i

i

lunes, 23 de enero de 2012

KYRIE ELEISON...¡MAÑANA TE HARÉ EL INGRESO, COÑO!




Desperté cuando empezaba a anochecer, durante un rato ví palidecer el cielo desde el sofá, después me levanté, me hice un cigarrillo, puse radio clásica y volví a tumbarme mirando hacia el ventanal, aunque ahora con la compañía del brasero. Y del gato. Nunca mira el ocaso, sólo busca el sol cuando tiene frío. Así que me tocaba a mí.

Leí cosas inocentes, ridículas, de otro tiempo. De cuando en cuando dejaba el libraco y cerraba los ojos, en una de ésas se hizo de noche, "sal a andar un rato", no tenía muchas ganas, la verdad, estaba en modo catatónico, no sentía nada, era como si fuera una piedra, recordé que esta mañana había tirado una pequeñita sobre un mar de lentejitas verdes que flotaban en el riachuelo, su rastro no duró ni medio segundo, la forma verde se rehizo en 0´2, quizá si la hubiera lanzado más fuerte, o cogido una más grande...llené mis bolsillos con todo lo necesario y salí a la calle.

Entré en el parque cediendo el paso a dos que iban hablando mientras caminaban el triple de rápido que yo, tiraron por un sendero lateral, yo escogí el central, Plant cantaba "Gallow´s pole", cambié a Bach, "misa en si menor", leí por ahí que es una de las cumbres de la música, no está mal pero no conecto con él, grandes ateos de todos los tiempos han alabado su obra como una de las últimas razones para creer en Dios, "Dios tiene que estarle agradecido a Bach" escribió Cioran, creo...será por eso que no me llena, mi relación con Él cada vez es más parecida a la que tengo con mi banco: ni contigo ni sin ti. Poco antes de salir de allí volví a ver al par de dos de la entrada, seguían igual, gesticulando, casi corriendo...entré en la noche y miré para arriba. Por primera vez en el día sentí algo. Casi eché una lágrima. Casi.

Andando en la oscuridad, escuchando al pichabrava germano, a diez pasos de la carretera y sus lentejas negras, miré al frente y tuve la sensación que era un decorado. Duró sólo medio segundo, un instante, pero fue como si todas aquellas luces y fachadas rotuladas no tuvieran nada detrás. Miré la carretera, estaba demasiado cerca para no ser real, habría que ser de acero para hacer la prueba, se necesita una fe titánica, sobrehumana, no de este mundo...y menos aún del mío. Medio segundo es demasiado poco para mí.

Salí a la luz, "han pasado más de mil días", eché cuentas, tuvo que caer sobre mediados de noviembre pasado. Mil días. Mil noches. Mil.

Y parecía imposible diez...

Por la calle no había más que gente paseando perros, rápidamente, todos me adelantaban, con algunos me cruzaba, los perros se miraban en la distancia, paraban un momento hasta que tiraban de sus correas, después podías verlos continuar su camino sin mirar atrás, tirando de la cuerda, olisqueándolo todo mientras podían, otro correazo, ¡camina, coño!. Camina.

Arriba estaban las pirámides de la Osa Mayor, a las doce y media, puede que a la una, se veían perfectamente, la que menos refulgía era la situada más a la derecha, quizá sea la más grande y su aparente pequeñez sea cosa de la distancia, o puede que sí, que realmente sea la más pequeña, si estuviera sin la compañía de las otras dos apenas repararías en ella, pero siendo parte, y además la que rompe la línea perfecta, es en la que más te fijas, por lo menos yo. Pensé en el frío que debe hacer allí arriba, la inmensa oscuridad solo rota por enormes estallidos de luz, todos corriendo hacia ella, como los mosquitos en verano, aunque se queden fritos, puede que solo sea una inocente farola donde bailar hasta que amanezca, hay que intentarlo, la noche, la oscuridad, es tan fría...


Justo cuando volvía a sonar el kyrie eleison metí la llave en la cerradura de mi farola.


Habría que ir pensando en cambiar la bombilla.


Mejor no, veo lo suficiente con las que funcionan a mi alrededor.


Medio segundo de sobrecarga y estás frito.

9 comentarios:

  1. ¿Y que se supone que es esto?

    (he pinchado en el enlace que hay en el comentario que has dejado en diario Publico y me encuentro con esto, que es exactamente... ??????)

    ResponderEliminar
  2. También vengo de Público.
    Me gusta Bach y, independiente de eso, me ha gustado el post. De ahora en adelante seguiré tu blog (anónimamente xq no tengo cuenta).

    ResponderEliminar
  3. - Anónimo 1: esto es una ventana sin cristal ni rejas

    - Anónimo 2: gracias, a mí también me gusta Bach, aunque no lo suficiente. Por ahora, claro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¿la mejor banda del siglo y das a escoger entre 5?
    La mejor es AC/DC, sin duda.

    Por cierto, en la mitad de tus comentarios en público no entiendo el mensaje...

    ResponderEliminar
  5. AC/DC. cayo en la encuesta de los ochenta que gano Queen, la tienes en el archivo del anio pasado.

    Por lo que dices de mis comentarios...no es extranio, a mi me pasa igual.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. 5º día sin fumar. Ya no tengo ganas de matar.

    AMC

    ResponderEliminar
  7. No se si felicitarte o darte el pesame mucho

    ResponderEliminar
  8. aaaaaaaaaaaaah, por el mismo motivo he aterrizado aquí...Parece la letra de una canción....: el post

    ResponderEliminar
  9. ¿Pero qué os ha hecho el tabaco? ¿Por qué os trae aquí?

    Estáis haciéndome un lío la picha brava

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.