i

i

jueves, 14 de febrero de 2013

DAVE HOLLAND ESTÁ EN CHIRONA




Ayer me regalaron El martillo de los dioses, una biografía sobre la mejor banda de la historia del rock, cosas de ser un as del arroz, y como sigo sin poder dar cinco pasos sin que me duela la pierna pensé que una buena opción para hacer tiempo sería leerla; así que cené bien, me acomodé lo mejor que pude y le eché mano al libro.

Realmente, poco de nuevo había ahí para mi, que si algo te interesa en nuestro días no hay como teclear su nombre en Gúgel para satisfacer tu curiosidad. Recuerdo que cuando era pequeño y me iba a dormir fantaseaba con la idea de una máquina tal que te daría la respuesta correcta hicieras la pregunta que le hicieras. Por ejemplo: "¿Cuantos peces hay en el mundo?", "5.765.672.097.453.767.121.349.941.005.663", "¿Cuantos pájaros hay en el mundo?", "7.727..." y en ese plan; y de tal manera que toda respuesta fuera convincente, sin discusión posible, esa era la verdad, no había otra...Es curioso, pero estoy casi seguro que todas mis preguntas a la máquina de mis sueños empezaban por cuantos, no qué, o cómo..."¿Cuantos...?" No es que Internet sea aquella fantasía, pero al menos se parece, porque de la otra que me viene a la cabeza, la de una máquina que te la metieras en la nariz e instantáneamente te la limpiara de mocos y costras, no he tenido noticia, tal vez exista, que no conocer algo no significa que no sea, pero de todas formas poca falta me haría ya. Ese arroz también está pasadísimo. Y no soy yo el culpable.

Hay algo hermoso en leer un libro entre tus manos, no en la pantalla de un ordenador, aunque me temo que no sea más que porque siempre lo has hecho así, que para algunos de nosotros no hay mejor que lo de siempre, y aún reconociendo la posibilidad de estar equivocados no le damos una oportunidad, como si al hacerlo pudiéramos traicionarnos, y por regla general quien poco tiene es muy leal consigo mismo. No se trata de orgullo, que hay palabras ante las que cada vez más cierras los ojos, sino de una especie de auto-defensa: si no atacaste cuando pudiste...¿para qué hacerlo ahora?

Las cosas se ven diferentes en el papel que sobre la pantalla, aunque sean las mismas. Es más personal, más íntimo. Uno no tiene la sensación de ser observado como pasa a veces con Internet, que es más para ser visto que para ver. Todo el mundo está conectado...Y te lo venden como si fuera algo bueno. Tú y el libro que tienes en tus manos sois dos. Tú y el libro que lees en la Red nunca lo sois. Para algunos de nosotros no es difícil la elección.

El caso fue que la lectura se me hizo un tanto incómoda, todo era demasiado bueno para mi verdad, y ya no va siendo agradable saber lo bien que le ha ido a alguien aunque lo quieras, si es que alguna vez lo fue, y menos cuando tú no lo estás, resulta un tanto cargante, un tanto embarazoso..."¿y qué he hecho yo?"

Cerré el libro, apagué la luz y me dormí pensando que no había buscado muchas cosas.

Otra mañana más mi pierna ha dicho que nones, y a pesar del magnífico sol he regresado un tanto abatido a casa. Y tumbado en el sofá me he quedado mirando el cielo azul, radiante, y por un momento he pensado que no me importaría mucho cerrar los ojos y despertar veinte años después.

Nada más bajar del coche he visto a un tipo especialmente desagradable en la puerta del bar, no es que sea problemático ni nada de eso, no...sólo que no me gusta y yo no le gusto, "¿y por qué va a tu bar?", pues porque no estoy solo. Seguro que no lo verás en mi casa. Ni yo en la suya.

En la calle nos soportamos como podemos, en casa van soportándote. O te vas soportando.

Se fue pronto y más o menos nos quedamos los justos y necesarios, y hablando con ellos, con mis amigos, empezó a difuminarse mi nube, ¡hasta me reí con ganas!, están locos estos muchachos...Nos juntamos en los bares para soplar a nuestras respectivas nubes, más que para hacerlo en nuestros vasos. Aunque ayudan lo suyo, vaya que sí...

Hay que cuidar a los amigos porque ellos te cuidan a ti, aunque en ocasiones ni se den cuenta, que así es de la mejor manera.

La tarde iba pasando como todas las demás, como lo hará la de mañana, que quiero verla aunque sea a través de la ventana, que no quiero dormirla...También siempre será mejor una ventana que un espejo.

Después de hablar con un amigo he llamado a otro que es médico, y es cosa curiosa como a veces das con el remedio si tu mal lo cuentas. No porque vaya a solucionártelo, sino porque te recuerda a uno que sí podría intentarlo, que hay días (casi una semana ya) en los que uno está más empanao que mil filetes rusos.

"Oye, me pasa esto otra vez...como hace cuatro o cinco años, ¿te acuerdas?...¿cuando me colaste para que me hicieran una radiografía y un...como se llama? ¡eso!, sí...y es que no me acuerdo lo que me mandaron...creo que tomar ibuprofeno durante cuatro o cinco días...¿podrías mirarlo? Gracias, muchas gracias"

He terminado poniendo el primer disco de los Maiden, el que más me gusta, aunque quiero más al Somewhere in Time, la lealtad ante todo...Miras más para atrás si te duele lo que tienes delante, que uno también es Cáncer, por si no estaba suficientemente claro.

Y en esas estaba, mirando en la Wiki a los ídolos de mi infancia, primero su edad...57...54...64...muerto...muerto...Y leyendo eso sobraban todas sus glorias presentes o pasadas: yo estoy mejor.

Cuando uno lee biografías con casi cuarenta años es mejor empezarlas por el final.

Por si te ha bajao la regla.

O un dolor de pierna transforma al sol en cualquier cosa.








33 comentarios:

  1. El primero de los Maiden también es el que más me gusta de ellos, el más redondo y al Somewhere también le tengo cariño, demoledor inicio... Lo mejor de los Maiden es que nadie suena como ellos, inimitables, aunque lo intentasen los japos con su tecnologia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el más "punky", el más sucio, y, aunque hace eones que ese ruido no me dice nada, tiene un "toque" que no se les volvió a escuchar. Aparte de "medios tiempos" como "Strange World" o "Remember Tomorrow" absolutamente deliciosos, únicos en la discografía de la Doncella.

      "Somewhere..." fue el primer disco que compramos recién salido de fábrica. Lo quemamos. Literalmente. Aquella portada tan cojonuda, aquella introducción del "Caught...", esa apertura de "Wasted years", que parecía cosa de magia, ¡pobres ignorantes de nosotros!, nuestro tío nos demostró poco después que era facilísima para alguien con un mínimo conocimiento de guitarra, todas al aire e ir "picando" sobre algunas cuerdas agudas..."La soledad del corredor de fondo", "Stranger...", "Alejandro..."

      Grandes...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo contigo en todo. El primero, el más punk y callejero (a mi el punk no me gusta, salvo muy contadas excepciones). Luego con Dickinson se hicieron grandes, diferentes y también muy buenos, por supuesto, pero ese primer disco con Di Anno con esos medios tiempos es delicioso, como bien dices...

      Te dejo un tema que me encanta de los useños Riot, de esa misma época de finales de los 70...

      http://www.youtube.com/watch?v=bbQm-nSjuHI

      Eliminar
    3. Es bastante probable (bueno, seguro) que de haber seguido DiAnno no hubieran llegado donde llegaron, en ese aspecto Dickinson era el frontman ideal y tenía mejor voz, sin duda, pero...

      prefiero los discos con aquel cabrón al micrófono.

      Eliminar
  2. Joder, que quejica eres. Y no lo olvides, siempre hay alguien peor que tú. De tu gusto musical no puedo compartir contigo, yo soy de otra generación, bueno, da igual la generación, digamos que yo soy de otros gustos ni mejores ni peores que los tuyos.
    Yo, a partir de ahora no me voy a cagar en nada, no vaya a ser que me castigue el Señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...ya no hay tiempo, amigo, están cayendo los meteoritos. Aunque de momento sólo en Rusia, que está muuu lejos.

      "La primera trompeta..." ¿cómo seguía?

      No te gastes más pasta en condones que estamos a 0´2 de que les dé lo mismo.

      Eliminar
  3. "Y el primero tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados en sangre, y fueron lanzados sobre la tierra, y el tercio de la tierra se quemó y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde”
    ¿Y donde me pongo yo los condones? Para mi ya han tocado todas las trompetas, estoy aquí como si fuera una pared, viendo como pasan las cosas por delante.
    ¿Lo ves? Promesa rota.
    Me cago en mi puta.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...vida

      Jajaja...después de las trompetas vienen los saxos, creo, que molan más.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Para mi el mejor disco de Maiden es Killers, con algo de mejor producción que el primero.

      Eliminar
    3. Ayer leí no sé donde que Harris hablaba mal del primero por el tema de la producción. A mi me gusta como suena.

      Un saludo

      Eliminar
    4. Lo dice en el documental "Early years". También me gusta mucho el primero con su sonido característico y no sabría qué cantante elegir entre Diano y Dickinson. Muy distintos y muy buenos, igual Dickinson con más registros de voz, pero insisto, me sería muy dificil elegir
      Saludos

      Eliminar
    5. Ahí lo oí, sí. Bastante de acuerdo contigo

      Un saludo

      Eliminar
  4. Vaya con la pierna…

    Libros en papel; ese olor, ese sonido al pasar las páginas. El texto y tú. Pero para viajar, ebook; pesa menos y almacena como para responder a los diferentes humores que necesitan distintas lecturas, en un click.

    En 2.0 se puede llegar a establecer mucha conexión y empatía. Y si miran, pues q miren. So what, o sea. Nada como el tú a tú, de acuerdo, pero se "llega". Cala.

    Los Maiden son mucho para mí. No te acompaño en eso, pero en otras cosas sí. :-)

    Pasea poco, pero deja que te bese el Sol. Es vida.

    Espero que te recuperes pronto.

    Un beso, Kufisto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ibuprofeno. Tres al día. Una semana.

      Eso sobre el papel, quisir, sobre el recuerdo, que ni él ha encontrado nada.

      Lo haré a mi manera: cuando deje de dolerme...ni una más.

      Odio las pastillas que no se llamen Aspirina.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Papel,siempre papel.
    Aparte de ser más intimo,personal,es porque creo que hay que saber donde y cuando apartar la tecnología, esta es una de esas cosas que mejor están como están,como siempre han estado.
    ¿Cómo esta su salud?

    ResponderEliminar
  6. De los Maiden...Del primero al Seventh Son todos ellos IMPRESCINDIBLES. Del primero, Prowler y Phantom of the Opera.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el "Seventh" me quedé yo, aunque llegué a comprar el siguiente, no recuerdo su nombre, el de "Holy smoke"...apenas lo escuché

      Saludos

      Eliminar
    2. No prayer for the dying.... Si dejas pasar unos años se puede escuchar. No está mal.

      Eliminar
    3. LA primera vez que los vi fue en la gira de ese disco con Anthrax.

      Eliminar
    4. Yo me quedé sin verlos, era muy joven y la fiebre no duró más de tres años, pero sí me gustaría verlos, cumplir una deuda pendiente y tal.

      Los Anthrax también me gustaron, Scott Ian y Belladonna, aunque parecían un poco estúpidos, un tanto...como diría...¿infantilones?

      Un saludo

      Eliminar
    5. Si, además su música no era muy seria, digamos.

      Eliminar
    6. Vi a Ian hace poco en un documental sobre Lemmy...este sí que es un dios del Rock.

      Eliminar
  7. Kufisto,perdona la pregunta,¿Es mi imaginación o se ha perdido una entrada?Es por no volverme loco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. No se ha perdido, la tengo en la nevera: un "venazo" causado por un amanecer zombie. Inenarrable.

      La pierna mejor, ando de Ibuprofenos, aunque puede que sea porque me duele todo lo demás.

      ¿Al tercer día resucitó, no?

      A ver si me pasa lo mismo a mi, porque hay que joderse...

      Gracias, un saludo.

      Eliminar
    2. A ver si mejoramos,hay que joderse...

      Eliminar
    3. Ya va mejor. Voy a hacer una prueba después de la ducha.

      Eliminar
  9. No se que te ha pasado en la pierna, pero a recuperarse. Que putada con lo que te gusta andar. Nadar suele ser buena idea, según lesión claro.

    Del libro, siento algo parecido a lo que dices, es algo más íntimo. Tal vez seamos dinosaurios como esos escritores que siguen prefiriendo sus viejas máquina de escribir. Ya se sabe "perro viejo no cambia".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que no me haya pasado antes, amigo, pero también pasan los años y con ellos la baraja entera, supongo que aún que me quedará alguna carta. Aunque sea el dos de bastos.

      A veces me dan ganas de mandarlo todo a la mierda, como la que acabo de echar, que daba angustia sólo verla, ya no te digo olerla. Pero luego se me olvida. Bendita desmemoria, que también lo peor se lleva.

      Es nuestra última asidera, dinosaurio: si olvidamos nuestro big-bang...¿qué falta nos hará un puto meteorito?

      Un abrazo, don Ogro.

      Eliminar
    2. Comemos gloria,pero cagamos mierda,es lo que hay.El día que cague flores me inflo a vender en la puerta de los cementerios,mismamente.
      La verdad no nos hace falta ningún meteorito,ya tenemos muchos"satélites"y "extraterrestres".
      Anímate hombre,anímate...
      Saludos.

      Eliminar
    3. Jajaja...qué bueno eso del cementerio

      Un saludo, Vlad

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.