i

i

martes, 20 de septiembre de 2011

SUSANITA TIENE UN PINGANILLO





Estaba en casa, navegando por la Red como un naúfrago que acabara de comerse una sardina cruda, cuando al leer los comentarios de una noticia he tomado la determinación de irme a tomar por culo.

Hablaban sobre el tema de los maestros y tal, eso de las dos horitas semanales, algunos parecían como si estuvieran a punto de coger la guadaña para irse a cortar cabezas a la Zarzuela, o a la Moncloa, o al Bernabéu, o a donde coño le manden sus cables cruzaos...he colgado un comentario muy kufistiano, del estilo de aquellos buenos malos tiempos primerizos en la intenné, absurdo, provocador, algo así como "me voy al campo a leer así hablo Zaratustra y a fumarme un petardo", todo mentira, decir la verdad en ese sitio es propio de subnormales, para lo único que vale es para mentir y echar el rato...anda y que se jodan.

Pero al minuto siguiente he pensado "¿por qué no?", y he pillado el libro, el tabaco, un rollo de papel higiénico, una botella de agua y las llaves del coche.

A veces de una mentira sacas una futura verdad, o casi, porque el costo hace bastante tiempo que no es lo mío.

Cualquier mentira puede ser verdad si la haces realidad. Profundo. Profundísimo. Lo único que necesita la mentira para sacudirse su mala fama son piernas. O un vehículo adaptado. La Mentira necesita Movimiento. O no, puede que se sienta mejor así, quieta, parada, viendo a los demás afanarse en encontrar algo que probablemente no existe mientras ella se bebe un mojito a la sombra y se lee el Mortadelo y Filemón. Mejor reír viendo fantasías que sudar bajo el sol buscando algo que ni sabes lo que es.

Joder, parece como si me hubiera fumado uno. Pero no, en serio, creedme...

En fin...que me he ido para el campo, "D´yer Maker" modo sin fin, a buena hostia, no sé por qué, no me gusta correr pero en ocasiones haces cosas sin pensarlas, al llegar a destino he hecho un buen trompo, hacía 20 años desde el último, he bajado del coche con todos los apichusques y me he sentado en un banco; he dejado sobre la mesa el libro, el sombrero y la mariconera, de la que he sacado todo lo demás, hasta el cuadernillo por sí se me ocurría alguna "jenialidad". A duras penas he conseguido liar un cigarrillo (sin aliñar) y lo he encendido esperando la llegada de las Musas, aunque por lo que se ve estarán de vacaciones. O peor aún, estarán con otro.

Miraba el libraco pero no me decidía, al final ni lo he tocao, ¿a quién se le ocurre?, muchos ligan de esa forma, se llevan un libro en el regazo, hacen como que leen y, como ahora a las tías les ha dado por leer, algunas veces pica alguna, normalmente treintañera, ya con los picores domados, "¿lees a Nichte?", ahora se interesan por los que antes despreciaban, las patas de gallo y la Ley de la Gravedad deberían recibir un premio de la Asociación de Editores, o de la Agrupación de Restaurantes para Capullos. O al menos un accésit.

Al final he escrito algo, cosas como "si no quieres que las moscas te piquen ve donde esté el viento", "las moscas vuelan a ras de tierra, es normal, en ningún otro lugar hay tanta mierda", "la Tierra es una gigantesca cagada espacial, una enorme bola de mierda que nutre a los coprófagos que la habitamos"...y así.

En esas andaba cuando he recibido la enésima llamada de estos últimos días de un número que no tengo registrado. No sé vosotros, pero yo no cojo ningún número que no conozca, sólo pueden ser malas o estúpidas noticias, no creo en las buenas sorpresas...pero, sin saber por qué, ésta vez si he aceptado la llamada.

- "...Holabuenastardes mellamoSusanaylellamodesdesucompañiatelefónica, tieneunmomentoporfavor, donkufisto..."
- "Dime"
- "Sí, mire...es que estamos haciendo una oferta a nuestros clientes preferentes (ni imaginarme puedo como serán los ordinarios) y me gustaría explicársela si me concede un momento..."
- "Dime"
- "¿Tiene Internet en casa?"

Ya empezamos con las preguntas...

- "Sí"
- "¿Con qué compañía?"
- "Con N"
- "Ya...¿y sabe qué velocidad de conexión tiene contratada?"
- "Pues...ehhh...creo que 10 metas, o mebas, o megas..."
- "10 Megas, sí, mire, puede comprobar ahora mismo si su velocidad de conexión es real o no. Si me da su número de teléfono fijo se lo compruebo en un momento..."
- "Ah, no...gracias, adiós"
- "Perodonkufisto, ¿aunqueseahorretodoslosmeses...?"

Clic. O como sea con el móvil.

Se escuchaba el runrún de otras cotorras mientras ésa ametrallaba mi oído, otras como ella tratando de venderte la moto del Amo, pillar su porcentaje y olvidarte, intentando que les des tú dinero a cambio de nada, porque nada es lo que te ofrecen, ¿desde cuando 5 Megas de más o de menos significan algo?, no para mí, y si me engañan prefieron que lo haga la actual, aunque me salga algo más cara, soy un hombre de costumbres, un tonto costumbrista, sólo a los idiotas les suda la polla el dinero, si se tratara de tiempo...escucharía tu oferta.


Me he sentido bien al colgarle, tanto que me he animado a echar una cagada de espaldas al sol, un poco de intimidad, no vas a estar mirándolo mientras jiñas, sería una falta de respeto, aunque visionar como salen los truños del culo de otro no deba ser muy agradable, si me lo hicieran a mí le daría de patadas, pero el sol no, es demasiado grande, le da igual, él seguirá por aquí cuando no nos recuerde nadie, cuando nuestros culos lleven milenios sin dilatarse, cuando no quede ni el polvo de nosotros...


Sólo se mosquean los enanos con cronómetros en lugar de ojos.



6 comentarios:

  1. Puro Kufisto. Genio y figura!!!
    El párrafo sobre la mentira da mucho que pensar.
    Detesto a las/los teleoperadoras/es, que te llaman a horas intempestivas con esa voz de grabación con patas.
    Y cómo distingues a las maris "a las que les ha dado por leer" de las que siempre lo han hecho?...la ley de la gravedad afecta a todo el colectivo!!! :-)

    Saludos,

    R

    ResponderEliminar
  2. Kufisto,

    Yo soy uno de esos tontos.
    Me liaron y he estado un mes sin celular... aunque tampoco es que le de mucho uso.
    Al final conseguí arreglarlo y, creo, he conseguido que dejen de molestarme por una temporadita.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Que horror de compañías telefónicas con sus dichosos pinganillos y realizando llamadas tediosas sin parar. no es nada personal pero me parece un servicio molesto y perturbador.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Una vez me llamaron a las cinco de la mañana, una panchita, muy meliflua ella...ni te cuento donde la mandé y sobre quién me cagué.

    Saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.