i

i

miércoles, 14 de abril de 2010

LA ORQUESTA DEL TITANIC BLANCO HACE BIEN SU TRABAJO






El Madrí.

Hace tiempo que dejó de ser un clú de fútbol; desde la bajopaliesca llegada del SS (Ser Superior) pasó a convertirse en una gran empresa.

Vosotros, los fanáticos que no el seguidor razonable, sois tal que si uno me suelta: "no hables mal de la Burger King que te soplo 2 hostias", o "como te atrevas a malmeter contra Microsoft te crujo", o "tú sigue hablando así del Corte Inglés que ya verás, ya".

El Madrí es el clú que más camisetas vende en el mundo, eso es indudable y nadie se lo puede negar al SS. Al parecer su situación económica es mejor que la del Barsa (noticia de hoy en Libertad Digital); creo que ya andaréis por Cibeles celebrándolo (sensacional haiku de tiodelat en los comentarios al notición). Felicidades.

El Madrí del SS (porque ya parece suyo) es como el equipo que se enfrenta a los nazis en "Evasión o victoria" transcurridos unos años; han ganado la guerra y se han convertido en una especie de "globbertroter" bien remunerados; juegan aquí y allá, pillan la pasta, se van de fiesta, están fondones y viven de su heroico pasado. También los griegos fueron la luminaria de la civilización occidental durante siglos y ahora están comiéndose los unos a los otros, o los romanos, el mayor Imperio que ha conocido la Historia y ahora son unos mindundis cualquiera.

Los aficionados razonables que han seguido al Madrí desde hace décadas saben y reconocen que el Barsa de hoy es muy superior; envidian su cantera, su juego y su trayectoria de los últimos 20 años; hay una idea, se sabe que es buena, vamos a llevarla a cabo contra viento y marea, gente de la casa, que sientan la camiseta, mercenarios los justos, ya vendrán los resultados. Y llegaron.

Cualquier aficionado madridista razonable cambiaría entera la plantilla del Madrí actual por cualquier equipo blanco de los años 80; lo que ocurre es que el SS conoce los tiempos que nos toca vivir y sabe que con los medios de comunicación bajo control (escandoloso) nadie se atreverá a llevarle la contraria. Ahora parece ser que van a largar a Raúl (último representante del verdadero carácter madridista que, lástima, lleva varios años arrastrándose)y a Guti Haz (tan buen jugador como corto de sesera), por lo que sólo quedará Casillas, ese gran follador. Que el Madrí tenga como único representante de su gloriosa cantera al portero es de juzgado de guardia, y estoy con Gistau en que el aprendiz de Nacho Vidal nos la va a liar en el Mundial.

Así que nada, el año que viene el SS fichará a ése, a aquel, a tal y a cual, los medios comprados lo airearán como hienas y, otra vez, vuelta a empezar, otro entrenador, otro ¿sistema?, este año sí, y en ese plan.

El SS y el dómine cabra de nuestros días (Inda), los auténticos cánceres del genuino Real Madrid.

Que descanse en paz.

2 comentarios:

  1. Llevas razón. Nada le hace tanto daño al Madrid como la sobrecogedora prensa deportiva (y no deportiva) madrileña. Su obsceno propagandismo madridista perjudica al Madrid de dos maneras: fomenta por un lado un contraproducente exceso de soberbia y confianza entre los madridistas y por otro el anti-madridismo de los no madridistas. Aquí incluyo a LD: por lo visto, para ser un buen español de "deguecha libegal" hay que ser madridista. Como serán de pelmazos que han conseguido que muchos anti-nazi-onanistas nos alegremos de la victoria del equipo de gili-Laporta.

    Un saludo.
    Osvaldo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Osvaldo.

    Absolutamente de acuerdo.

    Yo simpatizo con la Reala (Real Sociedad), pero el Real Madrid ha sido mi segundo equipo hasta la llegada del SS y sus corifeos.

    Hoy por hoy el Madrí simboliza todo lo asqueroso que puede tener la vida; ¡con decirte que prefiero al Barsa como será la cosa!.

    El asunto de los medios de comunicación con los nuevos merengones es, sencillamente, para vomitar. Y el personal tragando, ¿eh?.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.