i

i

miércoles, 15 de junio de 2011

HAYDN, SALIERI Y ¡MOZART!





He dormido poco y mal, así que cuando me he levantado de la cama para tumbarme en el sofá en busca de un más que improbable segundo sueño he decidido que era mejor salir a pasear bajo el sol para curar la ligera resaca que empeñarme en conseguir un sueño reparador.

Y es que si quieres dormir bien no te puedes atiborrar de comida después de haberte bebido cinco Johnnies.

Pero la estúpida borracha nos jodío la noche.

Había tenido un día cojonudo, tanto de clientes como de caja, buen ambiente, ningún metepatas y una agradable charla entre amigos, cuando a última hora la tía tonta intentó acoplarse a nosotros, la muy guarra no podía ni hablar, yo miraba a su pobre novio como diciéndole "¿pero no ves como está?", pero el notas tenía tal careto de resignación que no hacía ni decía nada, no me explico como alguien puede convivir con una mujer así, de verdad, es un enigma para mí, ¡menuda condena de petarda!, en fin...que llegué acelerado a casa y cené como si tuviera que salir a escalar el Aconcagua. Error. A maldormir.

Botellita de agua, aspirina (Sea Tres veces Santo quien la inventó) y chicle de nicotina.

Radio Clásica, "Buzón del oyente", algo parecido a Mozart, alegres violines, sol y mujeres, muchas mujeres, en minifalda, con vaqueros ajustados, jóvenes, maduras, rubias, morenas, piernas por aquí y por allá, muslos tostaditos, prietos, firmes, calientes, arriba y abajo, arriba y abajo, arriba y abajo...daban ganas de lanzarse a pegarles un bocao, quizá con el perfume de Grenouille, con la esencia de la virginal Rachel, pudiera conseguir que al sentir mis dientes en sus muslos exhalaran un aullido de placer, "¡Oh, Diossss...SIIIIGUE!". Pero no.

Después me he topado con el GAY apaulinizado del que os hablé en una ocasión; Dios...no comprendo como se puede andar así. Iba con su perrito, a buena marcha, cara de mala hostia, mirando a todas partes como si el aire le estuviera insultando, tan feo como siempre, como un hombre de Cromagnon afeitado, "hola", "ADIÓS"...hay que ser educado, hay que ser educado...

Al terminar la música han dicho que se trataba de Haydn, lo sospechaba, voy teniendo una cierta cultura sobre música clásica, me gusta Haydn, parece Mozart, es alegre, vital, optimista, mucha cuerda, rápido, arriba y abajo, como el vuelo del gorrión, ligero, fácil, natural...Haydn es el Bautista que preparó la llegada del Mesías salzburgués.

He pasado al lado de un instituto, la muchachada en los bancos, en el césped, joven, llena de vida, riendo, charlando, besándose. Eran las diez de la mañana, no sé si sería hora de recreo o como coño lo llamen ahora, pero estoy seguro que había más gente fuera que dentro. Hacen bien, es fin de curso y lo que no hayas hecho antes no lo vas a arreglar ahora, así que mejor aprovechar una mañana esplendorosa como hay que hacerlo cuando se tienen quince años. He recordado lo que nos contó anoche uno de mis amigos sobre la hija que tiene estudiando en el Brasil (el Brasil, el Brasil...): cagándose en nuestro entrañable zapatitos nos dijo que la beca que le dieron a su cría para hacer el año entero supone lo que Alemania da a sus adolfit@s para mes y medio. Y luego fardando de que Ejpaña es quien más dinero destina a becas y que si patatín, patatán, y encuentros planetarios y madres que los parieron a todos. "Ruinao" pero contento, al menos la chica recibirá una educación como está mandao: "La Universidad en la que está haciendo el curso de postgrado es la 70 del mundo. Entre las mil primeras no hay ni una española". Y viva España. Coño.

Después han puesto a Salieri. No sé por qué, pero cuando te han catalogado a alguien de alguna forma ya sólo lo ves de esa manera. Salieri, ese cabrón, el asesino de Mozart, el envidioso, el mediocre, el maligno Salieri...bueno, pues tiene una música CO-JO-NU-DA. Han pinchado "24 variaciones sobre ... españolas". Amigos, escuchadlo, es sensacional, bueno de verdad, ¡qué bien sienta descubrir las cosas por tu cuenta!.

Por la periferia hay menos mujeres, creo que prefieren pasear por la ciudad para que las vean, para que los tíos giren las cabezas, aminoren la velocidad de sus coches, hagan pasos de cebra cuando ellas aún están a veinte metros; es normal, están buenas, su trabajo les cuesta, hace sol, es primavera y todos estamos alterados, el Amor está en el aire y el Deseo en las miradas, es un juego y como la mayoría de los juegos resulta divertido. Bendito sol, el mejor amigo del hombre, sin duda alguna.

Un francés de finales del XIX y principios del XX, "Himno a la Justicia", ¡será capullo el tío!, no puedo con la cultura gabacha, de verdad, música pestosa, parece de telefilme, oigo pero no escucho, ya pasará...Dietrich Fischer-Diskau, sí, vozarrón, pero quiero música, quiero música...

¿Un rondó de Mozart? ¡Ahí me has dao!, paso junto a un centro de salú de esos, un capullo gordinflón está fumándose un pito tras la verja, lleva una camiseta de Mago de Oz, desde luego que sí, alguien como tú solo puede admirar a esos gualtrapas, doblo la esquina y tengo una visión...una chavala de veintitantos, rubia, larga coleta, cara pequeña, ovalada, trigueña, gafas de sol "high level", vaqueros ajustados, tacones y una camisetita blanca, escotada, con pequeñas flores que alumbran el Universo con dos tetas firmes, redondas, bronceadas, camina hacia mí junto a otro ser que supongo será su madre, irán a que le miren los niveles a ésta porque la Diosa es totalmente imposible que padezca dolencia alguna...a dos metros de ella me quito la sudada gorra y le digo : "Santo Dios del Cielo...a tus pies", le hago una reverencia y sonríe mientras pasa de largo, sigo mi camino sin mirar atrás, escuchando los violines de Dios, mirando el cielo azul, sin nube alguna, la vida es maravillosa, tener ojos es maravilloso, tener oídos es maravilloso, tener piernas es maravilloso...


Estar vivo es maravilloso.



POSTDATA:

Continúa mi historia de desamor con Blogger, no puedo responder a vuestros comentarios.

Ogro: ¿has visto lo que cambia la cosa cuando se escribe por la mañana? De noche se escribe de sombras. De día, de luz.

Saludos para tod@s.

4 comentarios:

  1. Feliz mañana, ya lo veo.Era también Salieri, yo creo, el que elevaba a esa joven. Me alegro, Kufisto.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de tu luminosa mañana...

    Igual cuando llegue a casa me pongo la Pastoral del divino sordo o la Sinfonía del nuevo mundo de Dvorak, unas piezas a las que tengo cariño por lo que explicabas ayer de compartir audiciones con tus mayores.

    Últimamente el clima me hacía tender a la melancolía como de Gnosseries para piano de Erik Satie...me lo curaba con dosis masivas de Dépéche Mode...aunque es vox populi que Mozart es manita de santo...

    La música es fundamental, pero incluso sin ella, sólo disfrutando de la caricia, aún tibia y reconfortante, del sol en la piel es suficiente para sonreír...

    Saludos,

    R

    ResponderEliminar
  3. Kufisto, ya te digo, me estaba preguntando si la persona que ha escrito esto, era la misma que escribió ayer lo otro. Igual la culpa era de los Kreator esos.

    Radio clásica es en mi opinión el único medio público que tiene justificada su existencia; un oasis de agua cristalina en medio del lodazal inmundo.

    Que importante es ver el cielo azul de vez en cuando; si lo sabremos los vitorianos, que tenemos siempre encima a la puta nube del coyote.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.