i

i

viernes, 31 de diciembre de 2010

EL VIEJO Y EL PAN





Menuda borrachera llevaba mi colega...Yo estaba terminando de recoger, él intentando apurar el último trago.

- "Vete a casa. Estás muy pedo y mañana tienes que madrugar..."
- "Nnno...boy a jugar u-u-na partida..."
- "Te van a pelar, imbécil, y mañana vendrán las lagrimas..."
- "¡Medaigual!"

Y estaba casi cayéndose.

Ha llegado tarde. Me he sorprendido al verle, normalmente trabaja a esas horas.

- "Ponme una copa, Kufis..."
- "¿Qué haces por aquí?"
- "Me he cogido la tarde libre, por lo de mañana..."

Ya iba colocao. Ha estado bebiendo con unos amigos, poca cosa, dos o tres copas, y se ha puesto tan borracho como sólo lo he visto un par de veces.

- "Como mañana no aparezcas por el trabajo te echarán a la puta calle."
- "¡Me...medaigual, cagüen laputa!"

Una de las mezclas más explosivas que existen es la combinación entre alcohol, cansancio extremo y soledad; una auténtica bomba. Le he insistido, ha parecido comprender, "me boi pá casa...", "cuando cierre pasaré a ver si está la moto en la puerta", "e-eres mi amigo...Ku-Kufisto...", abrazos y tal.

He pasado por su casa. No estaba la moto. Le he llamado por teléfono. No me lo coge. Que te den por culo, gilipollas.


No hay la alegría de otros años, la gente parece asustada, sueltan los billetes como si fueran los últimos. Se puede conocer a un hombre por la forma de pagar.

He conocido clientes curiosos, pero el viejecito que me lleva visitando toda la semana me tiene intrigado.

- "Por favor...un cafe...y leche...en vaso grande...y un trozo de pan."

Se lo pongo con todo mi esmero. Hoy me ha pedido un poco más de pan. No es un vagabundo, se ve, más bien parece como abandonado, despistado, mira de una manera rara, como si le diera vergüenza, aunque mires a los ojos puedes transmitir ese sentimiento, no es necesario agachar la cabeza.

El viejo se sienta en una mesa, devora su merienda y cuidadosamente deposita las servilletas usadas sobre el plato. Después me lo acerca a la barra. "¿Qué le debo?", le cobro un euro, he pensado en invitarle pero temo que se lo tome a mal, un poco de orgullo es lo último que puede perder un hombre.

Tomar el cafe con pan sólo lo he visto a mis abuelos, nosotros ya crecimos con dulces y eso, recuerdo que mi abuela se comía las naranjas con pan, yo la miraba alucinado, cosas de haber sobrevivido a una guerra.


Termina el año que empezé con pie y medio en la caja de pino, luego mejoró algo, monté el blog, nos conocimos y me ha hecho bien. Reconforta pensar que alguien desconocido tiene interés por lo que escribes, es una sensación agradable.


Cuando ves por escrito lo que pasa en tu vida te das cuenta de que no es tan banal. Sólo hay que abrir los ojos y echar un rato.


Mucho ánimo y Feliz Año Nuevo.



Gracias.

14 comentarios:

  1. Kufisto eres un artista: de las pluma, de la coña, de humanidad.Mi abuelo mojaba pan con vino. Me alegra haberte conocido este año. Muy feliz año 2011!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sinretorno. Yo también me alegro de haberte encontrado. La comida era una cosa muy seria para quienes habían vivido la guerra. De la mesa no se levantaba ni Dios hasta que se acababa con todo lo del plato.

    Que te vaya bien.

    ResponderEliminar
  3. Feliz año nuevo para todos. A ver si empezamos bien el año 2011.

    Ya sabéis, salud, amor, bonanza, y para regarlo todo, una botella de crianza :-D

    ResponderEliminar
  4. Feliz Año, Ogro.

    Peor que lo estoy acabando no puedo empezar el que viene, así que bienvenido sea.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mi abuela tomaba ese delicioso café (de puchero) con leche que preparaba con un trozo de pan.
    Grandes los abuelos. Sus costumbres culinarias son la repera. Y ese uso tan particular que dan al anís, mezclándolo con practicamente todo.
    Haces bien en cobrarle, como bien dices podría tomárselo a mal. Otra cosa es que se repita el mismo ritual durante mucho tiempo, que haya una mayor conexión, o bien utilices la coña de la falta de cambio para invitarle.
    Que tengas una buena entrada de año, Kufisto.
    Un abrazo, castelar.

    ResponderEliminar
  6. Mira, por ejemplo ésta: "Se puede conocer a un hombre por la forma de pagar"
    De esto te hablaba. Que tengas buena velada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Velada?

      jajaja...

      mecagoendios...si has ido tan atrás habrás leído historias mejores que esta.

      Lo mejor que he escrito y escribiré está al principio de toda esta puta mierda.

      Y se llama "Una mañana en la casa de los muertos"

      O se llamaba

      Eliminar
    2. Toma castañazo

      http://elblogdekufisto.blogspot.com.es/2010/03/una-manana-en-la-casa-de-los-muertos.html

      Así se escribe cuando no tienes a nadie

      Eliminar
    3. Sí, no lo reconozco, tiene quinientos mil fallos en veinte líneas...pero es bestial, es honesto, es...es...cuando escribí aquello supe que podía escribir.

      La mañana en la casa de los muertos es lo mejor que he escrito.

      Al menos para mi. Y por siempre

      Eliminar
    4. Y por si fuera poco encontré a Rachel, a mi musa...y supongo que también es por esto que le tengo tanto cariño.

      Aparte.

      Pero ese fue el día en el que la puse de cabecera.

      Qué mujer...qué mujer...

      Eliminar
    5. jajaja...mecago...me cagi...mecagium...

      putamierda

      Eliminar
    6. Tranqui, que a esas horas se entiende todo.. otra cosa es que luego lo quieres explicar y ni se puede ni merece la pena.. pa' qué. Te dirán lo que ya sabes, que a veces se nos va la olla. Será para buscar espacios más abiertos, y a casi nadie le mola mucho soltar las amarras de puerto seguro.. Además, incluso está mal visto. Coño, pues que no miren.
      Voy al enlace que me propones. (Me quedó mú fino eso de "buena velada".. Ea, bueno está)

      Eliminar
  7. Joder qué ida de olla...

    bueno está

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.