i

i

lunes, 13 de septiembre de 2010

CINCO MIL MILLONES DE AÑOS





Realmente,
la vida es un suspiro.

Pasamos por ella haciendo cosas,
si fuéramos eternos,
no habría nada por hacer,
hacemos porque huímos,
del paso del tiempo,
de la vejez, de la muerte,
lo hacemos para no pensar en ello,
pero sí te paras un momento,
y lo piensas,
ves que realmente,
nada es importante.

Es muy hermoso ver el sol,
cuando amanece.
No lo hace de golpe, ¡pum!, ¡ahí está!,
no...poco a poco,
lentamente,
algún científico loco dirá que va follao,
a un millón de kilómetros por segundo,
que es cosas de la distancia,
y el tiempo,
valiente gilipollas,
no me destripes los secretos,
no te creo,
el sol se mueve a cámara lenta,
eres tú,
quien está acelerado,
nosotros lo vemos aparecer,
como si no se moviera,
mágico,
"mira, ya está un poco más alto",
pero tan lentamente,
que casi no te das cuenta,
y el sol es un chico listo,
hay que hacer las cosas despacio,
como los toreros güenos,
para darte cuenta,
de lo cojonudo que es,
estar vivo.

No puedes evitar,
cuando miras al oeste,
y ves como se va,
como vino,
lentamente,
pensar que a tí te pasará lo mismo,
que te irás,
¿pero reaparacerás a la mañana siguiente?,
él sí, seguro,
aunque el científico loco,
diga que dentro de cinco mil,
millones de años,
ya no habrá más mañanas para el sol.

Cinco mil millones de años...

Cinco mil millones de años...

¿Dónde estaremos dentro de cinco mil millones de años?
¿Dónde estarán nuestros amores,
nuestros odios,
nuestro espíritu?.

Cinco mil millones de años...,
¿se puede ser más gilipollas?

A mí me quedan unos pocos menos,
pero sigo viendo igual de en buena forma,
a la gran bola de fuego:
"Sol de mis amores, ¿tiene razón,
el Strangelove que te quiere enterrar?",
"No le hagas ni puto caso, Kufisto,
¿tú que crees?",
"creo que eres inmortal",
"chico listo. Que no te mareen,
la Vida no son las Matemáticas."

Siento su calorcito bueno,
en mi espalda,
atravesando la ventana,
se va yendo,
despacio,
mientras os escribo esto.

Mañana saldré a su encuentro,
mientras camino por el campo,
todos saldremos a darle los buenos días,
todo bicho viviente asomará su cabeza,
"ya esta ahí. Menos mal",
Pero el científico loco,
ese que sólo lo ve en fotografías,
rodeado de enfermiza limpieza,
y telescopios miopes,
seguirá asegurando,
que te queda un día menos,
es tan tonto que no sabe,
lo que hasta un niño sabe,
que Tú eres el Tiempo.

Caminaré,
de frente a Tí,
sin pensar,
sólo caminar,
oyendo a los pajarillos,
mis pisadas y mi respiración,
Tú no haces preguntas,
no juzgas, no condenas,
no vas chupando pollas,
sales y ya está,
no haces el mono,
ni dices tonterías,
siempre haces lo mismo,
en movimiento,
no hay que pararse,
hay que seguir,
y vivir sin hacer cabriolas,
eso es para los mentirosos,
para quienes quieren engañarte,
joderte, hacerte mal.

Recuerdo a Cori,
sentada en el suelo,
mirándote,
como te ibas,
ella sabía que no le quedaban,
muchas más ocasiones de hacerlo,
y todo lo que quería,
cuando el bicho se la estaba comiendo por dentro,
era mirarte,
cuando se te puede mirar,
cuando te vas,
o cuando vienes,
cuando más lejos estás.

Recuerdo como te miraba,
sentada en el suelo,
con las manos en su barbilla,
yo la veía a veces,
a lo lejos,
no quería molestarla en ese momento,
¿quién soy yo,
al lado del sol?.
Yo te miraba,
sin que tú me vieras,
el sol nos veía a los dos,
y mis lágrimas también querían,
su ración de luz.

Cuando se ponía,
su luz continuaba envolviéndonos,
seguíamos un ratito más,
Cori de mi corazón,
con las manos en la barbilla,
todavía hay luz preciosa,
todavía estás viva,
mañana volverás a verlo,
todavía.

Después te levantabas,
lentamente,
el bicho seguía haciendo su trabajo,
y te ibas para casa,
a pasar la noche,
la maldita noche,
yo me quedaba ahí de pie,
un rato más,
cuando te veía desaparecer a lo lejos,
yo también recogía mis lágrimas,
y me iba de allí,
nada quedaba para mí,
sin el sol y sin tí,
me iba entre las sombras,
caminando, preguntándome lo de siempre,
¿por qué?, ¿por qué a tí?,
es difícil...



El sol ya anda de retirada,
voy a salir un ratillo,
a caminar en la noche,
escuchando música,
porque el silencio de la noche,
hay que combatirlo,
es veneno del malo,
el peor de todos.

9 comentarios:

  1. Bien, kufisto, bien. Algo desaseada la forma (pero es lo que se lleva, y ahí está Withman, al que se considera uno de los grandes), pero hondos el concepto y el sentimiento, que es lo importante.
    Tú escribes poesía con el corazón, las tripas y el alma. Confieso que para mí escribir poesía es más bien un juego, por eso mi barroquismo en forma y vocabulario (que tiene, por supuesto, mucho de irónico) y mi gusto por lo humorístico sarcástico.

    Tengo dos sonetos más para Hegemonas, por si vuelve a ponerse pesado:

    Pues no puedo, Hegemón, estar callado,
    amable excúsame que no me calle
    y que este infeliz hecho yo subraye:
    que de tanto esnifar estás rayado,

    que tanta raya nívea has inhalado
    en casa y en los bares y en la calle
    que es muy dificultoso que se halle
    quien haya como tú tanto esnifado.

    Una cebra serás con tantas rayas,
    el mono que en chirona tú llevaras,
    un disco de vinilo que no arrancas,

    del pararrayos hembra (pararrayas),
    un mapa de isotermas e isobaras,
    un código de barras todas blancas.

    *************************

    Oh, cándido Hegemón, el polvo andino
    tu tabique nasal ya lo ha enyesado
    y las entrambas fosas encalado,
    y el mostacho te ha puesto blanquecino.

    Por la coca pareces un albino,
    un panadero todo enharinado,
    un pastel con azúcar tan blanqueado
    que a este paso te ficha Florentino.

    Has respirado tanta en tanta fiesta,
    en tanto bar de alterne y en las calles,
    que eres, más que español, ya colombiano,

    y estás casi tan blanco como Iniesta,
    siempre empolvado vas, como en Versalles,
    y más que Gallardón estás tú cano.

    ResponderEliminar
  2. Aunque también tengo mi vena angustiada y existencialista:

    El hombre es en la vida un vagabundo
    que tantea cual un perdido ciego
    ignaro de las claúsulas del juego
    que para el cruel Demiurgo es este mundo.

    Ora inconsciente, ora meditabundo,
    del libro de la vida siempre lego,
    un aliento fugaz, un breve fuego,
    es su espíritu vano e infecundo.

    ¿Por qué este navegar tan tormentoso,
    por qué un peregrinaje tan costoso,
    que al abismo quizá sólo conduce?

    ¿Quién resuelve este enigma misterioso?
    el texto divinal ¿quién lo traduce
    y a un entendible idioma lo reduce?

    ***********************

    Se nos pasa la vida en los enojos,
    temores, previsiones y cautelas,
    y mientras tanto tú, dios Cronos, vuelas
    tan rápido que no te ven los ojos.

    Sujetos de Fortuna a los antojos,
    juguetes del Destino nuestras velas,
    pagamos de la vida las gabelas
    hasta más no quedarnos que en despojos.

    Congojas procelosas y anubladas,
    trabajos inclementes, desmedidos,
    angustias tan punzantes como espadas,

    fatigas como peñas tan pesadas,
    nos llevan por la vida tan rendidos
    que acabamos el viaje ya vencidos.

    **********************

    Quedo y paciente, Cronos cojitranco,
    consumes nuestros pasos paso a paso
    sin a nuestra protestas hacer caso
    y así vas rellenando el pliego en blanco

    de la vida, o bien de nuestro banco
    las monedas descuentas sin retraso,
    exento de accidentes del acaso,
    cuyo brazo es contigo flojo y manco.

    Quién pudiera pararte en tu carrera,
    devorador terrible de tus hijos,
    en que arrastras al hombre aunque no quiera,

    y evitar que nos cerque traicionera
    aquella contra la que no hay cobijos
    ni pleitos abreviados o prolijos.

    ResponderEliminar
  3. Oswald,

    no sé rimar, ni tengo paciencia para ello. Cuando escribo de esa forma intento expresar sentimientos fuertes, que no se los cuento a nadie; tus poesías son muy buenas, iba a subrayarte los últimos tres versos del primer soneto que le dedicas a Hegemon1 (por cierto, conmigo se portó muy bien en una trifulca que tuve en otro blog), pero es que el segundo es aún mejor. ¿Has leído mucha poesía, no? se te nota suelto, "fácil"; los otros tres sonetos también son buenos, el tiempo, Cronos (creo que el cantante de Venom -un grupu satánico, muy malos- se llamaba así), ¡qué nombre más cojonudo!, Cronos...es feo, duro, seco. Creo que en otra ocasión te comenté que nunca me ha atraído la poesía, excepto Lorca, Bukowski y poco más, pienso que es lo más difícil, quizá por eso nunca me atrajo, porque hay mucho tuercebolis que se creen el ombligo del mundo, no sé, creo que empezaré a leer algo, aconséjame algunos buenos, nada de Rubenes Daríos y mierdas por el estilo, por favor...

    Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios que siempre tengo en cuenta.


    Miguel Ángel,

    muchas gracias, me alegro por recibir tu primer comentario, eres muy amable. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Katakrok

    Deja a Jéguelmon en la sidrería y no te metas con él. Sabía que se bebía hasta el serrín, pero lo de la coca lo desconocía.

    Hegergúmeno es así

    Kufisto

    Hablando de inmortalidad aquí tienes un cuento de Borges en pdf

    http://www.bibliaspa.com.br/bibliaspa/images/livros/19br.pdf

    Como poeta también es magnífico.

    Borges es el más grande del siglo XX

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, kufisto.

    Me pides algo muy difícil. En este estilo tuyo, sencillo, natural y prosaico (en el buen sentido del término) en la forma y muy sentido en cuanto al fondo, la referencia es Withman, aunque se salía mucho de madre con versos larguísimos, mientras que tú eres de verso corto.

    En cuanto a gustos personales, pues nuestro renacimiento y barroco. En Cátedra hay una antología muy buena. Ahora, está claro que a menudo no es lectura fácil, por las dificultades del léxico y de la sintaxis (una edición con buenas notas a pie de página es fundamental), así que tú mismo.

    Y por encima de todo está Dios, o sea Hölderlin (imprescindible una buena traducción).

    Lo mío con la escritura de poesía es curioso: hace quince o veinte años, en la adolescencia, escribí cuatro o cinco cosillas que no estaban mal, pero no he vuelto a escribir poesía hasta hace unos tres meses y medio (lo primero fue aquello que le escribí a Gaditano..."doctorcillo arruinatestas/¿nunca te han dicho que apestas?, etc") y desde entonces ha sido casi un no parar: he escrito unas 150 poesías (tranquilo, que no te las voy a soltar todas, o al menos lo haré en pequeñas dosis), humorísticas, amorosas, eróticas, filosóficas, mitológicas. Ya sé que no es nada del otro jueves en cuanto a calidad pero creo que al menos son correctas y las humorísticas tienen a veces cierta gracia. Desde hace un par de meses siempre pongo algunos poemas en el artículo de Fray Josepho en LD, relacionados con el tema de los que él escribe.

    En cuanto a Hegemon, personalmente no tengo nada en contra de él, excepto que es el típico hooliganillo o santurrón "liberal" de LD, defensor a capa y espada de los dogmas de la secta y rápido en el uso del ¡nazi!o ¡socialista! en cuanto alguien los pone en duda (que se lo pregunten a pedromar), pero, en fin ¿y qué importa? A mí no me importa, veo a la gente en los foros que se los toma muy en serio y se toma a sí misma muy en serio, lo cual es muy infantil. Sí, a mí me molestan las chorradas, sean del color que sean, pero cuando me exalto un poco, me paro dos segundos y me digo ¿qué importa?, coño, que esto es un foro de internet donde estamos cuatro pobres diablos, no las Cortes ni la asamblea de la ONU. Mis poesías son coñas, hay que tomárselas así. Hombre en algunos casos, si molesto, mejor; lo digo más que por Gaditano (que es un pelmazo, pero nada más) por auténticos capullos como Antimarx, al que le dediqué una buena ristra de sonetos.

    Por cierto, qué putada lo de Pedromar ¿verdad?, desde que lo dejó ahce tres o cuatro días, el blog de Moa está muerto, a ver si mejora la cosa los próximos días, pero tiene mala pinta. Por mucho que digan los mismos Moa y Pedromar a mí el blog me gustaba mucho más cuando había tropecientos mensajes diarios, aquello era mucho más divertido..¿un casino?, pues vale, prefiero el casino a pretender que un foro de internet sea la Academia de Platón o la asamblea de la ONU (me ha gustado lo de la asamblea de la ONU). Si el blog fracasa (y Pedromar era el alma del blog últimamente) Moa llevará en el pecado la penitencia: no tenía que haber censurado a nadie, empezando por Mescaler, que era mucho más inteligente que muchos "liberales". Claro que a mí no me metía el dedo en el ojo todos los días, como hacía con Moa, eso también es verdad.

    Una última cosa, kufisto. Está bien lo que escribes ahora, costumbrista, sentimental, nostálgico, pero cuando más me gustó lo que escribías fue cuando apareciste en el blog de Moa: eras un dadaísta cojonudo, me partía el culo (no es coba, lloraba de la risa) con tus juegos de palabras, tu humor surrealista, tu mala leche grotesca. Lo echo de menos.

    Perdona la parrafada y un saludo.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  6. Priede,

    Hace poco leí una colección de cuentos de Borges. Absolutamente sensacional. Genial.

    Empezaré la poesía. Un saludo.

    Oswald,

    cuando entré en el blog de Moa estaba absolutamente desesperado, desquiciado, no sé como no me banearon de allí; entre vómitos diversos quizá metiera algo bueno, pero no lo recuerdo.

    Moa metió la gamba al expulsar a Mescalero y al provocar la autoexclusión de Arrow Eco. Estoy contigo por lo que respecta al "casino", me gustaba mucho más antes.

    Gaditano y Antimarx (vaya nick. Me gustaría verle la cara) son dos de los gilipollas más grandes que me he cruzao en la vida. Palabra.

    Miraré los poetas que recomiendas.

    Un saludo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Es verdad, hay cosas que me tomo demasiado en serio sin que haya razón para ello. Es infantil, sin duda.

    No obstante ese blog podría tener mucho peso si cuando tenía 600 o más comentarios al día se hubiese empezado a seleccionar. Había comentarios memorables, y lo sé porque días atrás les estuve haciendo un repaso.

    Quizá soy un iluso, porque un blog, como decía Arcadi Espada, es como un patio de escuela, y lo que se diga allí no tiene la más mínima relevancia. Pero eso es culpa del anfitrión del blog, de ese y de cualquiera, que no se molesta en hacer de él un lugar interesante. No puedes resignarte a decir que la gente es como es y que nada se puede hacer, porque hay todo tipo de gente, y tienes que hacer lo posible para atraer a los mejores. Y eso no quiere decir que 'lo mejor', es decir: la seriedad, el rigor en el análisis, esté reñido con la frescura, la brevedad, lo chispeante. Caben muchísimas cosas, y no solo textos sesudos. Hay un problema, y es que si haces una selección antes de colgar los comentarios, el blog pierde frescura. Tendrías que mirar muchas veces al día y quien modera (no sé si será Pío) tiene cosas más importantes que hacer.

    Es que lo insoportable no es el insulto ni la agresividad, sino la miseria: el atribuirte que has dicho lo que no has dicho, el trocearte el texto para contestar como les viene en gana (jode un montón dedicar una hora o más a escribir un buen texto y que venga un gilipollas y seleccione dos renglones para despreciar todo el comentario, y encima se crea que sabe, como ocurría con aquella culebra del manolepe); el no atender a las razones del otro para refutar sino ir directamente al ninguneo y luego largar el discursito propio sin entrar en los argumentos del otro. Eso revienta cualquier debate. María Antonia Iglesias o Enric Sopena no necesitan insultar a nadie para desacreditarse como contertulios o dialécticos o polemistas. Son fulleros y necios, y si quieres pelear con ellos tienes que hacer lo mismo. Aparte que hay unos níveles mínimos, no tanto de conocimientos como de inquietud intelectual, y en el blog de Moa no se exigen. Hay incondicionales del blog que no deberían estar ahí.

    Aunque el más dañino era manuelp, con diferencia. Se creía que sabía y el pobre desgraciado, aparte de mal bicho, envidiosuco, nunca era capaz de escribir más de cinco renglones de su cosecha. Cualquiera, incluido sigoempe, el mismo sinrocom, tenían más facilidad de palabra y riqueza expresiva que manuelp. (Sigoempe con sus obsesiones es genial). Sin embargo manuelp gozaba del favor de muchos, empezando por Moa, porque siempre daba con el enlace de algún asunto histórico. El muy infeliz creía que por hacer eso ya había dado con el meollo del asunto en debate y hecho la crítica debida.

    En ese blog se podría escribir de todo, bien a propósito del asunto que trate Moa, o bien otro pero que tenga interés: las crónicas de kufisto, las coplas de Oswald, los cabreos míos, cualquier cosa, siempre y cuando, por la razón que fuese, tuviesen un valor. Ahora bien: entrar en los debates sin atender a las razones del otro, a triturarle el texto o bien a hacer proselitismo, eso sí que no. Por cierto ¿qué ha sido de los chupacirios? Como ya no hay nadie a quien convertir, se han largado. ¿Y de los masones?

    Sí, estos días el blog es una mierda: "Estoy de acuerdo con lo que ha escrito berdonio". "Excelente comentario, doiraje"."Totalmente de acuerdo, amigo Lead". "Como dije en mi post #56 y #165 del día 25 de marzo de 2007, el socialfascismo, querido menorqui, es una moneda con dos caras, las cuales...". "El liberalismo vivirá siempre porque el hombre es libre. Aquí, en Menorca..."

    En fin, nos pasaremos al blog de kufisto.

    ResponderEliminar
  8. Es verdad, hay cosas que me tomo demasiado en serio sin que haya razón para ello. Es infantil, sin duda.

    No obstante ese blog podría tener mucho peso si cuando tenía 600 o más comentarios al día se hubiese empezado a seleccionar. Había comentarios memorables, y lo sé porque días atrás les estuve haciendo un repaso.

    Quizá soy un iluso, porque un blog, como decía Arcadi Espada, es como un patio de escuela, y lo que se diga allí no tiene la más mínima relevancia. Pero eso es culpa del anfitrión del blog, de ese y de cualquiera, que no se molesta en hacer de él un lugar interesante. No puedes resignarte a decir que la gente es como es y que nada se puede hacer, porque hay todo tipo de gente, y tienes que hacer lo posible para atraer a los mejores. Y eso no quiere decir que 'lo mejor', es decir: la seriedad, el rigor en el análisis, esté reñido con la frescura, la brevedad, lo chispeante. Caben muchísimas cosas, y no solo textos sesudos. Hay un problema, y es que si haces una selección antes de colgar los comentarios, el blog pierde frescura. Tendrías que mirar muchas veces al día y quien modera (no sé si será Pío) tiene cosas más importantes que hacer.

    Es que lo insoportable no es el insulto ni la agresividad, sino la miseria: el atribuirte que has dicho lo que no has dicho, el trocearte el texto para contestar como les viene en gana (jode un montón dedicar una hora o más a escribir un buen texto y que venga un gilipollas y seleccione dos renglones para despreciar todo el comentario, y encima se crea que sabe, como ocurría con aquella culebra del manolepe); el no atender a las razones del otro para refutar sino ir directamente al ninguneo y luego largar el discursito propio sin entrar en los argumentos del otro. Eso revienta cualquier debate. María Antonia Iglesias o Enric Sopena no necesitan insultar a nadie para desacreditarse como contertulios o dialécticos o polemistas. Son fulleros y necios, y si quieres pelear con ellos tienes que hacer lo mismo. Aparte que hay unos níveles mínimos, no tanto de conocimientos como de inquietud intelectual, y en el blog de Moa no se exigen. Hay incondicionales del blog que no deberían estar ahí.

    Aunque el más dañino era manuelp, con diferencia. Se creía que sabía y el pobre desgraciado, aparte de mal bicho, envidiosuco, nunca era capaz de escribir más de cinco renglones de su cosecha. Cualquiera, incluido sigoempe, el mismo sinrocom, tenían más facilidad de palabra y riqueza expresiva que manuelp. (Sigoempe con sus obsesiones es genial). Sin embargo manuelp gozaba del favor de muchos, empezando por Moa, porque siempre daba con el enlace de algún asunto histórico. El muy infeliz creía que por hacer eso ya había dado con el meollo del asunto en debate y hecho la crítica debida.

    En ese blog se podría escribir de todo, bien a propósito del asunto que trate Moa, o bien otro pero que tenga interés: las crónicas de kufisto, las coplas de Oswald, los cabreos míos, cualquier cosa, siempre y cuando, por la razón que fuese, tuviesen un valor. Ahora bien: entrar en los debates sin atender a las razones del otro, a triturarle el texto o bien a hacer proselitismo, eso sí que no. Por cierto ¿qué ha sido de los chupacirios? Como ya no hay nadie a quien convertir, se han largado. ¿Y de los masones?

    Sí, estos días el blog es una mierda: "Estoy de acuerdo con lo que ha escrito berdonio". "Excelente comentario, doiraje"."Totalmente de acuerdo, amigo Lead". "Como dije en mi post #56 y #165 del día 25 de marzo de 2007, el socialfascismo, querido menorqui, es una moneda con dos caras, las cuales...". "El liberalismo vivirá siempre porque el hombre es libre. Aquí, en Menorca..."

    En fin, nos pasaremos al blog de kufisto.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.