i

i

viernes, 15 de febrero de 2013

LAS PREGUNTAS LAS CARGA EL DIABLO






Había una escena en Clerks (esa divertidísima película de Kevin Smith) donde veiamos a una pareja de tortolitos muy acaramelados tras el mostrador de aquel mítico badulaque; blanquito él, morenita ella; el uno con perilla y la otra dientona; veinteañeros los dos. Él la abrazaba por detrás, comiéndole la oreja, riendo:

- Jijiji...
- Urgh...urgh...Oye...dime una cosa...¿a cuantos se la has chupado antes que a mi?"

Obviamente llevaban poco tiempo juntos, o lo que eso sea que signifique, pero se [I]ve[/I] que acaban de hacerlo; y cuando uno hace algo con otra persona sabe si es la primera vez, o de las primeras; más aún cuando te chupan la polla, que es cosa que las primerizas hacen más mordiendo que otra cosa: "venga...déjalo...", "no, espera...", "¡ay!...¡que no!...¿nunca te has comido un calippo?" No hay como tocar el amor propio de alguien para que se obceque, aunque sea para meterse en la boca la cosa con la que meas.

Pero aquella dientona tenía que habérsela mamado tan bien que al chaval no le quedaba otra que preguntárselo, o quizá fuera la bendita ignorancia del pagafantas, que también pudiera ser...:

- ¿QUÉ? -respondía la chica un tanto escandalizada
- Vengaaaa...no te enfades...
- ¡Cómo que no me enfade!
- No sé...es una pregunta normal...Ha estado tan bien...

Una sonrisa melosona...

- Vengaaa...dímeloooo...¿A cuantos? te juro que no me enfadaré...
- No quiero...es algo tan...No confías en mi
- ¡Sí que confío! por eso te lo pregunto. Porque digas lo que digas te querré igual...¡o más! La sinceridad es muy importante en una pareja...
- Visto así...
- Venga, amor mío, dímelo...¿a tres? ¿a cuatro? ¿a cinco?...
- ...
- No seas tonta...Te quiero. Es una muestra de amor y de confianza.
- Bueno...¿no te vas a enfadar?
- Noooo...-y le mordisqueaba la orejilla...

La chica se queda pensando un rato, mirando al techo; él continúa abrazándola, haciéndole arrumacos; pero puedes ver que se mosquea un tanto por la tardanza en la cuenta, aunque no dice nada:

- 36
- ¿QUÉ?
- 37, contigo
- ¿CÓMO?
- ¿Lo ves? ya te has enfadado...
- ¡PERO CÓMO NO ME VOY A ENFADAR...!
- ¿Y la confianza y la sinceridad y todo eso?
- ¡A LA MIERDA CON LA CONFIANZA!...¡36!...¡37 CONMIGO!...¡SANTO DIOS!
- ¡OYE, HAS SIDO TÚ QUIEN QUERÍA SABERLO! ¡Y HE SIDO SINCERA! ¿NO ERA ESO LO QUE QUERÍAS!
- ¡OH, DIOS! ¡TREINTAISIETE TÍOS!...
- ¡¡¡SÍ, GILIPOLLAS!!!
- ¿ME ESTÁS DICIENDO QUE CADA VEZ QUE TE HE BESADO LO HE HECHO A TREINTAISIETE POLLAS?...¡¡¡OH, DIOSSSSS!!!


- Mira esto, Kufisto -me dijo ayer un gran amigo, un figura, un pichabrava. Eran fotografías de una chica enseñando su cuerpo desnudo: tetitas firmes y chocho depilado, como el porno manda...No se le veía la cara, ¿para qué?
- ¿Quién es?
- Una tía que conocí en el viaje a la República Dominicana, cuando me fui con Miguel...ella iba con su novio. Es de Gijón; intercambiamos teléfonos y eso. Ahora le ha dejado y viene este finde; tengo que ir a recogerla a Chamartín...
- Hostia puta...
- ¡A ver, a ver...! -dijo otro
- La voy a traer por aquí...
- ¡No jodas!
- ¡Sí jodo!
- Jajaja...
- ¡Joderrr! ¿y cómo voy a mirarla después de ver esto? -dije yo- Oye, nena, no hace falta que te presentes, ya te conozco...
- ¡¡¡JAJAJA!!!
- Me cago en la puta...
- Al forni...ya lo tengo todo...
- ¿También el Endurezol?
- Una caja
- ¡¡¡JAJAJA!!!


Esta tarde ha hecho acto de aparición una clienta que me trae de cabeza, una tía que rezumaría sexo aún llevando un burka; pero por suerte esto es España, no Afganistán, todavía. Y no es que vaya vendiendo la mercancía, no le hace falta, pero sabe llevar lo justo y necesario para una intocable señora casada y madre de tres hijos, que algunas mujeres son como los vampiros: no son putas, pero tampoco enciende-cirios.

- ¡Hola, Kufisssto!

Gran, gran, gran sonrisa...Algunas mujeres se quedarían como la de Lot si no vieran la testosterona en los ojos de quienes las miran.

La madre que me parió...

Ha pedido también por la otra, una especie de fantasma sin sábana, y se ha ido al fondo. A la derecha.

En fin...

Poco después han llegado dos amiguetes, y mientras les ponía sus copas me he dado cuenta de que uno de ellos conocía a la mater amantísima et fidelísima...

- ¡Cómo está la hija de la gran puta...! ¡Me la comía entera! -he dicho.
- Yo me la comí -ha respondido uno, el casado.
- ¡NO-JO-DAS!
- Sí...hace mucho tiempo...era una cría...un poco más joven que yo...jejeje
- ¡Kufisto! -me ha llamado un corta-rollos. A veces las cañas son como las madres superioras. O el cura que se las folla.

He vuelto a la velocidad del doble bombo de Dave Lombardo.

- Cuenta...
- Fue la primera vez que hice un trío
- ¿Te tiraste a dos?
- La primera y la última...Era un sábado, bien me acuerdo. Ella estaba con una amiga, seguro que la conoces, una que ponía copas en...¿no? bueno, es igual, seguro que la conoces pero no te acuerdas, tienes menos memoria que un grillo, Kufisto...Ya eran las tres de la mañana y la otra dijo de irnos y tal...Me las llevé a una cochera que tenían mis padres y...no veas
- Hijo de puta...
- Esa fue la primera vez que probé el speed, que la otra era una elementa de cuidao...Era ella la que llevaba la voz cantante: "ahora así...espera...¡espera!...
- Cabronazo...
- Yo me fui a las siete...allí las dejé...a lo suyo...
- La madre que me parió...


Hace más de cuarenta años que Brando le dijo a la Schneider que no quería saber ni su nombre.


Es mejor así.


Y hoy...ni te cuento.

11 comentarios:

  1. Bueno kufs, hay mucho "flipao" por la vida, y en el sexo más. Hay gente que miente o exagera para ir hasta a mear, y en el caso de que sea cierto, pues mejor para ellos... o no, que diría el otro. Ya el hecho de hacerse los importantes contándolo en el bar huele mal. A mucha gente le gusta hacerse la importante, sólo hay que ver a los políticos y famosos para darse cuenta, o por la "clientela" que tienen. La mentira es la que mueve al mundo, y la exageración es la segunda fuerza. Si buscas estar fuera de eso, estás fuera del mundo. Prefiero a los callados, que no es que no tengan nada que contar, al contrario, sino que no te endosan o te endosan menos una sarta de tonterias que puede que sean ciertas o puede que no. Qui cir, que al final todo hay que cogerlo con pinzas. Creo que no aguantaría en tu trabajo, kufs, jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo yo que no era mentira.

      Son muchos años detrás de la barra.

      Eliminar
  2. Y los que decimos que lo mejor es estar siempre con la misma?
    Casi siempre es lo mejor. Y para imaginarnos cosas, ya tenemos otros sitios.

    Sigo pensando que este blog es como un resumen de la vida. Tienes que hacer una recopilacion.

    Un abrazo,amigo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, vuelvo a escribi. Llevaba 5 dias con lios en casa.
    Te dejo el hilo nuevo

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2013/02/correr-y-robar.html

    ResponderEliminar
  4. Jajaja !!!

    El "secso"!!!

    Muy gracioso lo de Lot y tal. No hace falta convertirse exteriormente en estatua. Te puedes petrificar por dentro. O retener el aura que se va sola buscando esa mirada. Esa.

    Hay días en que "love (whatever) is in the air". Y mantener la compostura es lo que menos apetece.

    Peeeero…


    ;-P


    Beso Kufisssss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya están cerca esos días...

      La primavera la inventó un cuarentón.

      Un besazo, preciosa

      Eliminar
  5. Esta....Esta creo que era la entada que había "desaparecido",no me hagas mucho caso,soy algo despistado,cosas de la edad.
    Los mitos se nos caen Kufisto,se nos caen...Una pena....
    A ver cuando me toca a mi encontrarme con una de esas,porque macho,no sé vosotros,pero yo solo me topo con canis,traumatizadas,raritas,alguna que otra vampirilla con rancio olor a ultratumba,¿Qué respiran?No lo sé,pero lo que viene siendo sexo,va ser que no.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.