i

i

lunes, 3 de diciembre de 2012

YA TENGO MECHERO




Durante las dos últimas semanas he estado encendiéndome los cigarrillos como un troglodita, o casi, pero en lugar de palos utilizaba mecheros, averiados los dos, uno no tenía gas y el otro no tenía piedra, solo había que juntarlos, nada más, el fuego no necesita mucho, como yo, que se me van fundiendo las lámparas de la casa hasta hacerme vivir en la penumbra, y no es que sea un rata, es solo que nunca veo el momento de ir a una estúpida tienda, con una desconfiada dependienta, para comprarle tres o cuatro, o diez, jodidas bombillas, además que debería llevar las muestras..."quiero una de estas...dos de estas...cuatro de estas..."

Me pongo malo solo de imaginarlo.

Comprar un mechero es como salir a la calle con paraguas, cosa esta última que he empezado a hacer este otoño. Yo, que siempre miré con desdén a los paragüeros, ahora también llevo uno cuando llueve. La primera mañana iba un tanto incómodo, pero pronto me di cuenta de sus beneficios sobre el impermeable, así que ya no solo lo saco cuando llueve, sino con solo la amenaza...espero no acabar abriéndolo para protegerme del sol. La vida es una traición continua a ti mismo.

Y esta tarde he acabado por decidirme a comprar un mechero, con todo el dolor de mi alma, que los mecheros no se compran, se roban, o se descuidan, mejor, solo es un puto mechero, hoy por ti y mañana por mi, pero comprar uno es como comprar aire del Himalaya: cosa de tontos. Pero uno cambia el ritmo del fumeque cuando una simple llama se convierte en una molestia, fuma más rápido para que no se apague, y eso es malo. Es de tontos.

He recordado el 24 horas que hay cerca de casa, uno de esos que ya te engañan desde el nombre, pues de 24 nada, y si alguien te la mete de entrada es que te la llevaras puesta de salida, y bien dentro, que los malos comienzos serán buenos para los gitanos, pero yo no lo soy, ni ganas...le he echado un vistazo a la calderilla, "sí, creo que habrá suficiente"

Es una tienda pequeña, de techo bajo, llena de cosas, casi tienes que andar de lado, con cámaras de vigilancia, ideal para volverte loco, perfecta para reafirmarte en que hay trabajos peores que el tuyo, yo no podría estar metido allí ni diez minutos, o sí, quien sabe...hay que ganarse honradamente la vida. Eso dicen.

La dependienta es gordita, feúcha, de unos treinta años, con unas gafas de esas con montura de color, de mirada veinticuatro horas, es decir, "no te pierdo de vista...y lo grabo todo"

- "Hola...dame papel de Smoking, del corto...y un mechero"

No la he entendido bien a pesar de haberme quitado uno de los auriculares, "Tea for one" de los nuevos kennedys premiados por Obama en el nombre del Imperio...de destrozar hoteles y meter peces en los coños de las groupies a estar sentaditos, formalitos, escuchando sonrientes el discurso del presi...mejor con Nixon, sin duda.

- "¿Qué?" y me he quitado el otro
- "Que cual quieres"

Había dos cajitas, una llena de mecheros blancos y otra llena de mecheros de colores.

- "Dame uno de esos" le he dicho señalando a los de color
- "¿Este?"
- "No, de los otros"
- "¿Este?" y seguía señalando los blancos
- "No, los de colores"
- "¿Este?"
- "No, el otro..."
- "¿Este?
- "Sí..."

Al final no me he llevado el que quería, pero un ¿este? más y hubiera pasado yo a cogerlo.

Clavada. La de hijosputas que se han hecho millonarios vendiendo mierda, mierda barata, la más abundante, vender a dos lo que cuesta a uno, no hace falta que sean millones, "esto vale un euro, pero como no son horas lo vendo a dos. Y pagan" Y poco a poco pasan de vender camisones de casa en casa a poseer tiendas en las Millas de Oro de todas las grandes capitales del mundo...solo hay que ser constante, avaricioso y explotador. Ya habrá tiempo de comprar periódicos para que cuenten lo buen tío que has sido siempre.

Ayer me comentaron algo de un programa para bajarte música a través del móvil, de gratis, claro, y he mirado en el Market, sección gratuitos, decidiéndome por uno que tenía buenas críticas, "downloading...wait" No importa cuanto dure el wait cuando uno va escuchando el Preludio de Tristán e Isolda, que hoy estoy en modo tierno, como siempre me pasa el segundo día después de una buena borrachera.

Downloading completed

A ver...en inglés. Vale, me defiendo, "search" es buscar..."Wagner...Liebestod...¿o era Lieberstod?..."

Un chorro de resultados. ¿Este? no, ¿este? no, ¿este? no...este, con la Meier.

La música del Preludio seguía inundando mis orejas como olas que vienen y van en formación...

Pero no la he bajado, o no la he bajado bien, o no la he sabido abrir, o la puta madre del día en el que Felipe II no nos hizo protestantes y nos perdió para siempre por hacer el cabrón para el papa de Roma...y ahora mirad como están los unos y como estamos los otros. Aunque a estos cerdos herejes les llegará su san Martín, que todo viene y todo se va...la consolación a lo Tertuliano, aquel Padre de la Iglesia, "¡¡¡Y COMO DISFRUTARÉ CUANDO DESDE LO ALTO LOS VEA ARDER EN EL INFIERNO!!!" Somos los chándalas de las religiones.

Youtube, Tutubo, hay que ser imbécil..."Liebestod Wagner" Mil resultados..."¿este? no, ¿este? no...el de la otra vez, el de la vieja gorda en blanco y negro...¡este!" Pero no lo ha cargado. La ruleta giraba y giraba dando vueltas a la bolita, a esa estremecedora bolita aviagrada por la nostalgia para esas noches en las que te sientes tan solo como El Gran Masturbador...

He visto a uno que fue buen amigo jugando a la tragaperras en un barucho, solo, él también me ha visto en el último instante, no he mirado atrás y no he oído a nadie pronunciar mi nombre, y por evitar la posibilidad he dado en caer por donde vivía ella, y una vez dentro me he metido más, como tantas veces hice al principio del final, pero hoy no he quitado la mirada del suelo, aunque mentiría si dijera que no he pensado en oír su ¡Kufisto!, pero no lo he oído, como todas aquellas, innumerables, veces ¿Quién coño dijo que solo hay que imaginarlo?, ¿quien dice que somos máquinas?, que me lo pongan delante para partirle la puta cara...que si tan máquina es, seguro que no le duele. Máquinas...

Al entrar en el despacho de loterías me he cruzado con otro como yo, otro solitario, otro buen tipo, hemos charlado un rato...

- "Dame una de seis apuestas para esta noche"

Seis, el número de la Bestia, estoy hasta los cojones de números y de letras.

Y he vuelto a casa como salí.

Pero al menos ahora tengo un mechero para fumar a mi marcha.

Algo es algo.

¿No?





12 comentarios:

  1. Y aún viene u. Tipo amargado a mi blog a decirme que he fracasado por no se qué comparación con un amigo suyo.
    Como va a entenderlo?

    Grande kufisto. Explicar lo que tu explicas es jodido mente difícil, y sacar una sonrisa incluso cuando uno esta mal esta a l alance de unos pocos. Y tu tienes el don.
    Gracias, amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa de los idiotas, basta con que los borres sin dejar rastro. Se cansan pronto, te lo digo por experiencia.

      Otro para ti, amigo mío.

      Eliminar
  2. ¿Las tiendas esas 24 horas son unas que estan en gasolineras y tienen de todo? Entre eso y el mechero me ha recordado lo de la combustion estamponea del tipo que oye voces a la salida... pero no a la entrada:

    http://m.youtube.com/watch?v=G9Z668HGgko

    En la parte que dices lo de "Al final no me he llevado el que queria, pero un ¿este? mas y hubiera pasado yo a cogerlo" me has recordado a Jules (Samuel L. Jackson) en Pulp Fiction cuando hace la visita junto con su colega Vincent Vega a los chavales y le bebe su Sprite al tipo, que despues del sermon, le dice todo el rato "¿que?" y Jules le dice "Di una vez mas que, una sola vez y..." jejeje.

    Lo de la clavada, vender a dos lo que cuesta uno y pasar de vender camisones de uno en uno a poseer tiendas en las millas de oro de todas las grandes capitales del mundo me ha recordado a Lopera, ese gran dueño del Betis, que parece ser que cuando era joven empezo arreglando televisores defectuosos que recogia con una furgoneta y los vendia... y paso a darse golpecitos en el pecho con la virgen mientras hacia algun chanchullo. Don Manue que le llamaban alli los palmeros.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja..."combustion estamponea del tipo que oye voces a la salida... pero no a la entrada": ME MUERO...!!!

      Pues sí, tienes razón, aunque ha sido algo inconsciente, pero el subcon siempre está ahí. La mejor película de Tarántula, sin duda; algo la primera y cero o cerca el resto, pero "Pulp fiction" es buena, muy, muy buena...¿a que también te suena?

      Lo de un tipo como Lopera solo puede pasar en España. De Europa, digo, tal vez en el Congo o en la isla de Pascua exista alguno aparecido.

      Muchas gracias por tu comentario, amigo mío. Un saludo

      Eliminar
  3. Si es que te conformas con muy poquito. La verdad es que todos nos conformamos al final con poca cosa. Me gusta como cuentas las cosas normales de cada día.En fin, la rutina, que nos lleva a ver cosas diferentes, donde no las hay. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paco. Soy como Iglesias, Julio, "me conformo con poco, con todo y con máaaas..." Con lo que vaya habiendo; prefiero eso a terminar como Federico: abrazado a un caballo, llorando y perdida la razón por el resto de sus días. Y ese sí que pensaba y escribía a lo grande. Demasiado.

      Un saludo, amigo. Gracias.

      Eliminar
    2. No seas exagerao hombre, "Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos", solo con esta frase superó cualquier otro pensamiento de la mayoria de humanos. Así acabó el pobre de tanto pensar.

      Eliminar
  4. Nunca fui del todo de Federico, aunque en los peores tiempos de España llegue a el para mitigar cierto dolor por mi país. Luego me fui porque no era lo,que yo,esperaba.
    Hoy comentaba allí en mi blog(justo tras tu comentario, kufisto) que sí te pones como haremos uno exageradamente parcial te hace verlo todo distorsionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Federico Nietzsche, amigo, del otro no quiero saber más ná.

      Culpa mía por exceso de cultureta.

      Eliminar
  5. Que amistades tienes, Kufisto. :):)
    Federico Nietzsche jaja

    ResponderEliminar
  6. Y para que quieres el Mechero?
    No eres socialista de manera que no sabes ni como usarlo...y bosques ya casi no quedan
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.