i

i

martes, 25 de junio de 2013

CHIPAÑA



He salido a pasear, sí, qué coño, los resfriados son para quienes quieren estarlo, yo no, yo no puedo perder el tiempo con esas cosas, no sé qué cojones estoy haciendo con mi vida pero sí que no quiero gastarla malo; mal, sí, pero malo, no.

Cuatro y media de la tarde, el sol un tanto caído, pero también ahí hace daño, que se lo pregunten a los toros que cayeron en manos de Curro, y The arrival of the queen of Saba en el lugar de clarines y timbales, a la mierda, eso para los que se ponen más ciegos viendo corridas ajenas.

Es una música deliciosa, de otro tiempo, ya nadie podría hacer algo así, sería tachado de frívolo, de cínico, de insolidario, "¿como puedes hacer algo así sabiendo todo el dolor que hay en el mundo?", es como si estuviera mal visto lo hermoso, lo bello, lo noble, como si todo lo grande tuviera que pedir perdón constantemente por no se sabe qué. Bueno, sí, por ser mejor. "Si todos somos tan así, ¿porqué tienes que ser tú diferente?" El número, el puto número que nos conducirá de regreso a las cuevas, aunque esta vez iluminadas por paneles solares, o molinillos de viento, tan estilizados, tan gayers, ellos están ahí sin hacerle daño a nadie, quizá algún pájaro despistado, "¡uy, qué pena!, ¿como podríamos solucionarlo? tal vez si despidieran ondas electromagnéticas...¿pero y sus oídos? seguro que sufrirían, pobrecitos, pero al menos no son como esos gordacos asquerosos que trituraban el trigo del pan, ese horror..." Quizá ni eso, seguro que les molestan a alguien o a algo, seguro que encuentran algún pero, algún motivo por el que llorar...Todo hace daño, no hacemos más que mal, somos el cáncer de la Tierra, suicidémosnos...o mejor que nos suiciden, que ya no quedan huevos. Pero que duela poco. Anda y que os den por culo.

Que no quiero imaginarme al pelanas de Luis Cobos componiendo algo en honor de la Reina de Fabada, esa trepa, esa tía que tiene el mismo misterio que el La cagaste, Burt Lancaster. Además que ella es más de Muse y bazofia semejante, niños torturados en sus cuerpos de hombrecitos por haber nacido en un mundo que les dio casi todo hecho, "¿y ahora qué hacemos nosotros?", "vamos a llorar, ¿no?", "pues sí, que quien no llora sigue sin mamar" ¡¡¡PERO ESO ES CUANDO NO TIENES DIENTES, CAPULLOS!!!

Poco ha faltado para darme la vuelta, "¿media horita y salgo esta noche?", no, mejor ahora, que luego nunca se sabe, y menos así, te emperras y te quedas ahí, "aaayyy...aaayyy...aaayyy...", y los bichejos tan campantes por tu cuerpo, en tu sangre, "jijiji..." No, que se jodan, a sudarlos, a echarlos afuera, que nadie os ha invitado, hijosputas, y no vais a comer y a beber de él más que el tiempo justo y necesario, cabrones, a ver si os creéis que soy el poverello de Asís o María Ostiz, so mierdas.

Iba con los pantalones cortos, hemos estrenado temporada, al igual que con la gorrita, también las gafas de sol, por un momento me ha venido Bono a la cabeza, el irlandés, el arreglamundos, pero ha sido cosa de poco, enseguida ha aparecido Lemmy para cagarse en las putas madres de los soplapollas y me he venido arriba, siempre lo hago cuando se trata de darle caña al cuerpo, hay que castigarlo, que no se atonte, y menos cuando está en plan oenejeta: entonces, el doble. "¿Subo al cerro? subo al cerro" Pá el cerro.

Y para allá me he ido, lo menos hacía un mes desde la última vez, y eso que no iba con el calzado adecuado, pero la voluntad no es el reloj al que le falta una pieza y se jode el invento: no es tanto que si quieres, puedes, como que si puedes, lo demás carece de importancia. No hace falta nada para hacer cualquier cosa que puedas hacer.

Me ha costado, lo reconozco, pero he llegado hasta el final, aunque ha habido varios momentos en los que he estado a punto de abandonar. Y como pasa siempre que vences a tu parte débil he empezado a sentirme realmente bien, que no hay nada mejor que lo bueno, digan lo que digan, y en esas iba, bajando la ladera, escuchando canciones alegres, cuando al llegar abajo he encontrado un gorrioncillo muerto en la carretera, tenía los ojos abiertos, pero eso no significa que estés vivo, y menos un pájaro, que no se están quietos ni cuando están parados. Corte de rollo. Ver un pájaro muerto es como ver a Cristo muerto. Es como si al volar no tuvieran que morir en la tierra, como si fueran arrebatados, es tan raro ver en el suelo a alguien que pudo volar...Lo he apartado de la calzada dándole una pequeña patada, junto a los matorrales, se lo estarán comiendo ya, pero al menos no lo ha reventado la rueda de un tratol. Estaba duro. Lo he notado. Qué lástima, coño.

Pero pronto ha venido la sed al rescate, "Kufisto, llevas hora y media cabraheideando y al agua del tiempo que sacaste contigo ya le faltan un par de grados para ponerse a hervir...", "es verdad", estaba horrible, todavía más que al principio, qué poco aguante tiene el frío, joder, parece un funcionario del Hayuntamiento.

"Una cocacolaaaa..." Me he echado mano al bolsillo sin mucha convicción, estaba casi seguro que no llevaba ni un duro, y menos euros, y así ha sido, otra vez que he olvidado la primera regla del que sale de su casa: NO LO HAGAS SIN DINERO. Aunque sea para ver si hace bueno.

Estaba a cinco minutos de una tiendecilla, una que ha abierto un español, para variar, es un chico joven y se le ve que hace lo que puede, con eso basta para mi, y además tiene buenos precios, no como el listo del 24 horas, el primero, uno que tiene la suerte de estar en el centro de la mojama, de la acción, vamos, se forra...Pero este pobre está en el culo del pueblo. Y cobra menos por costarle más. Y todavía dirán que no es donde naces, como si no importara...

Seguramente me hubiera dado una, "oye, amigo, estoy muerto de sed, necesito una cocacola de los cojones, ya ves tú, siempre abominando de toda esa mierda y ahora me rebajo por una de ellas...misterios de la vida. No quiero agua, ha de ser cocacola, nos conocemos poco pero creo que sabes que soy un buen tío, uno de palabra, como tú me lo pareces a mi, y te la doy de que antes de media hora estoy de vuelta para pagártela con creces, que esta mañana pasé de comprar la carne a los franceses, tenemos que ayudarnos y tal, y veo que hay tienes lomo y salchichas con buena pinta, me voy a gastar veinte euros en tu tienda, algo que probablemente sea tan raro como pillar cuatro en la Primitiva...Así que por favor..."

Y, evidentemente, he pasado de largo. Pero me he hecho la promesa de regresar con el coche para dar satisfacción al deseo. Sí, coño, se lo merece...

He llegado a casa con la lengua más seca que la cabeza de una feminazi, toda mi agua estaba sobre la piel, o eso parecía, supongo que habrá arrastrado algunas bacterias, algo bueno debe tener el sudar como un cerdo, aunque no sea agradable para los demás, pero una empieza a comerse la cabeza por el sudor y acaba celebrando El Gato al Vino y memorizando los editoriales de Marhuenda.

"¿Y ahora bajar a la cochera con el cambio de temperatura...tó sudao...medio resfriao...? Aunque podría ducharme antes, sí...pero necesito la cocacola YA"

Y me he acordado del chino que ha abierto hace poco, otra más, y esta a dos pasos de mi casa. En la yema.

- "Holaaaa"
- "¡HOLA, AMIGOOOO!"
- "Tiés cocacola fría...grande..."
- "Sí, clalo, allí abajo, amigo..."

Estaba helá. Casi me corro.

También he pillado una de dos litros de fanta de naranja.

- "¿Qué te debo?"

Se ha puesto a hacer cuantas debajo del mostrador, es un chino de unos cuarenta y tantos años, siempre sonriente, está gordito y tiene poco pelo, como la mayoría de ellos, no sé qué coño le pasa a esta gente que todos se parecen a Mao, conozco a uno de los nuestros que se parece a Franco, pero sólo a uno.

- "¿Ago má?, ¿Selvesa? mu flía, mucho...mu flía la selvesa"
- "Ya, pero no...lo estoy dejando..." le he respondido después de pegarle un par de buenos tragos al limpiacañerías. Me he fijado en una ristra de relojes de pared que tiene a la entrada, todos marcaban las diez y media a pesar de que eran cuatro horas menos. He pensado en preguntárselo, pero no.

Él ya tenía mi dinero y yo su cocacola de dos litros. Y la fanta.

Tres con diez por cuatro litros bien fríos.

A ver quien tiene huevos para ponerle el cascabel al gato.

Gato negro, gato blanco...lo importante es que cace ratones, que dijo su Gran Timonel.

O economías.

Perdona, chaval...La economía lo es todo, y tal pascual, que dijo nuestro registrador de la propiedad...

Ay, Diosss







21 comentarios:

  1. Joer esta mañana también he encontrado un pájaro muerto en medio de la carretera, pero no tenía pinta de haber sido atropellado ni nada, sino que igual la ha palmado en pleno vuelo de Iberia.

    Es verdá, no salgas de casa sin dinero. Yo cuando lo hago siempre llevo entre cinco y diez euros, por lo que pueda pasar. Si tengo que comprar algo, me llevo el dinero que haga falta y ya, pero nunca ni llevo más de diez ni menos que cinco.

    Joder, Paco Marhuenda... Dios Santo... jajaja. Si el Inda está arriba en la lista de cabrones, este está en la lista "top" capullos.

    Los chinos... los chinos... imagino que los que han abierto "casualmente" la nueva tienda, otra más, lo han hecho por y para la libertad como buenos hombres de negocios. En mi barrio ya tienen tiendas de ropa, lavanderias... sólo faltan ya en el puto Santander. Eso sí, jamás les verás fuera del "negocio". El tipo español que ha abierto un negocio debe ser una rareza.

    Ahora que leo lo del "registrador de la propiedad", el otro día en la página esa de "el penúltimo raulista..." uno le llamaba "el registraidor de la propiedad". Bien traído...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si estás dejando la cerveza por la Coca Cola, estás en un error. La cerveza es buena, la Coca es un desastre.Y te constipas demasiado, cuídate joder, que pareces un crío. Y eres un "malcumple", coño si piensas ir a ayudar al chaval ese con los veinte pavos, ve y deja de mentirte a ti mismo. Después te quejarás cuando te hagan lo mismo. Si es que.... Bueno si es que le compras a los chinos en vez de....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, qué va, se lo dije para salir del paso, aunque la verdad es que cada día me gusta menos la cerveza. Pero los de mi edad bebimos antes cocacola que zumo de cebada. Y ahora ya estará en el ADN de los que van llegando.

      Falsa alarma, ya está controlado. Mis tácticas funcionan, que si no...

      No sé qué hacer con lo del chino, fue un calentón...

      Saludos, Paco

      Eliminar
  3. Hola, kufistón. Soy Priede. Cuánto tiempo. Voy a abrir una web, con alojamiento (hosting, que dicen los entendidos) de pago. Si va bien, cobraré un euro al mes por entrar. Si es que es posible hacer eso. Mi idea es hacer un semanario. Pero eso será para finales de año, cuando tenga un mínimo de visitas, y ya pongo el listón muy bajo. Poquitos, pero buenos.

    Es mala época para empezar, ahora, en julio; pero es que me ha dado el ramalazo hace dos días. Estoy harto de foros.

    Te escribo porque me acabo de acordar de ti al leer esto, de cómo hacer una selección de tus comentarios en el blog y editarlos en un libro digital. Piénsatelo:

    http://www.ciudadano2cero.com/como-crear-un-ebook-marca-personal/

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro, pero de momento está bien así, aparte que soy muy zaque para todo eso, no me veo capaz y no me fío de nadie: quiero demasiado está mierda.

      Te sigo en la Burbuja, te seguía, vamos, hasta que tomaste las de Villadiego. He visto un par de comentarios recientes, sigues demasiado en forma, no consigues pasar de los imbéciles, te importan demasiado. Y eso es un problema tuyo.

      Lo mejor (y te lo dije hace tiempo) es que te lo montes por tu cuenta: conviértete en dictador. Mola.

      Un fuerte abrazo.

      Y manténme informado de lo tuyo, no me jodas.

      Eliminar
  4. Me cago en la leche. Yo no sé qué coño hay que hacer para que no me ponga el enlace a un blog que abrí hace cinco años y en el que nunca colgué nada. Esto de Google es como el certificado de penales, irreversible. Da igual como te pongas. Igual hay que pagar soborno.

    ResponderEliminar
  5. Priede, le leo ahora en el blog de Dominguez-Losada-Girauta. Hace bien si abre su propia página para que quede allí todo lo que va poniendo y así no perderlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro es un escritor, uno de los buenos, como yo, y esos son unos mierders

      Eliminar
  6. Como suena la Reina de Saba...

    Que os follen

    ResponderEliminar
  7. Toma kufs, te dejo un tema de los Pentagram:

    http://www.youtube.com/watch?v=VIxZNgc4YZs

    Ponlo bien alto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, los Black Sabbath son Georgie Dann al lao de estos.

      No es mi rollo. Pesan demasiado.

      Saludos, Sergio, que ya se me pasó el pedo.

      Eliminar
    2. Jaja bueno, a mi no me gustaron de primeras durante bastante tiempo, pero hace semanas me puse en serio con ellos y ya les veo cosas.

      Un saludo, y no pienses demasiado en malas personas.

      Eliminar
  8. Jaja, kufisto. Y que bien sabe la puñetera cocacola cuando estas sudao como un perro. Yo la fanta me cuesta. ^Perocuando te la has bebido, tiene razon Paco Vivas, que sabe mucho de esto, luego es peor que la cerveza.

    Pero en chinos yo no compro nada salvo emergencias.

    Un abrazo chaval.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Sergio.

    Mañana mismo tengo el alojamiento, el hosting. Es posible que haga un foro, si acierto con la 'maquinaria' que me entregan contratando el servidor.

    Lo que pasa que ando dándole vueltas al dominio, al nombre. ¿Os gusta "Dudas y evidencias"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mucho, la verdad, pero basta con que te guste a ti.

      ¿Qué tal "El espejo de piedra"?

      Voy a taparme.

      Eliminar
  10. Se agradecen ideas. Así, en plan tormenta. Lo primero que se os venga a la cabeza

    ResponderEliminar
  11. Me ha hecho gracia lo de tu hermano, lo de "ráscame, anda". Yo era igual. Antes de irme a la cama pedía a mi padre que me rascara. Me echaba boca abajo sobre sus rodillas y me frotaba la espalda. Como era el último de cuatro hermanos, que me sacaban bastantes años, porque vine muy a deshora, me consentían más. Está estudiado: los últimos venimos a ser un desastre en la vida.

    Cuando tuve novia (novias, lo que se dice novias, solo tuve dos) también se lo pedía; el problema es que a ella también le gustaba,así que íbamos por turnos. Alguien podría pensar que nos podíamos rascar a la vez, pero no, no es lo mismo: tienen que rascarte y tú dejarte llevar, como los gatos.

    Tengo ahora cinco gatos, que comparto con un viejito payés, de 89 años. Vivimos en la misma casa pero en viviendas diferentes. Todos los días lo ayudo en los huertos. Una hora o dos. A veces más, si hay que sembrar o recolectar. Me viene de perlas, porque me paso el día sentado y como además nunca me gustó hacer deporte, pues así hago ejercicio. Hoy le aré una parcela con el motocultor.

    Es una delicia vivir en el campo, con agua de pozo, sin luz urbana, esa espantosa luz naranja, que no sabes si estás en la habitación o en la cuneta de una autopista. Qué manía de iluminarlo todo. Cultivamos en secano, como se hizo toda la vida y ya pocos hacen. Nunca había probado tomates de secano; una delicia. Y no damos abasto a comer albaricoques; con piel, claro, porque no se da tratamientos a nada. Las patatas rojas, gloriosas. Yo tengo lechugas, berzas y judías verdes, que riego a diario. A las judías les faltan quince días para empezar a zamparlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final vas a conseguir montártelo a tu manera...

      No sabes la envidia que me das.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.