i

i

miércoles, 19 de noviembre de 2014

UN RELÁMPAGO EN EL CAMINO




Eran hojas, todavía verdes, lo que refulgía sobre la húmeda tierra. El sol de la mañana estaba en ese punto de su camino donde hace ver cristales en lugar de hojas al adormecido caminante, todavía triste por los escurridizos sueños de la noche pasada.

Las hojas, pegadas a la tierra mojada por el agua de la lluvia pasada, recuperaban el color de su naturaleza a medida que el extrañado caminante se acercaba. Eran hojas muertas y no un mar de botellas rotas lo que había vislumbrado tiempo atrás.

El cabizbajo caminante, resguardándose aún más del molesto viento que sólo para él parecía estar, pasó a través de ellas sin cuidado de no pisarlas. Allí, entre ellas, vio como dejaban de brillar a su paso. Miró al sol del cielo por primera vez en lo que iba de día; y pensó que en otros lugares, demasiado lejanos para el espacio de un solitario caminante, aquella luz estaría en ese punto del tiempo donde todas las cosas son lo que parecen.

Nada ni nadie había borrado las huellas de ayer, muy marcadas, quizá demasiado, para el exceso de tinta simpática de quien camina sin buscar nada ni nadie.

A un lado del camino, puede que en el derecho, el caminante oyó cantar desde alguno de los árboles a un pájaro que no vio; y pensó que habría más, muchísimos más, que estarían callados; y también pensó que quizá, si hubiera ido a la búsqueda del que cantaba, seguramente habría espantado a quienes silenciosos estaban. Y yendo más allá se preguntó si aún dando con él hubiera podido asegurar que era ese y no otro aquel que oyó tiempo atrás.


Entonces el viento se hizo para todos y empujó hacia el cielo a miles de pájaros que chillando como locos volaban hacia ninguna parte bajo ese azul dorado que muy pronto estaría otra vez tan negro como el árbol abrasado por el rayo.


28 comentarios:

  1. Un texto con ritmo lento... No es pequeña sorpresa en ti. Es hermoso.

    Mi estación preferida es el otoño, y mi mes, éste, el de noviembre. Siempre me ha atraído lo que está dejando de ser o lo que no ha logrado ser. Ser siempre me ha sido especialmente difícil (nací en una familia en la que nadie quiso que fuera, y se comportaron conmigo, en lo fundamental, con esas expectativas), y, sin embargo, me aferré al ser con lo que me iban dejando. Y al fin soy...de aquella manera, como esas hojas de otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo.

      Siempre te leo, aunque veas que no te responda.

      Eliminar
    2. Lo sé, Kufisto. Gracias a ti. Si me respondes, bien; y si no, también.

      Eliminar
  2. Me ha encantado Dylan, y eso de estar triste por los sueños de la noche anterior. Mis sueños suelen ser tristes, o quizá más bien, patéticos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anoche vi tu vídeo en Moscú, en la Plaza Roja, con tu mujer llamándote Cuqui entre risas, estabas tan ridículo con ese paraguas que se quería llevar el viento y que te impedía ver con tranquilidad la maravilla que tenías alrededor...

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Miguel Ángel es la ternura echa carne. Cuqui le viene que ni al pelo. Claro que a mí mi mujer en la intimidad me llama Chiqui. Y también me cuadra bien el diminutivo.

      Eliminar
    3. Perdón: ...Hecha carne. La ternura no se puede echar; si acaso, derramar.

      Eliminar
  3. La trascendencia de las cosas........

    ResponderEliminar
  4. Parece que has cambiado de estilo, Kufisto. Me recuerda esto a la película del Doctor Zivago cuando le acusaron de escribir poesía muy "personalista"

    ResponderEliminar
  5. Me he gustado contestando a pvl. Así que pido a mi noble amigo Kufisto, español de bien entre los mejores, repetir lo que he escrito en el blog de Moa. Como homenaje a todos nosotros que compartimos la gracia divina de ser españoles:

    Amigo pvl:

    Tengo en muy alta estima y honor mi condición de español. Además de un honor, es una responsabilidad y gracia otorgada por Dios. Por eso añoro aquellos tiempos que por ofensas a España y a los españoles menores a las que usted hace, con una toledana en una mano y en la otra una vizcaína, le hubiera demostrado lo que cuesta insultar y ofender a los españoles.

    Para bien o para mal, no estamos en esos tiempos así que me limitaré a decirle que porque esas degeneradas y otros cuantos seres despreciables compartan la condición de ser españoles, no es muy inteligente, honrado, honesto, moral y de hombres de bien meternos a todos en el mismo saco generalizando en insultos a todo el noble pueblo español.

    Así que como yo también conozco, sigo y me interesa sobremanera la Historia de España le digo que el pueblo español ha demostrado en multitud de ocasiones en sus más de 2000 años de historia ser el pueblo más inteligente, noble, valiente y honorable del Orbe tanto colectiva como individualmente.

    ResponderEliminar
  6. Es un texto de un kufisto ya casi anciano, experto. Y además se nota que no había bebido.

    Yo sin embargo soy más de Septiembre, en esa mezcla de fin de verano, cuando ya no hace ese calor asfixiante, con el inicio del otoño, cuando de un día para otro hay niños correteando en pantalones cortos y al día siguiente está todo calmado y de haberlos van en manga larga. Para mi es el mes del comienzo de la respiración después del verano digno de Kenia, y eso que este último no ha sido nada caluroso por aquí.

    El otro día vi la de El Tercer Hombre, de Welles, que no la recordaba. Está bien, pero creo que la historia podría estar mejor y la melodía sin parar es muy cargante, pero la mítica escena en la que aparece por primera vez Welles es inolvidable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra poder leerte de nuevo Kufis. Aunq suenes algo melancólico.
    Por cierto, revisa el segundo párrafo: hay una H intrusa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Para Doiraje:

    http://paginatransversal.wordpress.com/2014/11/24/corrupcion/

    Lo dejo aquí porque donde Moa a lo mejor no lo ves al perderse entre los comentarios, además de que en esa casa no creo que sirva ya de mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno el artículo. Así es. Cuando no se es capaz de levantar la mirada del suelo de la materialidad, pues es esa la única mirada que se promueve por aquellos que deberían mirar al horizonte o, aún más, hacia el cielo, el pueblo, el país o la persona sólo lleva una vida miserable, aunque goce de un gran "bienestar" o "nivel de vida".

      Y sí, en el blog de Moa ya no queda mucho que hacer. No quiero aquí hacer críticas a aquel, y menos cuando Kufisto lo admira tanto. Yo estoy agradecido por los buenos momentos que he pasado allí. A mí también me ha ayudado. Pero hay que seguir avanzando. Este blog, es decir, la persona de Kufisto tiene muchísima mayor plasticidad o, para decirlo claramente, capacidad para crecer y renovarse que el blog y la persona de Moa. Aunque Kufisto se considere tal vez agotado, vacío, redundante o sin salida. ¡Para nada...!

      Eliminar
    2. Y muchas gracias, Sergio. Eres un joven muy amable y de un gran corazón. Debes de ser de ese tipo de persona que su timidez hace que pase desapercibido tu fondo tan noble. ¡No saben los que te rodean lo que se pierden! Tú también debes darte a conocer. Ya sé que cuesta en este mundo, pero lo bueno escasea, y precisamente por que este mundo es como es, necesitamos personas en nuestra vida nobles, de una pieza: en el sentido estricto del término, amables.

      Un abrazo, Sergio.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tu halago, Doiraje, me sonroja un poco, no es la costumbre... pero la verdad es que yo no tengo esa capacidad, ese talento para destacar, para darme a conocer, me conformo con estar y ya, y está bien así. Viendo lo que se "demanda" ahí fuera, da miedo...

      Por cierto, hoy cogí en la biblioteca dos de las recomendaciones que hizo Luis/Oswald sobre el cine de Rohmer: La Coleccionista y La Rodilla de Clara. Con que sean la mitad de buenas que la de Maud, me conformo.

      Un abrazo.

      Eliminar
    4. Bueno, darte a conocer es sólo darte a conocer. Destacar es otra cosa, que no es necesaria. Pero abrirse y expresarse es bueno, sobre todo en personas con tus rasgos. Sí, lo que se "demanda" ahí fuera, da miedo y no merece la pena. Pero ahí fuera también hay gente valiosa, aunque no lo parezca o cueste tanto encontrarla; personas que saben apreciar, observar y valorar. Con sencillez, sin grandes exigencias.

      Sobre Rohmer he hecho una leve búsqueda en grandes superficies y apenas tienen nada de él. Deberé buscar en centros más especializados. La verdad que Rohmer es un tipo de lo más interesante, un católico no pazguato muy inteligente, como determinado cine confesional que se hace por ahí y que es como para hacerse ateo.

      Eliminar
    5. Quise decir, claro, "...un católico no pazguato muy inteligente, NO como determinado cine confesional..."

      Eliminar
    6. Bueno Doiraje, uno también está harto de pensar que ha encontrado personas valiosas y luego te das cuenta que no eras más que un objeto que esa persona podía utilizar según su conveniencia y cuando no le servías te tiraban, eso sí, con muy buenas palabras, pero sabiendo perfectamente lo que hacían porque lo justificaban con unas excusas que daban vergüenza, con lo cual mucho peor. Y como no me gusta ese trato convenido y utilitarista tan acorde a los tiempos, entonces mejor solo, aunque no me guste.

      Eliminar
    7. Lamento, Sergio, que hayas sido herido de esa manera. Es difícil no generalizar las experiencias negativas, más cuando éstas han sido profundas y repetidas, pero no es bueno tampoco que tu mirada esté marcada por ese pasado. Sé que es muy difícil seguir teniendo fe o confianza en esas circunstancias, y cerrarse parece la solución más evidente, pero, en fin, sin meterme donde no me llaman, no te endurezcas. En la medida de lo posible, al menos.

      Eliminar
  9. Doiraje, quiero que sepas que hace poco tuve la suerte de conocer personalmente a Sergio y te aseguro que es una gran persona.

    Un abrazo a ambos (y al anfitrión).

    Oswald.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba seguro de ello. Se le nota. Gracias por comentarlo.

      Un abrazo, Luis/Oswald. Y a Sergio, y a Kufisto.

      Eliminar
    2. Lo mismo digo, Luis. Gracias a ambos.

      Saludos.

      PD. Ayer me vi la de La Coleccionista... también muy buena, pero tenía sueño y creo que hubo cosas de las que no me enteré y la volveré a ver hoy junto con la otra, La Rodilla de Clara, que las tengo que devolver mañana.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.