i

i

jueves, 13 de enero de 2011

¡A VER SI ESTAMOS EN LO QUE TENEMOS QUE ESTAR!





Uno de Lepe que se va al Tíbet (o donde coño sea) para aprender artes marciales.

Llega, lo admiten y tras cuatro duros años de entrenamiento el Maestro decide montar una competición entre sus alumnos.

Al lepero lo inflan a hostias.

- "Maestro...¿puede explicármelo?"
- "Pequeño lepero, debes esforzarte más."

Pasan otros cuatro años y el Gran Jefe monta otra.

Al lepero le vuelven a crujir.

- "Maestro...¿por qué sigo igual después de ocho años?"
- "Pequeño lepero mío...¿escuchas el grácil aleteo de las mariposas cuando llega la primavera y la Vida lo envuelve todo?"
- "Sí Maestro"
- "Pequeño lepero mío...¿oyes el discurrir del río cuando el abundantísimo sol primaveral derrite las nevadas cumbres para llenar de cristalina agua su cauce?"
- "Sí Maestro"
- "Pequeño lepero mío...¿percibes el alegre canto de las estrellas cuando la rosada Aurora viene a relevarlas?"
- "Sí Maestro...todo lo oigo."

El viejo maestro karateka se queda mirando a nuestro pequeño lepero durante 3 minutos.

- "¡¡¡PUES DÉJATE DE TONTERÍAS Y ESTATE EN LO QUE TIENES QUE ESTAR!!!"


Cinco millones de paraos, el país en quiebra técnica y aquí andamos con que si el balón de oro, los goles de Ronaldo o la última de la Esteban.

Otro día desastroso. Gracias ZP. De cabeza hacia la mierda...pero con el Marca en la mano.


Llevaba unos días chungo, me dolía la cabeza y eso, la nuca...ya me pasó otra vez, me dijeron que era cosa del colesterol y tal, tranquilidad, que no comiera esto, que no bebiera, que no fumara. La Santísima Trinidad. Así también yo soy médico. No curan una puta mierda.

Normal. Después de tres semanas de excesos y la tensión por la ruina que se nos viene encima era lo menos que me podía pasar; así que cero alcohol, cero grasas, menos tabaco y a cantar el OOOOMMMMMM cada vez que me acuerde de la Pajín. Y ya estoy mejor.

No conozco a mi médico de cabecera, no sé si es tío o tía, hace años que no piso su consulta. Cuando me encuentro mal compro las drogas. A veces veo al personal arramblar con media farmacia por menos de lo que a mí me cuestan los malditos chicles de nicotina. Tengo un buen amigo médico que me hace las recetas en las rarísimas ocasiones en las que son necesarias y un medio familiar, médico también, que de vez en cuando me pega un picotazo en el hombro cuando su tope es el saludo romano. Es muy divertido tirar las cañas de puntillas con una mueca de dolor en el rostro. Pero no me puedo quedar en casa; nosotros, los autónomos, no tenemos derecho a ponernos malos. Tenemos derecho a pagar para que unos cerdos se rasquen los cojones. A eso sí tenemos derecho.

Recuerdo a mi anterior médica; era una cuarentona seria, feúcha, con buen cuerpo, largas piernas, se calzaba unas botas de cuero así de grandes, era clienta mía, entonces sí que me pasaba por su consulta a la más mínima. Me ponía cachondo. Una mañana me contó que la trasladaban...oooohhh, qué pena...aunque creo que era lesbiana, siempre iba acompañada por otra tipa más fea, más seria, y con un cuerpo como un saco de patatas. Yo creo que se lo montaban en plan bondage, con parafernalia de látex y tal. Le perdí la pista. Lástima...


- "¡Kufisto!"
- "¡Qué, coño!"
- "¡¡¡ESTATE EN LO QUE TIENES QUE ESTAR!!!"

9 comentarios:

  1. Los hosteleros tendríais que quitar todas las maquinas de tabaco y todas las loterias del estado, a tomar por el saco, si quieren guerra, dadles guerra.

    De los médicos y las enfermedades y tal, yo alucino con las farmacias en casa que se monta la gente, automedicándose hasta con antibióticos. Al final nos saldrá un megavirus o megabacteria inmune a todo y nos darán por el eje Z a unos cuantos millones de ciudadanos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ogro,

    somos el ejército de Pancho Villa, aquí cada uno hace la guerra por su cuenta. Serían dos buenas medidas de presión pero no creo que se lleven a cabo.

    Sí, deben de estar preparando una bien gorda, hay que ahorrar, somos tantos...jubilaciones, negros, pobres...gente fea. Un buen virus, un auténtico killer, les vendría muy bien, deben estar trabajando a marchas forzadas para hallarlo. Le darán un premio y todo, el hijoputa de oro" o algo así.

    Siempre conviene tener como amigo a un asesino insaciable.

    Saludos y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Pues deberían de llevarse a cabo, antes de ayer me tomé mi primer café en la calle sin cigarro. Qué lata, no lo vuelvo a hacer más. Ayer voy a un bar, y, dentro no, la terraza está techada, ¿ves esas mesas de plástico casi en la carretera? si, pues allí te puedes tomar un café fumando. Ufffffff, cualquier día bofetadas para coger mesa Kufisto.

    ResponderEliminar
  4. Ojo con la automedicación Kufis, hay que tener cuidado.
    No conozco hostelero que no tenga el hombro más pa allá que pa acá. Hace poco tuvieron que operar a un colega mío que se le salió por pegar un hostión a un bobo que la estaba montando en su garito. Y es que tirar muchas cañas, y sobre todo, poner muchos cafeses tiene lo que tiene.
    Un abrazo
    castelar.

    ResponderEliminar
  5. - Hola María, ¿sabes lo que pienso? que han sacado esta Ley para derogarla tres meses antes de las elecciones generales y pillar un buen puñado de votos. Es una cosa tan gilipollesca, tan estúpida, que no tiene otra explicación. Y más estando el Don Alfredo. Ya verás. Un beso preciosa.

    - Ya Caste, ya...es el latiguillo..."ojo con lo que te metes...", pero soy de los que piensan que no hay mejor médico que uno mismo; es el cuerpo quien te dice cuando hay que parar. Y no siento nada que no haya sentido otras veces. Si al menos estuviera mi sexy doctora...
    Sí, el "hombro de camarero" pasará a ser algo así como el "codo del tenista" o la "mirada del cocinero". Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Kufis, tu blog es cojonudo. Lo tuyo es hacerte santo con tu trabajo. Tu monasterio está en este mundo aunque hay que retirarse de vez en cuando. De Zp no hablo , is walking death. Pásate por www.opusdei.org Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sinretorno:

    por favor que me sacas los colores; o como decía butanito: "el halago debilita"

    ¿Pero admiten a camareros de "dudoso" comportamiento como yo en el Opus?
    Yo creía que por lo menos debías ser ingeniero aeroespacial.

    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  8. Un taxista de Vallecas, del Opus llevaba a un catedrático alemán en el taxi. El taxista llevaba visible una estampa del fundador del opus dei. El catedrático alemán, le dijoque si conocía el opus dei, el taxista le dijo qu él era. El catedrático le dijo, pensaba que sólo había catedráticos; el taxista, le dijo, yo al principio pensé que todos eran taxistas. Eres sabio, lo del halago no va bien, pero de vez en cuando hay que animar y animarse.

    ResponderEliminar
  9. No puedo Kufis... no puedo.
    Te paso el enlace. No es sangre fría. Es mi catalizador de energía negativa. Por cierto, por fin he llorado.

    Quería que fueras el primero en saberlo. Perdona si te molesta, no soy nadie para desviar la atención a tu entrada.

    Echaré el cierre unos días.

    No puedo tío... no puedo...

    http://castelar-perravida.blogspot.com/2011/01/apnea.html

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.