i

i

viernes, 7 de diciembre de 2012

ARANCHA



El día que bautizamos a nuestra primera sobrina yo tenía una resaca de diez mil demonios. Y era el padrino.

Y no es que te digan las cosas en el último momento, cuando ya estás invadiendo tus arcenes, que algo así siempre se dice con tiempo, sin sopetones que valgan una excusa...pero no sé qué coño pasa conmigo que por mucho que sepa lo que me espera lo hago peor, cuanto más, mejor. Recuerdo una mañana de Nochebuena, si no la que más una de las más fuertes de todo el año, que amanecí más muerto que vivo, al borde de la hecatombe, no me explico ni como pude levantarme de la cama...cuando el viejo me vio llegar no dijo nada, solo me miró detrás de su bigote, y se fue. Y me la fumé más solo que un puto cero; hubo un momento, varios, que pensé iba a darme algo, a caerme redondo, y recuerdo que me dije, "es igual...hasta que caiga". Y aguanté. La gente, los clientes, no se podían creer que un solo tío fuera capaz de sacar aquello adelante, hacían hasta fotos, pero lo conseguí. Y cuando terminó mi turno volví a chisparme...y todavía quedaba por llegar la maldita noche. Definitivamente, tenemos mucho más aguante del que imaginamos: solo hay que ponerlo a prueba.

Aquella mañana no desperté tan mal, pero casi, además que tuve la ayuda correspondiente al sábado, uno cualquiera, pero con todo lo pasé mal, que uno hace mucho tiempo que no tolera las resacas, y aún así vuelves a ellas, una y otra vez...la piedra de mi camino debe estar hasta los cojones de mi.

El caso era que la bautizábamos en el pueblo de la madre, casi una hora de viaje por carreteras sinuosas y mal asfaltadas, carreteras manchegas, carreteras de cuando Zaratustra perdió al águila y la serpiente...al llegar tenía la cabeza como los bombos de Bonham.

Fuimos a un bareto de su familia para hacer tiempo mientras echábamos unos botellines, mejoré un tanto, y poco después a la iglesia, todos emperifollados, la corbata como una horca, quien la inventó tuvo que ser un completo hijo de la gran puta.

Era un bautismo múltiple, había que esperar y tragar los gori-goris del cura, los llantos de los críos, los cargantes perfumes de todo el personal, los cristos colgados, sangrantes...ideal.

Nos tocó, llamaron a mi hermano y a su mujer, el cura soltó el rollo como quien reza un padrenuestro pensando en lo que se hará para comer el día siguiente, y finalmente pusieron a aquella criatura en mis brazos, tan pequeña, con los ojos cerrados, limpita, toda de blanco...después volvimos al bar, bebimos, y estuve hasta gracioso, tan sociable y molón como para ser contratado por Telecinco. Triunfé.

Tiempo después la relación entre mi hermano y yo dejó de existir, cosas que pasan, y hace tiempo, mucho, que no veo a mi ahijada, ni a su hermana pequeña, la última vez fue en una boda familiar, había crecido una barbaridad, casi no podía reconocerla, y yo venga a darle besos, a cogerla entre mis brazos, medio borracho ya...

Hace media hora que terminé mi paseo de todos los días, había despertado jodío, ayer me pasé un poco, creo que seguía estándolo a pesar de la ducha y el frío de la calle, le he hecho una broma a una vieja que no creo haya entendido, he mentado a las putas madres de la mayoría con los que me cruzaba, y al regresar a casa he ido de cabeza al water, pero uno caga por el culo, no por aquella, lástima...

Una mierda negra, pestosa, de whisky y vino, y mientras me fumaba el primero del día mirando un viejo número del Círculo de Lectores he caído en las páginas infantiles, en esas llenas de libros y chismes con conejitos, elefantes, perritos y leones rientes...y me he acordado de todas aquellas cosas que compré para ella, "le encanta..." me decían sus padres...

Después me he limpiado el culo y he puesto agua a calentar para cocer espaghettis.

Ya están cocidos, no se me han pasado.

Voy a hacer el sofrito.

De ratas y murciélagos.

Me cago en mi puta vida.

15 comentarios:

  1. No estás sólo, créeme. Yo también soy un as, en eso de complicarme la vida. ¡Me cago en diez! Intento no mirar atrás y seguir adelante como puedo. Algún día dejaré de cagarla...

    ResponderEliminar
  2. Dices: "Definitivamente, tenemos mucho más aguante del que imaginamos: solo hay que ponerlo a prueba."

    Totalmente.

    He visto en la anterior entrada que al final mi respuesta estaba marcada como spam. Me alegro que te hayan gustado. Ayer les vi en concierto... ¡qué tíos más divertidos! Tienen a un tipo tocando un cencerro que es un cachondo mental. Llegué con mi hermano algo pronto y fuimos a ver los cds y camisetas que traían para vender, esperamos un rato hasta que llegó quien nos tenía que vender mientras tomábamos un mini... y viene una pelirroja del Canadá... qué cosa más guapa de chavala, a vendernos los discos, qué sonrisa por Dios, y se le entendía perfectamente su inglés versión hoja de arce. Esa sonrisa valía más que mil pares de tetas juntas. Pues luego resulto que la chica era una de las guitarristas del grupo, y madre mía, con las luces del escenario y yo a pocos metros, se le veía mucho mejor que en las oscuridades de la zona de venta de discos, que ya era cojonuda. Además, estaba todo el rato soltando sonrisas, se lo pasaba bien, bebía mientras tocaba y con ese sombrero de vaca-chico que parecía recién salida de un rancho al sur de su país... muy recomendables.
    Te dejo otro vídeo en directo, que no es de ayer, pero se le puede ver a ella...

    http://www.youtube.com/watch?v=3iIGUm3xutk

    ResponderEliminar
  3. Ricaaaaaa...y el del cencerro merece un Nobel.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta excepto tu "alegato" final. La vidaes demasiado bonita para dejarla ir por la taza del vater.
    Tienes la opcion de mejorar lo que dejaste en el olvido.
    Las relaciones pueden recomponerse, ponerles un pegamento para que parezcan nuevas, o vivir sin las relaciones pero siendo feliz.
    Te deseo que lo seas, y mucho.
    Abrazo

    Te dejo hilo(hola Sergio) escrito por nuestro amigo Rincewindcat(dosflores). Su debut en el blog

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/de-piperos-y-undergrounds.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amo la vida, pero a veces es odiosa; sobretodo en esas mañanas de cielo cubierto por nubes negras y de hígado sobrepasado...entonces uno se refugia en su memoria. Y esta salta cuando menos te lo esperas, y no siempre para darte gusto. Al contrario

      Eliminar
    2. Ahora me meto. Gracias, confiesa.

      Eliminar
  5. Kufisto, tío, yo creo que todos tenemos en nuestra vida una Arancha, y un hermano que ya no lo es y una memoria y unos sentimientos, que cada día que pasa le dan más sentido a tú ultima frase.
    !Me cago en mi puta vida¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Paco, vivimos como si no nos afectara, como si fuera algo del más remoto pasado...pero basta un momento con la guardia baja para llevarte el hostión padre en forma de recuerdo.Acuérdate de Alí, el Más Grande, el Más Chulo, el Maestro de la Guardia Baja, le sobraba con las piernas...y al final va a pasar más tiempo de su vida hecho una piltrafa que como lo conocimos...

      Y es que más que fuertes, somos resistentes.

      Eliminar
    2. Pues eso, a resistir, compadre, ¿o no?

      Eliminar
    3. Todavía no nació resaca que me pueda...¡y qué resaca la de aujourd hui...!

      Eliminar
  6. Paco, tienes razon. Aranchas en el armario tenemos muchas. Hermanos, puede que no de sangre, pero gente a la que casi considerabas como tal. Y cuando te pilla flojo, parece que se te comen por dentro.

    Kufisto: Gracias. Tu ya sabes por qué. Siempre noto ese apoyo tuyo.

    ResponderEliminar
  7. Por si os apetece hablar de futbol. Messi batio el record y el Barça sufrio mas que nunca. Mucho Betis

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/records-y-sufrimiento.html

    ResponderEliminar
  8. Da un cosquilleo entre placentero y entrañable llevar un tiempo sin visitar a Kufisto, volver y comprobar que su maravillosa mente sigue dispensando recetas de veneno puro. Lamento no tener todo el tiempo que antes tenía para paladear tus escritos, amigo Kufisto, pero sigo leyéndote. Ya sabes, de lectura en lectura hasta la derrota o la victoria final, que para el caso es lo mismo.
    Y sí, me cago en mi puta vida. Todos, hasta el más sociable y cachondo de las personas, el alma de la fiesta, todos tienen una piedra en el camino. Lo que pasa es que algunos la tenemos limada de tanto darle y otros, suertudos ellos, apenas si la han rozado.
    Por cierto, una pena que no vaya a ganar Metallica y sí los nenas de The Beatles. Pero eso me demuestra que todavía queda mucho para un final como dios manda, como decía Churchill solamente estamos en el final del principio...
    Un abrazo manchego de esos de palpe de espalda y choque de pechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...gracias, amigo mío.

      Mucha nenaza es lo que hay...ol yu nid is lov y tal y tal. En fin...

      Un abrazo

      ¡Y qué viva Led Zeppelin!, como gritó Otto mientras se ahogaba con SU autobús, aunque luego fuera rescatado por unos piratas muuu majos.

      Rock on!!!

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.