i

i

domingo, 27 de febrero de 2011

AND THE OSCAR GOES TO...¡PAPÁ PITUFO!





Los Oscars son como la religión: te los crees hasta que empiezas a buscar por tu cuenta.

Siendo premios de la industria (que poco me gusta esta palabreja para un arte que quiero tanto) es normal que premien aquello que más la potencia, eso sí, para que cuele como "excelencia" las películas galardonadas tienen que tener un cierto toque "artístico". Por lo tanto, los premios Oscar tienen poco o nada que ver con el Arte.

Considero el cine como un arte; y al DIRECTOR como un artista, como un arquitecto, como un escultor. Lo importante es el director, no los actores, esos egomaníacos infantiloides que al salir del útero materno ya estaban preguntándole al médico si habían llorado bien. Un buen cineasta, o documentalista, podrá rodar una maravilla sin que aparezca un sólo ser humano. Los mejores actores del mundo, sin un buen director detrás, harían algo parecido a lo de Almodóvar en "Pepi, Luci y Boom...": un concurso para ver quien la tiene más grande. El ego en este caso. Hitchcock lo definió bien: "A los actores hay que tratarlos como ganado".

El cine es imagen en movimiento, nada más; ergo, el cine puro, básico, es el mudo.

Todos los grandes clásicos de la época dorada de Hollywood remitían a los maestros del mudo cuando les preguntaban por tal o cual "hallazgo": "eso ya lo hizo Griffith", "¿emotividad? mira a Eisenstein". Desde entonces todo es manipular lo que aquellos pioneros, esos inventores de un nuevo lengüaje (¡casi nada!), dieron al mundo: la forma de contar una historia con imágenes de tal modo que la gente se emocionara viéndola. Es como lo que dicen de Platón, "toda la filosofía posterior es un comentario a su obra".

Y es que el valor de los iniciadores, de los que abren el camino, es incomparablemente mayor a cualquiera de los que vengan después. Éstos podrán hacer obras más perfectas, más celebradas, incluso mejores, pero siempre quedarán bajo la sombra del que se atrevió a dar el primer paso. Por muy buen polvo que eches, el que seguro no olvidarás jamás será el primero. Aunque desde luego no fuera el más placentero.

Hoy en día decir que ves y que admiras el cine mudo es, más o menos, como confesarte coprófago: nadie lo entiende.

Lo que yo no entiendo es como alguien puede ver una película en la que el plano más largo dura tres segundos y a eso llamarlo "ritmo"; o que al uso indiscriminado del primer plano lo llamen "expresividad"; o que toda la acción se desarrolle entre bombas, explosiones y malabarismos para "dotar" a la historia de "gancho"...

Eso no es cine. Eso es como las drogas o la pornografía, cada vez necesitas sensaciones más fuertes para saciar tu inmenso vacío espiritual o afectivo. Eso es MIERDA.

Hay una secuencia en "Vértigo" (mi película favorita, porque considero "2001" como otra cosa) en la que Jimmy Stewart sigue a Kim Novak por las calles de San Francisco, y durante quince o veinte minutos no se dice ni una palabra. Ese impresionante ejercicio de estilo, en las manos de un director catalogado como "comercial", no lo hace hoy ni el más "arriesgado" de los gominolos posmodernos que casi necesitan paralizar un país y movilizar un ejército para rodar una jodida escena. Con esa maravilla, Hitchcock vuelve a demostrar de donde viene, cuales son sus orígenes, el por qué era de los pocos que sabían rodar sin que los loros hablaran: porque había empezado su carrera en el mudo, porque conocía el secreto: el cine es imagen en movimiento, lo demás es circunstancial. Que la "Academia" (¡hay que joderse con las palabras...!) pasara por alto el trienio mágico hitchcockiano, el que va de "Con la muerte en los talones" a "Psicosis" pasando por "Vértigo", sólo confirma una cosa: que, por lo general, los premios nunca los ganan quienes de verdad los merecen, sino quienes más convienen.

El cine ha pasado de ser un Arte ha convertirse en Propaganda. Esa es la función del cine actual. Hay excepciones, ¡cómo no!, pero básicamente es así.

Cuando algo como "Avatar" se convierte en un fenómeno planetario y arrambla con no sé cuentos Oscars, quizá es que ha llegado el momento que estaban esperando: la televisión no nos ha dejado una neurona viva y ya pueden convencernos de lo que quieran; el Nuevo Oden Mundial de Lobotomizados está preparado.

Eso (Avatar) es la mayor mierda que he tenido que ver (¡ay!) en toda mi vida, el mayor comecabezas realizado desde "El Triunfo de la Voluntad" de la grandiosa Leni Riefensthal. Pero algo vomitivo ideológicamente, como lo son ambas, al menos puede rodarse con talento. Y ahí está la gran diferencia; mientras que el encargo de Adolfito se convierte en una obra de arte (llena de basura, pero increíblemente hermosa) en manos de una artista, el engendro azul no pasa de una versión actualizada de los pitufos, donde Gargamel es todo aquello que nos ha traído hasta aquí, y papá Pitufo es el nuevo gurú de la Pacha Mama, paraíso de mosquitos, ratas y demás seres subterráneos, todo ello rodado igual que si Gloria Fuertes hubiera vuelto "ex profeso" del Infierno para ponerse tras la cámara: "el Futuro está en que os conforméis con poco, dejadnos lo demás para Nosotros, un nuevo Movimiento que os liberará de las cadenas del deseo, de ir un paso más allá, ya no hay nada por descubrir, somos muchos y hay que portarse bien con la Pacha y eso...vosotros a follar y a ver la tele".


Lástima de mundo donde el ¿pensamiento? fuertiano ha vencido a la ACCIÓN fordiana.


Todos:

Doña Pito Piturra
tiene unos guantes;
Doña Pito Piturra,
muy elegantes.
Doña Pito Piturra
tiene un sombrero;
Doña Pito Piturra,
con un plumero.
Dona Pito Piturra
tiene un zapato;
Doña Pito Piturra,
le vino ancho.
Dona Pito Piturra
tiene unos guantes;
Doña Pito Piturra,
le están muy grandes.
Doña Pito Piturra
tiene unos guantes;
Doña Pito Piturra,
Lo he dicho antes.


- "¿Duke?"
- "Dime papi..."
- "Parece que estos idiotas nos han ganado..."
- "Parece..."
- "Anda y que les jodan...¿qué más nos da? además, ¡estamos muertos!"
- "Como ellos papi..."
- "Oye...¿O´Hara ya anda por aquí?"
- "Pues no lo sé..."
- "Podríamos llamarla y hacer la segunda parte de "El hombre tranquilo..."
- "¿Para qué? lo que se tuvo que decir se dijo..."
- "Pues también tienes razón...¿nos emborrachamos?"
- "Vale..."

- "Oye Duke..."
- "Dime John..."
- "¿Te la tiraste?"
- "¿A quien?..."
- "¡A la pelirroja, coño!"
- "Viejo verde..."
- "Si me hubiera pillado con treinta años menos..."
- "Llena las copas...voy a buscar a Lee"

17 comentarios:

  1. Siempre me he declarado cinéfago, frente al cinéfilo, conocedor del cine. No se de cine, no se de planos, iluminaciones, etc. Se lo que me gusta, y lo que no me gusta.

    Se que hay directores de renombre, vacas sagradas como woody allen, que me son insoportables y soporíferos por lo general; pero entiendo mis limitaciones en cuando a ese caracter cinéfago. Pero no puedo sino darte la razón Kufisto. Incluso dentro de mi poca exigencia, uno se de cuenta de la basura que intentan vender los mercaderes.

    Ni siquiera el cine de acción que antes era simple, directo, lleno de "haktores" como Stallone, Arnold, Norris, etc, es lo mismo. Ahora aparecen efectos matrix por miles, explosiones a más no poder. Han logrado lo que parececía imposible, convertir en todavía más intrascendente y absurdo las ya de por si simples películas de acción.

    Que decir de Avatar, oscarizado por usar las famosas 3d, que ahora mismo recaudan buena parte de los ingresos del cine. No he visto en muchos años película más estúpida, y solo puedo confirmar lo que has dicho de la pachamama; un eructo cinematográfico dirigido a aplaudir el mito del buen salvaje: increible alguien se trague semejante fábula en pleno siglo XXI.

    ResponderEliminar
  2. Gran comentario, Ogro.

    Allen es absolutamente insoportable, su cine es el anti-cine: una constante verborrea. Se equivocó de medio. O quizá no. Nada como hablar mucho para que el personal crea que tienes mucho que decir. Que le den. Por el culo.

    Me ha encantado lo de "haktores", magnífico. Y te doy la razón. La quintaesencia de lo que dices es "Matrix": a veces me pregunto que hubiera hecho Kubrick con una historia tan cojonuda, porque los Guachofski la destrozan con sus bailes sangrientos a cámara lenta (¡cómo no!. "¡¡¡FÍJATE BIEN, TRONKO!!!"). Como los trileros.

    Y sobre "Ratava"...¡qué más puedo decir!.
    Que no soy el único que piensa así.

    Gracias, Internete.

    Muchas gracias, amigo Ogro.

    ResponderEliminar
  3. Kufisto, a mí me encanta el Allen serio, el que imita a Bergman: Interiores, Septiembre y Otra mujer (Match Point, no: por mucho que la aclamara la crítica, es una caca).

    "considero 2001 como otra cosa". Sabia afirmación: 2001 es al cine lo que la gran fuga de Beethoven es a la música: otra cosa. Sólo Eyes wide shut se acerca a 2001 en la obra del gran Kubrick.

    Yo también reivindico el cine lento, que bien hecho es elegante y emotivo (mal hecho es una pesadez pretenciosa): Bergman, el W. Allen que imita a Bergman, Eric Rohmer (soy fanático del primer Eric Rohmer, aunque esto debe de ser una rareza mía que quizá no compartes (si lo conoces) o no compartirías (si no lo has visto).

    Me tocan los güitos los Oscars, pero El discurso del rey es una buena película, que para los tiempos que corren ya está bien. Y es que no es americana, lo del cine americano actual es de vergüenza (aunque aquí sólo hablemos de la mierda del cine español). Tengo una opinión muy particular: es muy raro una película inglesa que no sea buena o al menos digna (que no me lea Gadi que se corre).

    Sigo sin ver Vértigo, Kufisto. A ver si me enmiendo.

    Hablas de la diferencia entre el Matrix que hicieron los hermanos esos y la que habría hecho Kubrick. Mira la diferencia entre lo que habría hecho Kubrick con Inteligencia Artificial de no haberse muerto y lo que hizo el pelmazo de Speilberg: la giliñoñez de siempre.

    Un saludo.
    Oswald.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy más del “maestro Kitano”.
    Por lo general más que directores, aunque con excepciones, soy más de películas.
    Ejemplo, Ridley Scout es capaz de hacer la obra maestra Blade Runner o la cagada “LA Teniente Onill´”. A parte del talento, está la pasta y el mercado que lo prostituye todo.
    Me declaro un ignorante en cuanto a cine mudo, que igual es la esencia como dices tú…. cronológicamente he empezado por Bogart, Ciudadano Kane,….
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Interesante artículo Kufisto

    ResponderEliminar
  6. - Hola Oswald,
    es que Bergman apenas lo conozco, creo no haber visto una película suya completa y, la verdad, leyendo cosas...casi que no tengo ganas.

    Tuve mi época Allen, de chaval, aquellas comedias de sus inicios; ahora que lo pienso, su carrera es bastante parecida a la de Almodóvar: fresca y ligera al principio, y pesada y aburrida cuando le llegó el reconocimiento.

    Ya sabes de mi pasión por "2001", algún día escribiré sobre ella. Y será algo bueno, en caso contrario no diré nada, no quiero manchar algo tan grande. Sobre "Eyes wide shut" te diré que cada vez que la veo me gusta más; es una película "adulta" y en estos tiempos infantiles es imposible que algo así sea reconocido. Tengo un librito de un tipo llamado Michael Herr, publicado poco después de la muerte de Stanley, que es absolutamente delicioso: habla sobre esa película y lo que el personal esperaba de ella; en sus palabras: "una especie de follódromo". Imagino al chico del Bronx partiéndose la polla con las devastadoras críticas que recibió su última obra maestra.

    No es la primera vez que me hablas de Rohmer y debo confesarte que sigo sin ver nada suyo. Te agradecería a tí o a cualquiera que lea esto que nos pasarías el enlace de alguna buena página donde se puedan ver películas on-line sin que te la corten a los 60 minutos. Te prometo que veré algo suyo. Y estoy convencido de que valdrá la pena.

    Completamente de acuerdo en lo que dices sobre el cine inglés; es más, añado que no sólo las películas sino las mismas series tienen una factura media muy superior al resto del mundo, incluyendo los USA. Otra cosa es que hagan obras maestras, eso es más raro, pero productos competentes, profesionales y bien realizados les salen como rosquillas. Tienes toda la razón.

    Debes ver "Vértigo".

    Parcialmente de acuerdo en lo que dices sobre "AI", aunque a mí la primera hora del film, la parte "kubrickiana" me gustó la única vez que la he visto. Spielberg podría haber sido un grandioso director de no haber sido tan ñoño. Con todo es uno de los que siempre seguiré: todas sus películas tienen algo que hoy está prácticamente en desuso, el sentido del ritmo. De sus últimos trabajos disfruto mucho con "Atrápame si puedes", una maravillosa película "ligera".

    En fin, que muchas gracias por tu estupendo comentario.

    Saludos amigo.

    - Hola Mentalista,

    ¿Quién es el maestro Kitano?
    Buen ejemplo el de Scott, alguien capaz de realizar buenos trabajos como el que nombras o "Gladiator" para después hacer bodrios infumables como ese. Son curiosos esos altibajos tan grandes.

    Por lo que al cine mudo se refiere; está claro que hoy es difícil de aprender a verlo: todo lo que no hace ruido parece como si no existiera, como si no tuviera mérito...y no es así. Tampoco yo estoy viendo a diario esa clase de cine, ni siquiera mensualmente, pero no tengo ningún problema en hacerlo en el momento ADECUADO. Al final casi todo se trata de eso...hacer las cosas en los momentos adecuados. Así se disfrutan mucho más.
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  7. Kufisto: Eyes Wide Shut es una de las películas más puritanas de la historia del cine. Ahí Kubrick sacó el judío que llevaba dentro.

    La secuencia de la orgía (y sobre todo, la ceremonia previa a la orgía) es el fragmento más alucinante de la Historia.

    Gracias por tu respuesta.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  8. Sigues siendo un "sugeridor de temas". Te leo ya más que en el blog donde te conocí, convertido en una pelea de gatos en un callejón oscuro de una triste ciudad.
    ¡Ah, el cine, Kufis, permite el diminutivo cariñoso!
    Para los que ya pintamos canas fue el Edén de nuestras tardes domingueras.
    Aquellas historias bien narradas, sencillas, sin pretensiones intelectualoides y, luego, con más carga de esencia de cuantos han hecho cine buscando un "mensaje", que nunca han encontrado.
    Respecto a los altibajos, un ejemplo: los hermanos Cohen. Desde "Muerte entre las flores", sólo han hecho "cositas", en algún momento interesantes, pero sin más.
    Y Avatar, Matrix y otras capullás de este tiempo, son juegos de ordenador para mentes prediseñadas.
    Bien Kufisto.
    Joanpi.

    ResponderEliminar
  9. - gracias mrsambo

    - Oswald, yo no la veo tan puritana. Cierto que la vena judía existe, a fin de cuentas Kubrick viene a decir que es lo mismo desear que hacer, que para una pareja tan terrible es comprobar que quien amas se está acostando con otro como saber que desea hacerlo, pero también es cierto que es el testamento vital de un hombre de 70 años que en su juventud se trajinó todo lo que se movía y que quizá, sintiendo su fin cerca, optó por dejar esa última visión "conservadora" (ponle todos los matices que quieras a la palabreja) de lo que son los demonios del amor.
    Además, no olvides su última palabra; en la tienda de juguetes, cuando Cruise y Kidman deambulan dando vueltas al asunto mientras su HIJITA revolotea feliz entre los juguetes:

    - "¿Entonces...qué debemos hacer" dice Tom
    - "Follar" contesta Kidman.

    The End.

    Muy Kubrick. A follar...pero dentro del matrimonio. Sabía que Yahvé le estaba esperando con el mazo.
    Saludos y gracias.

    - Hola Joanpi,

    tú lo has dicho al definirme; es mejor sugerir que mostrar, dejar una rendija para observar sin ser visto que abrir la puerta y estropearlo todo. Las cosas te salen mejor cuando los demás no saben lo que quieres.

    No estoy de acuerdo en lo que dices sobre los Coen (aunque tu h está bien puesta, quizá sean judíos vergonzantes); para mí son muy superiores tanto "Barton Fink" como "El gran Lebowski", aunque "Muerte entre las flores" también es una gran película. Y un título precioso.

    No se puede definir mejor los dos productos con los que terminas tu comentario. Felicidades.

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  10. kitano takeshi
    Al director japonés me refería, tiene unas cuantas obras muy buenas.

    ResponderEliminar
  11. Japonés sólo conozco a Kurosawa.

    Grande. Muy grande.

    Recuerdo cuando ví "Ran" por primera vez...AQUELLOS COLORES...sí...el color no lo inventó Almodóvar...

    No.

    ¡Qué grande Akira!

    ¡¡¡DEEERRRRSÚUUUUUUUUUUUUUU!!!

    ResponderEliminar
  12. Ran y Dersu Uzala. Inmensas, Kufis.

    De Ran me he comprado el DVD. Dersu Uzala tuve la suerte de verla hará unos 15 o 17 años en una reposición, creo que en los Renoir. Hace unos años mi mujer me regaló el DVD pero se lo dejé a unos amigos y no me lo han devuelto...da igual, casi es mejor el recuerdo. Es una de esas películas que te marcan, sobre todo vistas en cine y en la adolescencia. Hay escenas tan tremendas en esta película: la tormenta en que Dersu salva la vida del oficial ruso, la despedida de los amigos, esa acampada en la noche en que Dersu, señalándolos, le dice al oficial "el Sol es gente importante, la luna es gente importante", sí, Dersu, tienes razón: son gente muy importante, tú también eres gente importante...en fin, y que Moa digo que esto es un arte grande.


    Otro saludo, Kufisto.
    Oswald.

    ResponderEliminar
  13. Dersu está tan llena de secuencias memorables que es imposible decidirse por una.

    La ví de chaval y me encantó, la he visto hace poco y me ha encantado, la veré cuando sea viejo y me encantará...es como el Quijote, tiene mil lecturas y mil edades.

    Estoy viendo de terminar "El caballero oscuro" de Nolan...el Joker sacando la lengua y eso...el murciélago como si fuera Hamlet...la inevitable chica enamoradísima de ambos, explosiones...camiones que vuelan...motazos...mucho fuego...me acuerdo de "Caballo viejo", ese excepcional culebrón.

    "El Sol es gente importante..."

    Y que lo digas Dersú.

    Hoy la mayoría mirar como explotan las máquinas.



    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Aaaahhh, "Caballo viejo", qué recuerdos: la tía Sena (que a lo mejor era Cena, pero como pronuncian igual la C y la S, a saber), Reencarnasión Vargas, Epifanio del Cristo ("Epitafio del Diablo" para Reencarnación Vargas)

    Memorable momento:
    -La tía Sena: "Reencarnasión, ¡has atentado contra mi integridad física!"
    -Reencarnación: "¡pero si tú no tienes íntegro el físico!"
    En fin, unas risas.

    Un saludo, Kufisto.
    Oswald.

    PS:A partir de mañana espero que no me veas donde Moa. Al final me acabo ensañando siempre con Gaditano y es perder el tiempo lamentablemente.

    ResponderEliminar
  15. Memorable Oswald, memorable...¡lo que nos reíamos!

    Acabo de darme una vuelta por chez Moa...calvotelo ha conseguido su objetivo: que todos perdáis la cabeza por él.

    Si no quieres a alguien, lo mejor para tí y lo peor para él es hacer como si no existiera.

    Parece mentira que hayáis caído en una trampa tan burda.

    Ganó calvotelo.

    Saludos amigo mío.

    ResponderEliminar
  16. El 3-d es más viejo..que el andar en chanclas..
    en las ferias ,proyectaban documentales y te daban ....las famosas gafitas...hace 40 años...
    "Avatar" es una pelicula ..para niños..o para mentes infantiles..no hay que darle más vueltas.
    "El verdugo" de Berlanga: el mejor alegato contra la pena de muerte llevado al cine y "Senderos de gloria" de Stanley Kubrick la mejor obra antibélica llevada a la pantalla.
    a partir de ahi..hablamos
    saludos.
    Pirón.

    ResponderEliminar
  17. Amén Pirón, amén.
    Lo firmo de la A a la Z.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.