i

i

lunes, 17 de diciembre de 2012

TRES GORDAS




La noche del sábado pasado, poco antes de dar inicio al tradicional castigo hepático, estaba navegando con el móvil a cuenta de algún incauto vecino del bar cuando di con una noticia de esas que por estrafalarias solo pueden ser ciertas, que a nadie se le ocurre inventar una mentira pudiendo copiar la realidad, porque de eso se trata la mayoría de las veces: no se miente más porque es más cómodo decir la verdad. Y por esta razón alguien avezado siempre nos pillará cuando intentemos mentir para salir de un apuro, aunque no nos lo revele, bastará con verle. La mentira tiene las patas cortas cuando no las has ejercitado lo suficiente, pero en caso contrario...no alcanzas a ver ni los tobillos.

He de reconocer que siempre me han gustado esa clase de noticias, mejor cuanto más extrañas; recuerdo un periódico de hace años, Noticias del Mundo, o algo así, que estaba lleno de ellas, de mentiras, pero tan burdas que me hacían gracia, que para el humor también soy de brocha gorda (a excepción de los Marx y algún otro, claro, pero con estos rompieron el molde, aunque tampoco pintaban con pincel, precisamente...)

Quizá sea por esto, por mi querencia hacia lo evidente, que rehuyo toda fuente de información seria, es decir, proveniente de grandes periódicos, grandes cadenas de televisión, grandes radios y grandes lo que sean...si lo son, es por algo, es porque saben. Y ese algo me mosquea que te cagas: los megáfonos solo se conectan cuando quien te lo presta sabe que no harás mal uso de él. ¡Y ay de quién se le ocurra lo contrario...! lo menos es que te lo apaguen para mandarte a necrológicas, o a recoger los anuncios de las putas, y lo más...bastará con la cabeza de un ratón sobre tu cama del pisito donde duermen tus hijos. Y si no los tienes no pasa nada: recuerda aquello que cantaba la Simone, la de aquel anuncio, sí...no te pases que ni eso.

En fin, pero hoy no se trata de mi conspiranoia, eso para otro día, o para nunca, ¡quién sabe!, estoy convencido de ello y como dijo Poe quien está convencido no necesita convencer. Hoy vengo a hablar de las tres gordas que comieron en un restaurante de comida rápida en Los Ángeles, California, USA, El Imperio.

Parece ser que al pedir la cuenta de la bazofia que habían devorado vieron en un extremo del ticket que se referían a ellas como lo que eran a simple vista, a brochazo limpio, es decir, unas gordasssss, fat girls, rezaba en la fotografía de la dolorosa que encabezaba la noticia, y claro, se armó el follón, el belén, el pifostio y el sursum corda, "que vale que una esté gorda, vale que sepa que los demás piensan que estoy gorda, ¡pero que encima me lo restrieguen! eso es completamente inaceptable, eso es una humillación intolerable, por mucho que el encargado quisiera engatusarnos con una rebaja del 50 %, eso merece...eso merece...eso merece...¡ya está! ¡lo colgamos en Facebook!" Ahhh, la Red de redes, ese gran invento para pornografiar al mundo entero, conocer amig@s imaginarios...y bajarte música y pelis. Y jugar on-line, con un par.

Evidentemente la reacción no se ha hecho esperar, miles de comentarios apoyándolas y pidiendo el boicot hacia la empresa, y tanto ha sido el eco, tan grande se ha hecho el bolón, que los jefes del negocio han publicado una disculpa pública en su página de Facebook, informando del fulminante despido del malhadado camarero, un compadre, quien sin duda por las prisas y el ajetreo olvidó borrar del infernal ordenador aquel re-bautismo, cosas que pasan, quizá andaba de resaca, o a punto de largarse con sus colegas de fiesta, o pensando en sus trampas...pobre hombre.

Hace muchos años, cuando me hacía una terraza de veinticinco mesas, hubiera sido capaz al final de la noche de responder a la pregunta de qué había tomado tal o cual con solo enseñarme su fotografía, porque uno no conoce el nombre de todo el mundo y uno no tenía numeradas sus mesas porque eso, aquí, es una gilipollez, que la mayoría del personal coge y dispone a su gusto, como si estuvieran en su puta casa, "¿ponemos dos mesas juntas?", "pon tres, que estemos cómodos", "pero mejor allí, que corre más el aire" Al llegar el jaleo eso se convertía en un infierno, tó dios voceando, gritando, y ¡chico! va, ¡chico! viene...me cago en todas sus putas madres.

- "¿Qué te ha pedido este, Kufisto?"
- "Ah, sí, ese hijoputa...dos cervezas, un montado de lomo con tomate restregao que me ha devuelto dos veces porque decía que estaba poco hecho, un café descafeinado de máquina con leche templada (que después han vuelto a calentar) en taza grande y dos de sacarina, y un J/B con coca-cola en copa de balón y con mucho hielo"
- "¿Y esta?"
- "Menuda zorra...un jodido vino blanco que han sido tres, está picao, tú coño sí que está picao, guarra, y tráeme otra tapa que esta no me gusta, ¿pero qué te crees? ¿qué estas en el País Vasco donde COBRAN más por la tapa que por la bebida, o qué? la puta madre que la parió..."

Y no me habría equivocado.

El camarero, el bueno, tiene memoria fotográfica, no se le pasa una, podría cantar la cuenta viendo las caras de los clientes, pero no lo hace porque eso es una pérdida de tiempo, además de molesto, y entonces, mientras le sirven la comanda, va apuntando y sumando para tenerla lista al momento, y si no sabe el nombre de ninguno tiene que bautizarlo, nada más, y como en esos momentos los segundos son tan valiosos como en la F1 escribe lo primero que le viene a la cabeza: Caraflán, Tetas Gordas, Tres viejas, Caramierda, Imbécil, Gominolo, Pintarrajeá, Caraestaca, Mongólico...y sabe quien es quien.

Claro que yo no trabajaba con ordenadores, esos traidores, lo mío era una libretilla, mi libretilla...y esa solo la veía y la entendía yo.

Il tempo cambia que le musita Michael a su Mamma la última vez que lo vemos hablar con ella...

¡Pero cuanta mala leche hay en el mundo, Señor!


23 comentarios:

  1. Pero estaban gordas o no estaban gordas? Siempre se ha dicho que quien dice la verdad ni peca ni miente, por lo menos es lo que me dijeron a mi de chico. Asi que en este caso se tendria que haber publicado en Facebook, con la foto de las susodichas y a lo mejor aparecía otra plataforma en defensa del camarero por decir la verdad.
    Que ya está más claro que el agua. Cada joio va a su avio. Y ya está. Me cago en mi......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...puta vida.

      No las he visto, tron, pero no dudo de la visión de un camarero: es panorámica

      Eliminar
  2. Jajaja vaya tela lo de las gordas. Y van y lo ponen en facebook. Esas herramientas, redes sociales que les llaman, me parecen un peligro publico, como un Gran Hermano voluntario que sirve para hacer el gili. Si los gilipollas ya son peligrosos por si mismos, dales una bomba. A mi no me pillan ahi, que ya me "conformo" con tener al ministro del interior jugando al "Show de Truman". Pasando de mierdas; supongo que soy un "antisocial".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...como un Gran Hermano voluntario que sirve para hacer el gili" Sactamente, hermano. En el clavo.

      Ya somos dos.

      Otro para ti

      Eliminar
  3. Se me habia olvidado decir en lo del facebook que dices de conocer amigos imaginarios. Mucha gente hoy en dia se porta como en el facebook ese, pero en la vida real. La actitud es algo asi como "tengo decenas o cientos de amigos, si jodo a uno, siempre tendre a otro, asi que pase el siguiente". La gente no valora nada, no saborea nada. Siempre a la novedad, que es lo que te puede ofrecer algo "nuevo", porque la gente actua asi, relacion por conveniencia para sacar algo; entonces lo que hoy es novedad, mañana no, y por lo tanto, adios en la practica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no tengo ningún tipo de cuenta de esas, y si las tengo ni me acuerdo, supongo que lo haría para publicitar esto, nada más, ni busco amigos, ni amigas para quedar, ni polladas parecidas, ya tengo un gato y una periquita.

      Me importa un güevo lo que haga el resto del mundo, de verdad.

      A mi que me dejen tranquilo.

      Eliminar
    2. Haces bien en pasar de todo, aunque supongo que con lo que cuentas de tu bar ya tienes suficiente. A mi es que me jode ver tanta mierda suelta, que al final siempre me salpica, y eso jode porque te deja el olor aunque te laves. Vamos, yo tampoco tengo cuentas de esas, ni ganas, como he dicho antes.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Paso de todo lo que puedo pasar, y me quedo corto: no nací para ser presidente de la ONU.

      Ni de mi escalera de vecinos.

      Sobrevivir y ser leal a los tuyos, a los que te quisieron y a los que te quieren, nadie más.

      "Si quieres a los que te quieren...¿qué merito tienes?"

      Tampoco nací para meritar a nada, no tengo interés, eso a Botín, que quiere a todo el mundo.

      Saludos

      Eliminar
  4. Hola kufisto y Sergio. Es muy fuerte que un camarero les ponga gordas en el ticket, muy fuerte. Yo tambien me solidarizo con las pobres gordas. XDDD

    Divertido articulo, dejando la trascendencia para el proximo.

    Yo sigo con el rollo de Meana, hasta mañana al menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ojos que no ven, corazón que no siente" algo tan viejo como el mundo, no pasa nada, fue un descuido...que le ha costado el curro. Aunque él está en América, donde crecen como hongos, si fuera aquí...

      Patético lo de Mou y sus moucarras, pero he visto una foto del tal Meana y...en fin, que yo no le daba la espalda ni aunque tuviera a Ava Gardner con sus desnudos 20 años delante.

      Eliminar
  5. Pues mira ahora todo dios nos hemos enterado de que están como focas por ponerlo en el face, antes solo lo sabían en su barrio y el camarero, ajaja.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merecen una canción de los viejos Siniestro Total

      Saludos

      Eliminar
  6. Antes las gordas eran las perras gordas que valian 10 centimos, espero que tus gordas valgan mas .
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Bueno, dejamos a Meana a un lado y hablamos de ovejas, ovejas negras.
    Alli os espero si os apetece, claro

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/contar-ovejas-negras_18.html

    ResponderEliminar
  8. Amigo Kufisto y lectores. Hoy el cuerpo me pdia escribir algo sobre Tito y enviarle animos, aun sabiendo que no va a leerlo.
    Pero era el corazon quien escribia.
    Un abrazo
    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/tito-testimem.html

    ResponderEliminar
  9. Hummm, me encanta ese caraestaca final, es tan de sobrenombre manchegil... Aquí en el pueblo yo también tengo bautizados a un caraestaca, un morrolezna y una tetasguarras. Nada como el castellano para estos motes tan sofisticados.
    Y tienes razón, querido Kufis, en tu excelente artículo sobre lo de los sobrenombres. Yo de camarero no he trabajado, pero sí lo he hecho de cara al público en muchísimas ocasiones y sé que a casi todos se los bautiza con sobrenombres que destacan su personalidad. Me he reído un montón con los tuyos, son muy ocurrentes, pero sobre todo porque me han recordado lo que yo también ponía a los que venían a comprar juguetes o libros.
    Y bueno, si te llaman gorda en un fast food es casi lo mejor que te puede pasar, a no ser que tu aparato digestivo digiera la rata como si fueran unos duelos y quebrantos.
    Un abrazo querido Kufisto. Y aunque la Navidad no me gusta nada y aunque preveo que estas del 2012, en concreto, van a ser una hostia en tol cielo la boca para mí, pásalo lo mejor que puedas. La cuestión es sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que joderse lo rica que le está la carne de rata a algunos...la última vez que fui a uno estuve tres días sin cagar. Y doy gracias.

      Un fuerte abrazo, amigo, que sobrevivas lo mejor que puedas al tradicional laberinto de todo final de año. Para mi es un orgullo (como el gei) ser leído por alguien como tú, de veras.

      Como decía Crowe: Fuerza y Honor.

      Feliz Navidad.

      Eliminar
  10. Amigo Kufisto. Llega Navidad y te deseo unas muy felices. A ver si te llenan de paz y eres muy feliz, o un poco mas, que exagerar tampoco es bueno.

    Te dejo un enlace a mi hilo de anoche. Por si quieres pasarte o hacerle propaganda por ahi.
    Un abrazo, amigo
    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/la-oveja-negra-era-casillas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Navidad también para ti, amigo...que uno morirá siendo como es. Pero no anoche, Deo gratias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Feliz Navidad chaval. Esperemos que el próximo año nos den un poco menos por culo que estos anteriores. Por pedir que no quede. Un abrazo. Bueno, dos por si acaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que hagan falta, Paco, que pases el mejor de los días con los tuyos.

      Eliminar
  12. Bueno, algo mas gordos, hartos de comer y de beber, retomamos la idea de escribir alguna cosa.
    Por si te apetece pasarte.

    Un abrazo, amigo

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/turno-de-florentino.htm

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.