i

i

martes, 5 de febrero de 2013

UNA HORMIGA DE 27 AÑOS




Me ha sorprendido oírla hablar de su jubilación, todavía más cuando acto seguido ha echado cuentas con la pareja que la acompañaba y me he enterado de su edad, que no estábamos más en el bar como para estar en alguna otra cosa, ya me dolían los ojos de mirar el monitor, parece primo-hermano de las gafas esas que venden los negros, esas que no pasan dos días utilizándolas sin que empieces a sentir dolor, un dolor que no se va aunque estés sin ellas, "qué coño...¿por qué me duelen los ojos?" y después de darle vueltas y comerte unas cuantas pastillas, la penúltima bombilla aún no fundida de tu cabecita te sugiere..."oye...¿no será por las gafas que compraste antesdeayer...?, "mecagoenlaputa que va a ser eso..." Y bastan otros dos días sin ponértelas para comprobar que sí, que era eso, que la culpa la tenían las mierdas de las gafas del negro, dié euro, pagar para joderte la vista por no violar al bolsillo. Así que te quedan dos opciones: o pasar por la caja A o ir sin gafas. Y ya os digo yo, después de veinticinco años sin quitármelas de las narices, que lo mejor es ir sin ellas. Todo esnobismo es malo para la salud porque te debilita sin nada a cambio: no es que sea más feliz el que menos necesita, sino más fuerte, que parece lo mismo pero no lo es. No es la felicidad cosa de risas, no para todos, no para mi. Nada bueno puede hacer, nada bueno puede entender, quien vive para reír.

- "Vamos a verrrr...tengo veintisiete años, llevo trabajando desde los quince, pero sólo tres cotizando, así que...¿con cuantos me jubilaré? ¿con 68? ¿70?...¡doce años trabajando detrás de una barra y no tengo un duro! ¡nada!...lo peor que he hecho fue casarme con ése..."

Bueno...yo a su edad no había cotizado más que un par de meses que estuve haciendo el indio sobre los raíles de doña RENFE, ya os conté, todo lo demás había sido en negro, como el Rey, el Presidente y el resto de la pandilla, al  menos la parte más gorda, la que les guardan los suizos, esos que como dijo Welles no han aportado a la Historia más que el reloj de cuco y ahí los tienes, que las dos Grandes Guerras que masacraron Europa pasaron por ellos como bailarina del Bolshoi...Pero el enorme Orson no le dijo al gran Cotten toda la verdad: que si no sale el cuco a dar las horas...¿cómo sabes que no estás muerto? Y la cuerda de ese reloj sólo funciona como Mammon  manda cuando está bien engrasada con el sudor de los otros. Y si no es suficiente...con su sangre.

Luego sí, poco después fui a apuntarme como autonomocabrón para donar sangre, sudor y lágrimas a toda esta maná de hijos de la gran Babilonia, lo mínimo, claro, lo suficiente para que al menos te dejaran el hígado  sin picotear, como al desgraciao aquel que siempre tendrá un pájaro comiéndoselo, que para el nuestro ya tienen sus innumerables somas con los que dejarlo igual de depurador que unas botas katiuskas, vicio y entretenimiento, que de esta manera nunca dejarán de ser niños temerosos de que les quiten el chupete. Todo por el "tete"

Recuerdo que una mañana llegó al bar un vendedor de seguros, era la época de las vacas gordas para los demás, que la mía siempre ha estado más o menos como las tetas de la madre de Kunta Kinte, y no es que tenga nada contra esos tipos, al contrario, me la sudan, pero puedo imaginar alguna cosa más interesante que escuchar sus ofertas,  no sé...cortarme las uñas de los pies, por ejemplo.

Por educación le atendí un rato, "que si esto te conviene para esto...que este se vende como rosquillas...que nunca puedes estar seguro de nada si no tienes cubiertas las espaldas..." Y en ese plan.

Pero cuando llegó al de jubilación...no sé como le miraría pero se dio por vencido, "no te interesa, ¿verdad?", "no", por un momento pensé que iba a tener una reacción a lo gitano, es decir, "¡Y PÁ QUÉ COÑO ME HACES PERDER EL TIEMPO!", pero no, se contuvo y se largó a intentar venderle la burra a otro más receptivo. A veces la educación no es más que una pérdida de tiempo. Supongo que hoy en día, tal y como están las cosas, llevaran a un viejo deshecho con ellos, como los calés con su cabra, "mira a este...así estarás tú dentro de treinta años si no te haces un seguro privado de jubilación"

Veo la mía como un episodio de Amar en tiempos revueltos, esto es, que no la veo ni aunque me la recete el médico. Y tanto pienso en ella como en iniciar los cursillos para astronauta.

Hay dos cosas, como con las gafas:

A) Llego a los 75 (porque no pararán de subirla mientras echamos un cubata viendo al hijo de Messi contra el hijo de Cristiano) y me da el infarto al ver que me pagan por no hacer nada.

o

B) Me toca el Euromillón Máximo y me compro la isla de Pascua y un bono semestral para dar ochenta vueltas a la Tierra metido en un cohete.


Pensar en tu jubilación es propio de hormigas.

O de suizos.







10 comentarios:

  1. El vendedor de seguros no sé, pero aquí en Madrid los de Tecnocasa son una plaga... vaya gente, aunque supongo que a muchos no les queda otra que hacer el capullo. Odio los trabajos de comercial. Recuerdo que hace años, en la época de las "vacas gordas" también me hicieron una entrevista los de esa empresa: salí acojonado, no de las condiciones ni el sueldo, que eran una sub-basura, sino de lo gilipollas que me parecieron los tipos con los que iba a tener que trabajar, así que me quedé en el trabajo que estaba, que aun siendo una mierda, todavía había niveles.

    El trabajo de comercial siempre me recuerda a este escena:

    http://www.youtube.com/watch?v=S_h3hcI_UOA

    En lo de la jubilación, pues como todos ahora. Ahorro todo lo que puedo y no muevo un € del banco, que por otra parte también me da asco tenerlo ahí, pero bueno. No tengo vicios, ni necesidad de gastos quitando internet, y si lo tengo que quitar lo quito. Lo que me jodería sería no tener dinero para comprar el jodido rollo de papel del culo, el resto, casi que me da igual. Si me tocara un €uromillón, que hace mucho que no juego porque lo hago a la primitiva y a la quiniela, en la que no doy una, creo que pagaría la luz para lo que me queda de vida, como José María García, y poco más. Viajaría, supongo y me compraría un escudo para que no se me acercase alguna gata de esas, o algún zorro hijo de... su madre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi Jack Lemmon me pone de los nervios...es el López-Vázquez de los States.

      Apenas recuerdo gran cosa de la peli, pero terminaré de ver la escena cuando acabe con esto, que Baldwin parece calcar el papel de hijo de puta.

      Una historia pendiente por contar (y ya que me la has recordado puede que la escribe mañana) es cuando me presente junto a mi hermano y a un amigo a una entrevista de trabajo para hacerlo como comercial de Santa Lucía. Me escogieron a mi, que si el nombre no hace al santo, de sus poderes ni hablamos...muy graciosa.

      Haces bien en ser austero, es una buena opción cuando por fin te ves claro. Así estás en lo que tienes que estar.

      ¡Ay, García y sus frases...! Está visto que para ser alguien, primero tienes que creértelo. Y luego puede que sigas siendo nadie, pero si ni tú crees en ti, ¿quien va a hacerlo?

      Un saludo, Sergio, y muchas gracias.

      Eliminar
  2. Sí, Baldwin hace papel de hijoputa que te cagas jaja.

    Pues a ver si te cuentas la historia de Santa Lucia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, aunque esperaba un poco más del remate final a Harris.

      Puede ser buena, sí...recuerdo al jefe, uno que parecía Clark Kent, un capullo integral...joder...sí...vendí seguros, o lo intenté...casi ni me acordaba...pero qué bueno, coño.

      A ver si le pillo el hilo a aquel olvidado ovillo

      Eliminar
  3. Pues yo sí pienso. No por mí, sino por la prole que, tal como están las cosas, tendremos que volver a instalar literas como en unas colonias para albergar a la prole de la prole…

    Llámame hormiga. O suiza.

    Esperando el sucedido de Santa Lucía!!!

    Beso, Kufis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera por las madres, este planeta hubiera sido un inmenso piso de soltero.

      Te llamo preciosa, como de costumbre.

      Otro para ti.

      Eliminar
  4. La cuestión no e ser hormiguita o suizo o lo que sea, el problema es que cuando te levantas un día, sin darte cuenta, ya tienes la edad de jubilarte, como el que no quiere la cosa.
    Yo creo que las personas deberíamos vivir hasta los 50 años. El día de tu cumpleaños a cascarla y a dejar a otro tu puesto de trabajo o lo que sea. Ni un jubilado y fuera crisis, dinero pa toos.
    Y me cago en mi puta......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...vida

      Tipo "La fuga de Logan" sí...

      Aunque creo que mi teoría es mejor: vivir por edades.

      De cero a 12
      De De 13 a 25
      De 26 a 39
      De 40 a 65
      De 65...ufff

      Sin mezclarse, por supuesto.

      Saludos

      Eliminar
    2. Bueno, podía ser otra opción, pero la mía es mejor, mucho mejor.
      Sabes que yo no te lo pido nunca, pero pásate por mi blog y mira y escucha completo el vídeo que os he puesto. Te va a gustar, aunque te tengas que cagar después en todo lo que se menea.

      Eliminar
  5. Muy bueno, kufisto. Lo del viejo de reclamo como la cabra es muy bueno. A mi en la empresa, con 30 años me plantearon pagar yo( creo que eran entonces 1000 pesetas y la empresa me ponia 3000) una parte de mi plan de pensiones. Algunos de mi edad, y mas jovenes(puede que aquel sueldo fuera unas 25.000 al mes o similar, o me lo hace el recuerdo, la cuestion es que me lo pense y dije que si y ahora, en unos años podre rescatar ese plan y hay un paston. Pero lo normal es no pensar en el futuro, total, pienses o no pienses, llega,.

    Y pasate por el blog de Paco. Es un momento para reirte y cagarte en sus putas vidas. Las de los politicos.
    Es momento de mas guillotinas y menos palabras

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.