i

i

miércoles, 29 de diciembre de 2010

QUE LLEGUE LA MAÑANA





Jóder.

Bastó decirle a Castelar (¡ánimo!) que llevaba unas Navidades bastantes tranquilas para agarrarme dos inmundas borracheras consecutivas. Sin remedio.

Ya no tengo cuerpo para eso; una me cuesta dos días malos y dos acercarme demasiado a las puertas de la locura. Uno se muere sin aprender.

Un amigo mío lo sabe hacer; aparte de tener un hígado como mi cabeza de grande, siempre bebe lo mismo y lentamente, ginebra con limón Schweppes, buenas ginebras, antes Beefeater 24, ahora Bulldog. Los chicos de los faldones creo que han entrado en suspensión de pagos. En todos los años que le conozco sólo lo habré visto borracho en un par de ocasiones, y sin hacer trampas, nada de cocaína ni leches parecidas. A pelo. Bendito Miguel.

Si juego a todo lo que se mueve con la esperanza de pillar lo suficiente para dejar de trabajar es porque así dejaría de beber; no lo necesito, no soy alcohólico, pero trabajar de noche cara al público y rodeado de botellas de colores es difícil, pierdes los nervios, te lías a privar sin darte cuenta y cuando lo haces ya es demasiado tarde.

Estas resacas son criminales. Recuerdo que Bukowski las describía maravillosamente en uno de sus cuentos, "que venga la mañana" decía. Y tenía razón. Una resaca solitaria y nocturna puede acabar con un hombre, sólo cuando ves los primeros rayos de sol te sientes tranquilo, seguro, ya nada te puede hacer daño, pero hasta que llegan...

La mayoría de la gente no sabe (sabemos) beber, y durante estas fiestas se ve mucho más. Tipos que no salen nunca, que no son bebedores, le dan fuerte al asunto y se vuelven aún más gilipollas, patéticos, ridículos...desvarían, se ponen violentos, depresivos...la otra noche tuve que echar a la puta calle a uno de estos, iba ciego de ponche con coca cola, sólo un idiota puede beber eso, no es bebida de hombres, es propia de gente a la que no le gusta privar, esa mierda sólo se bebe cuando eres un crío y no te gusta el sabor del alcohol, pero con los huevos negros y el tejao principiando a nevarse...en fin, hay gente pá tó, al rato salí y me lo encontré llorando a moco tendido.

Ahora al personal le ha dado por el ron. También la ginebra, pero menos. Al ser un licor dulce pasa mejor, un auténtico bebedor jamás beberá ron, es demasiado azucarado, empalagoso, y por lo tanto sus resacas tienen que ser homéricas.

He salido a paser un rato, me ha hecho bien, escuchando mi música y tal, es lo mejor que puedes hacer si te encuentras deshecho, hay que salir un rato, sacar fuerzas de donde las tengas y que te dé el aire, si te quedas en tu puta casa es mucho peor, andar, respirar, sentir el frío...espabilarte.

Ahora veré "Vertigo", es un ejercicio sadomasoquista, sí, pero cuando me encuentro tan mal me gusta ponerla, recordar, sentirme triste...la Novak está tremenda, tanto de frígida como de calientabraguetas, sensacional, con esas tetas tan firmes, duras como las piedras...y Stewart se encuentra con el papel de su vida, sólo él podría interpretar a Scottie. Y dirigiéndolo todo sir Alfred, el PUTO AMO.


Ha caído la noche, falta una eternidad para que llegue la mañana, noche toledana toca hoy, Kufisto, por gilipollas. Jódete.


Que tengáis una buena entrada de año, esto será lo último que escriba hasta el que viene.


¡UN ABRAZO PARA TOD@S, AMIG@S MÍOS!

11 comentarios:

  1. Oye, ¿y por qué no te mamas con zumo de uva, que es lo mejor? Esos licores y esas bebidas tan fuertes hacen estragos. La sed te la quitas con agua, que es lo mejor, y al paladar le das Tío Pepe, fino la Ina. No hay resacas.

    El cubalibre es el peor invento que se ha hecho. Salvo el gintónic. Pero más de dos cuesta pasarlos. Lo mejor es el buen vino, el jerez. Es alegre, no carga sin avisarte antes porque no puedes beberlo a grandes tragos, no hay resacas.

    Es un poco de viejos, pero a mí hace veinte años ya me daba igual. El cubata es una mierda.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro,

    lo peor es la coca cola, sin comparación; el whisky lo bebo con agua. Y el vino no me gusta demasiado.

    Lo que tengo que hacer es beber menos. O nada.

    En fin, de todo se sale, pero esta va a ser histórica: menuda noche me espera...

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón Pedro, donde esté el vino...
    Aquí el anglómano no es Gaditano sino Kufisto, al menos en cuestiones etílicas. Deja de beber esos brebajes inmundos de los hijos de la Gran Bretaña, hombre de Dios, que los hígados, de momento, no los venden en los supermercados.

    ¡Viva Baco y viva el vino!:

    http://www.youtube.com/watch?v=HAPYT7Lk2bc

    Y feliz 2011.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Oswald,

    pobrecito mi higadito...¡lo que le hago sufrir!

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  5. feliz año kufis, te deseo lo mejor para el 2011.
    cuidate, contamos contigo en el 2011.

    ResponderEliminar
  6. Gracias forner.
    Tranquilo. Sobrevivire.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Genial la chica de la portada, con esa mezcla enervante a caballo entre la inocencia y la insinuación sensual.

    Bebe para no morir pero no mueras por beber, o haz lo que quieras.

    Feliz 2011.

    Joanpi

    ResponderEliminar
  8. Gracias joanpi.

    La chica es Rachel Hurd Wood, la de "el perfume". No se puede ser mas guapa.

    Saludos amigo

    ResponderEliminar
  9. Lo de servidora es patético porque me basta una caña para ver el mundo "diferente", casi siempre de color más rosa (creo que con dos más, incluso podría querer un poco a Zapatero, horror)aunque otras veces me pongo tristona, como puede que me suceda esta noche de nostalgias y propósitos...
    Felis y brósbero año Kufisto y un abraso.

    ResponderEliminar
  10. Yo llevo muchos años bebiendo con moderación, solamente me excedí una vez en mi juventud.
    Mi experiencia es que los excesos con la bebida producen efectos muy desagradables.
    Como no soy moralista el que quiera beber para olvidar está en su derecho, además despues de prohibir el tabaco, quizas prohiban la bebida,o quizas cierren los chiringuitos.
    Feliz año a todos

    ResponderEliminar
  11. Gracias por lo ánimos Kufisto.
    Ay, si yo te contara los esfuerzos que hay que hacer para no agarrar la botella de lo primero que pilles y trasladarla al organismo. Pero mirándolo fríamente, no merece la pena. Pan para hoy, hambre para mañana. Los efectos pasan y te encontrarás igual de mal o peor... bueno, no me enrollo que tú lo has expuesto mucho mejor que yo.
    Que lo pases bien amigo. Y cuídate.
    Una abrazo
    castelar.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.