i

i

martes, 13 de marzo de 2012

PARA REIR Y...PARA REIR





Es curioso: a veces, para llegar a un sitio interesante has de empezar por algo que no va contigo.

No sé porqué, pero pasé la tarde de ayer viendo un documental sobre el heavy metal; un veinteañero se dedicó a viajar por el mundo durante un año para entrevistar a las vacas sagradas del género y a algunos de sus chotillos. La verdad es que no estaba mal, era subtitulado pero eso es algo que dejó de ser un problema para mi desde hace bastante tiempo, así que me lo tragué entero.

Quien más llamó mi atención fue una banda de black metal noruego llamada Mayhem, y especialmente uno de sus integrantes, un tal "Necrobutcher", eso sonaba muy bestia, muy extremo, aparte de que durante la mini-entrevista se le veía bastante borracho, insultando a todo dios, entrevistador incluído...pobre niño.

Miré en la Wiki y comprobé que, efectivamente, era una banda de cafres, unos bestias, unos auténticos y genuinos hijoputas.

Eran los padres de ese rollo (aunque semejante palabra referida a estos suena...a black metal), se formaron a inicios de los ochenta y su etapa más recordada era aquella en la que un tipo que se hacía llamar Dead hacía de frontman en sus garagescos y estrafalarios shows, cosa que sucedió entre finales de esa década y principios de la siguiente, aunque lo más chocante de todo es que su primer disco lo grabaron en el 94, cuando el tal ya hacía un par de años que estaba criando malvas. Más bien higos chumbos, en su caso.

A nivel de grabaciones, del fugaz paso de Dead por las alcantarillas del rock n´roll solo hay maquetas y algunos infames videos de pésima calidad, y ni una ni otra cosa por si sola habrían dado siquiera para una reseña a pie de página en la enciclopedia del Heavy-rock, pero fueron las performances que realizaba en vivo y su tremenda muerte las que consiguieron que años después tuviera ficha propia en la mismísima Wiki, incluso páginas-homenaje enteramente dedicadas a él. La muerte siempre fue un gran negocio y en nuestros días ES el Gran Negocio, cuanto más brutal mejor.

Entre otras perlas se cuenta que gustaba de auto-mutilarse con una cuchilla de afeitar durante sus actuaciones en directo, en las cuales se vestía con andrajos que enterraba durante semanas y donde lo último que hacía antes de subirse a las tablas era esnifar una buena ración de aroma de cuervo muerto que guardaba en una bolsa para llevar la Muerte dentro de sí. Todo un carácter. Todo un quedao.

Se mató a los 21 años. Primero se cortó las venas, después se pegó un tajo en el cuello y finalmente, como su amadísima Muerte tardaba en llegar, se descerrajó un tiro en la sien. Cuando su amigo y compañero de combo Euronymous se lo encontró salió disparado del lugar, pero no creáis que para llamar a una estúpida ambulancia o avisar a la policía, no...fue a una tienda, compró una cámara de fotos, regresó a tripleta tendida y fotografió el cadáver, imagen que tiempo después se convertiría en la portada de un disco en directo no oficial. También se cuenta que hizo otras cosas con el cráneo y los sesos desparramados de su colega, pero eso es algo que os dejo averiguar a vosotros. Solo diré que algunas cabezas no es que estén jodidas: están jodidísimas.

Bien. Intrigado por el tema me comí otro documental de una hora sobre el death metal en el que algunos de sus más afamados sirios explicaban las motivaciones que les empujaban a odiar con toda su alma y más al Cristianismo; algunos decían cosas interesantes, todos menos uno parecían vivir en otra dimensión pero, paradójicamente, el más exaltado de ellos era el uno.

Terminé de verlo y me fui a la cama, aunque tardé en dormirme, no por pesadillas ni algún tipo de inquietud, a mí ya se me pasó la edad para eso, sino que es algo normal en mi día de descanso. A las cuatro y media me tomé un Myolastan y tardé 0´2 en quedarme frito.

Y a lo que iba al principio...

Después de comer busqué más cosas sobre Dead, encontré algunas entrevistas en inglés y a duras penas conseguí adivinar lo que ese pedazo de loco tenía previsto hacer en sus futuros shows, ¡menos mal que no se dió tiempo!. Si pudieran, los residentes de los zoológicos del mundo celebrarían el día de su muerte como nosotros el fin de año. Y sabe Dios si nosotros mismos no deberíamos hacerlo.

En una de esas búsquedas dí con el blog de un tipo que le había dedicado un artículo en el que más o menos contaba lo que ahora yo a vosotros. Me gustó y leí algo más.


Y me reí un montón.


Os dejo el enlace a su descojonante historia por entregas de la relación con su fisioterapeuta:

El Opinadero


Y un vídeo musical con la foto de Dead en su mejor momento (no pongo el video directo para no herir sensibilidades...aunque creo que de eso ya no queda en el expositor):

http://www.youtube.com/watch?v=WoUeYtmw2x4&feature=related

4 comentarios:

  1. Menudos tarados.

    En mis años jovenes, me gustaba de vez en cuando escuchar lo que se llamaba trashmetal.. tipo anthrax y tal.. pero de aquello a estos tarados que se creen realmente sus tonterías.. va un cacho.

    ResponderEliminar
  2. Oye, he mirado lo del blog ese que mencionas, y que risas con lo del puñetero gimnasio.

    ¡i se me escapaban las lagrimas de la risa!

    ResponderEliminar
  3. Este Blog es lo maximo.............Larga vida al blog

    Severa Energia!..........

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.