i

i

sábado, 15 de diciembre de 2012

CATALUÑA Y EL JABÓN




Todo ha empezado por una botella de ginebra.

- "¿Y esta?" No la conocía, baja de forma, como la Hendrick´x, blanco satenado, tapón negro, de tacto extraño, como rugoso, como si fuera algún tipo de plástico en lugar de cristal, los ecologiconoicos acabarán por conseguir su sueño: que nos suiciden en masa...¿Atlantic Galician Gin?

¿Atlantic Galician Gin?

En la etiqueta trasera venía escrito un párrafo en tres idiomas diferentes, como una piedra de Rosetta de la Pradera, en letra inclinada, pretenciosa, primero en gallego, ¡cómo no!, después en español y por último en inglés.

Y como yo soy español aunque no juegue la Selección, he leído el del medio.

Nada del otro jueves, la historia de siempre, que si tierra celta y patatín, patatán, que si las semillas de esto, eso y aquello...artesanalmente...tierra generosa...aromas a nosequé...todavía no he encontrado una que no huela tan mal como para no mezclarla con algo. Quizá la Martin Miller´s, sí...esa ginebra sí que es diferente. Y buena. La mejor.

Y como era de esperar, la palabra España no aparecía por ningún sitio; es más, en el mapamundi punteado sobre el texto no señalaban nuestro país, sino que muy cuidadosamente aparecía resaltada Galicia, ese eterno faro de la Historia Universal.

Por curiosidad he mirado algunas de las decenas de ginebras que tenemos. De un tiempo a esta parte es lo que más se bebe y con muchísima diferencia: inglesas "England", francesas "France", islandesas "Iceland", húngaras "Hungary"...salvo la concesión a la lengua del Imperio todas llevaban el nombre de su país y su pequeña banderita. Me he acordado de la Mare, la catalana, esa que dice llevar aceite de oliva, tomillo, romero, creo que esencia virgen de tomates salvajes...vamos, una ensalada, pero no la tenía. Aunque no creo que vista la rojigüalda, no...

- "Mirad qué ginebra..." les he dicho a los dos que me acompañaban en otra tarde desierta. Ni Navidá ni ná.

- "¿No os parece una paletez?"
- "¿El qué?"

Pues lo arriba contado.

Y como también era de esperar, uno de ellos enseguida ha saltado a la contra, un tipo al que aprecio y respeto pero que es imposible, es el ciudadano perfecto, el sueño de nuestros milnovecientosochentaycuatro, de los apóstoles del Mundo Feliz, siempre que se proclamen de izquierdas, claro, sino no...

- "Ya estás..."
- "¿Cómo que ya estoy?"
- "Pues que sí, que tienes parte de razón, es un tanto ridículo, pero tampoco es para tanto"
- "Pero si yo no digo ná, a mi me suda la polla, solo que es curioso...Y DE PALETOS"

Y entonces, maldita sea, he recordado una vez que le pedí a la charcutera me pusiera esto y aquello, "¿de qué marca?", "cualquiera que no sea catalana", porque sí, porque me salió así, porque estaba, estoy y estaré hasta los cojones de los nacionalistas catalanes, y esa tarde aún más, ella se sonrió, como si no fuera el primero que se lo decía y me puso lo que quiso, que tampoco le pedí que me enseñara la etiqueta, ¡coño ya!, una vez, una jodida vez...yo no puedo entretenerme en esas cosas. No tengo constancia para nada que no sea ir tirando.

- "¡Pues muy mal hecho! ¡le faltaste al respeto!"
- "¿Yo? ¿A quién?"
- "¡A la chica...imagina que es catalana!"
- "¿Y eso qué coño tiene que ver? ¿En La Mancha? ¿Una catalana? ¡No me jodas! Ejercí mi derecho a comprar lo que me salga de la punta del nabo...que le falté al respeto...me cago en Dios..."
- "¡Sí, Kufisto, se lo faltaste!, ¿qué ganas tú con eso, a ver?"
- "¡PERO DE QUÉ COJONES ME ESTÁS HABLANDO!...¡SON ELLOS QUIENES ME FALTAN AL RESPETO CON SU CONTINUO DESPRECIO, CON SU TOCAPELOTEO...ME TIENEN HASTA LOS MISMÍSIMOS COJONES...QUE SE LARGUEN, QUE SE LARGUEN DE UNA PUTA VEZ...! que le he faltado al respeto, me cago en Dios...¡¡¡YO NO LE FALTO AL RESPETO A NADIE QUE NO ME LO FALTE A MI PRIMERO!!! ¡¡¡JODER!!!"

Como no me habrá visto que ha templado gaitas...por primera vez.

No sé, llevo un par de semanas bastante chungas, la verdad, yo no me lío con esas cosas, paso, por uno me entra y por otro me sale, pero cuando encima ha intentado que me sintiera culpable...que me he puesto negro, vaya.

Y poco después ha aparecido uno de verdad, el mejor, Habib, ya os he hablado de él otras veces, yo todavía estaba de mala leche por el amago de discusión, por una gilipollez, con un amigo...

En fin, que ha llegado Habib y hemos estado hablando un rato, más bien él, yo no tenía muchas ganas, pero un amigo es un amigo y tal...hasta que me he dado cuenta de que tenía los ojos casi llenos de agua.

Se va, esta vez sí, el 25, a su país, a Senegal, con su mujer, sus tres hijos y su madre, la que le llama para preguntarle qué pasa que ya no les manda dinero, que si está con mala gente, dándose a la bebida, o a las mujeres, o a las drogas, o al cristianismo...

- "No puedo má, Kufi...sempre vuelta a la cabesa...no puedo dolmí...anoche, onse, a la cama...hata la sinco...a la siete en pie...no tengo dinelo...no hay...findesemana, vente euro...nada...comida...alquilé...lus...agua...no puedo mandá nada, Kufi...nada. No ayuda. Nada. Me voy...el 25...do, tre mese en mi paí y depué a Fransia, Bégica, Italia, Alemania...si en sinco o sei mese no encuentro nada me vuelvo a mi paí y molvido de Europa, Kufi..."

Y me he acordado de los putos moros y sus jodidas mujeres-conejos, pero claro, son primos del yerno de Urdanga, ese que mató a su hermano y ha traicionado hasta a su padre, ese que se lo lleva crudo del crudo, el de las putas medallas y los jodidos collares...¡preguntadles a los negros musulmanes qué piensan de sus hermanos moros!

Los negros son a los moros como nosotros a los judíos. Mierda.

Un chaval como una montaña de grande y la inocencia de un niño...se va porque no quiere hacer trampas pudiendo hacerlas: solo tendría que hacer lo que su madre cree que hace.

Cágon Dios que también a mis ojos ha venido el agua...pero tampoco ha caído.

Me ha pedido que le consiga la receta del jabón para hacerlo en su país, "gente tiene que limpíase...era un palo sempre en el mimo sentido..." Se la escribiré en letras de molde, no tengo impresora, ya le he dado una vuelta a la Red mientras trabajaba...bueno, estaba detrás de la puta barra, porque vaya desastre...vaya desastre...

Agua, aceite usado y sosa caústica. Como nuestros abuelos. Como nuestros hijos.

Al cerrar el bar llovía como si alguien estuviera tirando la ceniza de su canuto sobre todos nosotros.

Era tan bonito...


8 comentarios:

  1. Buena entrada. Muy "poética" a su manera. Yo a los negros es de los pocos que les doy dinero si les veo pedir. No es que me caigan mejor, sino que deduzco que un tio que se la juega cruzando el mar para venir, ya las habra pasado lo suficientemente canutas como para saber que si pide es porque no tiene otra...
    En cuanto a los catalufos, al principio me parecía una majaderia eso del "boicot". Pero un dia pensando me di cuenta que justamente de lo que se quejan y de donde viene todo su complejo de superioridad es de que son o dicen ser más ricos. Es decir los dineros. Así que pensé pues si dejan de ser tan ricos porque la gente ya no les compra igual se dan cuenta que una familia es dar y no solo recibir. Asi que oiga de un tiempo a esta parte ni un solo producto catalan o vasco. Incluso haciendo algún sacrificio. Por el bien de España y de los propios catalanes. Y es que en algunos casos es totalmente cierto aquello de que la letra con sangre entra.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Un final emocionante,Kufisto. A veces no nos damos cuenta de que ellos estan sufriendo mucho esta crisis, y si pierden este tren, si despues de haber salido de su tierra, y haberse instalado aqui, tienen que deshacer el camino, recoger sus miguitas y volver a la casilla de salida, alli, en la casilla 1 solo hay hambre, miseria y tal vez una muerte joven, mientras todo el dinero que enviamos a su pais, con la Cruz roja, la Unicef, o cada uno a quien se lo de, acaba en un dictador llevandoselo a Suiza.
    Respecto a los catalanes, yo nunca he hecho ni haria un boicot, porque no me sale, y menos a Cataluña, que forma parte de mi historia y la adoro.
    Tal vez coincida en el "dejadlos que hagan lo que quieran" y tambien creo que hay un veneno que se ha ido inoculando, a veces por la incompetencia de unos y a veces por la estupidez de otros. Y en medio un pueblo que va alejandose. Y tampoco se cuanto de ese viaje no podria haberse evitado con menos tonterias a la hora de gastar.
    Ojala no tengamos que arrepentirnos todos.

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  3. Kufisto eres un cabrón. Maldigo la hora que empecé a leerte. Cada vez que lo hago, me quitas algo. Aunque en algunas cosas no estemos de acuerdo, por defecto, que no por exceso, me gusta como escribes las cosas y me parece que estás perdiendo el tiempo en el bar. Quieto, que solo estoy bromeando, ya sabes, lo decia mi padre muchas veces cuando nos veia hablar de la gente: "Paquito, hijo, más sabe el tonto en su casa que el listo en la ajena". Pues eso. Me cago en mi puta vida.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amigos, de verdad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. En Cataluña, y País Vasco sobretodo el boicot a productos españoles es constante.

    El problema con la independencia/separación/federalismo es el acuerdo de separación. Cataluña quiere separarse y conservar el mercado de 40 millones de españoles.

    Si Cataluña se queda en la UE, sería muy difícil, con la ley en lamano, hacer la "división de bienes". Cataluña (sus élites) tendría derecho a quedarse con lo que sea que ahora mismo controlen, igual que no se le puede quitar Endesa a los italianos por ser italianos, por ejemplo.

    Cataluña quiere la independencia (en su mayor parte, en mi opinión) si se queda también con los mercados.

    Si no se queda con los mercados no creo que haya independencia. Intentarán algún tipo de federalismo, para quedarse con los 40 millones de consumidores y a la vez estar "fuera de".

    Yo no estoy en contra de que se indepedicen, pero cada unno en su casa y dios en la de todos. Para ser una colonia comercial de Cataluña entonces no.

    Lo que ahora se llama boicot no es tal. Si Cataluña se independiza que vendan sus cosas en SUS mercados. El mercado nacional (después de la marcha de Cataluña y/o País Vasco), se que debe de quedar para los nacionales, para los de aquí, para que creemos una industria propia como cualquier otro país más o menos moderno.

    ResponderEliminar
  6. Tu toma Ginebra inglesa y en su defecto de Mahon, deja a los gallegos y sus historias
    Ademas, esa ginebra es cabezona

    ResponderEliminar
  7. Bueno, Mou nos oblga de nuevo a hablar de sus cosas.
    Por si os apetece pasaros

    http://unblogmuycule.blogspot.com.es/2012/12/meana-y-el-senorio-madridista.html

    ResponderEliminar
  8. Hacía días que no me pasaba, Kufis, no voy a engañarte... Tengo el puto DELL dando pitidos y apagándose sólo, el cabrón (malísimos sus ordenadores, tío)... pero, como siempre, me ha gustado mucho tu entrada.
    Abdull, un negro del Senegal "colega" mío, también se marcho, creo. Le perdí la pista. Suerte tienen quienes pueden largarse, sí señor.
    En cuanto a los catalanes, decirte que yo no compro nada... nada... de las empresas catalanas pro-independencia. ¿Que se quedarán mis paisanos en paro? Me la suda. También me quedé yo y nadie se puso a llorar a mi vera.
    La Independencia es un gran cuento, amigo. Un rollo con el que los de arriba entretienen a los de abajo mientras se lo llevan crudo.
    No hay más... aunque no por eso deberíamos ceder al chantaje. Un par de bofetones, así, de ida y vuelta, y se acabó el problema.
    Comprobado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.