i

i

lunes, 24 de enero de 2011

VIENA 1983





¡Coño como canta Plácido!

Iba escuchando el "Physical Graffiti" de camino al Carrefour cuando he cambiado a Radio Clásica, "In my time of dying" te deja KO como desayuno, demasiada caña para ser tan temprano.

Enseguida he reconocido la voz de Domingo. No soy ningún experto en canto pero su voz es inconfundible, andaba cantando zarzuelas y eso, a mi abuelo era lo que más le gustaba, y bueno, tampoco pasa nada porque le des a las orejas un poco de "Luisa Fernanda" para variar, así que lo he dejado sin mucha convicción, no me gustan demasiado estos insignes vocingleros, pero lo bueno de un día nuevo es que también tú no eres el mismo de ayer, si con 15 años me hubieran dicho que me iba a gustar Billie Holiday no lo hubiera creído, me habría reído, quizá dentro de 20 años me ría de lo que ahora me gusta como lo hago de lo que amaba cuando era chaval. Seguro. El tiempo es un cachondo. Y con todo como con la música. CON TODO.

Bueno pues nada...a escucharlo.

La verdad sea dicha: impresionante. ¡Qué chorro de voz tiene el hijoputa! ¡Dios! ¿de donde sacan el aire estos tíos? ¿no necesitan respirar?...la madre que me parió. Ha cantado jotas (¡Kufisto escuchando jotas! JAAAAARRRRRRLLLL!!!!!) y rollos parecidos, canciones populares en las que el locutor no se ha podido resistir a meter la pulla a lo de "Los Tres Tenores", aquel show que montaron hace veinte años, que si esto que si lo otro, en fin, ya sabemos que tú solo follas si es bajo el Bolero de Ravel y te sobra la mitad, pero tampoco pasa nada por hacer caja y divertirse un rato, no hay que ser tan estupendo las 24 horas del día tío capullo, también yo leo al imbécil de Roncero para reírme, no voy a llevarme al water la "Crítica de la razón pura"...

Lo mejor ha sido unos cortes de un "legendario" concierto zarzuelero que ofreció en Viena (1983) junto a una tipa cuyo nombre no recuerdo; era no se qué de "Amor gitano" o algo así. Echando cuentas he comprobado que entonces Domingo andaría por los 42, en la flor de la nagüer, ¡menudo vozarrón!, ¡y ella ni os cuento!, estoy seguro que se la tiró, tiene voz de macho, de follador, el suave Plácido ha tenido que ser un picha brava de narices, mujeres con clase, elegantes, "cultas", con dinero...jodido Domingo. Al final de la canción había un diálogo hablado. Él le decía:

- "¡Vente! ¡VENTE CONMIGO!"
- "¡QUE NO ME DA LA GANA!"

Y otra vez unos buenos gritos para terminar bajo una estruendosa salva de vítores y aplausos. Muy bien.

Así he cruzado el umbral del Compraveneno; caras largas, feas, olor a mierda, luz eléctrica, puta vida...he pillado cuatro cosas y he ido a la caja rápida. Delante de mí sólo estaban tres moras que iban juntas. Bueno, quiero decir, tres magrebías...¿estará mal dicho?...tres marroquías...tres mujeres marroquís...tres arabesas...tres mujeres árabes...¡qué cojones!, tres moras y todos nos entendemos, tampoco las estoy llamando putas, ¿no?, pues eso, que había tres moras con un bote de champú anticaspa y una blusa con brillantitos. La más vieja llevaba el pañuelo, tendría unos 35, gorda y fea, luego una chavalita de unos 20 años con cara de luna y el pañuelo de las narices, ¿qué tendrá esta gente contra el pelo?, pero la tercera iba sin.

Una melena negra, rizada, 18 añitos, ojos negros, GRANDES, profundos, hermosos, una sonrisilla tímida, tristona, resignada, ¿habrá perdido el puto pañuelo?, una verdadera PRECIOSIDAD. Me he quedado mirándola, por un segundo sus ojos han visto los míos, enseguida los ha bajado, la bendita máquina no daba con la clave de la blusa, la tipa hipermaquillada ha llamado al encargado para que lo solucianara, gracias máquina, a veces sois más humanas que las personas, he seguido mirando esa natural belleza con disimulo, no quería molestarla, que se sintiera incómoda...¡mamma mía!.

El idiota en jefe de la manada ha solucionado el problema y la Belleza se ha largado de ese antro putrefacto.


- "¡Vente! ¡VENTE CONMIGO!"
- "Sí"

3 comentarios:

  1. "estoy seguro que se la tiró, tiene voz de macho, de follador, el suave Plácido ha tenido que ser un picha brava de narices, mujeres con clase, elegantes, "cultas", con dinero."...je je je, como eres Kufisto. Pero llevas razón, debe de haber mucho fornicio en el mundo de la ópera: dinero, lujo, mucha tensión acumulada en ensayos y funciones, vanidad, continuos viajes por las principales ciudades del mundo pasando mucho tiempo sin ver a la parienta o el pariente si se tiene, gente educada y de buena familia, bien alimentada, feliz y alegre, encantados de haberse conocido, cultos, brillantes, bien alimentados, bien vestidos, bien peinados, duchados y perfumados todos los días...vamos, como la aristocracia de antes...así que ya me contarás.

    Aquí, por ejemplo, yo creo que hay algo más que simple represntación dramática (a parte de la increíble música-que empieza a los tres minutos justos-de esa cosa rara que Dios hizo nacer en Salzburgo en lugar de en Bilbao, que habría sido lo suyo):

    http://www.youtube.com/watch?v=KWsMzlJL9WY&feature=related

    Por cierto ¿sabes como se llama el cuadro que has puesto y su autor?

    Un saludo.
    Oswald.

    ResponderEliminar
  2. Hola Oswald, ¡cuanto tiempo!

    Pues sí, la aristocracia...el otro día estaba leyendo las esquelas del ABC (es lo único que leo junto al recuadro de Aceytuno y el problema de ajedrez) cuando me topé con una de un tipo cuyo nombre era más largo que la primera frase del Quijote, te lo juro, sólo le faltaba haber descubierto América, once hijos...en fin, debe de haber buenos y consentidos cuernos en la aristocracia esa (esto último parece de dibujante brugueril de los 50. Del siglo pasado, ¡qué raro se me sigue haciendo!).

    Tengo que salir, después miraré el enlace.

    Muchas gracias por tu buen comentario que suscribo de pé a pá.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.