i

i

domingo, 1 de mayo de 2011

GOOD TIMES, BAD TIMES





- "Sube", dijo la gran serpiente morada. Abrió la boca y dando un torpe salto entré en ella. Me acomodé como pude en su seca garganta. No estaba solo allí dentro. Había otra persona. La conocía, sabía quien era, pero por más que lo intentaba no podía verle la cara. La gran serpiente morada echó a volar. Vimos como la Tierra se diluía en un enorme Sol, la vimos desaparecer ante nuestros propios ojos. La gran serpiente morada aceleró el vuelo. Íbamos hacia la noche, era nuestro último viaje. Dejamos la luz atrás. Mirábamos las estrellas y reíamos recordando viejos tiempos.

Llegamos al final. La gran serpiente morada abrió la boca y nos expulsó. Después desapareció. Estábamos todos. Me fijé en una vieja mesa de madera. Fuí feliz al tocarla. Llegó mi turno. El camello me condujo a la puerta. "Pasa". Me tumbé y ví la noche infinita, plagada de estrellas y una brillante luna negra. Brillante...

Por la derecha aparecieron cuatro soles negros unidos entre sí. Lentamente desplazaron a la luna y a las estrellas, lentamente se situaron en el centro, lentamente se fue la luz...cerré los ojos.

En silencio mortal preguntaron por mi nombre.

2 comentarios:

  1. Poético, pese a la temática.

    He echado de menos tus textos. Me alegra reencontrarlos. Tienen alma y voz propia.

    Espero que estés bien. Y que sigas escribiendo.

    Saludos,

    R

    ResponderEliminar
  2. Estoy bien R. Todo lo bien que puedo estar. Yo tambien os he echado de menos.

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.