i

i

martes, 7 de agosto de 2012

ENCIENDE UNA CERILLA




Phelps mea en la piscina, a Bolt le apasiona el dominó y ese tipo, el español matamolleras de la Gran Manzana del Imperio, dice que le encanta escuchar merengue para motivarse.

Anoche, muy de madrugada, leí una loa a Franco en el día de su muerte escrita por uno de nuestros más preclaros hombre-corcho, el Ónega, ese viejo que sigue teniendo cara de niño que se chiva a los mayores, y la verdad es que no me sorprendió: siempre pensé mal de él.

No tengo piscina donde bañarme, ni me metería en alguna donde cualquiera haya podido bañarse, pero suelo mear cuando me baño en mi bañera.

No entiendo que a alguien pueda gustarle el dominó existiendo el ajedrez, pero eso es algo que ya no me preocupa.

No sé porqué tendría que pagarle a alguien para contarle mis penas, pero en cierta manera lo llevo haciendo con vosotros desde hace dos años y pico aunque, al menos, no tengo que ver vuestras miradas.

Una vez, siendo un niño, me chivé de un mayor que vi fumando. Al día siguiente me cogió por banda y me sopló dos leches. No he vuelto a cometer tal estupidez.

Él era idiota, al menos tanto como lo sigue siendo, pero que fumara o no era asunto suyo. No está bien pedir para que otro reciba.

Cada uno debe limpiarse su culo.

Y tirar de la cadena, no sea que la próxima cagada también salga del tuyo.

En ocasiones el apretón te pilla en cualquier sitio, y un hombre puede resistir mucho en muchos momentos pero no está entre ellos cuando la mierda aporrea su puerta.

Son cosas que pasan al salir de tus cuatro paredes.


Esto no es merengue. He abandonado la idea de tomar parte en cualquier competición que necesite algo de lo que carezca:






4 comentarios:

  1. Pffffff Ónega...

    Siempre he dicho que si escribiese un libro o abriese un blog, lo titularía "Yo también fui antifranquista" con el subtítulo de "35 millones contra el dictador" jaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Menudo pájaro, el Ónega. Franquista hasta la muerte. Hasta la muerte de Franco, claro.

    Es normal, hombre, le obligaban a escribir esas cosas. También le obligaban a cobrar a fin de mes, por lo visto.

    ResponderEliminar
  3. Soy practicante de windsurfing y solo decirte que espabiles Hay muchos deportes geniales además del fútbol tenis básquet etc

    ResponderEliminar
  4. "Una vez, siendo un niño, me chivé de un mayor que vi fumando. Al día siguiente me cogió por banda y me sopló dos leches". Cosa parecida se me ocurrió hacer con un compañero de clase en 7º de EGB, aunque la hostia recibida fué solo una, y esa misma tarde, también me dolió bastante. Tuve buen cuidado de no volver a hacer nada parecido, porque aparte de la hostia no recibí premio alguno, aunque cinco años después me llegó el consuelo de ver al coleguita en un soportal totalmente deshauciado durmiento al lado del cartón de vino de Donsimón. La vida es así.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.