos opciones: tratar de sacarlos del error (lo cual no está mal), pero no insistir, porque entonces es peor; o bien alejarte de esa gente, y cuanto antes mejor.

    Puede ocurrir también que los demás tengan razón y nosotros no. En realidad ¿nos vemos como realmente somos? No. ¿Nos ven como realmente somos? Tampoco. Deducción: no sabemos exactamente lo que somos.

    Sobre la novela de Moa me enrollé demasiado, de ahí que quizá el que me criticó diciendo que tenía un cacao mental lleve parte de razón. Yo tengo claro lo que quería decir; pero no estuve acertado al explicarme.

    Se lo digo ahora en el último comentario:

    Anónimo dijo...

    Este PRIEDE revela un cacao mental peligroso, mezcla todo lo que le viene a la cabeza. Estoy leyendo la novela de Moa por tercera vez y me parece increíblemente buena. Casi coincido con este otro crítico: http://lacuevadeloslibros.blogspot.com.es/2012/05/sonaron-gritos-y-golpes-la-puerta-de.html
    A. L. G.



    Se lo voy a simplificar: tanto si tomas partido como si no, la narrado ha de seducir. Dígame alguien que no sea de derecha al que le haya gustado la novela. Yo no conozco a nadie. Y alguno de izquierda habrá que la ha leído.

    En las cincuenta páginas que lei ningún personaje me sedujo. Y la historia tampoco. Alguien y además tan joven (creo que de clase media, ahora no me acuerdo bien), que ve cómo le matan a su familia y se tiene que esconder en el bosque, es alguien que a partir de ese momento ha de tener una mirada convulsa sobre la vida. Al margen está de que haya personas que reaccionen tal y como el personaje de la novela, que eso es más que posible. Cosas más duras se vieron por ahí y reacciones de más entereza. Pero el lector reacciona ante la tragedia que sufre el joven de manera diferente. Espera de él otras cosas, más que la mera descripción de si siente bien o mal.

    No sigo, porque me dirá que me lío. En fin, no hay más que decir. Para gustos hicieron colores y no tiene sentido debatir más. Usted lo único que ha aportado es una opinión no debatible, totalmente arbitraria: le ha gustado y ya va por la tercera lectura. No tengo más que decir: que la disfrute, como no podía ser menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena esta respuesta, Pedro, y además muy respetuosa. En efecto, alguien que contempla tal atrocidad en la persona de su padre simplemente no puede ser ya como Alberto. Es sencillamemte increíble su reacción. El tratamiento que del dolor humano hace Moa en sus personajes es banal, superficial, literariamente indefendible por paupérrimo, psicológicamente esquizoide.

      Y ya no hablo más sobre esto.

      Eliminar
  26. Del hilo de la burbuja en el que el padre de uno va a montar un bar, me quedo de momento con este comentario del forero "HarryWashello": "En un año, cerrado y regentado por chinos...


    No veo a un matasanos, una comecocos, una publicista, y un hinjeniero haciéndose cargo."

    Si no son los chinos, serán las cadenas de montaditos o como se llamen y demás que tienen jarras de cerveza a 1 €.

    ResponderEliminar
  27. Kufisto

    Me acuerdo de ese hilo. ¿Por qué me lo pasas? A mí me dio pena del tío. Una cena con amigos de 8º. (Qué cosa. Que triste. Qué ridículo. ¿Qué tierno?) Y luego que se acordaba de ti. Ese tío necesitaba, como todos, rememorar su pasado. Daba pinta, ya desde los primeros párrafos, que la vida no le iba bien. Yo he cazado a gente contándome mentiras y le he seguido la corriente para no ponerlo en un apuro. Pero luego no me da risa, sino compasión. Y más en el caso ese que hablas. Bueno, es que un tío borracho, a no ser que lo quieras mucho, y aun así, se hace muy pesado.

    Ahora bien, es posible (tendría que verlo) que el tío, aparte de pelmazo, fuera un vacilón, entonces me acercaría más a lo que tú dices. (estos de la RAE no se enteran: un vacilón no es un guasón ni un burlón; es un chuleta tontaina, presumido, y lo es desde hace cuarenta años).

    Oye, ¿y por qué me has puesto ese hilo?

    ResponderEliminar
  28. Cago en la puta, no me hagáis sufrir más: ¡pasadme ese debate, coño! ¡Qué más os da! Prometo no sacarlo aquí a colación. ¡¡Oswald, por favor te lo pido, envíamelo!!

    ResponderEliminar
  29. Doiraje

    Es verdad, ya no me acordaba de esa atrocidad, que delante de él ve como a su padre le meten un fusil por el culo y lo matan. Y luego lo del resto de la familia.

    Tendría más encaje si el narrador no fuera parte de la tragedia. Esa frialdad, entonces, no solo no estaría mal sino que se agradecería. Pero aun así quedaba el personaje con su sufrimiento, y ni aun así se le ve realmente 'tocado', tocado de verdad. Nadie sale indemne de algo así. Daría mucho más juego si a partir de ese momento comenzara en él la irrenunciable tendencia a cometer crímenes, y luego arrepentirse. O al menos desear cometerlos, aunque fuera en la imaginación. y el choque que le produce con la muerte diaria en los frentes de batalla, muertes tan diferentes a la primera que él tuvo que ver.

    Es que no son creíbles los personajes ni tampoco seducen.

    ResponderEliminar
  30. doiraje dice:
    29 julio, 2013 a las 19:59
    Lamento decirle, D. Pío, que su novela no me gusta. Y no porque sea de baja calidad o de factura defectuosa, sino simplemente porque no es el tipo de literatura por el que me sienta inclinado. Soy, en general, un mal lector de novelas, y la suya me está costando mucho concluirla.

    Mi opinión no tiene mayor importancia; además, se basa en los gustos de uno. Así que no pasa nada.

    He estado un par de semanas de viaje, desconectado prácticamente de todo. No he leído lo que se ha escrito por aquí en estos días. Supe del terrible accidente ferroviario en Santiago y poco más.

    Saludos.


    Pío Moa dice:
    29 julio, 2013 a las 21:32
    Bueno, don Doiraje, en general, a los muy católicos o tradicionalistas la novela no les gusta. Vea por ejemplo estas opiniones de Pablo Sagarra, que ha escrito un libro sobre los capellanes de la División Azul:“Sonaron gritos y golpes en la puerta” -título sugerente y largo- es una buena novela (…). No me he sentido plenamente identificado con el personaje principal, Berto (…) Me parece que no es la primera novela de este autor (ha escrito otra pero no me sale ahora el título y además no la he leído) pero, en todo caso, pienso que aunque la obra es buena, Pío Moa no será recordado por ella si no por otras muchas obras suyas de calidad muy superior, a mi juicio, como su trilogía sobre la Guerra Civil: Los orígenes de la guerra civil; Los personajes de la República vistos por ellos mismos y El derrumbe de la República y la guerra civil así como Los Mitos de la Guerra Civil, La Transición de Cristal, etc.
    Volviendo a “Sonaron gritos y golpes” queda claro con su lectura que Moa es historiador -y bueno-. Eso se aprecia desde el comienzo del relato. La contextualización es magnífica y precisa. Ambienta muy bien aunque a mí me hubiera gustado que la novela tuviera menos diálogos y más descripciones pero eso va en gustos…; tampoco me gustan algunos episodios demasiado poco creíbles porque también es verdad que me inclino más por las historias lo más realistas posibles…, mejor dicho verosímiles y la verdad es que hay algunos pasajes de la novela que a mí me parecen excesivamente aventureros como el asalto a la columna de prisioneros nacionales o la historia de amor en Rusia con la teniente rusa pero como lo anterior es una apreciación muy personal. También considero que sobran algunas fornicaciones”. Los gustos varían mucho. Un periodista conocido me dijo que la novela estaba mal escrita, que quien escribía realmente bien era Juan José Millás. Yo no fui capaz de pasar de la página diez de sus novelas, pero está claro que tiene muchos admiradores.


    doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 14:40
    Por orden:
    # D. Pío

    Bueno, será eso. Aunque no me encuadro en eso que llama los “muy católicos o tradicionalistas”, con un tono un pelín despectivo, me parece. He intentado por mi parte emitir un juicio sincero y respetuoso, que espero no le haya ofendido.

    Comparto algunas de las afirmaciones de Sagarra; aunque no sé si en el mismo sentido. A mí también me gusta lo descriptivo, lo analítico frente al impulso narrador, al suceder imperioso de cosas. Es cierto que hay episodios más que bélicos aventureros, que parecen un tanto fantásticos. Por lo demás, las fornicaciones, más acá de lo moral, no me asustan ni en literatura ni en nada; las que recuerdo en la novela no son gratuitas: simplemente son posibles. Otra cosa es que usted se hubiera detenido en ellas, con dudoso gusto, cosa que no hace. Como Sagarra, mis diferencias son de gustos o tendencias, no esencialmente morales, aunque no deja usted de caer en ciertos tópicos acerca de la juventud y la madurez (en la primera parte parte hay una cierta idealización de la juventud en las personas de los protagonistas principales frente a diferentes tipos de la necedad en aquellos que pertenecen a generaciones precedentes).

    En cualquier caso, es una novela que sería muy fácil llevar al cine por su elevado ritmo y la marcada personalidad de los personajes principales.

    (...)

    ResponderEliminar
  31. Pedro, fíjate lo que escribe en el hilo de hoy Moa que titula "Los motivos de Alberto":

    "El caso de Alberto es claramente distinto: el trauma familiar y personal fue tan duro que, a pesar de su espíritu inquieto, optó finalmente por una vida lo más normal posible, familiar y profesional. Mediocre pero razonablemente feliz. Justo lo contrario del caso real que sirvió de inspiración a la novela, en la que un joven romántico e idealista al principio termina bebedor, mujeriego e infiel (así me lo han contado, al menos)."

    Es evidente que se equivocó. Lo que era novelable por real es la persona verdadera que sufrió semejante mosntruosidad. Si tú ves que matan a tu padre de esa forma, y los asesinos se marchan riendo, lo normal es que acabes siendo un alcohólico y un putero, como poco.

    ResponderEliminar
  32. Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 19:01

    Don Doiraje parece algo picajoso. Por supuesto, no me ofendo de que a alguien no le guste mi novela, ni lo de los católicos y tradicionalistas iba en tono despectivo. Simplemente constato una realidad. Obviamente a los seguidores de Millás o de Javier Marías, que tampoco se distinguen por su catolicismo, también les gustará muy poco mi novela, por causas distintas. Y con todo derecho, por otra parte. Ahora bien, si se explican las razones, dentro de lo difícil que es reducir los gustos a razones, pues siempre se pueden suscitar discusiones de interés.


    doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 19:34
    # D. Pío

    No sé lo que caracteriza al español de hoy, D. Pío, en cuanto a su expresión cultural. La decadencia que padecemos deforma notablemente nuestra identidad, aquella que construímos a lo largo de los siglos. Si atendemos aquella, España se caracteriza por ser una patria de poetas, pintores, soldados y santos. Y ello hasta hace apenas ochenta años. No está nada mal. Es cierto que en la España de hoy poco queda de aquello. Nuestra literatura es mediocre, como nuestro arte, como nuestros militares y como nuestro catolicismo. Y aunque nuestro pésimo sistema de enseñanza o educativo está implicado directamente en tan colosal fracaso, lo cierto es que aquel no es más que el enésimo reflejo de una degradación moral desconocida en estos lares ni por su extensión ni por su profundidad.

    Lamento parecerle picajoso, D. Pío. Más picajoso le hubiera parecido si me pongo a analizar razonadamente su novela. Y no quiero hacerlo porque es su primera novela; porque ha puesto mucha ilusión en ella; porque no debe conceder mayor valor a mi opinión; y, en definitiva, porque usted es en esencia un historiador, no un literato.


    Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 20:13
    Bueno don Doiraje, gracias por perdonarme la vida. Hay también otras opiniones, como esta:

    @vicvalladolid Sobre Felipe II: http://www.youtube.com/watch?v=_x-AOyFnTqY Bien entendido que me parece muy bien que exponga usted aquí sus opiniones, que le agradezco.
    Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 20:14
    Perdón, ha sido un error. El enlace es este: http://vinamarina.blogspot.com.es/2012/07/una-novela-dantesca.html


    (...)

    ResponderEliminar
  33. doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 20:41
    De acuerdo, D. Pío, su novela es excelente. No he leído cosa igual. Me recuerda al mejor Cervantes. ¿Mejor así?

    Y perdóneme por creer que le perdonaba la vida. Sin duda, la reseña de Duque es extraordinaria y está en lo cierto.


    Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 21:30
    Me alegro que haya cambiado de opinión sobre la novela, don Doiraje. En fin, fuera bromas, usted puede extender aquí sus opiniones y razonarlas todo lo que quiera, este es un blog libre. De hecho Manuelp y otros han expuesto opiniones poco favorables a ella. Lo bueno es cuando se pasa de “me gusta”, o “no me gusta”, que es lo que se queda casi siempre, a un intento de explicar ese gusto o disgusto, que es más interesante y propio de un blog de cierto nivel. Pero las expresiones condescendientes sobre si soy un literato o no, sobran. Así que si quiere analizarla a fondo, adelante, que desde luego no me va a ofender, al contrario.


    doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 22:06
    Vamos a ver. Entiendo que para usted su novela posea una importancia muy grande en su vida, siquiera sea como escritor. Para mí es una obra muy secundaria con respecto al resto de su obra, incluso a la de sus relatos de viajes.

    Entiendo también que usted necesitara y necesite como escritor o como intelectual, es decir, como genuina persona que busca, que busca entender y entenderse, otra forma de expresión, de aproximación a la verdad. Ello es encomiable; pero no por ello hemos de dar por bueno el resultado de la misma, ni como proceso (la novela en sí en cuanto a su calidad) ni como tesis (la visión del hombre que se trasluce en la misma). Incluso si esta expansión de su espíritu se debe en no pequeña proporción a cierta vanidad personal, ello no sería criticable si los resultados fueran positivos.

    No puedo valorar la totalidad de la novela porque no la he leído por completo; sólo su primera parte, es decir, unas doscientas páginas, lo que supone un tercio de la misma, aproximadamente. Pero de lo leído, y SEGÚN MI PARECER:

    1.- Los personajes carecen de interés y en muchos aspectos no son creíbles.

    2.- En todo caso, el análisis de los mismos es superficial. La descripción y el análisis de los afectos queda despachado en pocas palabras, mediante un discurso convencional y literariamente paupérrimo, debido a la preferencia absoluta por lo narrativo y por el ritmo de los hechos que se suceden.

    3.- La historia tampoco me resulta especialmente atractiva. Lo bélico a veces se traduce en lo aventurero, y lo aventurero directamente en lo peliculero.

    4.- Está escrita con corrección, lo cual significa que su factura es buena pero sin personalidad.

    5.- La visión del mundo y del hombre tampoco me resulta sugestiva, pues no aporta nada como reflexión intelectual. En este sentido es una obra de su tiempo.

    En definitiva, una obra mediocre.

    ResponderEliminar
  34. Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 22:38
    Don Doiraje, sigue usted siendo algo insolente y arbitrario suponiendo lo que yo creo o dejo de creer o querer sobre la novela. Sus consideraciones previas a sus juicios sobre la novela sobran por completo y son bastante maleducadas. Y luego sus juicios son simples afirmaciones que no se sustentan en otra cosa que en ellas mismas, lo cual no anima a tomarlas en mucha consideración. Comprenda usted que me resulten, y creo que resultarán a cualquiera, mucho más fiables los comentarios mejor detallados y razonados de un premio nacional de literatura o de intelectuales como Carlos López Díaz, entre otros. Ya sabemos que en cuestión de gustos hay para todo, pero, como le decía hay una diferencia entre las simples afirmaciones y un mínimo análisis.


    doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 23:23
    En fin, D. Pío, lamento la impresión que le estoy causando por su imperativo mandato de emitir un juicio sobre sobre su novela. No siento que he sido maleducado con usted en ningún sentido ni en ningún momento, sobre esta cuestión ni sobre ninguna otra. Respeto sus sentimientos, por supuesto, aunque los considere infundados. Reitero que entiendo la susceptibilidad lógica que provoca el hecho de que enjuicien la propia labor, pero si insiste en saber lo que se piensa sobre ella, luego no se ponga a la defensiva.

    Por supuesto, yo no soy nadie. Escribo esto anónimamente, ni siquiera con mi firma. Más comparado con los ilustres reseñadores en los que se apoya y le apoyan. Nada que alegar.

    ¿Qué quiere saber? ¿Por qué me parece poco creíbles los personajes, poca atractiva la historia, la naturaleza de su estilo…? ¿Acaso cree que son mucho más razonadas las reseñas que usted cita? Dejémoslo aquí. Y crea en lo que quiera creer. No pasa nada.
    Pío Moa dice:
    30 julio, 2013 a las 23:56
    Bueno, Doiraje, vamos a dejarlo porque desbarra usted cada vez más y ya me resulta fastidioso. Buenas noches,
    doiraje dice:
    30 julio, 2013 a las 23:58
    Buenas noches, D. Pío.


    FIN

    ResponderEliminar
  35. Por favor, Pedro, cuando Kufisto te pase el debate, intenta abstenerte de comentar aquí nada.

    Hegemon está intentando atacar el blog de kufisto diciendo que Oswald eres tú porque Luis o pone a parir. Cuidado, no caigamos en lo que describía yo antes.

    Por mi parte, escribas tú o cualquiera lo que sea sobre este tema, mi respuesta será el silencio.

    ResponderEliminar
  36. Y si le molesta a Doiraje solamente es necesario que lo diga para que lo borre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que es lo que tenía que haber hecho antes, pedirle permiso, pero ya está hecho.

      Eliminar
  37. No olvides, Kufisto, la última parte en la que me viene a decir que soy un niño y un loco. Es entonces cuando le digo hasta aquí hemos llegado.

    ResponderEliminar
  38. No pasa nada. Al fin y al cabo, lo escribes aquí porque Pedro no puede acceder al blog.

    ResponderEliminar
  39. Kufisto, muchísimas gracias.

    Y la censura de no poner lo que cuenta Doiraje, lo de "niño y loco", me obliga a decirte que mereces la pena de muerte, por censor, pero también que eso te honra.

    ------------------------------------------------

    Joder, el debate es vivo donde los haya, mejor de lo que yo pensaba, y pensaba que era muy bueno, de ahí que me angustiara el que no me hicierais caso.

    ------------------------------------

    Doiraje:

    Me alegro de que coincidamos en el juicio de la obra. Has explicado lo que yo quería decir mucho mejor que yo, uno porque te has leído doscientas páginas y yo solo cincuenta, y otro porque sencillamente lo expones con mucha más agudeza, y sin deambular de aquí para allá con impresiones imprecisas, tal y como yo hice. Pero verás que coincidimos en mucho.

    Otro con el que coincido plenamente, pero totalmente, al cien por cien, es con Sagarra, y tanto tú como él sois creyentes y seguramente practicantes, yo soy ateo y voy camino de cuarenta años de ateísmo (que a mí me atizó de muy crío, por influencia de uno de mis hermanos). Así que Moa debería prestar más atención, porque los juicios proceden de personas con diferentes ideas, ideologías y creencias. Incluso de diferentes perspectivas profesionales, ya que Doiraje trabaja la psicoterapia y Sagarra conoce a fondo el mundo del clero y por si fuera poco, del clero castrense.

    Cuánto me alegra leeros. Porque es que llegué a tener dudas. De estas cosas, como de tantas, pero sobre todo de cuestiones estéticas y literarias, nunca se puede estar seguro, y ya andaba yo con dudas de si quizá había leído mal, cosa que a veces pasa, porque en una primera lectura no pillas el lado por el que has de mirar. Me extrañaba, pero bueno, tampoco era difícil equivocarse.

    Moa es picajoso, sí. Yo no le doy más importancia porque yo también lo soy. Aquí no, no hay motivo, pero en su blog me excedí, (aunque hay gente allí para echarle de comer aparte. Gente que solo puede acampar allí). Pero me pasa también en la Burbuja, así que si digo que Moa es picajoso es porque me conozco bien.

    Ha sido él quien se ha salido de madre, ya desde el principio, con lo de don Doiraje. Además has hecho tus juicios, bien expuestos, detallados, razonados, que no eran meras opiniones, tal y como él dice.

    En resumen: coincido con Sagarra, y contigo, y en esto coincidimos los tres: Moa será reconocido (salvo mala fe) por sus tres magníficos libros (que no son pocos), además impecablemente escritos en cuanto a su prosa, pero no será recordado por su novela.

    No sé por qué coño se pica. ¡Pero si hoy novelas las publica cualquier gilipollas o perica ociosa que no sabe que hacer! Publicar una mala novela es tanto como perder una partida al billar ¿eres profesional del billar? No. Entonces qué coño más te da. Sería tremendo si su próximo libro de historia fuera al uso, a lo Reig Tapia. ¿Ha ocurrido eso? No. ¿Qué pasó? Que escribio una mala novela. Joder, cualquiera diría que la familia lo echará de casa si se entera. Qué cosas, oye.

    ResponderEliminar
  40. Es que no lo he encontrado, palabra, eso de "niño y loco"

    ResponderEliminar
  41. Y lo de niño y loco que te dijo, a mí, la última vez, me llamó perturbado, cosa que luego Jéguel, su mastín, el herrado centauro, el Potro del Naranco, no dejaba de usar: el perturbado para aquí, el perturbado para allá. Di tú que yo con esas cosas disfruto mucho. Aunque no disfrutaba tanto ver cómo, y desde siempre, les dejaba decirme de todo y a mí me borraba aunque ni siquiera los insultase.

    Pero bueno, agua pasada no mueve molino, y menos aun cuando no puedo ni volver por allí. Tanto mejor. Yo tampoco estoy contento de lo que hice en ese blog. Perdí mucho tiempo en discusiones inútiles. Demasiado. La Burbuja está mucho mejor y también empieza a cansarme, aunque he de reconocer que estoy enganchado, que tengo mono.



    ResponderEliminar
  42. Hegemon está intentando atacar el blog de kufisto diciendo que Oswald eres tú porque Luis o pone a parir. Cuidado, no caigamos en lo que describía yo antes.

    ¡Jéguel! ¡Arre pa la cuadra! ¡Arre! ¡Arre!


    ¡Ti vi a poné una vela negra que ti va a cagá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo. Me llevo bien con Hegemon aunque tengamos poco en común. Pero fue el único que estuvo a mi lado en un asunto bastante fastidioso. Y yo no olvido esas cosas.

      Eliminar
  43. Doiraje

    Desde luego que el personaje de Alberto, el real, daba muchísimo más juego. Menudo conflicto: idealista y romántico (y ese espíritu nunca muere) frente a un hecho tan brutal.

    ResponderEliminar
  44. Yo conocí a dos mujeres que se quedaron bastante p´allá al ver cómo los milicianos mataron a sus padres y a dos hermanos varones. Ellas eran niñas. Y en el bando del frente popular, a una mujer que le mataron a sus cinco hermanos varones.

    ResponderEliminar
  45. Kufisto, me acabo de fijar por primera vez en mi vida que justo debajo del recuadro donde escribimos en este blog, junto con los botones de "publicar" y "vista previa" pone "suscripción por correo electrónico". Eso qué coño quiere decir, que si te suscribes ¿me mandas la revista del blog a casa? jaja.

    Ya sabes: "estoy suscrito al círculo de lectores, al club de golf(os) y al blog de kufisto. Sí, ¿qué problema tienes?" jeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni puta idea.

      Supongo que te mandará cada entrada a nueva a tu correo, pero no lo sé.

      Eliminar
  46. Kufisto

    Da una pasada por aquí que se soltó Violeta la Burra.

    ResponderEliminar
  47. Para Arcángel (del blog de Moa):

    Dice que le he decepcionado. Lo lamento. Si quiere conversar conmigo tiene mi email y este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él ha decepcionado a muchos más. Pensar que en su día, mientras esos mangutas que protege discutían de las cosas más peregrinas, yo buzoneaba con panfletos de los Peones Negros y la Defensa de la Constitución que Moa redactó... Qué tonto fui. Y la broncas que me gané. Hubo una perica mal cincuentañada y gafapasta que me fue insultando toda la calle. Incluso paré a un coche de la policía para que la hiciera callar y le tomara el nombre para ponerle una denuncia. Y la tía gritando en medio de la calle, llamándome facha.

      Y esos zoquetes ahí, que no salen de ahí ni leen otra cosa que no sea Libertad Digital. Y él apadrinándolos.

      Y pretendía organizar un grupo crítico. Se lució, desde luego.

      Todo blog está hecho a la medida de su dueño. El blog o los blogs de Moa están hechos a la medida de Moa. Él es el único responsable del nivel manolete-hegemónico que allí se impone. Que le vaya bien.

      Eliminar
    2. Parece ser que Manolete también ha abandonado el blog con cajas destempladas. No sé con quién se habrá peleado.

      Oswald.

      Eliminar
    3. Se fue en solidaridad con Doiraje. Doy fe de ello.

      Eliminar
  48. Las gallinas que se van, por las que entran, Menorqui, no lo pienses demasiado.

    Creo que era algo así: "¡Las gallinas que entran por las que van saliendo! Ay Señor, llévame pronto.

    Qué bien estuvo aquello de Mota.

    ResponderEliminar
  49. Estoy repasando ahora el debate de Doiraje y Moa, y me hace gracia. Moa conmina a Doiraje a que se explique. Doiraje se explica:

    1.- Los personajes carecen de interés y en muchos aspectos no son creíbles.

    2.- En todo caso, el análisis de los mismos es superficial. La descripción y el análisis de los afectos queda despachado en pocas palabras, mediante un discurso convencional y literariamente paupérrimo, debido a la preferencia absoluta por lo narrativo y por el ritmo de los hechos que se suceden.

    3.- La historia tampoco me resulta especialmente atractiva. Lo bélico a veces se traduce en lo aventurero, y lo aventurero directamente en lo peliculero.

    4.- Está escrita con corrección, lo cual significa que su factura es buena pero sin personalidad.

    5.- La visión del mundo y del hombre tampoco me resulta sugestiva, pues no aporta nada como reflexión intelectual. En este sentido es una obra de su tiempo.

    En definitiva, una obra mediocre.


    Moa lo toma como ofensa, como algo personal, cuando resulta que Doiraje solo hace la crítica que le exige.

    Moa:

    Don Doiraje, sigue usted siendo algo insolente y arbitrario suponiendo lo que yo creo o dejo de creer o querer sobre la novela. La crítica no puede eludir eso: las relación entre las pretensiones del autor y los resultados Sus consideraciones previas a sus juicios sobre la novela sobran por completo y son bastante maleducadas. Las consideraciones previas son de otros comentarios a los que Moa ya había respondido, pero no de este último, donde hay crítica exclusivamente a la obraY luego sus juicios son simples afirmaciones que no se sustentan en otra cosa que en ellas mismas, lo cual no anima a tomarlas en mucha consideración. Bueno, tampoco iba a desmenuzar al personaje metiéndose en sus diálogos, tal y como hago yo aquí. Doiraje dice que no se los puede creer y por qué Comprenda usted que me resulten, y creo que resultarán a cualquiera, mucho más fiables los comentarios mejor detallados y razonados de un premio nacional de literatura o de intelectuales como Carlos López Díaz, entre otros. Pues entonces haber empezado por ahí. ¿Es usted premio nacional de literatura? Si no es así juega usted en tercera división, con lo cual su juicio merece menos consideración.

    ResponderEliminar
  50. El humor de Mota es manchego. Extremadamente manchego. Utiliza mucho el lenguaje, lo pervierte, pero ej que ej así, en serio, aunque contenga exageración para reforzar el efecto.

    Somos como esos españoles de los que hablaba Napoleón, criticones con su patria pero implacables con el extranjero que hable mal de ella.

    Nos hace poca gracia que se rían de nosotros, pero si es de los nuestros...nos reímos con él.

    Así ej.

    ResponderEliminar
  51. Qué largo lo de Aquilino Duque. Entre tanta palabra su cuela un párrafo crítico que el novelista no debería olvidar.

    Donde la novela flojea a mi juicio es en aquellos pasajes, bien sea en las tertulias madrileñas de trasguerra o en los longs loisirs de las trincheras, en que se trata de razonar lo que pasa en el mundo o lo que a cada cual le pasa por la cabeza, lo cual da al relato un tono de novela pedagógica, de diálogo ilustrado en el mejor de los casos y, en el peor, lleva a una confusión de los tiempos, en cuanto que se habla en los “cafés de artistas” de Madrid con una desenvoltura que sólo sería posible quince o veinte años más tarde, aparte de que en esos antros siguen teniendo la batuta los grandes pícaros y bohemios de nuestras letras, por mucho tiempo que lleven criando malvas. Esto es peccata minuta en una obra cuya gran enseñanza no está en la moraleja dialogada, [es decir: que los diálogos no son creíbles. Justo lo que yo decía, esto es: que a los personajes se les nota que han leído a Pío Moa, o cuando menos piensan igual que él] sino en los hechos y en los comportamientos. [En esto último, en los comportamientos, también discrepo. No puedo hablar más que del protagonista, porque solo leí cincuenta páginas, pero sí puedo decir que no se comporta frente a los hechos con el sufrimiento que conllevan. Alberto no lucha contra sí mismo, jamás duda sobre qué lugar ocupará en el mundo tras ver y padecer lo de su familia. Ni un instante.]

    ResponderEliminar
  52. Oswald

    Parece ser que Manolete también ha abandonado el blog con cajas destempladas. No sé con quién se habrá peleado.

    Bueno, ya lo abandonó muchas veces. Que yo recuerde, tres. La última porque dijo que no aguantaba mi presencia, y eso que bien me cuidé esa última vez de no insultarle, pero sí de contestarle a tono con su soberbia, que no es poca. Dijo que se iba porque no aguantaba mi tono ni mi mala educación, después de zaherirme o responder a lo que yo colgaba con sus habituales cuatro renglones, y convencido de que me rebatía.

    Les molestaba todo, especialmente no mis comentarios sino las noticias que no les gustaban, que nos les encajaban en su liberalismo ridículo. Según ellos todas eran conspiranoicas. Daba lo mismo que fueran de economía, política, de guerra en Oriente Próximo. Es que llegaban al extremo de culpar a Gadafi de todos los males, mientras se masacraba y se saqueaba a los libios con el mayor de los descaros. "Enemigos de occidente", nos decían. Lo mismito Moa, claro.

    En fin, para qué seguir perdiendo el tiempo. Ya perdí bastante allí.

    ResponderEliminar
  53. Se fue en solidaridad con Doiraje. Doy fe de ello.

    Ah, bueno, entonces eso habla bien de él. Sí, Manuelp valoraba mucho a Doiraje, y su amistad con él.

    Yo con Doiraje tuve siempre una distancia sideral por cuestiones de religión, pero he de decir que siempre alabé sus explicaciones, tan bien expuestas, su prosa tan clara, tan diáfana, lo cual refleja también claridad de ideas.

    Es que a mí me hacían perder la cabeza el Gaditano y el Hegemon. Y como me doy cuerda solo, luego la cagaba con todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Doiraje escribe muy bien. Y encima se le entiende.

      Eliminar
  54. Sí, manuelp, Manuel para mí (y bien merecido tiene también el tratamiento de D. Manuel), se marchó para apoyarme y reflejar así su desacuerdo con la actitud desproporcionada de Moa.

    Le estoy muy agradecido por ello. Y no solo por esa muestra de solidaridad para conmigo, sino por el esfuerzo que sé que le supone no participar en un blog de historia y de un autor que respeta mucho (sin mostrar la fidelidad perruna e infantil de algún otro). Pero creo que esta vez, por pura integridad moral, no va a volver. Sí, manuelp, Manuel, es D. Manuel, todo un hombre.

    Seré muy discreto porque Manuel es hiperdiscreto en cuanto a su vida personal, así que respetaré estrictamente su privacidad. Manuel tendrá sus defectos como los tenemos todos, yo el primero. Pero ha sabido evolucionar. Primero, ya no es aquel liberal con el que casi formaba un tándem con Hegemon. Está de vuelta de toda esa patraña, desengañado y harto. Y sobre Hegemon más vale que no diga aquí lo que piensa de él, en sintonía perfecta con lo que piensa Pedro, sin ir más lejos.

    Por otra parte, aun siendo agnóstico, se ha abierto al misterio de Dios de un modo como por ejemplo Moa es incapaz de hacerlo, con mucha más profundidad, madurez y gravedad. Es cierto que en él adopta la forma de recuperación de la noción de patria en el pensamiento político (está leyendo a José Antonio), lo cual vuelve a alejarle de Moa en el terreno de las ideas, pues este considera este tipo de acercamiento propio de ultras descerebrados, como el liberal sobrevenido que es hoy.

    Desde aquí un abrazo de todo corazón a mi amigo Manuel, D. Manuel.

    ResponderEliminar
  55. Pero ha sabido evolucionar. Primero, ya no es aquel liberal con el que casi formaba un tándem con Hegemon. Está de vuelta de toda esa patraña, desengañado y harto.

    Vaya, eso no me lo esperaba. Me alegro de que haya abandonado el cretinismo de Huerta de Soto, que es algo así como la ideología del contable, donde lo único que importa es que las cuentas cuadren. Como si la economía pudiera darse al margen de la economía política. Mira que se lo dije veces, pero hay muchas cosas que uno tiene que verlas por sí mismo, de alguna manera interiorizarlas, y eso requiere tiempo.

    Es cierto que en él adopta la forma de recuperación de la noción de patria en el pensamiento político (está leyendo a José Antonio), lo cual vuelve a alejarle de Moa en el terreno de las ideas, pues este considera este tipo de acercamiento propio de ultras descerebrados, como el liberal sobrevenido que es hoy.

    ¡Juassss! ¡Cuando se entere De Elea!

    Yo ahí estaría en una posición más cercana a Moa, porque introducir materias espirituales en la política es muy peligroso, y José Antonio, como los tradicionalistas y los fascistas (aunque José Antonio no era propiamente fascista), iba en esa línea.

    Ahora no recuerdo si se lo escuché a Agapito Maestre o a Gabriel Albiac: "El comunismo es la politización de la literatura; el fascismo la poetización de la política". Un ejemplo:

    http://www.youtube.com/watch?v=fFEma_2PAGg

    Mira, Doiraje, yo el catolicismo lo defiendo como moral, pero hay que reciclarlo. De no ser así acabará como estos o en una carroza de Gallardón, porque lo del lobby gay en la Iglesia es de escándalo. Luego si quieres te paso un texto donde se analiza el por qué se cargaron a Benedicto XVI. Conste que en Heterodoxias ya apunté esa posibilidad:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/politica/454364-colapso-de-egipto-y-irresponsabilidad-personal-que-fomenta-islam.html

    Esto te va a gustar. Y si alguna degradación demostramos es que un medio ruso esté haciendo en Iberoamérica lo que debería ser labor nuestra labor. Esto te va a encantar, y voy a ver si lo cuelgo en la Burbuja cuanto antes. Ya colgué de este autor otro capítulo de su blog. Estos dos últimos son muy elocuentes: el catolicismo defendía la igualdad de los hombres; el protestantismo, por contra, aplicó sobre los indígenas la leyes israelitas del Antiguo Testamento. Y así como exterminaron a los filisteos y otros pueblos, así lo hicieron sus acólitos protestantes, siguiendo la palabra de Dios al pie de la letra, tal y como desea que hagamos el evangelista y rockabilly de Vallecas.

    Lajos Szaszdi creo que es de origen centroeuropeo, pero es puertorriqueño. Va por el capítulo XI. Me los he leído todos y son extensos. Es una lección de historia que aquí se niegan a divulgar, porque según Sorayita la historia no sirve de nada (que se lo pregunten a los separatistas, pero como estamos en manos de liberales a lo Romanones, pues así nos va)

    En este sentido quiero enfatizar la influencia ejercida por el 'Viejo Testamento de la Biblia' tanto sobre los ingleses protestantes que colonizaron las Trece Colonias británicas de Norteamérica como sobre los estadounidenses angloamericanos que expandieron las fronteras de los EE.UU. hacia el oeste norteamericano. Esta influencia bíblica examinada influenció de manera negativa a los anglosajones tanto británicos como estadounidenses en sus tratos hacia los indios americanos, llevando a cabo una política de exterminio y expulsión contra los nativos en imitación de la forma como los antiguos israelitas exterminaron y destruyeron a aquellos pueblos cananeos y otros grupos semitas que ocupaban la tierra de Canaán, región que los israelitas consideraban su “tierra prometida” y que para tomarla la conquistaron a sangre y fuego a través de campañas militares genocidas.


    http://actualidad.rt.com/expertos/dr_lajos_szaszdi/view/103705-espana-imperial-eeuu-historia


    ResponderEliminar
  56. Pedro, recuperar la noción de patria implica una recuperación de una moralidad ya perdida, o casi. Y en España especialmente esto acerca a posiciones en las que la religión o lo trascendente cobra de nuevo sentido. Manuel no es que crea en Dios, sino que va encontrando estos nexos con nueva fuerza, nexos que antes conocía de un modo más intelectual o distante, por así decir. Así me parece su evolución, que considero magnífica.

    Sí, es evidente el influjo del protestantismo en el modo de relacionarse con los pueblos que iba dominando, más relacionado con la explotación que con la inculturización que ejercieron los españoles en América.

    ResponderEliminar
  57. (I)

    Esto que os paso os va a gustar. Bueno, es meter política en el bar, pero por una vez... Y os va a gustar, seguro.

    Es un texto que ahora no sé de dónde viene. Cita a su vez otro texto de Josep Pla donde el de Palafruguell, que estaba de cronista en Madrid (excelentes sus crónicas, El advenimiento de la república es lo mejor que se ha escrito de aquella época, in situ) charla durante un momento con José Antonio.

    Fijaos que a veces cuatro renglones son suficientes para derrumbar toda una historiografía sectaria y que se mantiene durante décadas. Veréis que José Antonio en nada se parece a tantos renombrados falangistas ni a lo que de él nos llevan vendiendo durante décadas: el ideólogo de los puños y las pistolas, que además lo dijo dejando claro que 'pronto llegaría el momento en que no quedaría más solución que la dialéctica de los puños y las pistolas, que por otra parte sus adversarios políticos venían usando contra ellos desde hacía largo tiempo.

    Incluso tenía alguna amistad con Lorca. No es de extrañar: Lorca, como José Antonio, era un señorito; ambos tenían don de gentes y eran cultos. Incluso una apariencia física agraciada y muy parecida.

    Ambos tuvieron un final trágico. Lorca vio muy bien en manos de quién estaba aquel Madrid de 1936. Por eso huyó. Desgraciadamente se acabó metiendo en la boca del lobo. José Antonio fue detenido, juzgado y absuelto, porque era tal su magnetismo y bonhomía, que el tribunal, a pesar de quien era y lo que significaba, quedó hechizado por sus palabras y su compostura, propia de un hombre templado, inteligente, cuya valentía nada tenía que ver con la del varón cojonudista hispano tan celebrada; por el contrario, cabía verlo dentro de ese ideal de hombre lleno de hombría: honesto, sincero, valiente, sin un mal gesto, desprendido, carente de rencor.

    Conversación entre José Antonio Primo de Rivera y Josep Pla

    En la redacción del diario El Sol, allá por los años treinta, se organizaba una tertulia antes de cenar, a la que asistía lo que José Ortega y Gasset llamaba "la masa encefálica de la nación";
    [Anda que no hizo burlas Indalecio Prieto con eso: "ahí va la masa encefálica", decía en el Congreso cuando Ortega iba o venía] tales componentes de la inteligencia viva eran: Ortega y Gasset, Miguel de Unamuno, Ramiro de Maeztu, Salvador de Madariaga, Américo castro, Ramón Pérez de Ayala, Eugenio Montes, Pedro Mourlane Michelena, Manuel Aznar y algunas veces José Antonio Primo de Rivera.

    En una ocasión en la que estaba presente en la tertulia, Josep Pla, a la sazón cronista parlamentario en Madrid, tuvo un encuentro con José Antonio, futuro fundador de Falange Española, que transcribe en su obra Darrers escrits (Últimos escritos).



    ResponderEliminar
  58. (y II)

    "Un día me dijo José Antonio Primo de Rivera:

    —Usted es catalán. Todo lo que sé lo aprendí leyendo en la Biblioteca de Cataluña, siendo mi padre capitán general de su país... Le habrán dicho —continuó— que yo quiero hacer un partido como el fascista italiano o el nacionalista alemán. Todo esto es falso. Yo pretendo hacer un partido de este país, patriota, unido y eficaz. Éste sería mi ideal.

    —¿Y cómo va su partido?

    —Va regular. En esta península todo es regular.

    —¿Cuál es su máximo problema en este momento?

    —Creo que yo no debería dirigir el movimiento que se está formando.
    [la negrita es mía] Yo soy muy pobre, un abogado sin pleitos y un fracasado sentimental, pero creo que el movimiento lo debería dirigir una persona que no fuera hijo de un general, que no tuviera un apellido y un título nobiliario.

    —Aznar me ha dicho que es usted muy sentimental. Que cuando le dan un disgusto o lo da, queda usted muy pasmado y debilitado. En esta clase de política hay que pasar por encima, pasar...

    —¿Tiene usted interés por mi política?

    —Muy poco, escaso. Su movimiento es vitalista, ilusionista, iluminista, complejo, febricitante. Yo soy un pequeño propietario rural, lo seré cuando mueran mis padres. Lo que me obsesiona es la contribución que cada trimestre pone el Estado, que es un Estado sin eficacia. Yo soy partidario de la época boba que implantó Cánovas (Antonio Cánovas del Castillo) después de la locura liberal y anárquica y del carlismo del siglo pasado. A mí me convendría la paz, la calma, la inanidad...

    —Cánovas, en su inanidad, murió asesinado. Yo seré detenido y... —una pausa.

    —Diga, diga...

    —No, es hora de ir a cenar con estos intelectuales tan académicos, agudos e insignificantes".

    Josep Pla remata el recuerdo de esta conversación, tan sugerente en la lejanía, con esta coletilla:

    "El señor Primo de Rivera es una de las personas que conocí en Madrid más elegantes, cultivadas, apasionadas y desplazadas. Siempre que hablé con él me produjo un efecto extraordinario".

    (Josep Pla, Darrers escrits, Tomo 44 de las Obras Completas de J. Pla, pp. 174-175. Juan Maciá Mercadé, 6 de octubre de 1934: Prólogo barcelonés a la Guerra Civil. Las once horas del Estat Catalá. Epígrafe: El periodista Josep Pla y el diputado que comprendía a Cataluña. Tomado de Revisión de la Guerra Civil española, pp. 98 y 99, Ed. Actas.)


    No va la dirección

    http://esunmomento.es/contenido.php?recordID=245

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien así (como este Jose Antonio) en aquella época y aquel país sólo podía terminar como le terminaron.

      Y hoy le pasaría algo parecido o peor.

      Pla sabía que esto no tiene arreglo, Jose Antonio también, pero no se lo quería creer: corazón débil.

      Eliminar
  59. http://www.youtube.com/watch?v=Jw1XTQQqY8Q&feature=share&list=FL-BXX3maKJnzi5P_KHs4tXQ

    y después veis el vídeo en cuestión:

    http://www.youtube.com/watch?v=LrUvu1mlWco

    Más de ciento sesenta millones de visitas en apenas dos meses.

    No hay solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kufisto se abrió hace tiempo un hilo en Burbuja con este título: ¿quién manda realmente en EE.UU.? Y el gran Jesús lo dijo dijo (valga la redundancia) con brevedad, concisión y precisión: Satán.

      Hasta mañana.

      Oswald.

      Eliminar
    2. PERO BIEN SEGURO, que escribiría Jesús lo dijo.

      Grande. Pincho todos sus hilos. Mítico el del comandante de la flota inter-galáctica.

      Y tiene razón, qué coño.

      Eliminar
  60. Matización: el tribunal no lo absolvió. Quiso hacerlo, pero la orden vino de Madrid. Ahora no sé dónde coloqué la página donde relataba ese trajín y esa disputa entre el tribunal y las órdenes recibidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de malvados eran gilipollas. Si los rojos hubieran liberado a José Antonio y le hubieran mandado a la zona nacional, le habrían creado a Franco un problema de cojones. Pero como siempre han sido tan listos, crearon un mártir.

      Oswald.

      Eliminar
  61. http://www.youtube.com/watch?v=5bBzuvDb-qk#t=23

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, Kufisto, me has dejao pasmao. Ni Joaquín Reyes y compañía en sus fantasías más bizarras.

      Menos mal que el gordo no se ha quitado los gayumbos, que me lo estaba yo temiendo.

      Oswald.

      PS: aparecía por ahí Los mundos de Yupi. ¿Fueron los mundos de Yupi un símbolo de la decadencia del felipismo? ¿Yupi era un yupi?

      Eliminar
    2. El mío fue Espinete, incluso me obligaron a verlo en directo, creo que me eché a llorar, ya por entonces tenía un alto sentido estético. Puta mierda.

      También fui conducido hacia Torrebruno, teníamos enchufe, creo que también lloré. Era un hijo de la gran puta, enano y con cara de malo.

      Hasta mañana.

      Eliminar
  62. Por lo que leí, sí, manuelp se fue en solidaridad con doiraje, tal como habéis explicado. También me pareció que estaba bastante hasta las narices, dijo algo así como que lo que le estaban haciendo a doiraje le recordaba lo que le hicieron a Pío en LD y que anda que no se habían dicho capulladas en ese blog como para tomarla con él.

    Por lo que leí a Manuel con respecto a José Antonio, creo que estaba más recogiendo lo que puede tener de útil para hoy día, y desde luego que lo hay porque hay cosas que son lo mismo por muchos Ipads y teléfonos móviles que tengamos ahora y antes no.

    Pedro, eso de Plá y José Antonio lo leí precisamente hace bien poco, que lo colgaste en una entrada de Pío del 2010. Yo creo que ha sido tan manipulado como otros personajes históricos a los que se les cuelgan dos frases y se acabó: el mismo Franco con lo de la conspiración judeomasónica, Azaña (este para pintarle como bueno sin mirar jamás lo que hizo), el mismo Marx (esto lo dice mucho uno de El Catoblepas que va al programa de Del Pino), y seguramente los mismos Von Mises o Hayek hayan sido triturados por los de LD.

    Otro que veo que no escribe es Leonanto, y otros que desaparecieron eran Bacon, Sigoempe y algunos más, no se sabe el motivo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio, yo, desde que soy "conspiranoico", me he dado ceunta de que en lo de la confabulación judeo-masónica también tenía razón.

      Oswald.

      Eliminar
    2. Jaja Luis, pero yo lo decía más por aquello de su actuación con los judios en la guerra mundial y también otras cosas, que la gente no se lo cree por aquello que decía de la conspiración judeomasónica que es lo que siempre te sacan, o lo de no reconocer el estado de Israel. Claro, también entre los judios hay diferentes grupos y demás. Pero en lo de la famosa conspiración que se refería a unos concretos, igual no andaba tan desencaminado, no...

      Eliminar
  63. Kufisto

    Pues hablando de música hoy me enteré de que hay un cantante que se llama Pablo Alborán. (Vivo desde hace años ajeno a la música. Estoy como Phil Collins, que además de quedarse medio sordo no le interesa, no escucha nada. O uno ya viejo y que en su día sonaba mucho: Neil Diamond, que tampoco escucha música).

    Pues bien, este Pablo Alborán, según me contaban, actuó ayer en el campo de fútbol. Cuatro mil personas (eso es muchísimo aquí) y a 30 euros la entrada.

    Acabo de mirar en Youtube y es uno de esos empalagosos que invaden la música para chicas adolescentes y que los van reponiendo periódicamente desde hace cuarenta años. Pero según me decían, de chicas adolescentes nada, ¡para todos los públicos! Que el tío tiene un éxito tremendo. Se trajo con él un equipo de tres trailers, y de los más grandes. Veinte millones de pesetas en entradas. Oye, que esto es un pueblo.

    "¡Y luego dicen que hay crisis!", me decía la mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he oído, ni pienso, sólo de oídas, me basta intuir a quien le gusta. Más mierda.

      Mira qué cosa más bonita:

      http://www.youtube.com/watch?v=a4VKAILXdMI

      ¡Y no te asustes! Escúchala.

      Hasta mañana, amigos.

      Eliminar
    2. Me ha gustado. Todavía anoche escuché otra que cogí de tu bar. La mejor paella de los Stones. No sé ni cómo se titula la canción ni lo que cuentan. Pero es muy agradable. Y el montaje del vídeo es sencillo y bonito. Casero.

      Eliminar
  64. Sergio, yo, desde que soy "conspiranoico", me he dado ceunta de que en lo de la confabulación judeo-masónica también tenía razón.

    Jaaaajajajaja. Anda con cuidado que vas a acabar como el 'Jesús lo dijo'. Friki, que eres un friki.

    Pero es cierto. Muy descaminado no andaba. A Franco le importaba una higa las revueltas en Asturias, Desde siempre los mineros habían sido comunistas. Si los paraba la guardia civil y el gobernador, bien; si no, se mete de nuevo a la legión y santas pascuas. Lo que le preocupaba eran las intrigas de poder, sobre todo las más cercanas. Ahi creo que tenía un equipo de la guardia civil espiando solo para él. Y los tenía pillados a todos.

    Y de los masones y sionistas también sabía mucho.

    ResponderEliminar
  65. Puñetas. Tenemos que dejar de respondernos al pie del comentario. Me pierdo un montón de cosas.

    Es que acabo de pillar lo de los números que montó kufisto con Espinete y Torrebruno. 'Alto sentido estético', dice. Qué bueno.

    ResponderEliminar
  66. Sergio

    ¿Así que te lees comentarios de hace tres años? Qué raro eres. Es que eres muy joven. Bueno, yo también lo era. Rarísimo. Y Kufisto; que por lo que cuenta ya lo era de niño.

    Y ahora que me acuerdo: es 'desencaminado', como decís vosotros; no descaminado, como digo yo. Uno va encaminado o desencaminado. Caminados van los chaperos.

    Y descaminados cuando envejecen y nadie los quiere jajajjaaja.

    ResponderEliminar
  67. Pedro, eso que dices de Soraya y la historia, es tal cual. Los derechistas son así, y los izquierdistas también, pero con lo progre más acentuado. En alguna tertulia televisiva en la que ha ido algún separatista catalán, las respuestas que siempre han recibido por parte de los periodistas invitados o el político de algún supuesto partido nacional eran las de: "si os independizáis subiría la deuda', "hombre, no es viable económicamente". Si yo soy uno que no tiene ni idea y veo que los argumentos contra el separatismo son del tipo "sorayista-marianista", creería al separatista porque parece que conoce la historia, aunque la realidad sea que está contando una de vaqueros.

    Lo de Franco y las intrigas de poder... solamente hay que ver los movimientos que había entre los suyos, los que le venían a decir: "muchas gracias por haberNOS ayudado a ganar la guerra, pero deje paso a Don Juan, bla bla" jaja. Creo que era como aquello de "mis adversarios son los de enfrente, mis enemigos están aquí al conmigo". Creo que del que se fiaba realmente era de Carrero, si no que alguien me corrija. Al final el tipo tonto no era.

    ResponderEliminar
  68. Sí, Pedro, soy rarete. Leo los comentarios sobre todo por mi trabajo, que me obliga a estar despierto y entretenido, y como muchas veces no sé qué hacer, me leo entradas antiguas algunas de las cuales seguramente ya leí en su día. Anda que no he leído peleas entre vosotros: pedromar, katakrok, gaditano, manuelp, hegemon, mescalero, de elea, doiraje, uno al que llamabais alioli-mortadelo que decías que era del CNI, y otros más.

    ResponderEliminar
  69. Sí, firmaba Olioagua; así como contravinendo las palabras de su jefe supremo, Dezcallar, jefe del CNI cuando el 11-m, el mismo que dijo que ETA y el islamismo eran como el agua y el aceite. Y como las intoxicaciones consistían en hacer creer a la gente de derecha que no tragaba con la versión oficial, que los culpables eran los socialistas, los etarras y los islamistas, pues él firmaba así.. Yo le llamaba Alioli. También Lawrence de Babia; Lawrenzo. Es que un día se presentó en el blog diciendo que traía información de primera mano porque había estado por Argelia, y por Oriente Próximo. Defendía a Arabia Saudí a capa y espada. Era un internauta en nómina de la Cuesta de las Perdices (avenida donde está la sede del CNI).

    En el blog de Federico nos reíamos mucho con él. No era él solo el que deambulaba por allí, había más. La verdad es que su trabajo no era nada fácil.

    ResponderEliminar
  70. Joder, ya no me acordaba de ese nota...¡Qué bueno lo de Lawrenzo de Babia!

    Por cierto, estoy intentando modificar la sección de comentarios para que salgan numerados. A ver si lo consigo sin que me explota la cabeza. O los cojones.

    ResponderEliminar
  71. "Yo soy muy pobre, un abogado sin pleitos y un fracasado sentimental".

    Caramba, desconocía cuánto tengo en común con el José Antonio persona.

    Sí, debió de ser alguien verdaderamente excepcional, con el brillo de quien es genuino, sin doblez, de una pieza.

    Gracias, Pedro.

    ResponderEliminar
  72. Sí, ése, Olioagua. Lo de "Lawrence de Babia; Lawrenzo" no lo conocía... jajajaja buenísimo.

    Kufisto: pues sí, con cien comentarios va haciendo falta numeración. Si fuera un bar sería el equivalente a cambiar la zona de sillas por una en la que hubiese sillones de cuero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.