i

i

lunes, 23 de mayo de 2011

LA MONA QUE SABÍA LO QUE ERA EL AMOR





Quizá sólo quien haya sido una puta adolescente tiene el derecho de cantar canciones de amor.


Tal vez aquellas mamadas por un cuarto de dólar a viejos verdes descompuestos dejaron en su garganta algo más que el sabor a semen rancio, abrieron una puerta más, la del alcohol y la maría, una cría de trece años todavía tiene memoria, y no debe ser muy agradable tener dentro de la cabeza la sucia cara y el apestoso hedor del viejo y gordo Tom cuando las otras sueñan con caer en brazos de Rodolfo Valentino y casarse con él, "bebe esto, te hará bien. Fuma", y le hacía bien, ¿quien necesita un matamolleras cuando te arrastras por la jungla de asfalto?, una copa, otra más, hasta que desaparezca la naúsea, el asco, la gran pregunta...chupar para comer, pero un estómago lleno hace marchar la quijotera y entonces es peor; mejor chupar para beber, así olvidas y sigues adelante, detrás solo hay una interminable fila de miserables esperando turno, de pronto lloras por la boca y el personal se calla para escuchar tus penas, eres tan dulce, tan inocente...¡canta algo más!.

A los borrachos les encanta escuchar las penas de otros, son como los cerdos, la felicidad no se hizo para ellos, llevan tanto tiempo dentro de las cañerías que lo único que les hace sacar la cabeza y abrir las orejas es ver a alguien tan triste como ellos cantar bien, cantar su verdad...a todos nos chifla la verdad cuando la dice alguien que sabe de qué va el asunto. Y ella lo sabía.

Un "Buenhombre" te sacó del hormiguero, seguramente tuviste que pasar otro "reconocimiento" físico, las cosas funcionaban así (¿cuando no?), pero al menos ahora ganabas lo necesario para colocarte por lo que salía de tu boca en lugar de por lo que entraba; garitos, giras, "only for whites" y los dientes del perro aferrados a tu corazón, "¿por qué?"..."canta", y a cantar, a llorar por esas "frutas extrañas colgadas de los árboles", más hombres, más desamor, más palizas, algunas mujeres, "¿quizá aquí?", tampoco querida, sólo es soportable si no te das cuenta, hacer como si no fuera verdad, quizá el problema lo lleves tan dentro que se ha mezclado con tu sangre, y no te puedes deshacer de ella, mejor métele un poco de heroína por la vena, así no te enterarás de nada, ¿no es eso lo que quieres?...

A la trena, retirada del permiso para trabajar en los clubes de tu ciudad y a cantar para los palurdos del Sur, borrachos con capirote blanco por cabeza, "eres una mona", silencio, mejor ser una mona que una extraña fruta que sangra, bebe y pínchate, túmbate en la cama y cierra los ojos, ¿recuerdas aquella canción?, "tú no sabes lo que es el amor".


Tú sí.


Descansa.



http://www.youtube.com/watch?v=6P96s6bIeQk

1 comentario:

  1. Grran blog. Lo he descubierto por casualidad.
    Me has hecho descubrir a Billie Holiday.Gracias.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.