i

i

jueves, 21 de febrero de 2013

ASÍ Y ASAO




A punto estaba de dormirme cuando recordé al eccema de mi párpado; lo hizo él, más bien, pues fue su picor quien le delató, que yo me miro poco al espejo, y menos a los ojos. Así que me levanté para ir al water,  pillé la pomada y eché una lágrima sobre la yema del dedo índice de la mano derecha. Miré el espejo, localicé la herida y con mucho cuidado extendí el bálsamo.

- ¡Ohhh...síiiii...!

Qué gusto me dio. Me limpié en la toalla y volví a la cama; apagué las luces y no sé porqué en ese mismo instante vino a mi cabeza el ohhh...síiii...y me dio por reír: " ja, ja, ja...JAJAJA...¡¡¡JAJAJA!!!"  Faltó poco para encanarme, pero me tranquilicé, abrí los ojos y vi que todo estaba en orden, oscuro y silencioso, y poco después me dormí.

Desperté y me di una larga y cálida ducha. Cada vez son más largas y cálidas. Acabé con un poquito de agua templada para activar la sangre y eso que dicen, pero no pasé de ahí, no me atreví con la fría. Hace algún tiempo que no las termino así, creo que la última fue a finales de octubre, cuando agarré un gripazo que me tuvo k.o durante dos semanas; lo achaqué a eso, al frío remate final. Casi gripo el motor por intentar darle más revoluciones, aunque puede que la razón fuera otra, ¡qué más da!, coño...

Fui al despacho de loterías y la chica me dio mi parte. Le vi un trocito de cadera cuando se incorporó un tanto para echarle mano a mi sobre. Se me activó la sangre sin necesidad de agua fría. Resulta fantástico cuando la belleza juvenil enseña sin querer. Llevo todo el día pensando en esas caderas y seguro que ella me olvidó antes de salir por su puerta. Tengo que volver mañana.

La farmacia estaba copada por un viejo y una vieja. Tenían a los dos farmaceúticos a tope calderas, de aquí para allá pero no muy rápido, que tampoco ellos son unos chavales. Vi como cortaban sellos con una navajita y como les pasaban un trozo de fiso para pegarlos en sus correspondientes recetas; todo en silencio, hábilmente, como artesanos. Era hermoso. Pedí bicarbonato, casi cinco loros, la mitad de lo que había pagado la vieja por su saco. Ayer leí por ahí que mi remedio casero contra las resacas también es bueno para prevenir el cáncer.

Pasé a la frutería y me encontré al mismo caraflán de ayer, no a esa muchacha tan simpática que me atendió hace un par de semanas. No paró de sonreírme durante los dos minutos que estuve allí, un par de pimientos verdes y tres kilos de patatas, "volveré", "¡gracias!", pero cuando he vuelto no la he visto; se ve que para verla habré de ir por la tarde, pero la otra que salí del bar ya estaba cerrada...Lástima.

El chico tendrá poco menos de treinta años, los ojos caídos, como si algo le dijera que ya ha llegado adonde iba, que ahí esta su futuro, el que le quede, entre pimientos y patatas, atendiendo viejas jodeoras, atendiendo siempre a las mismas viejas jodeoras, hasta que se mueran; y entre medias a los tipos extraños, a los no habituales como yo, aunque siempre será mejor eso que el personal que deambula al otro lado de la esquina, una tienda de moros, no sé qué cojones venden pero siempre que paso les veo sentados en su pollete, fumando, mirando a la gente y rascándose las pelotas.

He comprado unos kilos de limones para mi mejunge, un par de botellas de agua para prepararlo, un kilo de tomates y una barra de pan. Se ha equivocado al hacer la cuenta y un tanto avergonzado, bastante nervioso, ha dicho que no había incluido la barra; me ha enseñado el ticket, "¿lo ve?...son cuatro productos y solo aparecen tres...", "está bien" Le he pagado la diferencia y le he dicho que se quedara con los céntimos, como poco antes había hecho con el de la farmacia.

Es el sol, lo sé, su falta y mi inactividad. El estar varado en casa y flotando en el trabajo; de ahí los eccemas y la falta de riego, de ahí la plastuza que tengo encima. Pero ya está yéndose el dolor de mi pierna. Esta noche me tomo la última pirula, los últimos 600 miligramos de ibuprofeno, casi dos gramos diarios durante siete días. Estos tres últimos he cagado cuatro o cinco veces diarias, supongo que serán los efectos secundarios que dice el prospecto, la última poco después de empezar esto, como un torrente, triturada...La medicina cura arrasando, no hace prisioneros. "¿Por qué te quita el dolor?" porque te quita todo lo que encuentra.

Estaba jugando una partida de ajedrez en el ordenador del bar cuando ha entrado un chaval con su cartera a cuestas:

- ¿Me das un vaso de agua?...¿gratis?...
- Hombre...no te lo voy a cobrar...

Ha cogido el As, un taburete y se ha sentado a leerlo. Y yo a mirarle.

Bueno, no sé...Veo a los chavales salir del instituto y quien no tiene pinta de cani la tiene de medio gilipollas; pero viendo a este especímen de trece o catorce años, metro ochenta y tantos, ciento y pico kilos de carne fofa y colgandera, ojos de  pedirme de tú un vaso de agua gratis, no dar ni las gracias, y ponerse a leer mi periódico encima de mi barra, con la lengua casi fuera mientras pasaba las hojas como si estuviera lobotomizao...En fin, que esto es la hostia. Esto es la rehostia.

Unos diez minutos después ha llegado a la última página. Ni ha mirado a la chica de hoy, una que activaría cualquier circulación y que se la está zumbando un negraco que le da patadas y cabezazos a una pelota gorda.

- ¿Tienes un cigarrillo? -me ha dicho mientras a duras penas se colgaba la cartera o como llamen ahora a esa puta mierda.
- Sí
- ¿Me das uno?
- No

Y se ha ido como si le hubiera dicho que sí.

Ojalá me pique algo esta noche.




25 comentarios:

  1. Me da a mi que el chaval ni agua ni hostias, lo que quería era el puto cigarro. La chica del As sin haberlo visto y al decir lo del negraco, imagino que sería la de Ballotelli, que me suena haberlo visto ya no sé donde...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me has hecho reir y mi mujer se ha despertado. Eres la leche. En fin, esta noche estaba ,melancolico.
    He estado leyendo los primeros posts de mi blog, de cuando empecé, he visto tu despedida de alli en solidaridad conmigo, he leido tu primer comentario en el blog que nacia, y h pensado: no conozco a este tipo, si lo veo por la calle ni podria saludarle pero que bien me cae el jodio.
    Y me ha apetecido pasarme a enviarte un abrazo.
    Gracias por haber estado siempre ahi amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aprecio es mutuo, amigo.

      A veces no hace falta ver a alguien para conocerlo.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. El tema generacional es complicado. Yo, cuando vuelvo a casa de cualquier sitio, en un banco que hay debajo de un arbol grande, hay siempre una pareja, él, debajo, ella siempre sentada encima haciéndole cositas, el tío ni se inmuta. Por ejemplo, en mi época, nos hace eso una tía y la tenemos encaramada al árbol. Lo otro, lo de la educación, eso, ya es una batalla perdida, más que nada porque ya no te pegan una hostia de pequeño porque vas a la cárcel.
    Me cago en mi puta......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...hoy no, que ya se me ha curao la pierna.

      Saludos, Pak

      Eliminar
    2. Me alegro. Date un paseo largo, pa recuperar los perdidos en esos días de amargura.Retiro lo de la puta vida.

      Eliminar
    3. Ya volverán ya...como aquellas golondrinas. Pero que vengan, eso querrá decir que todavía sigo jodiendo la marrana

      Eliminar
    4. Joder, no me había dado cuenta de la canción de Rod, si es de mi época. Además me trae recuerdos impresionantes.

      Eliminar
  4. Ay la juventud!!!

    Pero yo he sido muy pava, poco popular y muy de otra época. Miro las fotos y doy gracias a Di-s (a todos los que soy capaz de nombrar) x la niña tan bonita que tengo. Inmadura, rebelde y torpe. Como debe ser. Y por el niño. Guapo, cariñoso, tozudo y trasto.

    Ya crecerán. Son tan atrozmente jóvenes. Tan encantadoramente jóvenes…

    Me alegro que la pierna vaya mejor. Ahora llega la primavera y el Sol.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me alegro de todo lo bueno que te vaya pasando, pues lo mereces sin duda alguna.

      Un beso, "valienta"

      Eliminar
  5. La llevamos guapa con los "padres" de hoy día,menuda educación les están dando a sus retoños,el día que tenga el mío,si se lo merece,si no queda más remedio,le doy un sopapo que flipa,un mal sabor de boca quita muchas amarguras.
    Kufisto,eso de acabar la ducha con agua fría es autoflagelarse :)
    Me alegra saber que la pierna va funcionando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Retrato fiel el que haces del púber sediento. Hombre, quién no ha sido sumamente torpe a esa edad. Yo tenía un carajal en mi cabeza entonces que me duró bastante más que mi pubertad.

    Se habla de que las chicas a esa edad se desarrollan una barbaridad. Y es verdad. Pero aunque los varones cambiemos externamente con más lentitud, lo cierto es que chapoteamos en testorena y lo que es lo fundamental, los rasgos "no secundarios" de nuestra sexualidad, se transforman y de qué manera. Entre un niño de 12 y un púber de 13-14, hay un mundo, aunque psicológicamente ambos sigan siendo unos críos.

    Recuerdo que tuve a un paciente de esa edad que su principal problema era que rechazaba su propio crecimiento: quería seguir siendo un niño, y lo que le ocurría en su cuerpo le llenaba de confusión. Era un chico estupendo, y le pude ayudar. Años después de dejar la terapia me lo encontré en el Metro echo todo un hombre (me sacaba una cabeza por lo menos),e iba acompañado de una chica sencillamente adorable. Ya no tenía miedo. No había perdido aún la ternura que le caracterizaba, pero ya era la propia de un hombre, no la de un chiquillo asustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que a su paciente la vida le trate bien.

      Eliminar
    2. Se lo ganó a pulso. Era (es) un chico de primera.

      Eliminar
  7. Hostia, que tía más buena! Luego echaré un vistazo al contenido, no te enfades; es que me voy a comer, lo juro (si eso me da más crédito, claro)

    ResponderEliminar
  8. Paco,los chavales de hoy están amariconaos,tanta play,ídolos "musicales" y lo que les faltaba,el internet,se meten en páginas porno(pornotenénáquehacer)se hinchan a pajas mal das(que ni pá eso están por la labor del esfuerzo) y luego pasa,lo que pasa,que no se enteran de ná.
    Donde se ponga nuestra testosterona,la de los hombres de nuestra época,que se quiten los los vacía güevos estos.¡Joder¡Que masturbarse es un arte,un homenaje a nuestro cuerpo,hacer el amor con uno mismo y en mi caso con ella,que lo siente,que se lo goza igual que yo.Sale del alma no solo de la polla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, amigos, hoy no doy para más

    ResponderEliminar
  10. Cojonudo, míster.. Tanto que ni me he reído, pero se me ha puesto mala hostia. O sea, que funciona. El retrato del jovenerío de la ESO no puede ser más fiel que el de una radiografía que sale velada, o sea la de un molusco. Suerte que no le hiciste un tac encefalográfico.. y te aseguro que sé de lo que hablo.
    A ellas, por lo menos las justifican las turgencias de catálogo: todas están igual de buenas, y tan iguales que con ver a una pierdes el interés en las demás. Al menos, me atrevo a decir que en nuestros tiempos, enmedio de las pijas te podías encontrar a una hermosa jevi, con pantalón de pitillo y desarreglo de peluquería.. con esa belleza que tan bien expresó Lou Reed al decir aquello de que "era hermosa como un labio partido".
    Quién cojones inventaría lo light?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún tonto del ciruelo.

      Muchas gracias, un abrazo

      Eliminar
  11. Te dejo el hilo nuevo en mi blog, por si aun te apetece discutir de eso tan aburrido que es el futbol.
    Un abrazo

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2013/02/el-martes-no-hace-falta-remontada.html

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.