i

i

lunes, 28 de mayo de 2012

LA ERA DEL MONO SE ACABA




¿Y cómo no van a rescatar a los bancos con nuestro dinero si son su policía monetaria?
¿Y cómo van a plantarse los mass-media si son quienes los mantienen en pie?

Esto no es una democracia, es una denariocracia.

El Gobierno del Dinero. Olvidaros de todo lo demás: el dinero es el poder. ¿Quién necesita amor cuando tiene esclavos? Lennon no era más que otro idiota útil, y cuando dejó de serlo para pasar a la acción le pegaron cuatro tiros como a los Kennedys, como a cualquiera que quiera hacer del mundo un sitio más humano, la Humanidad apesta, huele a mono, y solo mientras les sirvamos no seremos perfumados con zyklon b, "eau de nicho", es una cuestión de tiempo, están en ello. Todos los que están arriba, en los pisos superiores, subieron aplastando a quien se le cruzara por las escaleras, la vida es un perpetuo incendio, y mientras la mayoría esperan la llegada de los bomberos prometidos por la megafonía algunos salen de naja, sin fiarse de nadie, todos mienten, deberías saberlo, nadie se preocupa por ti, solo quieren tu dinero. Eso es todo. Los helicópteros están en las azoteas, defendidas por puertas selladas herméticamente, detectores de manos de mono, iris de mono y olor a mono. Si no eres capaz de hacer lo necesario, lo que sea, es que eres un mono. Si dudas, eres un mono, y tu sitio está abajo, con tus iguales, creados a imagen y semejanza del Dios de los Monos, uno de ellos haciendo el trabajo sucio, alguien tenía que hacerlo, alguien tenía que tenerlos entretenidos, ocupados, sin dar guerra, pero vendrán a por él cuando todo esté preparado, le lanzarán una escalerilla y subirá rápidamente, quitándose el disfraz, miles de años escondido en la copa dan para eso y mucho más, "¡joder lo que habéis tardado!". Y entonces la monería adorará los harapos como reliquias, finalmente tenían razón, "han venido a por Él, solo hay que esperar a que vengan por nosotros". Y lo seguirán creyendo aún cuando empiecen a caer como chinches. La esperanza es lo último que pierden los monos.

Recuerdo que una noche, hace muchos años, mientras les dejaba sus plátanos en la mesa, oí a uno de ellos decir al resto: "pues yo, mientras me den seguridad no me importaría perder algo de libertad". Y yo, que entonces aún no era un mono completo como su Dios manda, sentí tal náusea que estuve a punto de vomitar.

Esclavos contentos de serlo. La vida como un artículo de Martín Ferrand. La vida muerta. La vida del eunuco.

Y ahora, que ya soy todo un mono, un mono que leyó a algunos que se dieron cuenta y terminaron comiéndose su propia mierda al no poder dejar de serlo nada más que sobre el papel, ahora veo que el fin de la era del Mono se acerca: no basta con darles tu libertad, quieren oírte llorar.


Y después largarse de una puta vez y que don Zyklon B salga a dar paseos. El último paseo.


Una monada de canción, me encanta su primer minuto:





5 comentarios:

  1. ¿Democracia? Vivimos en el "Nosotros", de Zamiatin...

    http://www.sopadelibros.com/book/nosotros-evgueni-i-zamitin

    ResponderEliminar
  2. Sr. Kufisto. Ten en cuenta que también algún día, los monos a los que te refieres, pueden llegar al poder.
    ( Off course, pásate por mi blog, que llevas mucho tiempo que no lo visitas ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de parir y ya es muy tarde, amigo, pero te prometo que lo haré.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Espero que el parto haya sido sin complicaciones Kufis.
    Un abrazo tío.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.