i

i

miércoles, 6 de marzo de 2013

NUESTRA GUARDIA




Gracias a mi oficio he tratado con gente que no lo hubiera hecho en caso de vivir a mi manera, esto es, prácticamente como un ermitaño o, en el mejor de los casos, alguien que va de acá para allá sin quedarse el tiempo suficiente en ningún sitio como para que le pregunten por su nombre nadie que no sea el casero. O casera.

Lo del hotel de las mil estrellas mejor cuando tienes 20 años y estómago suficiente como para dormir en un vagón abandonado de las vías que bordean el Pirineo aragonés.

Algunos trabajos son como las enfermedades contagiosas, o raras, de esas que nadie quiere darlas a conocer por el temor al rechazo. Y uno de aquellos es el de policía.

Los municipales son desconfiados, andan por las bares como sabiendo del desprecio que causa su labor recaudatoria entre la gente de bien, pues más parecen eso que ninguna otra cosa. Y ni os cuento ahora que los señores necesitan más madera para su tren fantasma. No se le puede sacar 200 euros a un currito que va con el mono de trabajo a las siete de una desierta mañana por saltarse una dirección prohibida.

Los nacionales van de sobraetes, todavía más las nuevas hornadas, los naranjos mecánicos, esos que fueron restauradores antes que oenegeros, y por ello se creen demasiado listos, tanto que a veces resultan hasta ridículos: sé de algunos que se entretienen asustando al personal. Por echar unas risas después. Una noche me olieron hasta los gelocatiles. Y sólo estaba paseando. "Pon las manos en el coche...abre las piernas...", no me dio tiempo ni a verles las caras, llegué a pensar que iban a darme de hostias. "Lárgate" No se puede tratar así a cualquiera.

Los guardias civiles están orgullosos de serlo, al menos la mayoría, lo suyo es más una vocación que una salida, sé de muchos, los más, que vienen de segunda o tercera generación, aunque de todo hay, como en todos las cosas del mundo. Y será la fama, o lo que sea, pero siguen siendo los más respetados: nadie se pasa de listo cuando hay un picolo cerca. Aunque sea "amigo" y le guste el tema tanto como a ti o como a mi, que estos son los que de verdad saben lo que pasa en las calles sin trabajar en ellas. Al menos de uniforme.

Estaba charlando ayer con uno de ellos, quejándose por lo caro que cobran el café por ahí, cuando me contó que la tarde anterior había parado a uno:

- "Iba con una furgonetilla, me acerco y veo que la lleva hasta arriba de leños, cada vez más gente los coge para calentarse, Kufisto, es increíble...le pido los papeles, me fijo que van cuatro criaturas y la madre, apretujados, como podían, allí no cabía un alfiler...mire usted...es para calentarnos...no tengo al corriente el seguro...educadamente, avergonzado, era español...¿Y qué haces, Kufisto? ¿qué haces? ¿le sacas 600 euros y cuatro puntos? ¿le inmovilizas el coche? Mire, vamos a hacer una cosa, le dije, usted se marcha sin sanción pero tiene que poner en regla su seguro, así no puede circular. Le doy un mes, me quedo con su matrícula, si dentro de treinta días no lo tiene en regla le sanciono con...Ná, mentira, pero al menos se asusta y si no es tonto hará lo que le dije, que no siempre va a tener tanta suerte..."

Poco después me contó que el asunto está cada vez peor, que ni tráfico hay por las carreteras, que en su vida había visto algo así, que hasta hace medio año todavía pensaba que las cosas iban a mejorar, pero que ya no, ya no lo cree, tampoco en nadie, son todos unos mierdas, ¡TODOS!, ¡jamás volveré a votar!

Yo tampoco.

De la Guardia Civil sólo he recibido ayuda cuando la he necesitado...e incluso vista gorda.

De los otros...en fin: son los de ellos.

Pensad lo que queráis, pero si nosotros, el pueblo, tenemos a alguien de nuestra parte son los militares.

No los mercenarios.

Que no os equivoquen.


25 comentarios:

  1. Pues aquí en Barcelona no se nota ese descenso en la circulación vial. Es un coñazo y una inmoralidad, el tema de los coches. Sobre la policía... no me extraña que su fama cada vez sea peor, porque en lugar de proteger a los ciudadanos, están a la orden de la "casta". Me parece una vergüenza y una cobardía. Ya hace tiempo que debieran haberse rebelado, sobre todo ellos, que tienen acceso a las armas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "canis" de hoy son los polis de mañana, Miguel Ángel, ya lo van siendo.

      ¡Pero qué vista tuvo Kubrick! (con la ayudita de Burgess)

      Eliminar
  2. Fíjate sino, en esto... (http://www.huffingtonpost.es/2013/03/02/un-agente-de-la-policia-local-de-la-linea_n_2795633.html). La pretensión de cualquier administrador público es que la policía esté a su servicio. Y él que lo acepta es un miserable y un traidor. Es verdad que muchos "tragan" por alimentar a sus familias, y me parece muy bien, pero la verdad sólo tiene un camino...

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado la entrada, Kufisto.
    Tienes mucha razón en la clasificación de las "fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado" y comparto esa estima hacia la Guardia Civil.
    Reconozco que, siendo más jovencillo, les tenía mucha tirria por dos o tres encontronazos (también pasé un episodio similar con un picoleto de tráfico que me pilló algo contento... dejándome ir, sin más) pero reconozco, ahora que estoy más asentado, que las broncas que me gané (y las multas) fueron por mi culpa. Por listo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Herep.

      Uno se pasa de listo cuando puede y no sabe.

      Lástima.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Sin duda, ser militar imprime carácter. Y eso se nota. Es de lamentar la rivalidad entre estos cuerpos, sobre todo, entre la Policía Nacional y la Guardia Civil. Su labor, además de imprescindible, es encomiable. Se equivoca quien los vea con malos ojos. ¿Mi experiencia personal con ellos? No es significativa. He tenido que ir al cuartelillo de mi localidad en diversas ocasiones para poner denuncias, y en unas veces me han tratado mejor y en otras peor, pero esto no tiene mayor importancia; ello ha dependido más de la calidad humana de los agentes que del hecho de ser guardias civiles.

    Ahora bien, en lo que se refiere a la Guardia Civil,esta merece unas condiciones laborales mucho más dignas. La labor que realizan está muy infravalorada, sobre todo en términos salariales. Es curiosa esa extraña ley que existe en las "Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" por la cual los Cuerpos con más disciplina son los peor pagados. Debería ser lo opuesto.

    Por cierto, aunque no le conocí, soy bisnieto de Guardia Civil (mi abuela paterna nació en el cuartel de la Guardia Civil de Córdoba).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, así es, lo tengo comprobado: no es que rivalicen, es que no se tragan.

      Alucinante, aunque no tanto.

      Haciendo diana, amigo, como de costumbre...

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Sí, dije rivalizar por no hacer sangre.

      Eliminar
    3. "Una familia desestructurada" se diría hoy...

      Es decir...un puto desastre.

      Y mientras las ratas a lo suyo y a lo de los demás.

      Eliminar
    4. jajaja... La verdad que un poco desestructurada acabó siendo. Aunque de ese desastre ninguna culpa tuvo ni mi bisabuelo "picoleto", ni mi abuelo materno, comandante de ingenieros, de los que ganó la guerra.

      Por cierto, yo también me cuento desde hace ya años entre los abstencionistas recalcitrantes. Si se tiene dos dedos de frente o un poquito de dignidad, no se participa en esta farsa. Votar en blanco o nulo es votar, y esto ya es un error de bulto.

      Un abrazo, Kufisto.

      Eliminar
    5. No me he explicado bien: me refería a nuestras diferentes polis, no a tu familia, ¡Dios me libre de hablar sin conocer!, no soy de esos; es más, estoy pensando el de esta noche y va a ir por ahí. Curiosa coincidencia. Qué curioso es todo...

      Ni blanco, ni nulo. Ni hacer acto de presencia. A la mierda con ellos.

      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
    6. Aaaahhh... Se ve que estoy espeso.

      Eliminar
    7. Tampoco yo estoy muy claro...vaya asco de tarde.

      Jodidas nubes

      Eliminar
  5. La Policia Nacional, los grises de antes, (no veas como corrían los tíos y como manejaban el vergajo) son al fin y al cabo trabajadores por cuenta ajena. Hay otros trabajadores sin porra que te dan más por culo que ellos. Podría ponerte muchos ejemplos pero no me da la gana. En cuanto a La Guardia Civil, esos, tienen más carácter, pero en el fondo son los más gilipollas de la Seguridad del Estado. Son los que menos cobran y los que realizan los trabajos más peligrosos en defensa del ciudadano. Y las condiciones en las que trabajan son de lo más deprimente que te puedes imaginar, pero ya sabes que este país no tiene en cuenta estas cosas, prefiere que les dejen tranquilos y si pueden hacer lo que les salga de los cojones, mejor.Raro es el que acepta de buen grado una multa cuando sabe que lo ha hechop mal. En fin, que estoy de acuerdo contigo Kufis.
    Y otra cosa, no me creo que me queden muchas legislaturas, pero este mientras dure no se acerca a las urnas pa ná.
    ME CAGO EN MI PUTA..... TRESCIENTAS VECES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que me faltan unas comas por el final. Ponselas tú, coño.

      Eliminar
    2. Es que esto es una mierda, de verdad, Paco, lo que nos han hecho no tiene nombre...

      Algún día se sabrá la verdad de lo que fueron y nuestros nietos los desenterrarán de sus tumbas para triturar sus putos huesos. La venganza del pobre está peor cada día que pasa.

      Mientras tanto siguen riendo, descojonándose de todos nosotros.

      Pero qué hijos de puta

      Eliminar
  6. La Guardia Civil.

    "Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley. Viva la Guardia Civil".

    Hay un ex mando en mi familia. Un tío recto y noble. Me caen bien. Y cuando les veo por ahí, me siento segura. Les han castigado mucho. Y sí, son una casta.

    Siento q en mis lares hayan sido sustituidos por las fuerzas autonómicas. Advenedizos (en general).

    Picoletos. Les pediría ayuda si la necesitara. A ojos cerrados. Estoy segura de que harían todo lo que estuviera en su mano. O más.

    Comparto lo q dices. Por sensación, y porque me fío de tu criterio.

    Besos Kufis. (Tu pierna, mejor?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, querida, ahora sólo me falta recuperar el ritmo, que me he emperrao un tanto.

      España me recuerda al vídeo del gordito tranquilo y el enano faltón, lo colgué hace unos meses...Igual

      Hasta el final.

      Besazo, encanto.

      Eliminar
    2. Lo encontré:

      http://www.youtube.com/watch?v=VdWTk-t32E4

      Eliminar
    3. No lo había visto...

      El vídeo donde el gordito lo explica todo:

      http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=kT8bfv0JOBo&feature=endscreen

      Ole sus cojones

      Eliminar
  7. Sí, olé. No tanto por la lección al enano gañán (q tb) como por ser haber aguantado a los garrulos q se crecen con los indefensos, haber soportado perder amigos, estar solo y llamar a aguantar, no a luchar.

    Abusos…

    Gracias por el vídeo.

    Celebro q estés mejor. :-)))

    Un beso y un abrazo. Pero de los cálidos!!

    ResponderEliminar
  8. Ni una puta coma que poner desde el principio hasta el final¡Viva los picoletos¡coño,claro que si¡

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.