i

i

martes, 5 de noviembre de 2013

LAS VENDAS, EN LAS ESTATUAS




Era un hombre antipático, que no serio, algo que se suele confundir. Tenía un bar en la calle más emblemática del pueblo, un bar que llevaba con la ayuda de su mujer y de sus hijos, dos varones y una hembra. En aquellos años (primera mitad de los ochenta) todos los bares eran familiares, exceptuando los que necesitaban de ajenos para atender una clientela demasiado numerosa, o las incipientes bajas dentro del seno familiar en busca de un futuro mejor: hoy puedo decir que nosotros somos una especie de últimos mohicanos. Y algunos de los que se fueron a descubrir América han terminado regresando con las manos vacías a Palos Sin Fronteras.

Nuestro circuito de bares con padre era muy reducido. Sota, caballo y rey. "Llevátelos mientras me arreglo -le decía nuestra madre-, a ver si me dejan tranquila" Y uno de aquellos, la sota o puede que el caballo, era el del principio.

Recuerdo haber leído a la Pantoja que el secreto para el éxito de un restaurante es la limpieza, el buen género y el trato agradable. Esto, que a primera vista parece impepinable aún viniendo de los morros de una tía así, no siempre es verdad, ya sea restaurante o bar: he conocido sitios cuyos wateres harían vomitar al Arropiero y sin embargo no eran obstáculo para ser frecuentados por las muchachas de aquellos años, y eso que eran bastante menos bastas que las de ahora, pero ya apuntaban maneras. Apuntábamos, vamos. Y para qué hablar de las tapas o del personal de barra, por llamarlo de alguna manera...Sólo era que estaban en el lugar y en el momento correcto: allí jamás te encontrarías a tu padre. Y hubo quienes de esta manera, embruteciendo a la juventud menorísima de edad, se hicieron millonarios. Sí, millonarios, aunque parezca increíble en este negocio; que luego acabaran en la ruina no dejaba de venir en el guión: después de todo no habían salido del arroyo. Éramos nosotros los que fuimos a él.

El bar aquel reunía dos de las tres coordenadas pantojeriles, y hubieran sido las tres de no ser por el elemento masculino del clan: eran más secos que la mojama. Que la mala, claro, porque precisamente allí fue donde descubrí ese manjar. Una loncha de la buena y una almendra frita, nada más, ni salsas de tomate, ni hostias que sirven por el Sur: si es buena no necesita ningún adobo. En verdad nada que esté bien lo necesita: desconfiad de ellos y de ellas como si viérais a un bankster vendiendo preferentes. Pero una buena almendra, bien frita...ummm, verdadero bocado de cardenal.

Hacia poco que Tejero había dado el golpe, para mayor gloria del Elefante Blanco, y la cosa política supongo que andaría aún más revuelta que después, o puede que menos, este país no tiene solución correcta, pero a mi me importaba tres cojones, más o menos como ahora: entonces era el comecocos y ahora es el ajedrez. Pero a ese no: él era de Fuerza Nueva. Y aquí gobernaban los rojos.

Así no era de extrañar su perpetua cara de estreñido, acorde con su extrema delgadez, que lo uno va con lo otro las más de las veces. Siempre estaba como mascando algo, ahora enseguida sospecharía de la cocaína, pero entonces no se estilaba; además que era bastante pachorra, no se "sofocaba", es decir, que no perdía el culo con según quien, para eso estaban sus hijos, ¡menudas voces les pegaba!, aunque ya ves tú...En fin, que se puso malo y cerró el bar, o el bar lo puso malo y tuvo que cerrarlo. Poco después los hijos abrieron un local de copas en la zona franca de aquellos años, era imposible no acertar...pero nada es imposible para los hijos de las momias: palmaron en cero y coma. Cosas de ir de exclusivos. Y no sé si antes o después, el viejo murió. Y de los suyos aquí no se quedó ni el Tato.

Esta mediodía, a última hora, ya empezando a recoger el aperitivo, ha hecho acto de aparición un tipo extraño, uno que viene de allá para cuando pero es de los que te quedas con él, me da mal bajío. Y no es que tenga malas pintas o peores formas, no...pero tampoco las tiene Ansón y enfermo cada vez que me topo con él.

Da la impresión de ir un tanto sobraete, aunque lo disimula. Pero lo que me choca es verlo comer: devora. Yo, prudentemente, me hago el loco, pero alguien que come en público así sin parecer así es...raro.

En la mayoría de las ocasiones, tal que hoy, suelen llegar un poco después una chica muy alocada y una charo que con él trabajan en el hospital. Y como siempre que veo llegar a esa polvorilla he vuelto a tener esa sensación, más o menos como Jack Torrance cuando ve aparecer a Wendy mientras está trabajando, tan a gusto, tan inspirado...pero yo soy un camarero, no un escritor. Aunque tengo un bate bien hermoso detrás del frigorífico.

Han pedido de beber y ha pagado la otra.

- ¡NO, DÉJAME A MI! -ha gritado aquella
- No, pago yo
- ¡BUENO, PUES AHORA PAGAMOS UNA CADA UNO...Y LA CUARTA, TÚ! -me ha dicho dirigiéndose a mi.

La he mirado a través del hilo de cerveza y le he sonreído a la pagana, una que parece tertuliana de Ana Rosa Quintana.

"Al menos todavía no me ha dicho qué serio eres..."

"Sí, lo soy -le dije un día que andaba de resaca-...siempre he sido así..." Sólo faltó la música del fantasma de la ópera.

La conozco, ella no se acuerda, cosa normal, siempre estaba puesta, salía con un camello, huele el tema a lo lejos, qué no será en este pueblo. Dos amigos míos que fueron a instalarle la conexión a Internet al poco de venirse aquí me dijeron que no se cortó un pelo en preguntarles por donde se movía el material.

Pero hoy, después de oírles hablar, les he invitado sin que me lo pidieran. Era la quinta.

No nos conocemos, ese es el problema, que no sabemos de donde venimos aunque sí adonde vamos. Y viendo todo en presente es como ver con una venda en los ojos: que sólo te fías de las voces que conoces. Como mi amigo Paco, el ciego.

"Para juzgar al hombre, camina un día con sus zapatos"

O con sus tacones.

Quizá por eso hoy nos hemos sonreído por primera vez al despedirnos.



roger sanchez - another chance por Stella78

46 comentarios:

  1. Antes los bares eran familiares... y muchísimos pequeños negocios también (mismamente en mi barrio recuerdo unos cuantos hasta hace no tanto), pero de eso ya no se abre nada de nada. Aquí ya sólo abre el Santander, Eroski, y otras cadenas, los chinos que ya abren todo tipo de tiendas, y los de la comida turca. Antes, por ejempo en una pastelería o en un restaurante podías comer la comida de cada uno de ellos, y todos eran diferentes, cada uno con su mano, joder que eran sus putos negocios; ahora todos ellos son cadenas con los mismos productos, sin diferencia y te atienden unos a los que se la pela todo. Ahora todas esas familias que ponían una pequeña tienda que les daba de comer, pues a saber. Cuando era pequeño, no hace tanto, el padre de mi mejor amigo de clase, que no debía de tener los cuarenta, tenía una pequeña tienda de ropa en el barrio que ahora es de chinos... también de ropa. Las pocas tiendas que quedan abiertas que no son chinos como alguna zapatería de barrio, el estanco o mi peluquero te atienden con cara de "esta puede que sea la última vez que nos veamos". Yo se lo comento a mi peluquero, que es el mio desde que era un chaval "macho, te están rodeando".

    Ya sólo hace falta que hagan como dice al principio de la película "los chicos del barrio", algo así como que en el barrio de Los Angeles donde transcurre la peli no hay más que licorerías y tiendas de armas para que se maten los negros, jaja.

    En fin, me cago en su puta madre.

    ResponderEliminar
  2. Sabio consejo el de tu amigo ciego.

    Sí, las vendas, en las estatuas. En cuantas ocasiones, sin embargo, ni aun con los ojos vemos ni conocemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de Paco, lo leí por ahí.

      Eliminar
    2. O yo lo di a mal entender.

      En todo caso, la Historia lo juzgará.

      ;)

      Eliminar
  3. Por cierto, a ese hombre que devora la comida le vendría muy bien la chica del video, la del corazón demasiado grande. Siquiera fuera para calmarlo.

    Aunque me temo que ella le pondría aún más nervioso, devoraría aún más deprisa.

    Como a la polvorilla, un hombre con ese corazón. Las mujeres responden mejor cuando encuentran a su hombre. Nosotros a veces no sabemos valorar la entrega de ellas. Y una mujer que se entrega es lo más bello que existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto; es como si de verdad hicieras una jodida cosa bien, derechamente, como está escrito, como debe ser...

      Ay, coño

      Eliminar
    2. Bueno, tampoco podemos ser a todas horas un compendio de lucidez. Ellas son más profundas que nosotros cuando aman. Hay una diferencia grande entre dejar pasar y entrar.

      Sí, las vendas, para las estatuas.

      Eliminar
  4. Antes los españoles hacían lo que hoy la gente se extraña de ver hacer a los chinos. Los negocios familiares eran lo habitual. Y marchaban de maravilla. Pero como las familias se dinamitan poco a poco...

    Luego están las obsesiones por cambiar todo. Conocí cafeterías que tenían más de 80 años de solera; llegó el joven, puso música a todo tren para echar a los viejos que iban a tomar el café después de comer, y adiós.

    Aquel café tenía siempre gente, desde las siete de la mañana a las doce de la noche. A unas horas bastante gente y a otras lleno hasta la bandera. Y renombre. Que allí paraba cualquier famoso que pasara por el pueblo. Esa cafetería era conocida en toda la región y por cualquiera que hubiese visitado la comarca. No hablemos de los domingos. Vivían varias familias del negocio. Llegó el hereu cocainómano, y en cuatro años lo echó a pique. Y el caso es que antes de heredar parecía un chavalito serio. Pero le dio por ahí.

    Aquí donde vivo ahora, lo mismo. Se cargaron un bar magnífico. El caso es que lo dejaron con la misma distribución que tenía, pero todo nuevo, sin madera y con mucho diseño.

    No hablemos de los bares de pueblo de la isla, que como se llenan de barceloneses en verano, copiaron de la capital, así que el chigrero de toda la vida te lo encontrabas con mandilón negro, su nombre cosido y una camisa extraña. El diseño interior todo minimal, pijadas. Y el precio del vino y la cerveza se duplicó. No volví más.

    ResponderEliminar
  5. Un cocainómano es un agujero negro, en serio. Mejor ni verlo.

    Hay una verdadera obsesión por unificarlo todo, por acabar con lo pequeño, por la querencia hacia lo grande, cuanto más mejor. Será para que te pierdas.

    No hay otra explicación.

    Ya casi no hay tiendas de barrio, sólo se abren fruterías de moros y cajones de sastre chinos. Para todo lo demás, hipermercad.

    Todo esto debe tener un propósito.

    El rebelde de hoy, el peligroso, es el autónomo.

    ResponderEliminar
  6. No sé en que lugar del sur has visto tú mezclar la mojama con salsas de tomate. En Andalucía, la mojama se come sola o a lo sumo con un poco de aceite y ajo picadito, que por cierto está que te mueres de gusto.
    La gente quiere cosas grandes porque quieren hacerse rico en poco tiempo, pero no calculan lo rápido que se vuelve a ser pobre. Los negocios pequeños te duran toda la vida y une a la familia. La familia normal, se entiende, porque jhay algunas que no podrian ni ir a por billetes de 500 euros juntos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aceite, ajo y tomate, así había que servírsela a quienes venían de Andalucía. Tampoco a todos, conste. Pero sea como sea...eso es un crimen: la buena mojama no necesita nada, ni la almendra, si me apuras, pero es que le da un toque, nada más...Y mira que soy pro-ajo, pero mezclarlo con algo así no tiene perdón de Dios.

      Yo creo que el verdadero motivo lo ha dado Pedro un poco más arriba: si te cargas la institución familiar puedes hacer lo que te salga del pijo, que a nadie ni a nada temerás.

      Un abrazo, Paco.

      Eliminar
  7. Hay ciertos locales "modelnos" muy en boga ahora (minimalistas, blanco y negros, fríos y rectilíneos como neveras, con un personal a juego con el diseño) que al entrar deberían adjuntar un manual de instrucciones. Recuerdo que de cierto local tuve que salirme porque ni siquiera entendía cómo se funcionaba allí (quién atendía, qué ofertaban, cómo se pedía...). Entré como los burros, por inercia, pues en ese lugar había acudido muchas veces a comer; pero de aquello solo quedaba el espacio; los nuevos propietarios cambiaron un local entrañable en una "cosa" para mí indescriptible. Ahora cierta hostelería me parece ininteligible, como un libro escrito en un idioma desconocido.

    ResponderEliminar
  8. Empezó en los 80 y fue a más, eso de montar un negocio y luego venderlo por el doble. Lo mismo pasó con las casas y las viviendas, que antes se adquirían para usarlas toda la vida. En los 90 empezó el comprar y vender, no digamos a partir del 2000. "Sí, Pepe, ahora te parece mucho dinero, pero como los pisos nunca bajan, dentro de treinta años te darán el triple. ¿Para qué vas a estar tirando el dinero pagando un alquiler? Mira si no lo que han subido en estos cinco años. Además si necesitas ciento setenta mil ponemos doscientos mil y así te compras un coche nuevo".

    Pepe firmó. Al principio dudó, le parecía demasiado fácil, pero la visillera de su mujer le convenció. Hoy le mira con desdén por no tener empleo y ya calcula lo bien que le iría si lo denuncia por malos tratos, así se queda con el piso. Por algo su suegra no los quiso avalar. Aunque para eso necesita que tenga un empleo. "Es que ya no soy feliz contigo, Pepe. ¿Por qué no buscas trabajo?"

    Más o menos es lo que contaba uno en la Burbuja, que su madre le retiró el aval a última hora cuando se enteró de que se iba a casar. "¿Para luego tener que pagarle la casa a una individua a la que apenas conozco, y a saber a quién más? Ni hablar".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...

      Lo que saben las madres que les ha bastado con serlo para sentirse "realizadas".

      Eliminar
  9. "¡Manolo!, ¡que me explotó el taxi!"

    http://www.lavanguardia.com/sucesos/20131106/54393821309/manolo-explotado-taxi.html


    Hace de esto más de veinte años, cuando yo residía en Madrid, recuerdo la foto en El País de un taxista al que le explotó la bombona de propano que llevaba en el maletero. O más bien que tuvo una fuga y al abrir el maletero hubo una explosión.

    No lo mató. Por eso era inevitable reírse, porque en la foto el taxista aparecía como una viñeta de Pepe Gotera y Otilio, sentado en el borde de la acera con aspecto de "esto solo me pasa a mí" , con el pelo quemado y también la camisa, que echaba humo. De cintura para abajo estaba intacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, yo pensaba que la foto era la que cuentas. Lo haces tan bien que estoy viéndolo.

      Eliminar
    2. Son de estas cosas que te da vergüenza reirte, pero que apenas puedes soportar no hacerlo.

      Eliminar
    3. Ibáñez dibujaba como nadie a los cabreados, a los apesadumbrados: esos rictus y esas nubes negras flotando sobre sus cabezas...

      Anoche releí "El sulfato atómico", Bruteztrausen es un buen ejemplo de esto que digo. Qué maravilla de tebeo.

      Eliminar
  10. Yo recuerdo, y lo leí de mayor, "La secta de Zum Bao" y "La médium Paquita".

    En alguna entrevista que le escuché se nota que es como un niño grande.

    Ibáñez es un genio, sin duda. En Alemania es todo un ídolo. Mirad las lenguas en las que se edita Mortadelo y Filemón:


    Mort & Phil, en inglés.
    Paling & Ko, en holandés.
    Mortadelo e Salaminho en portugués (Brasil)
    Mortadela e Salamão en portugués (Portugal)
    Flink och Fummel en sueco
    Flip & Flop en danés
    Mortadel et Filémon en francés (también Futt et Fil)
    Mortadella e Filemone en italiano (también Mortadello e Polpetta)
    Αντιριξ και Συμφωνιξ (Antirix kai Symphonix, pronunciado Andirix ke Simfonix) en griego
    Älli ja Tälli en finés
    Clever & Smart en noruego, checo y alemán
    Zriki Svargla & Sule Globus en serbio
    Mortadel·lo i Filemó en catalán
    Mortadelo e Filemón en gallego
    Mortadelc pa File en esloveno
    Dörtgöz ve Dazlak en turco

    ResponderEliminar
  11. No sabía que hubiese inventado más series y personajes: Chicha, Tato y Clodoveo

    http://seronoser.free.fr/bruguera/18aselenunbalql0.jpg

    ResponderEliminar
  12. Pedro

    Ese que te digo, "El sulfato atómico", es una sátira de la Alemania nazi.

    El doctor Bacterio (el nombre más logrado de la historieta española, en mi opinión) crea un líquido que agiganta a los insectos hasta convertirlos en seres monstruosos, lo que serían en realidad de ser ese su tamaño: no hay bicho pequeño que sea hermoso ¿Por qué será?

    Una muestra del sulfato es robado por un agente de Tirania (evidentemente, Alemania), nación beligerante que quiere "sojuzgar el mundo". Y si ves como nos presenta a la población...paranoicos, todos armados hasta los dientes, ¡hasta los perros!, sólo a la espera de la orden de su tiránico presidente Bruteztrausen.

    A lo que voy es lo curioso que resulta que siendo ese uno de sus tebeos más logrados (fue el primero y yo lo tengo por el mejor o entre los tres mejores) goce de tanto predicamento en Alemania, algo que ya viene de tiempo atrás.

    Curioso, ¿eh?

    ResponderEliminar
  13. Yo he conocido una mujer alemana que decía haber sufrido mucho por ese lavado de cerebro al que los sometieron. Contaba que de niños, en el colegio, les decían a todas horas que sus padres y abuelos habían sido culpables de lo que había hecho Alemania. Ponte que ella naciera por los cuarenta o cuarenta y tantos.

    No sé si eso sería del todo verdad porque ella no andaba muy bien de la cabeza.

    Tampoco es tan díficil. En España se hace continuamente, asociando derecha actual con fascismo y crimen. No pueden evitar una serie en la que no se demonice el franquismo o la derecha en general.

    Si controlas la enseñanza y los medios de comunicación es muy fácil troquelar a todo un pueblo en la dirección que quieres.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, me voy a cenar un poco y a la piltra, que hoy me levanté antes de las seis. Y mañana espero que también.

    Pero antes aquí os dejo un cuento breve de Borges. Duro, de orilleros. "Una guarangada" (grosería, zafiedad), que le decía su madre recriminándole la afición a escribir de esos temas.

    Ciertamente es una guarangada, de dos bestias con una relación personal que los argentinos valoran mucho, y que yo achaco a un primitivismo que confunde complicidad con amistad. Muy propio de ellos.

    Pero... magistralmente contado. Medida cada frase; la palabra precisa, justa. Y sin que se note. Bueno, ya sabéis de mi devoción por Borges:

    http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/borges/la_intrusa.htm

    ResponderEliminar
  15. Joer con el atleti, cuatro a los austriacos. Menos mal que Hitler era aleman, ¿no? jeje.

    ResponderEliminar
  16. Qué bien escrito está.

    Este es uno de los grandes, Pedro, ¿eh?

    ResponderEliminar
  17. Los locales que decís "minimalistas" y "modelnos" los he visto por el centro de Madrid. Todos son de grandes cristales y se ve perfectamente el interior desde la calle, algunos con muy poca luz que parecen un local nocturno y que no sé cómo coño puedes llevarte la comida a la boca, y otros exactamente lo contrario, con más luz que los focos del Bernabéu y todo muy “chic“. No he entrado, ni ganas.

    Lo que cuenta Pedro de la pareja, la suegra y el piso es terrible. Y casos peores que habrá. Han conseguido convertir la convivencia en un estercolero. A veces me dan envidia muchos hispanoamericanos que vienen aquí, mayores de cuarenta por lo general, que se nota que vienen con valores familiares y todavía no están “contaminados“ de lo que se ha convertido el mundo occidental. Tenía unos vecinos que eran una familia de la República Dominicana, diría que sin llegar a los treinta y cinco, humildes, con tres hijos pequeños, y eran majísimos, desprendían una alegría... lo único que eran algo ruidosos, pero vamos, a saber cómo acabarán cuando se les pegue el “progresismo-liberal-demócrata-etc“.

    ResponderEliminar
  18. Ahora, la mayoría de los más jóvenes que vienen aquí de hispanoamérica están tan estropeados como los nuestros.

    ResponderEliminar
  19. He leído lo de Putin y los Rothschild. Se la está jugando el tío.

    ResponderEliminar
  20. Lo había leído ayer en la burbuja, que Putin había prohibido a los funcionarios tener activos en los bancos de los Rothschild, pero parece que no hay muchas fuentes, o que no es exacto:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/476383-putin-prohibe-a-funcionarios-rusos-capitales-bancos-de-rothschild.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es así, hoy mismo pido una bandera de Rusia para colgarla enfrente de mi cama.

      No puede ser verdad

      Eliminar
  21. Bueno, no te apures, que fijo que Mariano toma nota y le pide permiso a Don Artur Mas para hacer lo mismito..... zzzzzzzzzzz jaja.

    ResponderEliminar
  22. No os hagáis mucho caso de eso:

    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/476383-putin-prohibe-a-funcionarios-rusos-capitales-bancos-de-rothschild-5.html#post10272480

    ResponderEliminar
  23. Y este año nada de dolores de cabeza por el Freixenet o el Codorniú, que son peor que los Don Simón en vino.

    Aquí tenéis un excelente cava, extremeño, y galardonado. Me han hablado muy bien de él. Lo pedís directamente a la casa y el envío es urgente y gratuito.

    A 6 euros la botella:

    http://tienda.bodegasviadelaplata.es/

    ResponderEliminar
  24. Pedro, veo que les das bastante caña a los separatistas catalanes y a los racistas vascos, tienes mucha energia y paciencia. Yo me desesperaría pronto con ellos jajaja.

    ¿Te puedes creer qué derecha tan estúpida tenemos que preferirían pactar con CiU o el PNV antes que con UPyD porque dicen que éstos últimos son de izquierdas y Rosa Díez proabortista como si encima los del PP fuesen monjitas? Claro, como al PP le importa la economía y los de CiU son similares a ellos, pues es lo que importa para pactar con ellos.

    Yo he crecido con una familia que ponía medios izquierdistas del sistema y ha sido vomitivo, e intentar razonar con ellos ha sido y es imposible, como en los foros de la red y demás, pero luego te metes en los derechistas, y es que son otros que para qué. Como lo ven todo como forofos futbolísticos, pues ya se sabe, lo importante es su equipo, "el partido" y dicen que esos partidos "son" la democracia. Es de locos.

    ResponderEliminar
  25. Una cosa que quiero comentaros. Me quedé un tanto sorprendido el otro día cuando quedé con dos amigos a comer. Estos dos amigos viajan mucho por el tercer mundo, por Sudán, Mozambique y demás sitios de Africa y de otras partes. A la mesa se nos acercó un indigente y yo le dí un euro. Ellos no. Y sus razones fueron que aquí en España no dan a nadie ¿Por qué? dije yo. Porque aquí en España hay muy buenas coberturas sociales. Si quieres comer vas a un comedor social. A saber si el euro este es para comer o para otra cosa, cometó mi amiga muy desconfiada. Me dijeron que donde si ayudan y dan limosna es en esos países que visitan, uno como cámara de TVE y la otra amiga como colaboradora. Ellos si lo necesitan de verdad me espetaron los dos. Curioso, la verdad.

    ResponderEliminar
  26. Lo envié por correo-e

    (I)

    Facebook y el zoo humano

    Confiar en nuestra especie sin hacer selección de los individuos, incluso confiar plenamente en una minoría, es ir derechito al fracaso. Lo diré siempre: no hay que tener miedo ni esperanza. En nada. Estamos como para esperar algo de nuestra condición humana, así, sin más, sin distinciones, como si todos los individuos que la engrosan merecieran la vida por el hecho de ser humanos.
    Una jovencita sufre un desengaño amoroso. Llora y se fotografía para mostrar esa tristeza. Necesita contárselo a alguien. Días atrás culpó a su chico, y le dijo:

    http://zacatecasonline.com.mx/images/local/2013/noviembre/08gabriela/gabriela-1.jpg

    ResponderEliminar
  27. (y II)

    Ayer anudó una cortina al cuello y con lágrimas en los ojos se despidió por última vez: “Adiós a todos no tengo nada nada ya no tengo nada julio te amooooo nunca lo olvides me voy con una sonrisa de lo feliz k me hiciste mientras duro ami familia perdón les pido los quiere Gabi”

    http://zacatecasonline.com.mx/images/local/2013/noviembre/08gabriela/gabriela.jpg
    En RT le han viselado la cara. Esta mañana estaba así, tal y como aparece en esa foto. No entiendo por qué ocultan esas lágrimas y esa sonrisa tan frágiles, tan sinceras, y sin embargo permiten tantos comentarios desdeñosos, incluso algunos burlándose de ella. Muchos provienen de gente que dice que el mundo se ha vuelto loco, que si esto es una degeneración, que si la chica era una estúpida, que si buscaba notoriedad, que si era cobarde, que si una caradura porque culpó a su chico.
    "El infierno son los otros", decía Sartre. Se supone que los demás también lo podemos ser para el prójimo. Pero un infierno real, terrible. Y esa chica ni llegó a conocerlo. Una sola desilusión ya fue suficiente ¿Ni siquiera existe indulgencia para aquel que con razón o sin ella no soporta el sufrimiento y a la vista de todos se mata? ¿Tan obsesionados están por el qué dirán y por su apariencia en el mundo que ni siquiera indultan a una jovencita que muestra su abatimiento, además real, nada 'artístico', y comete un acto irreversible, trágico? ¿Ni siquiera el dolor de su familia tienen presente cuando escriben en Facebook?
    Hay el doble de mujeres que de hombres que intentan el suicidio, sin embargo los hombres más que doblan a las mujeres cuando lo consuman. Por tanto, menos razón para pensar que en esa chica pudiera haber algo que fuera impostado, teatrero. Quería morir y quería contar por qué. ¿Tan grave es eso? Como el común de la gente no diferencia lo personal de lo que no lo es, juzga con un atrevimiento que te hiela la sangre. ¿Cómo es posible que se permitan tribunales populares? Maldita la madre del meteorito que mató a los dinosaurios y nos dejó vía libre. Cría cerebro para esto.
    Vivimos rodeados de cobardes, algunos de ellos criminales, que solo esperan la ocasión oportuna para mostrar que existen, para decirnos que valen muchísimo. Verdaderos desalmados que necesitan, con su nombre y apellidos, contar en una red social que ellos son muy enteros y felices y nunca harían una cosa así. Sin embargo no le permiten a esa jovencita despedirse de todos. He visto en los comentarios parejas acarameladas ironizando con la baja autoestima de la chica.

    Dios santo. No hay salvación. El género humano siempre fue así y las redes sociales nos ponen delante de él. La humanidad no es más que una abstracción, y me temo que falsa. No puedo sentir ningún amor a mi especie por el solo hecho de que la ciencia, la antropología, me coloque entre ellos. Dios me deje con mis gatos y nunca me aparte de ellos. Nuestra civilización confiaba en Dios porque desconfiaba de los hombres. ¿Y ahora que Dios ha muerto?
    NO ESPERO NADA, PERO NADA, DE LA CONDICIÓN HUMANA, COMO NO SEA IRRACIONALIDAD Y MISERIA. Confío en algunos, sí; pero eso mismo hizo la jovencita. Así que confío pero también digo que no me asusta el desengaño. Creo que es de Buda: "la mayor manifestación de pureza consiste en no sorprenderse de nada". Yo continúo sorprendiéndome; por eso aun me entristece ver a estos malnacidos pasar por humanos. Y es que lo son. Son humanos. Gente corriente, porque no opinan desde la peor galería de un presidio. Es más: si pudieran postear desde allí es posible que encontrásemos mensajes bastantes más racionales, bastante más cariñosos que estos que tenemos que leer.
    Y eso que esta página no reúne las burlas de la Red, solo constata el hecho. Aun así...

    http://zacatecasonline.com.mx/noticias/nacional/34699-gabriela-hernandez-suicidio-burlas.html
    Los comentarios. Los comentarios es lo importante.

    http://actualidad.rt.com/sociedad/view/110732-mexicana-foto-suicidio-facebook

    ResponderEliminar
  28. Pedro, es que hay que ser feliz continuamente, sonreir aunque cagues cuchillas de afeitar al rojo vivo. Recuerda el lema de los de la zeja, que era algo así como que Zapatero nos traía la "alegría".

    Hay que aparentar "riqueza", aunque no haya ni para aceite.

    Y las redes sociales sirven para multiplicar toda esta apariencia que no es más que vaciedad, así que imagina a la chica esa dónde se había metido, en la boca del lobo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la pobre chica se equivocó hasta el último segundo de su vida. Fue a contar su desasosiego y lo que iba a hacer en el sitio menos indicado, en medio de la jauría.

      Eliminar
  29. Hoy sábado en el foro de Kufisto
    publicar un soneto me he propuesto
    y con el tercer verso yo he compuesto
    ya casi este cuarteto y ya está listo.

    Amigos, disculpad que me dé pisto
    diciendo en plan Vidal, nada modesto,
    que un vate como yo, que sea tan presto,
    si sincero he de ser, jamás lo he visto.

    La prueba es que ya estoy en los tercetos
    sin apenas sudar la camiseta
    y como si tal cosa ya la meta

    a mi alcance la tengo, pues los retos
    poéticos sobrado los supero
    y éste no me dejó por embustero.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  30. "¿Las chonis derecho a voto? no me jodas, Pedro...

    Estas idiotas no llegarán a chandalas. Una vez exista el modo de hacerlo se empezarán a hacer las cosas bien, desde cero. Toda esta mierda que incomoda a la vida inteligente será borrada del mapa sin contemplaciones, como debe ser.

    Si Dios pasa, nosotros echaremos el resto.

    Bueno, ellos, que yo ya estaré hecho caldo o a punto de caramelo.

    Ascazo de gentuza."

    Amén, Kufisto.
    Aunque no sé si llegará ese día dorado.

    Que Doiraje me perdone, pero algo falla en el cristianismo cuando nos dice que debemos amar al prójimo indiscriminadamente y que todos los hombres han sido creados a imagen y semejanza de Dios. Esto último me parece la peor de las blasfemias.

    Me acuerdo del cura aquel de Voltaire que, harto ya de las canalladas de sus feligreses, les dijo desde el púlpito: "yo no sé en qué estaba pensando nuestro señor Jesucristo cuando dio su vida por gentuza como vosotros".

    Lo de "chandala" está muy bien Kufisto: son la hez de la especie y los que siempre van en chándal.

    Oswald.

    ResponderEliminar
  31. No sé de qué habláis. ¿Qué les pasa a las "chonis"?

    Pedro:

    Es terrible en general la situación de la mujer. Su aparente o real emancipación social ha llevado pareja un proceso de anomia de su identidad aún más profunda que la de la identidad masculina.

    Es doloroso comprobar cuántas mujeres no son conscientes de su enorme dignidad, de su belleza no solo física. Más arriba dije que no hay nada más bello que una mujer que se entrega por amor. Por desgracia, las mujeres ya regalan lo mejor de sí mismas casi por nada, cuando ellas mismas son un tesoro invalorable, en primer lugar a ojos de Dios, y después a ojos de cualquier corazón agradecido. Pero si no se es consciente de quién se es, de la naturaleza que albergamos, es fácil no caer en la cuenta de nuestra inviolable dignidad.

    Esta chica nunca aprendió a amarse. Y por ello necesitaba que un otro lo hiciese, y así sentirse mujer. Despertar el amor es una fuente de integración de la propia identidad formidabe. Pero ello te hace depender en exceso, en aquellas cuya afectividad es frágil por esa falta de reconocimiento, de que un otro te reafirme en tu dignidad. Y no. Se puede ser una mujer (o un hombre) como sea físicamente, enferma, con minusvalías..., lo que sea, que su dignidad y su belleza sigue siendo insondable, infinita.

    Todos somos por el mero hecho de ser, amables, es decir, dignos de ser amados.

    ResponderEliminar
  32. Nuevo ovillo, amigos.

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.