i

i

miércoles, 22 de diciembre de 2010

IMPETUOSO...¡HOMÉRICO!





Estaba recogiendo el bar. La tarde ha sido desastrosa, sólo me quedaban los últimos tres pesaos, quienes al verme sacar la fregona han huído despavoridos; he echado la llave y, ya sólo, he recordado que en La 2 (¿dónde si no?) estaban poniendo "El hombre tranquilo". Rápidamente he cambiado al chulo putas de Cristiano & ¿friends? por Wayne y O´Hara.

Si hoy se estrenara esta película causaría más escándalo que "Garganta profunda" en su tiempo. Es más, creo que no tendrían valor para hacerla.

El héroe, el "bueno" (aunque realmente no hay ningún "malo"), es un hombre blanco, fuerte, heterosexual, que bebe, fuma, pelea a puñetazos (nada de "peleas dialécticas" ni pollas en vinagre) y que no tiene miramientos en arrastrar campo a través a su mujer después de que ella le haya hecho perder los nervios por sus neuras. Ésta tiene mucho genio, es orgullosa, virgen aunque tiene más de 14 años, no sabe jiu-jitsu aunque bien pudiera estamparte una maceta en la cabeza, trabaja en su casa, desea casarse, crear una familia y tener muchos hijos, es decir, no quiere "realizarse"; su sueño no es convertirse en Directora General de una Gran Empresa, tener mucha pasta, independencia, hacer lo que le salga del coño cuando le salga del coño mientras no sea un hijo...el sueño de esta extravagante mujer es ser madre, esa cosa tan rara.

También salen otros personajes demoníacos: un cura que es buena persona, un reverendo que también lo es, un viejo verde borrachín, un titán paleto y pendenciero, una solterona ursulina... y así, en ese plan. Nauseabundo. Por tener tiene hasta a un viejo que, en lugar de rogar con una sonrisa en los labios que le metan un jeringazo para llevarle al otro barrio y que deje de molestar con su presencia al personal, salta como un poseso de la cama en la que yace cuando oye el jaleo de la luciferina pelea. Un sin Dios, vamos, perdón, quiero decir una fascistada.

Y yo viéndola con una sonrisa en los labios.

Cuando éramos niños y nos juntábamos toda la familia si a alguno se le ocurría hacer daño a una niña se le regañaba, "a las niñas no se les pega"; y si persistía en su equivocación le daban unos azotes. Tiempo después, cuando comenzé a trabajar y a escuchar a los viejos, siempre oía lo mismo: "el que pega a una mujer no es un hombre". El maltratador, el verdadero maltratador, era un ser despreciado, apestado, nadie quería cuentas con él: "a ése lo que le pasa es que no se le pone dura."

Ocurre algo rarísimo en esta película: un hombre quiere crear una familia, vivir tranquilo, sin dar la vuelta al mundo a la pata coja, ver crecer a sus hijos y morir en paz; no necesita nada más porque no desea nada más, ha visto mundo, cosas y lugares, pero ahora sabe cual es su sitio, sabe que unos nacen para una cosa y otros para otra, que no todos podemos ser cualquier cosa, que somos lo que somos, no lo que quieran hacernos creer que podemos ser para transformar a un hombre en un monigote, para confundirlo, para que no descubra que la verdad es mucho más sencilla: que no es necesario dar la vuelta al mundo a la pata coja para ser feliz.


Por mi trabajo veo y trato con muchas parejas; muy pocas funcionan, se ve, digan lo que digan, es casi imposible taparlo, siguen juntos porque saben que el fin está a la vuelta de la esquina y quieren hacerlo más llevadero, más cómodo, menos traumático, que sea sin dolor, ese sentimiento tan feo y horroroso.

El Lichis, uno de nuestros grandes poetas, dice que "es la falta de amor la que llena los bares". Y así es.

Cuando te crees más de lo que eres, cuando piensas que mereces más de lo que tienes, es que estás comenzando el descenso al Maelstrom; y una vez dentro de él casi siempre acabas en el fondo, estampado, reventado, acabado.

Una pareja que funciona no siempre es feliz, pero si se han amado, si continúan amándose aún estando mal, saben que para encontrar algo mejor fuera tendrán que dar muchos tumbos. Si lo encuentran.


Después de todo tu chica te dirá al oído algo que sólo escucharás tú, y sonriendo entraréis en casa para hacer lo que hay que hacer.


Y sin dar la vuelta al mundo a la pata coja.

31 comentarios:

  1. Que gran verdad tocas hoy. A menudo miro a mis amigos, y siempre están ansiosos por huir de la ciudad, siempre andan con planes para ir a tal sitio, a cual isla, a no se que lugares. No se me interprete mal, está bien salir, ver otras cosas, pero hablo de auténtica ansia, necesidad.

    Yo me pregunto a menudo cuando les veo así, como será su vida real, esa vida del día a día, llenos de diminutos y estupendos momentos, del día a día, de ese rato que te reservas para leer algo, o para estar con la cria, o para tomar unas cañas con los amigos o ... Me da la impresión que no lo disfrutan, que no saben sacar el zumo exprimiendo esa rutina, ese día a día.

    Igual me equivoco y simplemente yo soy muy parado o conformista, quien sabe, pero como digo, me dan la impresión de que estan en permanente huida de su vida diaria, lo cual no creo muy sano.

    Ayer vi un rato de "el hombre tranquilo", vi ese cacho cuando vuelve y desde un carro,se enciende 2 pitillos casi seguidos, tirando la cerilla al suelo. Digo, "joder, hoy le crujirían con una multa de estas que te cagas pata abajo, amen de afearle por fumar tanto".

    El mundo moderno siempre ataca salvajemente al modelo tradicional de la familia, pero no deja de ser curioso de ver como segun nos alejamos de esa (y otras) tradiciones, la cosa yo creo va a peor en muchos aspectos. Tendremos tiempo para pensarlo, mientras curramos hasta los 70 años.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Ogro, exactamente esa era la idea que quería darle al texto.

    Lo mires por donde lo mires, yo creo que antes la gente era más feliz que ahora; y no poprque fueran conformistas (¿hay algo de malo en la palabra?) sino porque eran realistas, no vivían en una perpetua nube adolescente, no tenían tiempo para eso.

    El mundo moderno confunde la comodidad con la felicidad, y como decía ese: "No es eso, no es eso..."

    Gran comentario el tuyo.
    Gracias amigo.

    ResponderEliminar
  3. -Hola, Kufisto: majestuoso desmenuzado del hombre tranquilo.Sensacional. Pero es que, para mí, el héroe del hombre tranquilo, que lleva tras sí, un pasado "borrascoso", ha conocido el Mal y no ha sucumbido a su morbosa atracción.Opta por las cosas sencillas y elementales que cierta post-modernidad tarantiniana nos ha hecho detestar: lo que en Ford son peleas a puñetazos en pulp fiction (y es la mejor suya para mí) es violencia fetichista. Fíjate lo que ahora añades: la gente no vivía en una perpetua nube adolescente. Es que es eso.
    Un gran texto, como todos los tuyos. Felicidades

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose Antonio,

    ese es el secreto: conocer el Mal para saber qué es el bien. Algunos no tienen necesidad de comprobarlo, tienen esa suerte, pero una vez conocido, si tienes fuerzas para salir, no regresas jamás. Seguro que Wayne no regresó jamás a América, su sitio era Innisfree.

    Tienes toda la razón en la comparativa Ford-Tarantino; para aquel la violencia es un recurso necesario, para este una manera de vivir. Me quedé en "Jackie Brown", la de la asesina con catana no pude soportarla, una masturbación sangrienta demasiado larga.

    Siempre Ford.

    (Y sí, "Pulp fiction" es una buena película, pero no puede vivir de ella eternamente.)

    ResponderEliminar
  5. Feliz Navidad Kufisto. Leerte es refrescante.Y sorprendente!!! Somos pecadores de los de antes.

    ResponderEliminar
  6. Feliz Navidad, Sinretorno.

    Gracias. Me temo que se es lo que se fué, no cambiamos de dirección, vamos dando tumbos. Pero no se puede ir en dirección contraria, a no ser que quieras matarte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cago en la osti!, me has dejado atornillado a la silla mientras tú prosa clara y sin trampas golpeaba mi cerebelo sin ninguna conteplación.

    De momento, aquí tienes un nuevo seguidor, Kufisto.
    Enhorabuena

    Mi padre, que Dios tenga en su gloria, me enseñó por estas fechas como hay que matar los pollos para zampárnoslos en la cena de Nochebuena. Hoy en día, creo que más de un niño me tomaría por un puto sicópata si viesen como le corto el cuello a un pollo.

    ResponderEliminar
  8. Antes la gente era pobre pero honrada.

    Ahora es mucho mas pobre -aunque viva a lo rico- y, ademas, indigna.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Bate, eres muy amable. No lo dudes por un segundo, el día que tengamos un Partido por los Derechos de las Ratas (PDR) se acerca; y seguro que consiguen miles de votos. La cosa está muy mala. Saludos.

    Anónimo, tienes razón. Hoy calificar a alguien como honrado es llamarle tonto.

    ResponderEliminar
  10. En efecto, siempre Ford...aunque Capra tampoco está mal (y algún otro), y ésta es una obra maestra..claro, que yo siempre tuve debilidad por el Duque y no soy imparcial..un tipo al que le quedaba pequeño el caballo y tenía arte hasta para apoyarse en el quicio de una puerta.
    Como no era rojo sino todo lo contrario, nunca le dieron la importancia que merecía, pero creo que la gente le recordará en las películas de sus vidas...Con todo, mis favoritas son El Dorado y Valor de Ley.
    Feliz Navidad Kufis.

    ResponderEliminar
  11. Salvo alguna qué otra escena memorable, como cuando Sean arrastra por la fuerza a Mary Kate por los campos, y cuando una lugareña le ofrece una vara de avellano para zurrarla, salvo esas escenas, digo, la película es una puta mierda. Con todas las letras. A Maureen se le ve forzada, artificial, incluso ridícula. Él cumple como puede, porque tener a un duendecillo patético como a Michaleen Flynn siempre al lado, soltando sus bufonadas sin pizca de gracia, es muy duro.

    La película, aparte de aburrida e insustancial, intenta lucir un humor... absurdo.

    Saludos,


    Aarón.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto eso que dices de que antes la gente era más realista, y que por aquel entonces la felicidad, como decía Nietzsche, era cosa de ingleses. O dicho en plata: la felicidad es una mariconada.

    De la película, que vi hace muchos años, quien más gracia me hacía era el cochero. Y su caballo, que le conocía tan bien que cada vez que pasaba por delante del bar se paraba sin que nadie lo avisase.

    Los personajes de Ford son casi mitológicos, son arquetipos: bueno, fuerte y noble como sinónimos. Al estar tan bien perfilados, los espectadores los pueden seguir, bien para identificarse con ellos o para rechazarlos.

    No son reales, la vida no es así, es más canalla, pero Ford era un artista de tradición homérica, sin duda.

    Feliz Navidad a todos

    ResponderEliminar
  13. feliz navidad, tronco.
    te deseo unas felices y blancas fiestas.
    no te olvides de la misa del pollo.
    hasta ayer no supe de la localidad que eras. lo ví en el mapa de estadisticas de mi blog.
    chico ciego que pillé allí una noche de verano, creo que era ferias y terminamos despues en c.r en una discoteca de verano a lo bestia.
    de esto hace 22 años aprox.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. - Querida Maribeluca; algún día escribiré sobre la primera vez que ví "¡Que bello es vivir!". El día ideal sería mañana, pero si hoy el trabajo ha sido la hostia no quiero ni imaginarme lo que puede ser dentro de unas horas. Soy pro-Wayne, guapa, desde siempre, para mí es más que un actor, es un mito. Me quedo con el Ethan de "Centauros del desierto" pero podría elegir decenas. Se le recordará mientras exista el cine, no podrán ningunearlo aunque quieran, fue la estrella absoluta del género cinematográfico más importante: el western. Un navideño beso preciosa.

    - Hola Aarón, bienvenido. No estoy de acuerdo con tu juicio. Para mí todos están perfectos; y la química entre la pareja es impresionante. Saludos y Feliz Navidad.

    - Joder Pedro, en tres líneas has destripado al Maestro...¿no te das cuenta de que todo lo que escribes es brillante? ¿cuando cojones vas a crear tu blog? es una auténtica lástima que tus escritos queden desperdigados en el maremagnum internetoide. Como los poemas de Oswald. De verdad, ¿no te das cuenta que es igual que escribir para echarlo al fuego? Feliz Navidad amigo.

    - Hola Forner, Feliz Navidad para tí también. De verdad te digo que preferiría estar mañana oyendo misas todo el santo día que hacer lo que me espera. Pero lo que no puede ser no puede ser...y además es imposible. Un abrazo.


    Joder, estoy tan cansado que no tengo fuerzas ni para irme a la cama...y solo es el principio...Dios nos asista.


    ¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS AMIGOS!!!!

    ResponderEliminar
  15. Pasé por aquí a echar un ratito con tus cosas. Quiero aprovecharte, una feliz navidad. Te deseo lo mejor, para ti y para los tuyos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  16. Lo mismo deseo pata tí, Hiperión. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  17. Kufisto, yo no voy a ser tan duro como Aarón, pero a mí tampoco me gustó El hombre tranquilo y te voy a explicar por qué: me pareció que es a Irlanda lo que sería a España una película llena de hombres vestidos de toreros tocando la guitarra y mujeres con traje de faralaes bailando flamenco. La escena de la pelea multitudinaria, por ejemplo, es tan absurda como cuando en Misión imposible II se mezclan los sanfermines y las fallas.

    Una cosa es el costumbrismo y otra caer de hoz y coz en el topicazo.

    Feliz Navidad, Kufisto.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  18. Quería desearte Feliz Navidad. Un abrazo Kufisto.

    ResponderEliminar
  19. - Hola Oswald, "tu quoque...?". No creo que Ford hiciera la película con la idea de decir: "Señores...así es Irlanda". No olvidemos que ya era bastante viejo, apenas tenía recuerdos (idealizados, como todos) de su infancia; más bien pienso que su idea es: "Así deberían ser las cosas". Y compararme esa pelea con el circo que nombras...porque eres tú. ;)

    Que tengáis una Feliz Navidad, amigo mío. Y te digo lo mismo que a Pedro, ¿para cuando tu blog?

    - Querida Titania, espero que paséis la mejor de las Navidades posibles. Besazo navideño guapa.

    ResponderEliminar
  20. Entiendo lo que quieres decir, Kufisto. Pasa lo mismo que en Qué verde era mi valle: Ford no pretende ser realista. Pero eso no justifica caer en el tópico. Si te digo la verdad, por lo que recuerdo, lo único que me disgustó fue lo de la pelea: me ponía yo en el pellejo de un irlandés y me decía "no somos unos salvajes que se divierten dándonos todos de hostias". A mí me molesta cuando los extranjeros (o nosotros mismos) nos reflejan a base de tópicos andalucistas (por eso la comparación con Misión imposible II, no por otra cosa), por eso me molesta cuando hacen lo mismo con otros países.

    De todos modos tendré que volver a ver El hombre tranquilo, la ví hace muchos años y me parece que ni siquiera entera.

    Sobre mi blog, ni siquiera sé cómo hacerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Una peli "realista" de Ford es "Las uvas de la ira". Fíjate que siempre se le consideró (aún hoy) un reaccionario, un tío de derechas. Y realmente lo fue (de derechas) en la madurez de su vida, quizá ya lo era cuando rodó esta película pero consiguió un retrato de lo que realmente significa el capitalismo salvaje, la dictadura del capital, absolutamente inolvidable.

    Yo, creo que lo sabes, soy cualquier cosa menos de izquierdas; creo en la individualidad, me asquean las multitudes, pero viéndola te das cuenta de la Gran Mentira que es el Capitalismo: también los mediocres pueden ser los Amos del Cotarro sólo por tener pasta. Y no es eso.

    Los tópicos son eso, tópicos. No hace falta salir de tu país para sentirlos. Si uno es andaluz y va al País Vasco esperarán encontrarse con un vaguete gracioso cuentachistes; y si un vasco va a Andalucía éstos esperan a un fortachón fanfarrón que come y bebe como un cosaco. Es así. Ante esto sólo cabe la risa, como con casi todo, quien cataloga sin conocer únicamente puede ser un imbécil. Y con los imbéciles no hay que perder el tiempo.

    De todas formas te animo a que vuelvas a verla y a que lo hagas sin buscarle lecturas: se trata del sueño de un viejo con el hígado deshecho y la polla jubilada. "Papi", como lo llamaban sus amigos, lo que de verdad quería era tener 20 años menos y darle lo suyo a O´Hara, pero como ya no podía se lo confío a su compadre Wayne. Mírala como si fuera un sueño. Es lo que, en cierto sentido, le pasó a Kubrick con "Eyes wide shut": ya que no podía follarse a la Kidman al menos quería verla desnuda. Estoy seguro que la realizó solo por que la australiana estaba disponible.


    Sobre lo que dices del blog: si yo pude hacerlo es que lo hace hasta una ameba. Métete en Blogger y sigue las indicaciones, nada más, es sencillísimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Yo también me considero de cualquier cosa menos de derechas, y sin embargo tengo muchos más puntos en común contigo y con algún que otro participante en el blog de El Hombre Siempre Enfadado que con los odiosos "progres". Fuera dogmas de la ideología. Quitan identidad y libertad de pensamiento.
    En cuanto a hablar de cine, y a las películas en cuestión, pues no estoy puesto en la materia, por lo que no opinaré, aunque tampoco soy tan necio como para considerarlo un "arte menor" (Hombre siempre Enfadado dixit".

    Te admiro Kufisto. Un abrazo.

    Castelar.

    ResponderEliminar
  23. Hola Castelar,

    las ideologías son cadenas, correas que se tensan o aflojan según convenga, la gente se chifla por "ser de algo". Cuando algún provocador me pregunta que de qué soy mientras estoy trabajando siempre respondo lo mismo: "De José Tomás". Y realmente es así; es la única persona pública viva a la que admiro sin condiciones.

    Querido amigo, esto no es el puto cine-club de Garci, De Prada y demás monstruos acatarrados, no hace falta echar perlas por la boca cada vez que la abres, eso se lo dejamos a los seguidores de Onán, aquí no nos espera ninguna felatriz como premio al comentario más ingenioso. Escribe lo que quieras cuando te parezca, no te cortes.

    Por lo que a Moa se refiere te diré que más que enfadado me parece un hombre muy serio. Supongo que ha tenido una vida dura y poco divertida, demasiado "política", no entiendo su ninguneo al cine, así como los gustos musicales de un señor que era joven en los 60, pero allá cada cual. Lo que sí te digo es que conmuigo ha tenido un comportamiento señorial. Cuando yo entré en su blog, allá por mayo del año pasado, lo hice como un elefante en una cacharrería, estaba atravesando un momento personal bastante penoso y embestía a todo lo que se movía, sin ton ni son, a lo loco. Moa me aguantó, creo que le hacían gracia algunas de las cosas que escribía, mayormente gilipolleces, y no me baneó incluso cuando llegué al insulto directo hacia él. Luego, en marzo del presente, decidí montar mi blog y enlazarlo en el suyo. Y también me lo permitió, llegando incluso a dedicarle un breve comentario en alguno de sus artículos. Mi baneo de LD estoy seguro que no se debió a él. Permitir que ennlazara mi blog supuso que este despegara, que mucha gente lo conociera, y eso es cosa que debo a su generosidad, por lo que siempre le estaré agradecido.

    En fin, amigo Castelar, aquí tienes tu casa para lo que quieras escribir; sólo decirte que lo único admirable que tengo es mi legendario hígado.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  24. Hola Kufisto
    Sí, recuerdo tu entrada en el blog del HSE (sigo pensando que más que serio, está enfadado, y sus razones tiene atendiendo a su manera de pensar, de ver las cosas). Memorables, repito, tus enganchadas con el pater. Piensa que si HSE no te baneó es porque vió algo en tí, en esa manera de escribir... yo también noté algo, y en seguida me dí cuenta que un tipo que define como definiste el Black Metal (algo así como una lavadora centrifugando) merecía tener un sitio en cualquier foro.
    Moa es inteligente, no comparto la mayor parte de sus ideas, pero es listo, y sabe que le conviene mantener en el foro a ciertos participantes para darle vidilla al asunto. Porque no sólo de pánfilos manuelepes y secuaces puede llegar a hacer algo. Sois muy necesarios, para él repito, tanto pedromar,como tú, como Katakrok, e incluso el gaditano de las narices. En cierto modo ponéis, cada uno en su estilo, la salsa al refrito.
    Un saludo, y cuida ese hígado anda. El mayor don que tenemos es la vida, y hacemos mal en maltratar nuestra salud.
    castelar.

    ResponderEliminar
  25. Hola Castelar.

    Sí, tiene su punto (o puntazo) de enfado, algo comprensible por otra parte en un señor al que le zurran la badana cada vez que asoma la cabeza, su enfado (creo) le viene por estar siempre a la defensiva, es algo normal en alguien que sabe que diga lo que diga van a ningunearle, a sacarle su pasado y tal...todos tenemos pasado y todo él no es enteramente ejemplar. Yo no soy juez ni quiero serlo, cada uno sabe lo que ha hecho en la vida y no hay mayor juez que la conciencia.

    El pater era la hostia; evidentemente tenía unas ideas un tanto peculiares, pero como había sido cocinero antes que fraile sabía entrar en faena, bajar a la arena y no perder la cara, yo me lo pasaba muy bien con él y lo eché mucho de menos cuando se largó; enseguida me dí cuenta de que iba en serio, Moa le hizo un comentario un tanto hiriente y se molestó, por eso abandonó su blog. Ha sido la única persona que he encontrado en Internet capaz de mantener su decisión, estoy harto de ver como muchos dicen me voy, me voy, y luego vuelven. Aunque lamenté su decisión tengo que reconocer que fue consecuente, mantuvo su palabra. Y de un hombre que mantiene su palabra en la selva internetera solo puede decirse una cosa: chapeau (o magnífico, que no se enfade Pío).

    Evidentemente Moa no es tonto y sabe quien da juego y quien no; tú has nombrado a dos amigos míos que, en mi opinión, son lo mejor del blog; pero el matamolleras...en fin, de todo tiene que haber en la viña del Señor.

    Un saludo y muchas gracias; tranquilo, llevo unas Navidades bastantes calmadas para mi costumbres.

    ResponderEliminar
  26. Pues sigue así, cuídate. Aun en el anonimato, te he visto más para allá que para acá, y no es algo de lo que debas abusar. Repito, la vida es un don. Te das real cuenta cuando ves que tu hijo se está yendo al otro lado y tú no puedes hacer nada por mantenerlo entre los nuestros, y sin embargo él sigue, luchando contra viento y marea, a pesar de que está sentenciado... Te lo digo en serio, si permites este humilde consejo, la vida es lo máximo. No merece la pena golpearla. Piensa en ese cielo azul y su enorme y cálida mancha amarilla, que tango te gustan, y que pase lo que pase, todos los días estarán ahí, encima de nosotros, dándonos ese don al que te hago referencia, y por lo que realmente merece la pena luchar. Como mi nene.
    Te cuento esto porque a pesar del anonimato, puedes llegar a admirar a las personas. Te repito, te admiro, y ahora mismo, con el problemón que se ha cernido sobre nosotros (son ya dos años de lucha), te puedo asegurar que leerte es un gran bálsamo.
    Un abrazo.
    castelar.

    ResponderEliminar
  27. Joder Castelar, me has dejado a cuadros.

    Espero que tu chaval se recupere, a veces los milagros existen. Rezaré por él.

    Un fuerte abrazo; aquí estaré para comentar lo que sea contigo siempre que el trabajo me lo permita.

    Tu amigo Kufisto.

    ResponderEliminar
  28. Vaya, me parece que he pulsado sin querer que esta última entrada es una puta mierda... lo siento, no era mi intención. Los ratones ópticos juegan muy malas pasadas.
    Gracias por tu buena intención Kufisto. Desgraciadamente ya no hay nada que hacer. Si te contara los dos años de existencia que ha pasado la criatura no te lo creerías.
    Te reitero las gracias.
    castelar

    ResponderEliminar
  29. Tu hijo podrá con esa mierda, Castelar. Te lo aseguro. En esta puta vida o en la otra. Porque hay otra, no lo dudes. Esto es el recreo. Vigilados por un cabrón.

    Santo Dios, ayúdale.

    ResponderEliminar
  30. Kufisto, lo leí hará unos días, las prisas y luego el olvido me hicieron perder el pasaje para comentarte. Ahora lo hago, cuánta verdad en el amor, en la pareja, en la individualidad en un bar. Cuántos siguen sin seguir, cuántos realmente siguen porque funciona o funcionan.
    Me gusta estar aquí Kufisto, gracias por todo.

    ResponderEliminar
  31. Hola preciosa, el sol que tanto quiero nada puede contigo. Ando remarcando esto, voy bastante ciego, no sabes la alegría que me dió verte por aquí.

    Guapa, guapísima, SOL, con permiso de tu hombre, voy muy ciego...no hago más que corregir

    Bonita mía, voy a dormir un rato .

    Para la chica más guapa de la red

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.