i

i

martes, 2 de noviembre de 2010

DEAD FLOWERS PARA LOS MUERTOS





El día de los muertos,
gris,
la noche del dolor,
negra,

Mierda sangrante.

La cabeza en un box de fórmula uno,
sin orejeras,
ni aspirinas.

Madre mía,
te quiero tanto...

Del banco fué,
la última llamada que recibí,
"le recuerdo que no ha pagado el último recibo",
lo sé,
lo sabía,
un domingo a las dos y media,
mientras me comía la paella,
"os pagaré cuando pueda",
hijaputa te faltó llamarla, Kufis,
hijaputa.

El viento aúlla fuera,
como un corazón en la basura,
como una rata lista,
como tú cuando eras pequeño,
como nosotros cuando teníamos dos cojones...

Algún día me comeré la pastilla azul,
e iré a mi isla,
con cuatro mujeres y un camarero particular,
me tumbaré en la arena y miraré el mar,
y el sol,
un Marlboro blando,
y un mechero,
pero sé que tú,
seguirás ahí,
dónde hace tiempo tuviste que irte,
ahí.

Maldita sea mi estampa,
maldita.

Un contenedor de basura sin reciclar,
sólo reciclan los maricones,
con vistas a la calle,
y "Gucci" por bandera.

Todo es negro, azabache, pútrido,
nada es mejor que todo,
pero lo aguantaré, lo soportaré,
aún me queda algo de los cojones que tuve,
y sigo teniendo para aspirinas,
y te pagaré cuando pueda, hijaputa,
y si no ven a por mí,
sola o en compañía de otros,
me da igual.

Noviembre es el mes más triste de la vida,
que pase rápido,
a la carrera.

2 comentarios:

  1. qué gilipollez, por Dios...

    ResponderEliminar
  2. Kufis, je je je, que dice Moa, jo jo jo, que el cine, ji ji ji, es un arte menor...no aguanto más: ¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.